Nuevas!

MÓNICA NAME GUERRA: “MÚSICA, POESÍA Y MEDICINA”

 Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi 

Hablar de Mónica Name Guerra, es aludir a la tierra sabanera, a esa que le vio correr desde pequeña, acompañada de sus 3 hermanos y de sus Padres, el Médico Psiquiatra Assad Name y Judith Guerra por las soleadas calles de Sincelejo, en ocasiones embelesada por el sonar de bombos, redoblantes, trombones, bombardinos, saxos trompetas y platillos, que con cánticos y estribillos, desde la Plaza de Majagual anunciaban la llegada de las tradicionales Fiestas en Corraleja y del Dulce Nombre.

Dentro de un ambiente de calidez humana, de amor y respeto por todo lo que le rodeaba, fue creciendo una figura menuda, de ojos vivarachos, sonrisa a flor de labio y un amor hacia los cánticos que por doquiera escuchaba.

Desde que tuvo conciencia de sí misma, nunca pasó por alto esas hermosas composiciones de sencillos hombres de pueblo, que con diversos instrumentos, tales como guitarras, gaitas, flautas de millo, acordeones, al igual que aquellos provenían de las Bandas Pelayeras, interpretaban una variedad de ritmos muy alegres, picarescos y jocosos, propios del folclor sabanero, de esa parte del Caribe colombiano conformado por los actuales Departamentos de Córdoba, Sucre y Bolívar.

Siguiendo el ejemplo de su Padre, un hombre de ciencia, se sintió estimulada a seguir los pasos de su progenitor, pero sin olvidar el folclor, que ya ocupaba un pedazo de su alma. Por ello, combinaba el canto con el estudio, destacándose en ambos campos, que para ella se complementaban. Fue así como partió luego para Curramba, como ella misma llamaba a la capital del Atlántico, para cursar sus estudios de Medicina, movida por ese propósito misionero y por un corazón sincero de servir a sus semejantes. Pero en su maleta era imposible que faltasen los casettes de la época, con los éxitos que tronaban en Emisoras, casetas, bailes familiares o parrandas dónde se expresaban, de diversa manera, esas expresiones musicales tan originales que pululan en la etnia caribeña.

Desde que MÓNICA aparecía como invitada, era imperdonable que allí estuviera, sin que de su maravillosa voz emanaran los cantos de la Sabana. Con gran propiedad se comenzó a insinuar como la voz del folclor, por sus matices originales, su cadencia y ese sabor que a todo canto imprimía. Su estilo encajaba en los cánones del Porro de su tierra, ese que desde muchos años atrás se posicionó por toda Colombia y el que con su compañera permanente la Cumbia, dieron la batalla para mostrar otra faceta, para muchos desconocida hasta que diversas agrupaciones musicales, como la de Lucho Bermúdez, Pacho Galán, Pedro Laza y posteriormente con Los Corraleros de Majagual, irrumpieran con fuerza trascendiendo fronteras.

MÓNICA fiel a las tradiciones de su tierra, sin que ella misma se lo propusiera, se fue convirtiendo en una Embajadora (ad honorem) de ese folclor tan rico y variado que en la Sabana se fue gestando con el correr de los años. Teniendo todas las dotes y talentos, para constituirse en toda una estrella, el ejercicio de la Medicina Integral u Holística no le ha facilitado el tiempo para ello. Y es que escuchar a MÓNICA cantar un Porro, como este que a continuación vamos a disfrutar, se constituye en algo refrescante y grato, para quienes valoramos la esencia de nuestra raza.

Infortunadamente muchos colombianos aún no le han sabido dar el crédito que merecen muchas figuras perdidas en el ostracismo, dado que los medios de comunicación, se han comercializado en demasía, y solo abren sus puertas a quienes estimulan sus bolsillos.

“CÓBALACHEBO”  (Porro sabanero)

Amén de de ser MÓNICA una gran cantante, sus mayores esfuerzos los ha centrado, sin dejar su folclor olvidado, en propiciar que los ciudadanos en general, tomen conciencia de la importancia que tiene la prevención de las enfermedades y cómo tratarlas de tal modo, que sea lo más natural posible. Su sensibilidad extrema, es producto de una formación fundamentada en las ciencias humanas y, por ello, su amor por la poesía, las artes y todo aquello que nutre el espíritu, la condujo a aprender guitarra y piano a la par con los cantos autóctonos.

Sin dejar su gusto por la música y similares, ha realizado múltiples especializaciones en Colombia y en países europeos como España y Alemania, con una visión holística o integral de las enfermedades. Actualmente tiene su propia Clínica en Bogotá, representa en toda Colombia a una firma de productos de Medicina Biológica y viaja constantemente por diversos países del mundo, dictando cursos y seminarios, para profesionales de la salud, lo cual no le impide en ningún momento donde se halle, en expresar con cantos, lo grande y bella que es su Colombia.

alejandro_gutierrez_250

BLOG DEL AUTOR:

Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi
Email. alejandro.gdep@gmail.com

Acerca de portalvallenato (15836 Artículos)
Gestor Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: