OCAÑA Y SU BANDA MUNICIPAL: CON SU ESTILO NOVEDOSO, ALEGRE Y MUY ORIGINAL

Alejandro Piñeres Grimaldi

El presente trabajo presenta una serie de obras musicales de compositores ocañeros, con el objeto de rescatar la identidad musical y evitar la pérdida de la memoria cultural y musical de la región en peligro de desaparecer. Como resultado del mismo, fueron seleccionadas, arregladas y producidas musicalmente en aras de grabar el presente larga duración, con una variedad de ritmos, reflejados en sus métricas y tonos, que abarcan los aires andinos y caribes, en particular, dado que en toda la denominada Provincia de Ocaña, ha existido un lenguaje propio de su espíritu humano, con una vasta tradición musical y, son muchos los intérpretes y compositores, que han surgido en la región. Desde su misma génesis, Ocaña ha demostrado ser un referente con vocación cultural, siendo la música y la poesía las dos manifestaciones de mayor relevancia.

Algunos de los músicos más destacados durante el siglo XX en Ocaña fueron: el maestro Rafael Contreras Navarro, compositor del inmortal bambuco “Ocañerita”; el maestro Carlos Julio Melo Paredes, nacido en el corregimiento de Buenavista y compositor de la danza “Las Américas”; el maestro Miguel Ángel Pino, a quien se le conocen obras como “Aromas” y “No te vas” (con letra de Adolfo Milanés); el maestro Carlos Guillermo Lemus Sepúlveda, conocido como “El Caballero de la Música”, nacido en el corregimiento de Otaré, quien llegó a ser el director de la Banda Municipal de Ocaña durante más de una década, dejando una extensa lista de composiciones entre las que se encuentran: el pasillo “Aromas de la Tarde”, el vals “Sueño con mi madre”; y los bambucos “Otaré” y “Tejarito”. Otros músicos representativos de Ocaña y su provincia fueron: Carmen Noel Paba Forero “Carmito” y Gilberto Núñez Sarmiento, ambos nacidos en el municipio de Convención, Nemesio Pino Navarro y Fray Campo Elías Claro Carrascal. Este último oriundo del municipio de La Playa de Belén.

En 1922, cuando el concepto de cultura era claro y práctico, Ocaña vio nacer a dos bandas musicales, la tradicional Municipal, dirigida por el maestro Fabricio Guerrero y la Banda El Progreso, bajo la dirección del reconocido músico Ramón Clavijo. Los ocañeros de la época, gozaron con la competencia artística, que de manera paradójica, impregnaba un ambiente artístico, cuando los centros educativos escaseaban, y los pocos existentes, tan sólo acogían a las familias de gran abolengo.

Como realmente, dos agrupaciones de tanta calidad musical, eran demasiado para un pequeño poblado, se fusionaron y fortalecieron a la Banda Municipal, la que se cansó de proporcionar alegría y orgullo cultural, y no pudo eludir las leyes inexorables de la vida, de manera que tuvo su final. Fueron más de 80 años de orgullo local y el surgimiento de músicos, que nada tenían que envidiarle a los formados académicamente, y que conformaban orquestas sinfónicas y filarmónicas en el país.

El talento de nuestros músicos se perpetúa en las magistrales páginas musicales que inspiraron, y que hoy, desconciertan de manera positiva a los jóvenes que han egresado de las facultades de música de Bogotá, Medellín y Bucaramanga. Nombres como los de Rafael Contreras Navarro, Carmito Paba, Ramón Clavijo, Miguel Pino, Carlos Julio Melo y Manuel Guillermo Lemus Sepúlveda, entre tantos, demostraron que en esta región colombiana, los músicos siguen brotando, de manera silvestre.

La banda municipal de Ocaña, a lo largo del tiempo, se constituyó en el ícono cultural de los ocañeros, y varias generaciones disfrutaron de las retretas que amenizaron en el parque 29 de Mayo, de los bailes en los que tocaron en la tradicional pista Hacaritama, en el actual palacio de gobierno local. Las marchas , con las que acompañaban las procesiones de semana santa, eran esperadas con ansiedad por los feligreses propios y los que llegaban, en gran cantidad, de diferentes ciudades de Colombia. Con su participación en el concurso nacional de bandas en Paipa, Boyacá, fue declarada fuera de concurso.

Alejandro Piñeres Grimaldi

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.