Archivo de la categoría: José Atuesta Mindiola

Los cien años del natalicio de la maestra Juana Bautista

escanear0001

Juana Bautista Mindiola Corzo y su esposo José Eleuterio Atuesta Acuña

Por José Atuesta Mindiola*

Atánquez: edén musical de gaitas y guitarras, el cerro de la Juaneta derrama las brisas de la Nevada y el aroma de trapiches y alfandoques se entrelaza con el verdor de la primavera y la ruta ceremonial de las mochilas.  Ahí nace el 25 de enero de 1917, Juana Bautista Mindiola Corzo. La primera hija de Sara Corzo Maestre, elegante patillalera de fina estampa, que tuvo con José Antonio Mindiola Arregocés, distinguido boticario, agricultor y comerciante. Sigue leyendo

Buenos amigos parranderos

atuesta200Por: José Atuesta Mindiola

Los amigos son una llovizna de sombra en los solitarios caminos de sequía, y por eso que cuando uno los nombra, enseguida sentimos su cercanía. Tal vez inspirado en estos versos de la complicidad fraternal y del amor por la música vallenata, Tuto Baute Uhía tuvo la feliz idea de crear en el 2011 la organización ‘Buenos Amigos Parranderos de Valledupar’. El pasado 21 de diciembre presentaron una revista y dos discos compactos con 22 canciones, como unaofrenda a la amistad y la parranda, ese referente simbólico o espacio común de identidad que sirve de pretexto a un grupo de amigos para actuar y para entenderse. Sigue leyendo

Tercer aniversario de la muerte de Diomedes

mama-vila

Diomedes Díaz y su madre Elvira Maestre Hinojosa “La Vieja Elvira”

Todo va tan de prisa que parece que fue ayer. Aquella tarde del 22 de diciembre de 2013, en las invisibles campanas del viento se escuchaban los sonidos del dolor y de los rostros afligidos emergía un invierno de lágrimas. Diomedes Díaz Maestre, el ídolo del canto vallenato, yacía en la placidez del sueño eterno. Sigue leyendo

El paisaje de Valencia en las canciones de Calixto Ochoa

Calixto-ochoa

Calixto-ochoa. Foto: Edgar De La Hoz

Por José Atuesta Mindiola

Valencia de Jesús, en época prehispánica, era un paraje de indígenas Chimilas; estaba rodeada por las fértiles llanuras del Poponí, y en el centro de ellas, un cerro oteaba: al norte, la serranía y el nacimiento del río Los Clavos; al este, la ruta de frondosos campanos en los caminos al Valle del Cacique Upar; al sur, kilómetros de verdes extensiones; al occidente, bosques de palmas de corozos y sabanas detenidas en el sol de los venados. Sigue leyendo

Cuando el amor se viste de fiesta

atuesta-zuletaPor José Atuesta Mindiola 

El amor de la familia es como el árbol de la gracia, nunca deje de crecer. Para los padres responsables de la educación y el proyecto ético de sus hijos, el amor no envejece; porque la prudencia, la comprensión y la ternura resplandecen en el diván candoroso de los años.  Dice el maestro Adolfo Pacheco: “somos como el Mochuelo de ojos negros brillantinos, entre más viejo más fino”. En palabras del pintor Francisco Ruiz: “con los años el amor viaja pegado a la piel, como madero de naufragio, imán de los sueños, trapiche de penas añejando sabio vinos”. Sigue leyendo

Hay que recuperar las orillas del rio Guatapurí.

atuesta200José Atuesta Mindiola

El río Guatapurí es patrimonio de los vallenatos y de todos los visitantes.  El mayor encanto de la ciudad es la magia musical de los acordeones y el rumor plateado de sus aguas heladas. Es deleite para el alma contemplar el cristalino andar de la corriente, escuchar entre las gigantes rocas el eco de los pájaros cantores y sentir en las mañanas las escarchas sonámbulas del viento.  Sigue leyendo

Breves acotaciones sobre el poeta Luis Mizar

LUIS_MIZAR_JAIDER_1

Luis Mizar Maestre

José Atuesta Mindiola.

Luis Mizar Maestre desde su infancia vive sediento de evocaciones.  Apenas escuchaba el nombre de Atánquez, la tierra de su madre Carlina y de su abuela Delfina Carrillo: en sus manos se posaban invisibles pájaros, el aroma de los heliotropos le acariciaba la piel y la voz enternecedora de la abuela le tejía el alma de fábulas.  Sigue leyendo

La violencia no es inevitable

atuesta200José Atuesta Mindiola 

La violencia con sus diversos rostros de terror y amenazas se pasea por todas las ciudades de Colombia.  Las imágenes y las descripciones de actos violentos invaden los medios de comunicación: atracos, asesinatos, extorsiones…. La gente vive atemorizada y el primer grito de auxilio es reclamar la presencia permanente de la autoridad, porque cuando se observan uniformados de la policía o del ejército en las calles, en los parques o en las esquinas se respira tranquilidad. Sigue leyendo

Rita Graciela, hija del juglar Fortunato Fernández

RITA GRACIELA FERNANDEZ Y JOSE ATUESTA 20160514_174859

RITA GRACIELA FERNANDEZ Y JOSE ATUESTA

José Atuesta Mindiola

La memoria es alma de la historia. Quien habla con un abuelo es afortunado porque siente que el tiempo no pasa, el tiempo empieza. Esta sensación la experimenté al conocer a Rita Graciela Fernández Ruiz, hace ya cinco años cruzó la meta de los noventa y por la alegría que desborda su cuerpo tiene aliento para superar el siglo.  Conserva luz en la memoria para narrar pasajes de su vida y su familia. Ama la música vallenata, y con acento sonoro todavía tatarea algunos versos de la autoría de su padre, Fortunato Fernández Garrido. Este memorable acordeonero de la historia de la cultura vallenata, nacido en San Diego, en la década de 1880. Sigue leyendo

LA RENOVACIÓN DE LA PIQUERIA

JOSE FELIX ARIZA Y JOSE ATUESTA M.20160511_164047

JOSE FELIX ARIZA Y JOSE ATUESTA M

José Atuesta Mindiola

Valledupar es por naturaleza un pueblo de música y canto. Y contar historias es la impronta de nuestra tradicional oral. Somos de la escuela del escritor Antonio Machado: “Canto y cuento es la poesía. Se canta una viva historia, contando su melodía”. Esta tesis es la matriz del vallenato tradicional. Sigue leyendo

La poesía proviene de la primera pareja

adan y evaJosé Atuesta Mindiola

“Dice una leyenda: cuando Adán estuvo solo, caminaba cabizbajo y un manto de tristeza le impedía contemplar los colores del paisaje, sus oídos eran sordos a la sinfonía del río y al viento de pájaros cantores.  Dios se compadeció de su soledad y creó a Eva, su tierna compañera.  Los ojos de Adán se abrieron a la luz y comenzó a contemplar la belleza de los colores, agarrado de la mano de Eva; miraba el desfile de la lluvia por el follaje tierno del paraíso, y de sus labios emergían palabras de elogio y respeto. Eva, de radiante mirada y de sonora timidez, reía de gozo y de felicidad interior cuando los arrullos de cariño y las bellas expresiones le abrazaban el alma. Sigue leyendo

La esencia de la composición vallenata

 

ESCALONATobías Enrique, Rafael Escalona y Leandro Díaz se convierten en el faro de las primeras andanzas de Gustavo Gutiérrez por el cancionero vallenato en los años de 1960.

La narrativa costumbrista era la característica predominante en los cantos de los juglares, pero la calidad poética de la canción vallenata se enaltece con el surgimiento de la figura del compositor. A finales de la década de 1940 empiezan a conocerse los nombres de Tobías Enrique Pumarejo y Rafael Escalona gracias a las grabaciones del cienaguero Guillermo Buitrago, la primera estrella de la música popular de Colombia. A pesar de que Buitrago no le dio el verdadero aire vallenato a estas canciones, se abrió una franja musical que superó en popularidad a los cantos que había grabado Abel Antonio Villa, ‘El padre del acordeón’. Sigue leyendo

Liturgia por el agua y por el río

atuesta200Por: José Atuesta Mindiola. El agua es la fuente primigenia de la vida. En el río amniótico del vientre materno iniciamos el periplo terrenal, por esos somos navegantes por instinto. De esos primeros meses flotando en el río interior viene nuestra liturgia por el agua. El agua es la primera bendición que evidencia el ingreso a la cofradía católica, es higiene y alimento para el cuerpo y el espíritu.

Necesitamos tanto del agua que nos regocijamos en su hidrolatría: ofrendamos el desfile de la lluvia, el camino vegetal del río, el escarceo de los mares con el blanco tropezar de las olas. El agua fluye por los cauces interiores renovando las células del cuerpo y es por naturaleza origen de vida y sinónimo de fiesta. La belleza y la alegría de nuestros pueblos son en gran parte, por la presencia de los ríos. Un pueblo sin río es resecamente triste. Sigue leyendo

Las bondades de la vida y la amistad

atuesta200Por: José Atuesta Mindiola

La vida es racimo de luz, y a veces de sombra de dolor; pero a pesar de todo es la vida, y la vida es bella. No te afanes en buscar demasiado la otra orilla. Camina sin la premura de adelantarse para sesgar la ruta y llegar primero.  La infancia hay que disfrutarla con el atavío de la inocencia, la espontaneidad de sentir el asombro de los interrogantes y la dicha suprema de escuchar los cuentos de los abuelos. Goza el deleite espiritual y corporal en la estación candorosa de ser niña y de ser joven. Sigue leyendo

Voces en el sepelio del poeta Luis Mizar

atuesta200Por: José Atuesta Mindiola

Sorprendido por este hallazgo fonético, similar a su apellido, se sumerge en las honduras del pensar y el silencio, en los  lentos recorridos por los libros de literatura y filosofía,  hasta convertirse en un poeta universal.

En la historia del hombre están todos los días, las cosas  y los nombres. En Luis Mizar están los días, los libros y los nombres de sus padres, hermanos, amigos, parientes cercanos, y  entre  los  docentes que le ayudaron a develar  la ruta generosa de la lectura y la poesía, el más recordado es el maestro Santiago Colorado,   director  del Grupo Literario ‘El Candil’ en la Universidad de Cartagena. A propósito, escribe Jorge García Usta: “El maestro Santiago se dedicó a reunir cada sábado a un grupo de jóvenes que amaban la literatura, con una disciplina de trote largo que casi rebasaba el inmenso aguante de su cuerpo; se metió en la aventura de mostrar caminos, limar petulancias y enseñar las flores y piedras del sendero”. Sigue leyendo

Una anécdota de Diomedes en el Instpecam

DIOMEDES JOVEN

Jorge Quiróz y Diomedes

Por: José Atuesta Mindiola

La telenovela es un formato de ficción de corte sentimental, continuo y entrelazado, personajes estables y un manejo gradual de la expectativa. Aunque desarrolla una historia, y presente personajes reales o los mismos personajes auténticos haciendo el papel de sí mismo, muy cercano al estilo del documental, siempre pertenece al campo de la ficción. Desde esta perspectiva fue concebida por RCN ‘Diomedes el Cacique’. Pero hay que sumarle, otro factor, es un producto comercial. Las cosas comunes no son interesantes para el consumo; se vende lo prohibido, lo escandaloso, lo sensual. Lo que llame la atención. Sigue leyendo

Oda a la periodista Lolita Acosta Maestre

atuesta200Por: José Atuesta Mindiola

El tiempo va perdiendo en sus espejos el perfume juvenil de las sonrisas y la plasticidad festiva de los rostros; pero en el alma, el gozo de las bondades no envejece, cuando la vida es la celebración de las cosas conseguidas con lealtad y se disfruta de los venerables afectos de la familia y los amigos. Lolita Acosta Maestre era una mujer de espíritu radiante y juvenil, siempre anduvo con el farol de la esperanza, surcando caminos para edificar la transparencia de su proyecto de vida. Sigue leyendo

Reminiscencias y tertulias en el Festival

la_gota_friaLa Gota Fría. Pintura al Óleo sobre Lienzo. Robin Montes

Por: José Atuesta Mindiola*

Valledupar es tierra de cantos y acordeones, y  abril es su primavera musical. Para la nostalgia de los serenateros, las noches son un romance de melodías que enaltecen la belleza de la  mujer amada y el amor con sus matices llena de fiesta el corazón, y en las ventanas de la aurora el aroma de las flores se confunde con el perfume del canto. Todavía el Guatapurí se desliza con el rumor cristalino de sus aguas por la silueta mestiza de la Sirena y en la memoria del viento flotan los nombres de las dinastías musicales, pioneras de la historia vallenata. Sigue leyendo

Las fusiones en la música vallenata

FUSIONPor: José Atuesta Mindiola

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata ha sido fiel en la salvaguarda y difusión de los cuatro aires tradicionales. Este es uno de  sus objetivos fundamentales; tanto es así, que las canciones más interpretadas por los acordeoneros concursantes son las de Emiliano Zuleta,  Lorenzo Morales, Pacho Rada, Leandro Díaz, Luis Enrique Martínez, Alejo Durán, Rafael Escalona y Adolfo Pacheco. Sigue leyendo

El Compae Chipuco

Antonio Guerra Buyones "Compae Chipuco"

Antonio Guerra Buyones
“Compae Chipuco”

Por: José Atuesta Mindiola*

 

Antonio Guerra Bullones nació en el caserío Las Palomas del municipio de San Juan (Guajira), en la década de 1870 y murió en Valledupar en 1962. Sus padres eran Ana Gertrudis Guerra y Juan de Dios Bullones; muy joven llega a Valledupar a trabajar donde la familia Castro. El apodo de chipuco corresponde a la onomatopeya o sonido que hacia el agua que trasportaba en dos calambucos en un burro del río a la casa. Él como tenía afición por el canto, imitaba ese sonido: chipu…, chipu…, chipu…. Y por eso lo llamaron ‘Compae Chipuco’. Sigue leyendo