Diomedes Díaz, El Cacique de La Junta

Mi Crónica Sabatina

José Jaime Daza Hinojosa

Valledupar 11 de diciembre del 2021

♦Hoy Homenaje Al Mejor, Al Papa De Los Pollitos, EL Monstruo, Compositor, Cantante, Estrella, El Ídolo, EL Cacique De La Junta, Ah…Ganó uno de los muchos congós de oro en Barranquilla con una canción que compuso en el trayecto de Valledupar a la Arenosa «Gracias Barranquilla»

DIOMEDES DIAZ MAESTRE.

Su nacimiento fue un mes de invierno, el quinto mes del año; transcurrió aquel momento con una gran expectativa y entusiasmo pues era esperado con ansias por sus padres y toda la familia por ser el primogénito, el suceso ocurrió el 26 de mayo de 1957; cuentan que por allí pasaba ese día un músico de renombre en la región, el recién nacido era llorón y cuando escucha las melodías del acordeón que aquel viajero musical tocaba inmediatamente se callaba y hasta sonreía; dicho señor se acercó a la cama de la recién parida le saluda la felicita por el nacimiento de aquel hermoso hijo y vaticina: A este niño le va a gustar la música, estoy seguro será un grande cultor de estos menesteres musicales, lo irradia en su mirada, Dios se los bendiga, nació para magnas cosas, ya verán; profecía que llenó de alegría tanto a la mamá como al papá y que con creces se cumplió al pie de la letra.

Sus padres de amplios espectros pues a raíz de lo grande que se convirtió su hijo, todo el mundo lo conoce, a la vieja Elvira le llaman el vientre sagrado, la mamá maravillosa, quien trajo al mundo a la máxima figura del canto Vallenato; es muy querida y apreciada por la sociedad del Valle del Cacique Upar; tiene un museo en Valledupar donde vende artesanía y hasta autógrafos le piden, diariamente llegan cantidad de turistas que solicitan una fotografía con la gran mama Vila.

El nombre de pila de su padre es Rafael María Díaz Cataño y el de su madre Elvira Maestre Hinojosa, de esta bendita unión nacieron 10 hijos ellos son: Diomedes, Gloria, Rafael, Adelina (“La Chama”), Rosa Leonor, Elizabeth, Abel Antonio, Elver, Juan Manuel y Elvira Luz (quien falleció a temprana edad); de ellos Diomedes, Rafael (rafita) y Elver heredaron la vena poética y musical que proviene argumentan algunos de Luis Gregorio Maestre Acosta, carrizalero de pura cepa, pariente cercano de la vieja Elvira, decimero de alto calibre, quien a pesar de no haber asistido a la escuela componía y recitaba de una manera magistral.

La infancia del gran Diomedes ocurrió colmada de experiencias maravillosas, sus padres criaban cabras y ovejas, aprendió los menesteres del ganado bovino o vacuno como lo llaman, montó caballos, burros, yeguas, mulas etc… una rica experiencia, una niñez plagada de vivencias que nadie le contó, que el palpó, de ahí pues con la vena poética que tenían sus genes los hermosos paisajes que lo rodeaban, su origen campesino le fue fácil desarrollar esas extraordinarias virtudes que poseía; la holgura y la abundancia las vio pocas veces, pero eso si hambre jamás pasó, su padre sembraba yuca, maíz, ahuyama, sacrificaba cerdos y chivos es decir la comida gracias a Dios la hubo; su madre es una experta en tejeduría e hilandería por ello el cacique aprendió a tejer mochilas e hilar el fique para obtener las cabuyas con las que se hacen.

Diomedes venía de Carrizal a la Junta a vender carne, limones, mazorcas, bollos etc… y por ser el mayor era quien hacía los mandados para provisionar a su familia de la sal, el azúcar y todos los elementos de la canasta básica; en el trayecto del camino tejía sus mochilitas, algunas veces sentado en la angarilla de un burro y otras de a pie acompañado por su tío Martin Maestre quien fue su aliado y confidente en sus años de juventud, estudió la primaría en el colegio liceo Colombia en el municipio de Villanueva la Guajira, en esta hermosa población un amigo de manera accidental le golpeó el ojo derecho cuando intentaban bajar mangos de un frondoso árbol discapacidad esta que no alteró para nada sus planes de ser grande. Sus primeros trabajos fueron como jornalero en una finca de propiedad del señor Teodoro Vega, allí espantaba pájaros (cotorras y pericos) que llegaban a un cultivo de maíz, fue enrejador de terneros, también aprendió a ordeñar, limpiaba cultivos de pan coger y los sembraba, llegó a Valledupar y en la emisora radio Guatapurí se desempeñó como jardinero y mensajero.

Inició sus lides de compositor a temprana edad y cantaba aunque algunos se burlaban de él, se involucró en el primer conjunto Vallenato que existió en la Junta, en el cual cantaba Luis Alfredo Sierra, el acordeón lo tocaba Gustavo Sierra y Nando el viejo, la guacharaca José Eduardo Mendoza (“Piyayo”) y la caja “El Kate” Martínez, Diomedes cada vez que podía interactuaba con ellos, les cantaba y también tocaba la guacharaca a pesar que no era bien visto y lo apodaban voz de chivato, pero a él eso no le importaba, le fascinaba ese arte e inició su obra musical y poética cantando canciones de su propia inspiración cosa que llamaba la atención e iniciaron los comentarios que decían «»ese muchacho puede servir, pues tiene un estilo propio, es completo compone, canta e improvisa»»»

Luis Manuel Hinojosa Sierra era dueño de una gallera la única que existía en la Junta La Guajira y Diomedes en sus inicios con su tío Martín Maestre amenizaba las parrandas que este hacía en su club gallístico y en su residencia; también en su vehículo llevaba al nobel conjunto a las diferentes poblaciones que visitaba, entre otras a Maicao, Barrancas, Fonseca, San Juan, El Molino y Villanueva en la Guajira y Valledupar, La Paz, San Diego, Codazzi y Atanquez en el Departamento del Cesar.

A los 18 años Diomedes decide radicarse en Valledupar, inició sus estudios de bachillerato en el colegio instpecam, acostumbraba viajar los lunes en la madrugada en el bus mixto de propiedad de Félix Joaquín Sierra Acosta, las afujías económicas eran altas y muchas veces no tenía el valor del pasaje, motivo por el cual acudía a su compadre Álvaro Araujo Cuello para que le colaborara con algo de dinero, sino debía fiar el pasaje, eran tiempos de carestía pero él sabía que vendrían épocas buenas de abundancia y opulencia. En una semana cultural que se celebró en el colegio Nacional Loperena de la ciudad de Valledupar se conoció con el inmolado Rafael Orozco Maestre quien participaba en un concurso de canciones inéditas, Diomedes también lo hacía representando al colegio donde estudiaba.

En su ascendente carrera musical grabó 33 discos con nueve Acordeoneros así:
Inició con Nafer Duran Díaz el álbum se llamó Herencia Vallenata, las canciones que más se escucharon fueron “El chanchullito” de la autoría del mismo Diomedes y Laura del insigne compositor y periodista Jaime Hinojosa Daza; este trabajo musical salió en el año 1976 y ese mismo año Nafer fue coronado Rey de la novena versión del festival de la Leyenda Vallenata.

Su Segundo Acordeonero fue Elberto ¨El Debe¨ López, aquí se proyecta mucho más Diomedes y de esta unión sale una canción que es ícono en el vallenato se titula Tres Canciones, algunos la llaman la Ventana Marroncita, con ¨El Debe¨ López hizo dos trabajos musicales, el primero lleva por título Tres Canciones y el segundo De Frente y de este trabajo sobresalió la canción, Frente a Mí, de la autoría de Octavio Daza Daza.

Su Tercer Acordeonero Juan Humberto (Juancho) Rois Zúñiga, con él grabó siete álbumes:
1. La Locura 1978
2. Ganó el Folclor 1988
3. El Cóndor Herido 1989
4. Canta Conmigo 1990
5. Mi Vida Musical 1991
6. El Regreso del Cóndor 1992
7. Título de Amor 1993

Su Cuarto Acordeonero Nicolás Elías (Colacho) Mendoza, con él grabó ocho álbumes:
1. Dos Grandes 1978
2. Los Profesionales 1979
3. Tu Serenata 1980
4. Para Mi Fanaticada 1980
5. Con Mucho Estilo 1981
6. Todo es Para Ti 1982
7. Cantando 1983
8. El Mundo 1984

Su Quinto Acordeonero Gonzalo Arturo (El Cocha) Molina, con él grabó cuatro álbumes:
1. Vallenato 1985
2. Brindo Con El Alma 1986
3. Incontenibles 1987
4. Gracias a Dios 2002

Su Sexto Acordeonero Iván Zuleta Barros, con él grabó cinco álbumes:
1. Un Canto Celestial 1995
2. Muchas Gracias 1996
3. Mi Biografía 1997
4. Volver a Vivir 1998
5. La Voz 2007

Su Séptimo Acordeonero, Francisco José Argüelles Coronel (“Franco Argüelles”), con él grabó dos trabajos:
1. Experiencias Vividas 1999
2. De nuevo Con Mi Gente 2005

Su Octavo Acordeonero Juan Mario (Juancho) de la Espriella, con él grabó un album:
1. Pidiendo Vía 2006

Su Noveno Acordeonero Álvaro (Alvarito) López Carrillo, con el grabó tres álbumes:
1. Listo Pa «la Foto 2009
2. Con Mucho Gusto 2011
3. La Vida del Artista 2013 (su último trabajo discográfico)

RECONOCIMIENTOS:

Diomedes Díaz vendió a lo largo de sus 36 años de vida artística más de 20 millones de copias de discos, ganó 22 discos de oro, 23 de platino, 13 dobles de platino y tres quíntuples de platino, un Grammy latino en el año 2010, dos congos de oro e innumerables trofeos de fuera de concursos en los carnavales de Barranquilla.

En la Junta, La Guajira, Diomedes conoció el amor con Bertha Mejía de allí nació su primogénita Rosa Elvira, luego con Martina Sarmiento le nació Marena hija que recibió su diploma de bachiller el mismo año en que el colegio Hugues Manuel Lacouture de la Junta La Guajira le otorgara a Diomedes el título de bachiller Honoris Causa junto a uno de sus grandes amigos Leandro Sierra Acosta (“Leandrito”. ”el médico del pueblo”).

Existía una preciosa muchacha en La Junta, La Guajira, a la que Diomedes desvelaba, por asunto de estrato social no daban un solo peso por dicha relación, más el amor lo puede todo y contra vientos y mareas inició su sueño de conquista con serenatas en la ventana marroncita, regalitos, cartas da amor y hasta con unos aparatos de comunicación llamados boqui toquis que hacían las veces de celular en ese tiempo, la agraciada se llama Patricia Acosta Solano, la conquista costó, se luchó y se logró, se ennoviaron con el apoyo de mucha gente entre ellos Gloria Sierra quien prestó su casa para el uso de los aparatos de comunicación y algunos encuentros amorosos, la relación fue muy difícil a Diomedes no lo aceptaban ni los suegros ni los cuñados, con el apoyo de unos amigos planeó la fuga con su amada le toco sacarla por la tapia del patio de la casa de sus suegros , se casaron y vivieron felices muchos años, de esa unión nacieron : Rafael Santos, Diomedes de Jesus,Luis Ángel y (“El Gran”) Martin Elías.
Diomedes registro 21 hijos y luego de Ellos han ido apareciendo más, ya la cuenta supera los treinta, con decirles que hace poco una joven aseguró que después de haber soñado que hacia el amor con el artista, se hizo la prueba de gravidez y resultó positiva, está esperando un hijo de Diomedes dice Ella. Los hijos los tuvo con trece mujeres que se conocen, solo tres relaciones estables, con su musa y única esposa Patricia Acosta, la doctora Betsy Liliana y Luz Consuelo Martínez, con quien convivió los últimos días de su vida.

CANCIONES MÁS ESCUCHADAS DE DIOMEDES:

Amarte mas no pude de su paisano y gran amigo Marciano Martínez, con más de diecinueve millones de visualizaciones en YouTube, Sin saber que me esperas,26 de mayo, Tú eres la reina, Mi muchacho, MI Primera cana, Bonita, Sin ti, entre muchísimas mas; compositor al que le grabara Diomedes tenía sus regalías aseguradas.
Su primera canción, se la grabó Luciano Poveda con Adalberto Araño, pero la que lo dio a conocer como compositor fue «Cariñito de mi vida “cantada por Rafael Orozco con el acordeón de Emilio Oviedo; en dicha canción Orozco Lo bautiza como «ELCACIQUE DE LA JUNTA», seudónimo que lo acompañó hasta el final de sus días.

SUS MEJORES AMIGOS:

Jaime Araujo Cuello, Leandro Sierra Acosta (“Leandrito, el medico del pueblo”),Luis Alfredo Sierra, Alfredo López Gutierrez,Claudio Mendoza, Marciano Martínez, Víctor Julio Y Luis Manuel Hinojosa Sierra, Gustavo Gutiérrez Maestre, Gustavo Molina, y continua la lista es innumerable, dicen que tuvo más aduladores que amigos, que de una u otra forma contribuyeron a que con apenas 56 años, con mucho todavía por dar, el 22 de diciembre del año 2013, dejara de existir, el diagnóstico : un paro respiratorio, infarto agudo al miocardio.
Definitivamente uno de los hijos más importantes y representativos de La Junta La Guajira, con sus canciones y su voz dio a conocer en el mundo entero este bonito corregimiento del Municipio de Sanjuan del Cesar La Guajira; con su preciosa voz en la canción alusiva a su Papá lo afirma: “La junta es un bello pueblo, a donde nació Diomedes, donde todo el mundo lo quiere y lo aclaman cuando llega».

Que gran legado nos dejó el ídolo de las multitudes, el poeta cantor, su música es inmortal en las redes como YouTube, donde se contabilizan las sonadas de las canciones, las del Cacique se escuchan cada día mas, y estudios realizados determinan que la música de DIAZ MAESTRE, supera a la de los artistas actuales en cuanto a difusión y solicitud de los oyentes de medios de comunicación y redes sociales, tanto así que les ha tocado a la mayoría de las agrupaciones del momento, insertar una tanda con temas de DIOMEDES para satisfacer la gran demanda de peticiones de temas de este ICONO de la música vallenata, el de SIEMPRE, La primera figura del canto vallenato, como olvidar las muchas veces que lo vi en tarimas, la mayoría de los asistentes de sus conciertos no bailaban, lo acompañaban desde el principio al final parados, solo viéndolo y festejando sus excentricidades, gritaba, hablaba, cantaba, improvisaba, lloraba, era lo que llaman un señor espectáculo, difícil de superar desde todo punto de vista.

ANECDOTA CON SU AMIGO GUSTAVO GUTIERREZ MAESTRE «EL ARQUITECTO DE MODA»

Estando alojados en el hotel Hilton de Cartagena, cuando el arquitecto se disponía a almorzar, en el comedor estaban varias personalidades entre ellas el premio nobel Gabriel García Márquez, uno de sus acompañantes se le acerca y le dice : Ud. anda con DIOMEDES? a lo que él responde si claro, el escritor desea conocerlo y hablar con él, podría Ud. hacer el puente con gusto dijo, fue a la habitación del Cacique le comento la solicitud, a lo que el Artista responde, bueno y YO que voy hablar con García Márquez, ¡no hombre!, déjenme descansar y no atendió al requerimiento.

En otra oportunidad encontró a “La Cacica” Consuelo Araujo Noguera tocando el timbre en la casa de Diomedes en Valledupar, salió uno de sus escoltas y le dijo que no estaba, llegó Gustavo Gutiérrez Maestre y le permitieron la entrada, le dice oiga Diomedes porque no permitió la entrada de doña Consuelo Araujo a lo que el famoso cantante responde: estoy cansado tengo es ganas de dormir mas no de conversar. Ese era el polifacético, controvertido y aclamado Diomedes Díaz tal vez nunca magnificó lo que valía, siempre con su sencillez por delante, regalando dinero y hasta sus camisas cuando algún seguidor se las pedía no conoció las cuentas corrientes, de ahorro ni tampoco las tarjetas débito y crédito, todo lo pagaba en efectivo, le fascinaba cargar una mochila llena de dinero para regalar, y era el Papá Noel de gran parte de su familia, todo el que se le presentaba una necesidad iba donde él para que le solucionara y así lo hacía.

Que grande fuiste y sigues siendo Diomedes, predijiste que ibas a producir más plata después de muerto y así se está cumpliendo, el museo Carrizal y la ventana marroncita todos los fines de semana se colman de visitantes de toda Colombia y el mundo entero; la gente de Carrizal y la Junta estamos a la espera que tus restos sean trasladados a estas tierras que te vieron nacer un día y construir un panteón en tu honor para que se incremente el turismo del que hoy viven los habitantes de esta zona del país, ojala y pronto se cristalice ese deseo de tener al ídolo Diomedes descansando en paz en las tierras Carrizaleras o Junteras.

¡Paz en tu tumba cacique! Tu música no morirás jamás… Vives en nuestros corazones, tus canciones hasta los niños que no tuvieron el privilegio de conocerte ya las cantan, se aprenden primero Tres Canciones (la ventana marroncita) que el Himno Nacional.

¡HASTA SIEMPRE!

Escribió :

BLOG DEL AUTOR: JOSE JAIME DAZA HINOJOSA

“El Juntero Futurista”

Un comentario sobre “Diomedes Díaz, El Cacique de La Junta

  1. <> Si esta versión fuera cierta, Diomedes la habría sacado del estadio; pero existe otra, en el sentido de que el Cacique sí habló algo con Gabo, y éste le regaló «Cien años…» autobiografiado. ¿Cuál es la verdadera?

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.