Noche de los Museos en Buenos Aires, ocasión imperdible

argentina-museosnocheBuenos Aires, 16 nov (PL) Los amantes a las artes plásticas y otros atraídos por la ocasión disfrutaron hasta esta madrugada la Noche de los Museos de Buenos Aires, convertida en una tradición anual, que hoy regala otra velada de aliento cultural.

Para los porteños y turistas, interesados en esta oferta, fue un momento especial para que la cultura alimentara sus conocimientos y -por qué no- también sus espíritus, y dejaran a un lado los vaivenes de la vida cotidiana. Los predios de lo que fue la siniestra Escuela de Mecánica de la Armada, antigua ESMA, hoy convertida en centro de recordación histórica y cultural, estuvieron especialmente iluminados y la institución abrió sus puertas por primera vez al público para mostrar toda su carga de memoria que convoca a la reflexión.

Gente a pie, en bicicleta y hasta jóvenes en patinetas recorrieron los más de 200 museos, centros culturales y edificios históricos que abrieron sus puertas en forma gratuita hasta las tres de la madrugada, resalta hoy la agencia de noticias Télam. Otros medios también dedican espacios a este evento cultural.

La actividad central, o al menos la de mayor escala, tuvo de sede los terrenos del Planetario Galileo Galilei, en la avenida Figueroa Alcorta. Familias, parejas y gente de cualquier edad se acomodó sobre el césped para escuchar el concierto “Zurich Gala del bosque”.

Fue un picnic cultural nocturno, pues no faltaron las canastas, ni el buen vino, como tampoco el Fernet con su acompañante refresco de cola que la gente llevó para amenizar la noche mientras escuchó la orquesta conducida por el Maestro Ángel Mahler, que reunió a más de 40 músicos y artistas invitados.

La música no quedó ahí, hubo bandas tocando en plazas y no faltaron los grupos de pequeño formato que actuaron dentro de algunos museos, centros y espacios culturales.

Hasta los amantes de las artes escénicas tuvieron satisfacción pues no faltaron las escenificaciones teatrales en algunos lugares. Hubo bastante movimiento y las autoridades organizaron recorridos gratuitos en minibuses para que los afortunados que lograron montarse visitaran los principales museos de la ciudad.

En todos los sitios se sintió un ambiente familiar incluso con niños jugando, entre obras de arte o motivos culturales mientras los padres disfrutaban una ocasión diferente.

Así, Buenos Aires vivió una noche especial y su gente respiró una bocanada de cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .