10 RAZONES DE LA CRISIS DE LA MÚSICA VALLENATA

POR: JACOBO SOLANO CERCHIARO

El vallenato está en crisis. Pero no para los cantantes, quienes están llenos de dinero y con los escenarios repletos; lo que falta es música de calidad. No en vano, la UNESCO, al calificar la música vallenata como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, dejó claro que está en riesgo.

Los compositores nuevos no tienen fondo narrativo, cero poesía y poca melodía; algunos se atreven hasta a componer por encargo.

Compositores buenos cobran demasiado por los temas, hasta 30 millones piden por una canción.

Mala escogencia de temas por parte de los cantantes nuevos; al no poder acceder a buenas obras, graban lo que sea. Además, les falta oído, lo que les sobraba a los grandes de antes.

La payola (cuando el cantante le paga al locutor para sonar y se llena la boca diciendo que está pegado; esto le garantiza presentaciones en los pueblos), una práctica que se mantiene vigente como el primer día. La rotación en emisoras tritura cualquier agrupación, deben pagar y pagar para que suenen sus temas, mientras tanto, las que ganan son las emisoras.

Poca adaptación a la era digital, las agrupaciones se limitan a lo local y no se enfocan en generar buenos contenidos para internacionalizarse, sobre todo con los videos.

Presión de las disqueras por lo comercial: directivos que no saben de vallenato tratando de incidir en los temas a grabar.

Falta de unidad del gremio vallenato, mucha hipocresía, eso es una carnicería, entre cantantes, acordeoneros, mánager y empresarios.

Mucho acordeonero de escuela con poca creatividad para innovar, ninguno se sale del molde.
El reencauche, la vía más fácil para no crear y pegarse de los éxitos ajenos. Para disfrazar la burda copia, lo llaman ‘covers’.

Cantantes jalabolas de traquetos y corruptos: algo que les afecta la imagen y aleja el apoyo de empresas serias para patrocinios que generan crecimiento.

Igual con todo y crisis, el vallenato perdurará por los clásicos que siempre serán una plataforma para no desaparecer, como la ranchera y la salsa. Pero no se tomará el mundo como algún día pensó Consuelo.
Esta columna se va de vacaciones hasta el próximo año. ¡Felices Fiestas!
Jacobo Solano C.
@JACOBOSOLANOC

La música vallenata actual sigue sin lograr penetrar y quedarse en la recordación de las personas; hoy en día los éxitos vallenatos son efímeros y difícilmente llegan a los 3 o 4 meses de popularidad, para quedar archivados en el recuerdo y proceder a grabar buscando “otro boom” de 4 meses.

Prueba de ello es la decisión de varios cantantes por grabar vallenatos del pasado, para así lograr entrar en el gusto musical de la mayoría y volver a estar de moda después de décadas, y hoy ocupan un lugar más que importante en las presentaciones de la mayoría de artistas vallenatos.

Tanto así, que Silvestre Dangond, referente máximo de esta nueva generación de artistas, vive actualmente entre la dualidad entre hacer música urbana o pop, y su gira “entre grandes” donde sólo interpreta clásicos vallenatos, grabados por íconos del folclor, en su gran mayoría el siglo pasado.

La música vallenata actual logra ocupar ciertos lugares en emisoras radiales… pero por poco tiempo; al cabo de escasos meses, nuestros artistas ya tienen que empezar a pensar en otra grabación para lograr mantenerse vigentes en la gente. ¿Cuál fue el último tema vallenato que se grabó de manera inédita y logró realmente trascender como éxito viral?

De la payola se ha hablado bastante y, curiosamente, las personas que más han opinado al respecto terminan siendo las cabezas de las emisoras y no los músicos. Algunos porque se han visto involucrados en una práctica que paulatinamente se ha ido normalizando al punto de tomar estos pagos, bien sea monetarios o en objetos, como una inversión para propulsar su carrera y otros porque desde su independencia siempre se han mantenido al margen.

Hay quienes la niegan y quienes la defienden, hay quienes la critican y quienes aseguran que todo lo que se escucha es un rumor. Hay quienes, conscientes de todo lo que significa denunciar sin tener las pruebas necesarias, prefieren callar y otros que simplemente se mamaron de las trabas y la corrupción de la industria. Encontrar a gente que se animara a contar su experiencia no fue fácil, pero somos conscientes que, al igual que ellos, hay más voces allá afuera que están dispuestas a enfrentarse a la industria. Estos no son casos apartados de gente a la que le piden lavadoras, viajes y millonadas por sonar unos cuantos meses en la radio. Son casos comunes y situaciones que muchos creen necesarias para poder gozar de las mieles de su música.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.