Luciano Gullo, falleció hoy en la madrugada en Valledupar

Luciano Fermín Gullo Fragoso murió la madrugada de hoy 31 de diciembre en una clínica de la ciudad a sus 93 años por quebrantos de salud.

El compositor de más de 300 obras musicales, era oriundo de El Paso, Cesar. Fue el fundador de Los Playoneros del Cesar, allí cantaba y tocaba la guacharaca.

Luciano Gullo se distinguió por hacer sus composiciones utilizando una violina, su primera canción fue La despedida, grabada por Nicolás ‘Colacho’ Mendoza. Además sus temas fueron grabados por grandes del folclor como lo es Alfredo Gutiérrez, Iván Villazón, El Binomio de Oro, entre otros.

Gullo Fragoso será velado en la funeraria La Esperanza y el sepelio será mañana en el cementerio Jardines del Ecce Homo de Valledupar.

A continuación incluimos el audio de la la Donde quiera que vayas una de las mas famosas del maestro Gullo Fragozo, interpretada por Rafael Orozco con el Binomio de Oro

LUCIANO_FERMN_GULLO_FRAGOSO_01

Luciano Fermín Gullo Fragoso

DATOS BIOGRAFICOS PUBLICADOS EN: ELVALLENATO.NET       25 de enero del 2013

Nació en el municipio del Paso, hoy departamento del Cesar, hijo de Andrés Leopoldo Gullo Guillen, pasero, y de Antonia Martina Fragoso González, oriunda de Codazzi pero con raíces en Caracolí Sabanas de Manuela, municipio de San Juan Del Cesar en La Guajira. Nieto de Andrés Gullo Gonshitre, italiano, nacido en la ciudad lacustre de Scallea.

Trabajó con el Ministerio de Comunicaciones de Colombia, en donde se desempeñó como telegrafista durante nueve años, entre los que estuvo cuatro años en la central de Barranquilla.

Casado con Carmen María Romero Aguirre, a quien le compuso la canción “Donde Quiera Que Vayas”, grabada por Luis Enrique Martínez Argote “El Pollo Vallenato”, Julio Enrique De La Ossa Domínguez y luego retomada por el Binomio de Oro.

Sobre su historia musical, que cree hereda de su padre quien era acordeonero, cuenta que la primera “melodía” la hizo a la edad de nueve años, en momentos en que acariciaba un hermanito que estaba llorando.

En sus inicios de compositor le producían grata impresión las canciones de Emiliano Antonio Zuleta Baquero, de Lorenzo Miguel Morales Herrera “Moralito”, Eusebio Ayala Durán y Octavio Mendoza “El Negro Mendo”, entre otros.

Considera que el músico es determinado por las circunstancias en las que viva de las que va captando las impresiones del ambiente y va moldeando su estilo.

Con relación a su gusto por otras tendencias musicales se reconoce admirador de las rancheras mejicanas de las que estima su temática es muy similar a la vallenata que narra las costumbres nuestras.

Cursó sus estudios primarios en Fundación, Magdalena en donde tuvo la oportunidad de conocer a Luis Enrique Martínez Argote “El Pollo Vallenato” cuando este se desempeñaba arreando agua para abastecer a la población y se cruzaron cuando Gullo Fragoso llevaba una recua de burros para vender en Fundación, dada la imposibilidad del transporte de tracción mecánica.

Hizo parte de la legendaria agrupación Los Playoneros Del Cesar en donde se desempeñaba como cantante – guacharaquero, agrupación de la que hacían parte los también compositores Eliécer Esteban Fragoso Pinto, Miguel Yanet Díaz, Wilson Rafael Sánchez Molina “Wicho”, entre otros.

Entre sus aficiones musicales está la de interpretar la dulzaina, violína o armónica que dice tocar muy bien, aunque asegura que ejecutar un instrumento, en su caso particular, no es determinante para componer una canción.

Al igual que todos los autores de su época sus obras son inspiradas en la realidad, en vivencias personales y en sucesos que le referían sus amigos, en los que refleja el valor de la amistad, las costumbres regionales y la nostalgia que transmiten los paisajes, como lo certifica la alegoría al Puente de Mariangola, que describe la majestuosidad de la naturaleza:

Bonito es llegar al puente ’e Mariangola
Y ver como corre el agua de ese Río
La arboleda que lo adorna con su sombra
Lo bendice con góticas de rocío

Esa fuente cristalina
Procedente de la sierra
Fertiliza esa gran tierra
Que a sus hijos les da vida.

Y por allá muy cerquita de la sierra
Donde queda el pueblecito Mariangola
En sus corrientes se bañan sus morenas
Que parecen florecitas de magnolias

Este tipo de elementos le permiten a Gullo Fragoso definirse como un compositor natural que recogía las melodías que le llegaban del ambiente, mediante la presencia de un paisaje llamativo o de una mujer bonita. Estas creaciones las ponía a prueba a través de las parrandas o reuniones de amigos y al término de dicho ejercicio se originaba el producto final.

Es un autor que ha recibido una gran influencia del ambiente rural en donde pasó la mayor parte de su infancia, lo que le reportó su instinto natural para la inspiración. Tal como se refleja en las “Costumbres Viejas” en donde rechazas las corrientes modernistas, se ratifica conservador y romántico:

Ahora no quieren que uno componga
Un merenguito pa’ una morena
Porque ya eso y que pasó de moda
Hay que olvidar las costumbres viejas.

Pero lo que no puedo variar
Es la imagen de nuestro folclor
Porque llevo en la sangre la flor
Que surgió de mi tierra natal.

Fue, como todos los compositores de su época, un enamorado de las labores del campo, por la natural vocación agropecuaria del vallenato, inclinación por la cual llegó a desempeñarse como administrador de los cultivos de algodón de Roberto Pavajeau “El Turco” en cuya relación obrero patronales conoció a la entonces niña Lina María, hija del turco quien le inspiró la canción que lleva su mismo nombre. Por su origen es que fueron en Él recurrente las comparaciones entre el comportamiento humano y las especies naturales como ocurre en El Colibrí:

Cuando un hombre se enamora
De una muchacha bonita
La vida se le complica
Piensa en ella a toda hora.

Ha Roberto le ha pasado así
Que tiene una tormenta de amor
Que quiere andar como el colibrí
Que se la pasa de flor en flor.

Reconoce que el canto es para Él un vehículo eficaz para contar lo que piensa y para expresar lo que siente, motivado por factores especiales que le traen la inspiración. Cuando le llega la inspiración sufre una visible transformación que pareciera embriagarle demasiado hasta llevarle al clímax del goce. Así ocurre en La Despedida, en donde se refugia del desengaño:

Si quieres partir
Sin mi compañía
Ya me vengo a despedir
Y adiós morenita mía
Si tú te decides corazón
Verás los motivo y la razón

Considera que, a pesar que siempre hay un motivo especial que inspira la canción, el mensaje debe hacerse con equivalencias universales. Así lo expresa en un canto de filosofía universal que nace de la reflexión sobre el estado que produce en el hombre el enamoramiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.