Archivo de la categoría: Félix Carrillo Hinojosa

Gabriel García Márquez: “el palabrero mayor”

Por *Félix Carrillo Hinojosa

A Gabriel García Márquez le tocó hacerle el quite al pesimismo, el zigzag a la envidia y saltar matones, para no dejar que sus sueños quedaran hechos añicos en cualquier esquina de los pueblos nuestro.

garcia_marquez_bogota_1959

Gabriel García Márquez. Archivo

“Gabo me mandó de Estocolmo, muchos pescaditos de oro” Rafael Escalona Martínez

No muchas personas en Colombia, producen tan buenas noticias como nuestro querido Nobel Gabriel García Márquez. Todo esto tiene una razón de ser. Resulta que el muchacho aquel, que un día resolvió irse de frente contra la dictadura paternal, que se empecinaba en tener, en un cuarto envejecido, un titulo de lo que fuera, para sentirse orgulloso del hijo que hacía lo que él dijera. En contra de todos los vaticinios,  decidió convertirse en escritor. Sigue leyendo

Hay ratos solemnes y otros de agonía

hermanos_zuletaPoncho y Emilianito ganaron el primer Grammy Latino. Estaban disgustados, pero la fuerza natural de su música les permitió el triunfo.

POR: FÉLIX CARRILLO HINOJOSA*


El Festival de la Leyenda Vallenata 2016 rendirá homenaje a Emiliano Alcides y Tomás Alonso, los reconocidos Hermanos Zuleta Díaz.

Nunca pensó Sara María Baquero Salas que de su relación con Cristóbal Zuleta Bermúdez nacería un genial hombre llamado Emiliano Antonio Zuleta Baquero, quien pudo, al tiempo que labraba la tierra, construir un mundo musical distinto al de sus contemporáneos, que serviría luego para musicalizar tierras inhóspitas, que supieron de su presencia y lo posicionaron como un trovador cuya juglaría serviría de soporte para un naciente movimiento artístico, que hoy sirve de base, en la defensa de la cultura musical de la Patria. Sigue leyendo

El Cocha Molina, el rey del acordeón

El acordeón en nuestra tierra, se ha encargado de matizar los momentos tristes, volverlos fortalezas, ocupar la mente y hacerla más creativa, sin importar que a cuestas se lleve un dolor. Ese instrumento, al igual que la música vallenata, nos salvó de todo.

Por: Félix Carrillo Hinojosa*
cocha-2

Gonzalo Arturo Molina Mejía “El Cocha”

Conocí a Gonzalo Arturo Molina Mejía, siendo un muchachito, al que el dolor por la partida de su padre Arturo Molina, se le reflejaba en todo su cuerpo, sin decirlo. Su casa quedaba en una esquina del Barrio San Joaquín, a la que llegué en más de una ocasión, a pedirle permiso a su madre, quien nunca me dijo no. Pese a sus retahílas que iban de la sala a la cocina, al tiempo que cogía el acordeón y tomaba de la mano al futuro acordeonero, para llevarlo donde se encontraba nuestro primo en común, Gustavo Molina Daza, quien con solo escuchar las notas de un acordeón bien tocado cántaba sus desencuentros amorosos. Sigue leyendo

“Que viva el vallenato”

Al ritmo del son, el paseo, el merengue y la puya

Este género para ser cantado y tocado en su esencia, tiene que ser hilado a través de algo tan fundamental como ser del hábitat, del entronque, de la savia y de la sangre. “Yo canto, canto vallenato que me llenan de emoción, me quita o me da tristeza cuando escucho un acordeón”. Emiro Zuleta Calderón 

Por: Félix Carrillo Hinojosa*
que-viva-el-vallenato

El acordeón, la caja y la guacharaca son los protagonistas del vallenato.

Nadie imaginó, mucho menos nuestros campesinos creadores del son, paseo, merengue y puya y los ejecutantes de la guacharaca, caja y acordeón, que esa música rechazada pero contestataria a la vez iba a llegar hasta donde hoy día se encuentra. Sigue leyendo

Juancho de la Espriella y su pasión acordeonera

Este artista, que ha grabado al lado de Diomedes Díaz, Silvestre Dangond, Martín Elías y Peter Manjarrés, combina las rutinas del pasado y los nuevos sonidos del vallenato.

Por: Félix Carrillo Hinojosa*
juancho

Juancho de la Espriella nació el 26 de febrero de 1973 y comenzó a tocar acordeón antes de cumplir 14 años.

La alegría con que un niño de doce años miró el acordeón de tres hileras en el taller donde lo arreglaban, es la misma que tiene hoy, muchos años después, convertido en una de las figuras divulgadoras de ese instrumento. Es la historia de muchos niños que como él, volcaron toda la magia de su infancia, en escudriñar por qué un aparato, cuyo rostro de anciano, bota sonidos y les cambió la vida.  Sigue leyendo

¿La música vallenata está en alto riesgo?

El vallenato y la decisión de La Unesco

“La aparición del negocio de la droga”, “El conflicto interno”, “Las hibridaciones del vallenato”, y “El nuevo vallenato” fueron algunos de los puntos determinantes que encontró el grupo investigador del Ministerio de Cultura para plantear el Plan Especial de Salvaguarda (PES). Análisis a partir del folclor.

Por: Félix Carrillo Hinojosa*
cuadro-vallenatoEl vallenato fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 2015. / Cortesía

♦♦♦

felix2La Ministra de Cultura Mariana Garcés Córdoba, en ejercicio de sus facultades legales que le confiere el numeral 2 del artículo 11-1 de la ley 397 de 1997 (adicionado por el artículo 8 de la Ley 1185 de 2008), reglamentado por el Decreto número 2941 de 2009, determinó a través de la resolución 1321 del 16 de Mayo de 2014 emitida por el Ministerio de Cultura, por la que se incluye “la música vallenata tradicional del Caribe colombiano” en la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial del ámbito nacional y se aprueba su Plan Especial de Salvaguarda (PES). Sigue leyendo

“Don Guillermo, un ángel del Vallenato”

Guillermo Cano fue pionero de la masificación del Festival de la Leyenda Vallenata, que todos los años se realiza en Valledupar del 26 al 30 de Abril.

Por: Félix Carrillo Hinojosa*

guillermo-canoGuillermo Cano Isaza, director de El Espectador, agosto de 1925-diciembre de 1986. / Archivo – El Espectador


“Vallenato que se mete en mi alma y que me hace latir el corazón” Fercahino

Cada vez que rugen los acordeones como tarjeta de invitación al Festival de la Leyenda Vallenata, que todos los años se realiza en Valledupar del 26 al 30 de Abril, se agiganta la figura de don Guillermo Cano como pionero de su masificación. A él, le debemos como hace más de cuatro décadas, en los pasillos del Espectador, las melodías de los acordeones venidos de la provincia, le enseñaron a una Nación, a querer los paseos, sones, merengues y puyas, que llegaron para no irse jamás de su entorno, a través de la figura de una mujer que por su liderazgo fue considerada toda una “Cacica”. Sigue leyendo