El milagro africano

José E. Mosquera

jemosquera@une.net.co

“Aguanta, somos la cuarta potencia de Europa, España no es Uganda” estas fueron las palabras que le expresó hace poco, el Jefe del Gobierno español Marino Rajoy, en un mensaje desde su cuenta de Twitter a su ministro de Economía, Luis de Guindos, en momento que éste negociaba con el Eurogrupo el rescate financiero de la banca española. Estas expresiones de Rajoy no solo generaron polémica en España y protestas en Uganda, sino que desató una polémica internacional mediática en las redes sociales. Por consiguiente, fueron múltiples las interpretaciones en las redes sociales a cerca de la peyorativa opinión de Rajoy sobre Uganda, la cual, además de traslucir la vieja visión europea del “África salvaje y atrasada”, evidenciaron el desconocimiento que tiene el gobernante español sobre el estado de la economía ugandesa.

Obviamente que España no es Uganda. España es una antigua potencia colonialista en decadencia, quebrada, en apuros económicos y con un sistema financiero cuestionado y endeudado. En cambio, Uganda es una ex colonia británica con buen ritmo en su crecimiento económico y un sistema financiero estable. De hecho, sí la economía española creciera al ritmo que lo esta haciendo la ugandesa, indudablemente que no necesitaría del rescate financiero de 125 mil millones de dólares.

Uganda no es España, en virtud de que, su economía crece a un ritmo del 17.5% anual, en cambio la española se contrajo en un 2.5% y mientras España tiene una tasa de crecimiento real de un 0.1% y un desempleo del 24%, la de Uganda es del 5.2% y el desempleo sólo llega al 4.2%.

Otras cifras que marcan la diferencia es la deuda externa y los índices de pobreza, mientras la deuda externa española representa el 165.5% de su PIB, la ugandesa solo alcanza 2.800 millones de dólares. En cuanto a los índices de pobreza, España ha registrado en los últimos dos años que el 22.5% de su población ha caído bajo el umbral de pobreza. Entre tanto, Uganda en los últimos dos años muestra un crecimiento económico sostenido, el cual ha permitido reducir en un 15 % el número de personas en situación de pobreza.

Las estadísticas comparativas, entre las dos economías hablan por sí solas. Por consiguiente, lo que expresó Rajoy es una síntesis de la visión peyorativa que han tenido la mayoría de los grandes líderes de occidente sobre los países africanos, donde sólo ven en África materias primas para saquear, pobreza, guerras, dictaduras, corrupción; al igual que epidemias, hambrunas, muertes y bajas tasas de desarrollo.

Contrario a esa visión del pasado, África actualmente experimenta cambios profundos en materia de desarrollo, crecimiento económico y estabilidad democrática, por eso siete de las diez economías de mayor crecimiento en el mundo son africanas: Mozambique, Tanzania, Angola, Congo, Ghana, Zambia y Nigeria.

Las economías de varios países del África han crecido más rápido que en otras regiones del mundo, además del crecimiento económico que ha tenido Sudáfrica, la principal economía africana, también han salido del marasmo con altos guarismos de crecimiento Botswana, Kenia, Uganda, Gabón, Guinea Ecuatorial y Namibia, entre otros países. De acuerdo con las proyecciones del Banco Mundial los niveles de crecimiento de África llegarán a un 5.7% en este año y serán similares a las que obtendrán las economías asiáticas y es por eso que se habla del milagro africano.

+Periodista y escritor colombiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.