Murió el hombre de ‘La Caja Negra’

 

enrique-dcqq3adaz-i-festival-de-la-hamaca-grande-21Enrique Díaz

Aunque su vida musical transcurrió en las sábanas de Córdoba, Sucre y Bolívar, donde alegró muchas fiestas y parrandas, es recordado en todo el país especialmente por los amantes del folclor vallenato que lo consideraron como un verdadero juglar.

Además de interpretar magistralmente el acordeón, Enrique Díaz era compositor y cantante, cualidades que lo hacían poseedor de un carisma único que alternaba con apuntes y chistes que solía referir en sus presentaciones.
Por el parecido en el tono de la voz, a Enrique Díaz, muchos lo comparaban con el Rey Vallenato, Alejo Durán de quien fuera su gran amigo.

Enrique Díaz fue el primero en grabar y hacer famoso el paseo ‘La caja negra’, de la autoría del compositor Rafael Valencia.

“Cuando mi compadre Alejo murió, prometí que no me fumaba más un cigarrillo” dijo en una entrevista el recién desaparecido juglar.
Nacido en el municipio de Marialabaja, Bolívar, el intérprete de La Caja Negra, El Rico Cují, La Plata se acaba, entre otras, se fue de este mundo dejando un gran legado y una riqueza narrativa de la tradicional oral del hombre caribe provinciano.
El cadáver de Enrique Díaz, es velado en su casa, en el municipio de Planeta Rica, Córdoba, donde residía junto a su familia y donde también vivió y fue sepultado Alejo Durán.

La muerte de Enrique Díaz, coincidió con el cumpleaños del cantante vallenato, Poncho Zuleta Díaz.

La Caja Negra
Aunque la composición es de la autoría de Rafael Valencia, es el mayor de los éxitos interpretados por Enrique Díaz, canción que era solicitada en sus presentaciones, y que fue grabada por Carlos Vives en su álbum Clásicos de la Provincia.

El Festival Vallenato
Desde Valledupar, la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata lamentó el deceso del juglar y lo calificó como una gran figura del vallenato auténtico, a la vez que presentó notas de condolencias a sus familiares y amigos.
El comunicado de la fundación señala que “el maestro Enrique Díaz, era de extirpe pueblerina y sobresalió por su autenticidad, por su popularidad y por su manera de expresar sus conceptos con claridad y jocosidad”.

‘El tigre de Marialabaja’, como era conocido Enrique Díaz, fue elegido Rey Sabanero del Acordeón en el año de 1986, en Sincelejo.

“Se despidió de la vida un inigualable juglar que predicó con su manera noble y grata de ser y además que a cada acontecimiento de su vida lo premió con diversos cantos. Era de esos seres extraordinarios por su talento y calidad humana y se convirtió en un paradigma del folclor vallenato”. Indica en otro aparte.// El Pilón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.