40 años cumple ‘La hamaca grande’, canción que dividió en dos la historia de la música de acordeón

Foto: Carlos Capela / EL TIEMPO
Adolfo Pacheco también es autor de canciones como ‘El Mochuelo’, ‘El cordobés’, ‘El viejo Miguel’, ‘El tropezón’, entre otras.

Con más de 30 versiones, de cantantes como Johnny Ventura, Daniel Santos, Lisandro Meza, los Hermanos Zuleta, la canción ya era conocida en el mundo mucho antes de que la interpretara Carlos Vives.

Los ex gobernadores de Bolívar, Augusto Beltrán Pareja y Humberto Rodríguez recuerdan una anécdota en ese sentido: cuando quisieron jugarle una broma a un mesero y a un pianista en un bar de Estocolmo (Suecia), en la década de los 80, se llevaron una sorpresa.

Para bajar la fría temperatura de la capital sueca, los cartageneros pidieron, a manera de chanza, una botella de ron Tres Esquinas y que el pianista tocara la canción que estaba de moda en Colombia: La hamaca grande.

La emoción fue grande cuando les llevó el litro de Tres Esquinas, pero aún mayor cuando el pianista tocó y cantó (en su idioma) el que es considerado himno de las sabanas del viejo Bolívar y que también se conoce como ‘el Compadre Ramón’, o ‘el cerro e’ Maco’.

y llevo una hamaca grande/ más grande que el cerro e’ Maco / pa’ que el pueblo vallenato/ meciéndose en ella cante.

Antes, por obra de la ‘Cacica’ Consuelo Araújo, toda la música que se tocaba con acordeón estaba empaquetada con el sello de Valledupar, y el nombre natural para denominarla era el de ‘vallenata’. Pero se ignoraba que en regiones como el viejo Bolívar ( hoy es Sucre, Córdoba y Bolívar) ya se tocaban por lo menos 12 ritmos diferentes, con la cumbia como madre.

La hamaca grande ayudó a reconciliar a las dos regiones que vislumbraban conatos de disputas folclóricas. Aunque para muchos personajes, la canción era una pulla hacia los vallenatos.

La canción fue presentada por Pacheco durante una parranda en 1969, en San Jacinto (Bolívar), y desde ese momento no paró. Aunque le daban nombres diferentes, fue el empresario Edgardo Pereira quien le dio el definitivo. “El nombre me gustó, porque cubre todo lo que yo quería exponer, y da una sensación de reconcilio”, dice Pacheco.

A 40 años de crearla, Pacheco confiesa que la emoción más grande que ha sentido, fue cuando vio al rey Juan Carlos tararearla en una presentación que hizo Carlos Vives en Cartagena. “Vi en sus labios que se la sabe completa. Esa noche no dormí, me dio fiebre”, dijo.

También tuvo segunda parte

Pocos saben que ‘La hamaca grande’ tuvo una segunda versión, que hizo Pacheco, según sus propias palabras, para aclarar las dudas que dejó la primera, pero las pullas a los vallenatos no terminaron.

‘Buscaron a Alfonso López/ se valieron de la prensa/ y dijeron que el folclor/ legendario y bullanguero/era el de Valledupar/ y como en Cien años de Soledad/ glorificaron a Rafael/ hoy el que no toca el ritmo aquel/es como si no tocara ná’ , dice la segunda parte.

JUAN CARLOS DÍAZ M./CORRESPONSAL DE EL TIEMPO /CARTAGENA

El Tiempo-Bogotá

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .