LOS CANTOS VALLENATOS Y ANTILLANOS: “Son parientes muy cercanos”

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Hablar de los cantos nacidos y desarrollados en esa inmensa franja que constituye el Caribe colombiano, que abarca desde la alta Guajira hasta el Urabá antioqueño y parte del Chocó, descartando de plano nexos folclóricos y musicales, que están entrelazados, con los ritmos que fueron surgiendo y evolucionando en las Islas de habla castellana, como República Dominicana, Puerto Rico y Cuba, es desconocer una realidad contundente y clara, a pesar de algunas corrientes que han pretendido aislarlas aduciendo otros ingredientes.

Para buenos oidores y melómanos que si saben apreciar, esas corrientes musicales que se fueron formando en las Islas del Mar Caribe, casi a la par con las que surgieron simultáneamente en la parte septentrional de Colombia, se influenciaron recíprocamente.

Pretender cambiar los formatos tradicionales, en el ritmo y el canto, ya establecido por juglares y trovadores, que desde los albores, construyeron sencillas, alegres y muy bien concebidas canciones, ligadas al mundo tropical y caribe, por los aires tristes o por evocaciones, al estilo de la Región andina de nuestro país, es como cambiar las reglas de un juego y pasarlas de contrabando.

Por esos y otros motivos más, los defensores de los aires Vallenatos autóctonos y tradicionales, siempre hemos encontrado las raíces comunes y ancestrales, ligadas a ese trópico alegre y festivo, al encontrar los motivos de su real origen. Sin despecho ni llanto, escucharemos el cantar de grandes artistas del Caribe, que aman lo nuestro, porque lo consideran de ellos mismos, aunque le den su propio estilo.

Remontémonos para empezar, por nuestros hermanos cubanos, que en su alegre cantar, lo impregnan de sabor al estilo caribe colombiano. Escuchemos al famoso Trío La Rosa, muy destacado grupo Cubano, que a mediados del siglo pasado, deleitaba con los aires provenientes del Valle de Upar, específicamente, con un aire de Merengue del Maestro Rafael Escalona, titulado: “La casa en el aire”.

Quien se haya desplazado en correría por el corredor de las Antillas mayores y haber accedido a escuchar los aires nativos de esos lugares, encontrará similitudes en los ritmos y melodías de ellos, con los que se interpretan en nuestro País, bajo diferentes formatos.

Una de las Agrupaciones de mayor prestigio en los años 40 en adelante, fue la famosa Sonora Matancera, con las figuras estelares de Celia Cruz, Daniel Santos, Leo Marini Bienvenido Granda, Alberto Beltrán, Vicentico Valdés y el barranquillero Nelson Pinedo, quien hizo populares una variedad de aires musicales colombianos, entre ellos varios del Rafael Escalona, como “El Ermitaño”, conocido también como Miguel Canales o El pobre Migue.

Durante las últimas 5 décadas, hemos podido palpar en innumerables registros musicales, cómo Agrupaciones de los países del Caribe en general, han encontrado en los aires Vallenatos, una fuente muy importante para sus respectivos repertorios, al ver como se han abierto paso al mismo, con el surgimiento de conjuntos, compositores y músicos en general, con una asombrosa creatividad, lo cual ha permitido que Colombia trascienda fronteras con el arte musical de su Región Caribe, pero en particular con los aires Vallenatos, constituidos como Embajadores representativos de nuestra Patria a nivel internacional.

Hay que destacar que, no son artistas desconocidos e improvisados, los que de tiempo atrás, han valorado este gran legado, pues al notar que la melodía en sus cantos, tiene ese sabor Caribe, que los distingue de los demás aires colombianos.

Un personaje de la talla de Ismael Rivera, considerado uno de los más grandes soneros de todos los tiempos, junto con Beny Moré y el gran Óscar D´ León, tomó un tema muy conocido del Abogado, compositor y cantante Pedro García, llamado ¿Dime por qué?, para grabar en su estilo, corroborando las afinidades de las músicas del Caribe en general.

La canción citada, fue un total éxito en cabeza de Alfredo Gutiérrez y posteriormente de Jorge Oñate con Juancho Rois. Oigamos la versión de Ismael Rivera, que le hizo un arreglo genial, logrando que cada día hubiese un círculo muy grande de admiradores de estos aires caribeños, como el Vallenato clásico y tradicional.
¿DIME POR QUÉ? (Paseo Vallenato)

El Vallenato ha alcanzado tal popularidad e influencia en el sentir Caribe, que constantemente muchos Grupos han retomado canciones muy populares, que han difundido en su respectiva área (Islas y países que la circundan), la música más reconocida de Colombia, por su alegría innata, al igual que en todos los países de la América Latina.

Un músico cubano llamado Roberto Torres, se atrevió a finales del siglo pasado a fundar una Agrupación a la cual llamó “La Charanga Vallenata” y, para tal efecto, y basado en los éxitos del momento, logró una difusión muy grande de los aires Vallenatos más populares en toda América Latina, para luego proseguir en Países del antiguo continente.
“EL VIEJO MIGUEL” (Merengue). Autor: Adolfo Pacheco

Es de anotar el más grande interés que han suscitado los aires Vallenatos, al reencontrarse con sus homólogos y sus familiares de República Dominicana, Puerto Rico, Cuba y los países Centroamericanos que bordean el área de influencia del gran Mar Caribe, dónde se comparten sus estilos y raíces folclóricas y musicales.

Por ello, no constituye misterio alguno ver en acción a connotados personajes de la farándula, haciendo gala de sus atributos, para demostrar que les gusta y saben también interpretar con propiedad los aires Vallenatos, bien sea individualmente o acompañando a los grandes personajes, que hoy en día, sobresalen como excelentes intérpretes del Vallenato.

Escucharemos a continuación a la llamada Universidad de la Salsa, el Gran Combo de Puerto Rico, con todo su excelente elenco, cuando nos entregan de la autoría de Armando Zabaleta, en ritmo de Paseo Vallenato: “AMOR COMPRADO”

No podemos pasar por alto, todo aquello que ha venido ocasionando este fenómeno musical de raíces altamente caribeñas, lo cual se está reflejando en el alto índice de artistas de otros países, involucrados directamente con la promoción y difusión de estos aires y ritmos, orgullo de Colombia.

Ha sido tal el fervor y el entusiasmo que ha despertado el Vallenato en el pueblo boricua, por mencionar uno de tantos, que los grandes personajes de la Salsa como lo son Gilberto Santa Rosa y Víctor Manuelle, hacen gala de sus tributos, demostrando que también el Vallenato, al igual que la Bomba, la Plena y otros ritmos más, lo sienten y lo viven como cualquier colombiano del común.
“DEBAJO DEL PALO E¨ MANGO” Autor: Leandro Díaz

Entre los muchos artistas del Caribe que se pueden citar como grandes enamorados del Vallenato en general, se pueden mencionar:

“Te pierdo y te pienso”, grabada por el boricua Víctor Manuelle en el 2002.

El Sexteto Borinquén con la versión del Paseo titulado “María Espejo”.

Los trabajos musicales de Roberto Torres y su Charanga Vallenata (I, II y III), con un total de 13 canciones, entre las cuales se destacan: El Viejo Miguel, La Casa en el aire, El Cantor de Fonseca, La Negra y Señora.

“El Marimbero” de Daniel Santos, de autoría de Romualdo Brito.

“Homenaje al Vallenato” con Alfredo De La Fe.

“Montuno con Puya”, Alfredo De la Fe al lado del rey vallenato de 1991, Julián Rojas.

El Gran Combo de Puerto Rico, interpretando de manera magistral en diferentes formatos: Simulación, Nido de amor, Por ella, Amor Comprado, Matilde Lina y Martha.

Héctor Lavoe grabó la canción “La Verdad” de Freddy Molina.

Roberto Roena grabó con el nombre “El cui cui” el tema Manantial del Alma de Calixto Ochoa.

La orquesta Los Rodríguez grabó El Cóndor legendario con el nombre “El Hombre Solitario”.

Gabino Pampini grabó “Se acabaron ya”

Cano Estremera y Bobby Valentín grabaron una versión muy particular de “La mujer y la primavera”.

La Dimensión Latina grabó:
1) “Compadre querido” 2) “Está muriendo un amor”
3) “El mejoral”
Gloria Estefan con el acordeón del Cocha Molina grabó el tema “La Parranda”, una especie de Vallenato Pop.

“Hoy por siempre y para Siempre” por Gilberto Santa Rosa y Felipe Peláez.

“Lo que me hiciste” y “No todo puede llamarse amor” por Jorge Celedón y Víctor Manuelle.

“El Mejoral” por Juan Piña y Andy Montañez.

“El paranpampan” por Óscar de León y Jorge Celedón.

alejandro-gdpBLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.