Luis Mizar, una voz poética que clama apoyo

A la espera de que su obra sea apoyada por diversas entidades del orden regional y nacional se encuentra el poeta Luis Mizar, quien está delicado de salud.

A la espera de que su obra sea apoyada por diversas entidades del orden regional y nacional se encuentra el poeta Luis Mizar, quien está delicado de salud.

Seis años atrás era normal ver por las calles del centro de Valledupar a una figura familiar en el ámbito cultural, que se identificaba por su infaltable mochila arhuaca y su pausado caminar. Se trata de Luis Mizar, el reconocido poeta vallenato que hoy se encuentra en delicado estado de salud y necesita apoyo para sobrevivir.

Una enfermedad renal crónica, sumada la diabetes que le ocasionó pérdida parcial de su visión, lo sorprendió hace algunos años y su vida empezó a tener una rutina diferente.

Para salir de su casa, Mizar encuentra apoyo en algunos familiares que lo acompañan en taxi hacia donde tenga que desplazarse aunque la mayor parte del tiempo permanece encerrado en su habitación donde las musas de inspiración son su eterna compañía. El hecho de tener que someterse a un proceso de diálisis, cuatro veces a la semana, es algo que hace más difícil su cotidianidad.

La soledad ha sido cómplice para que este escritor, al que el Ministerio de Cultura lo tiene entre los cinco poetas más reconocidos del país y lo incluye en dos de sus antologías poéticas, produzca obras de alto nivel literario como ‘Briznas de la Nada Umbría’, su último libro que fue presentado al público en un reciente homenaje que le hizo el colegio Instpecam.

Aunque con lo poco que le queda de visión, Mizar escribe a mano sus poemas y considera que está en su mejor etapa de producción literaria, hay algo que lo mantiene muy preocupado y es la falta de apoyo del gobierno para artistas que como él tienen obras para mostrar a la humanidad.

En entrevista a este medio, Mizar dijo que “En un homenaje que se me hizo en el colegio Instpecam liderado por el profesor y poeta José Atuesta, la Alcaldía se vinculó adquiriendo unos libros para regalarlos a los asistentes. Los libros se regalaron, pero este es el momento que no me han pagado la cuenta. Creo injusto que la Alcaldía se demore porque los que escribimos lo hacemos con mucho sacrificio, es un trabajo duro, y la manera de sobrevivir. El alcalde que dice que apoya la cultura, en este caso parece que está abandonando ese barco, la verdad es que a uno no le dan ganas de seguir haciendo estos sacrificios, uno se desmotiva”.

Después de publicar su libro, el poeta recibió en su casa, una notificación de la Biblioteca Pública Departamental Rafael Carrillo Lúquez en la que le pedían que suministrara un ejemplar a la entidad.

“Lo que pasa es que el registro ISBN que demuestra que el libro es una obra legal, manda un reporte a las bibliotecas y estas a su vez le piden a los autores que se los hagan llegar. Yo les mandé el libro y pensé que a lo mejor querían adquirir en calidad de compra algunos ejemplares más pero nada ha pasado”, expresó Luis Mizar en un tono de decepción por la falta de apoyo a su reciente obra.

Sobre ‘Briznas de la Nada Umbría’ EL PILON le preguntó a Mizar por qué es importante que la gente lo lea y esto fue lo que respondió: “Este libro es una especie de trompada a la esencia humana al ser de la persona, el ser pensante se va a sentir cómodo con esta obra, aquel que esté imbuido de pereza que no se le ocurra leerlo”.

El mismo autor manifiesta que en su última creación hay ecos de maestros de la literatura universal como Jorge Luis Borges, Antonio Machado, Rainer María Rilke, Nitzche, Heráclito, y aseguró además que la obra ha recibido elogios de críticos nacionales.

“Profesores de la universidad Javeriana aplaudieron el libro, dijeron que parecía que no fuera escrito por un costeño sino por un alemán por el nivel estético y reflexivo que alcanzan los poemas”, dijo Mizar Maestre.

Además de este libro, Luis Mizar, quien ganó en 1995 el premio internacional de poesía Carlos Castro Saavedra, ha escrito los poemarios ‘Tardes tristes con testigos’, ‘Partituras en Sepia’, ‘Bitácora del atisbador’, ‘Letanías del convaleciente’, y sus poemas han sido publicados en revistas literarias y antologías poéticas del país.

Mizar ya no asiste a tertulias literarias, pero sus ocurrencias y frases irreverentes las comparte con Yanet, Nilber, y otros auxiliares que controlan su proceso de diálisis en la clínica donde asiste religiosamente cuatro veces por semana.

Por El Pilón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.