TOMÁS GREGORIO HINOJOSA MENDOZA. COMPOSITOR, ACORDEONERO Y AGRICULTOR

Mi Crónica Sabatina

Por José Jaime Daza Hinojosa


Valledupar 20 de Marzo del 2021.


Hoy homenaje a un Juntero: Trabajador, Compositor, Acordeonero, Gallero, Agricultor, Ganadero y muy Aguerrido!
TOMÁS GREGORIO HINOJOSA MENDOZA.


Nació en La Junta La Guajira el 14 de febrero de 1902 y falleció (asesinado) el 25 de enero de 1961.
Sus Padres fueron: Juan Mendoza López oriundo de La Sierrita La Guajira y Juanita Hinojosa Peralta de La Junta La Guajira.

Aprendió a tocar acordeón, cantar y componer desde la edad de 12 años, fue el creador de las obras : “ De La Junta Pa La Peña “, el merengue “ Amor querido “, o “ La bota Negra “ paseo en tonalidad menor, de las primeras muestras en la música Vallenata “ Álvaro Gómez “ uno de los primeros cantos políticos en nuestra música que le fue’ cambiada la letra por Nicolás Elías Mendoza en 1955 y grabada en la década de los 60 como “ Alma Enamorada “, el merengue “la mala maña “ cuyo verso dice : “ Yo tengo una mala maña, que a mí mismo me da pena / que me acuesto en mi cama / y amanezco en cama ajena “.


Tuvo 23 hijos, todos se criaron en su hacienda “Milán “. A finales de 20 llevó junto a su compañero Francisco Bolaños Mazall y Eusebio Ayala Luran el acordeón a la zona bananera. De allí se radicó en Becerril donde se convirtió en un verdadero mecenas que ayudó a muchos músicos entre Ellos a Alejandro Duran, Germán Serna, Monche Brito, Nicolás Elías Mendoza entre otros. Allí le enseño a Colacho su música que luego fue grabada por este y las puso a su nombre.
Me cuentan mis queridísimos primos hermanos: Tomás Darío Gutiérrez Hinojosa y Félix Carrillo Hinojosa nietos de mi personaje invitado de hoy que su abuelo fue’ un verdadero héroe, salió de La Junta montado en un caballo, lo único que llevaba era un machete, luego de un tiempo se trasladó a la zona bananera, historia muy parecida a la de Joaquín Sierra, allí estos dos verracos Junteros se conocieron y se hicieron muy buenos amigos.

Quedo huérfano de Padre y Madre a la edad de 4 años, cuenta el historiador Gutiérrez Hinojosa que la madre de Tomás Gregorio estando la guerra de los mil (1000 )días en pleno apogeo, le informaron que su hermano Clemente Hinojosa quien era combatiente, estaba mal herido en un sector del sur de La Guajira, Ella como pudo se fue’ a buscarlo era una mujer recia de mucho temple, su viaje lo inició en la madrugada, con tan mala suerte que encontró el río César crecido, se encontraba en sus días, como decían antes a las mujeres que tenían la menstruación, esto no fue impedimento para atravesarlo, logró su objetivo, llegó al sitio de combate y rescató a su hermano, logró salvarlo, pero ella adquirió una infección y a los pocos días falleció.


Tomás Gregorio tuvo hermanos: todos quedaron huérfanos a temprana edad, en su orden son: Aniceto Hinojosa, Laura Julia Hinojosa, Luis Camilo Hinojosa (mi abuelo Materno) el último fue Tomás Gregorio, los únicos que eran hermanos de Padre y Madre eran Aniceto y Laura Julia.
A Tomás Gregorio lo crio un tío llamado: Israel Hinojosa, el Papá de las “ Ninas “Gutiérrez, una de Ellas madre de mis grandes amigos y primos: Alfredo, Libardo, Alberto, Geño y Avo López, que bonito investigar nuestras raíces, su abuelo Israel era tío de mi abuelo: Luis Camilo. El tío Israel fue quien se llevó a Tomas Gregorio para Becerril, Él era hermano de Padre y Madre de mi bisabuela: Juanita, Ellos eran Hinojosa Peralta.

En aquellos tiempos a los niños los criaban con excesiva severidad, casi como esclavos, una vez cuando apenas tenía entre 12 y 13 años, venía de madrugada de Atanquez llovía a cántaros y dos burros que traía cargados de Fique se ahogaron en un arroyo que estaba crecido, se los llevó la corriente se ahogaron los animales y se perdió la mercancía, ya se imaginarán Uds. el castigo, además debía pagar los burros y el fique. Tomás Gregorio toma la decisión de irse de La Junta, en pelo ( sin silla) montado en un caballo solo con un machete, vivió varios meses en fincas de otros familiares y luego buscó trabajo en la zona bananera, esta era la empresa más próspera que existía en aquella época, allí se conoció con Joaquín Sierra, se hicieron excelentes amigos, más tarde compartirían gallos finos, Tomás Gregorio sacaba y criaba pollos finos de excelente calidad, Joaquín siempre llegaba a sus fincas en busca de esos extraordinarios ejemplares que tenían mucha fama en la región por su pico y espuela efectivos para matar a su contenedor.

En una ocasión llegó Joaquín Sierra a la Hacienda Milán en busca de unos buenos pollos y dentro de los animales que llevaba, Tomás Gregorio le dice a Sixto papá de Tomás Darío Gutiérrez Hinojosa, ve escógele el mejor pollo, Sixto le dice don Joaquín llévese este que estoy seguro va a ser un gran gallo, lo bautizaron el Dr. Zuluaga, se convirtió en el gallo más criminal y famoso que pudo tener Joaquín Sierra. Joaquín viajaba en su avioneta a pelear gallos a diferentes ciudades de Colombia como : Medellín, Bucaramanga, Bogotá, Cali, Tuluá, Barranquilla, algunas veces lo acompañaba mi queridísimo primo Manuel Bolívar Daza y contó El que en una oportunidad un señor de apellido Matera de Barranquilla tenía un gallo buenísimo y nadie se decidía a pelear con El pues temían al gallo y la apuesta era muy alta, pues Joaquín llegó con su gallo el “Dr. Zuluaga y le dijo va la pelea, el sr Matera pensó que no tenía don Joaquín suficiente dinero y la respuesta de este fue que doblaba lo apostado, listo va doble dijo Matera, más demoraron en soltar los gallos cuando el Dr. Zuluaga de dos certeras patadas acabó con el temible gallo del sr Matera. Joaquín gritaba con orgullo! Este es el Dr. Zuluaga el mejor gallo del Mundo, me lo regaló mi gran amigo: Tomás Gregorio Hinojosa.

En la zona bananera compró un acordeón, a Él le gustaba ese arte de tocarlo, de componer y también de cantar, ya en aquella época existían acordeoneros en La Junta, uno de Ellos era primo de Tomás Gregorio su nombre era : Chico Sarmiento era un excelente acordeonero. Cuando Tomas Gregorio regresó de la Zona cuentan que se oía un acordeón que sonaba y sonaba muy bonito, venía por la sabana y no era otro que el gran: Tomás Gregorio, lo venía tocando y también cantaba, así lo vivió y lo narró un sr muy apreciado en Becerril, el Juntero: Monche Bolaños. Venía en un caballo y entre otras melodías que cantaba estaba esta inolvidable: “ De La Junta pa la Peña yo voy cantando mi Lira / como tengo quien me quiera / paso mi vida tranquila “; esta hermosísima canción era con toda la certeza del mundo de la autoría de Tomás Gregorio Hinojosa Mendoza, aunque después aparezca como de Colacho el verdadero autor era mi personaje invitado de hoy, eso lo testimoniaban la gente mayor de La Junta que parrandearon con El, por ejemplo: Julio Perea, una persona muy respetable en el pueblo, lo comentaba y lo juraba, la canción de La Junta pa La Peña la compuso : Tomás Gregorio Hinojosa, cabe resaltar que Colacho y Tomás Gregorio eran parientes.

De ese tronco musical se desprendió Fredy Molina Daza, su sobrino, Octavio Daza Daza, hijo de su primo hermano Chame, Diomedes Díaz Maestre, hijo de su prima Elvira Maestre Hinojosa, su primo Luis Egurrola Hinojosa, hijo de su sobrina María Teresa Hinojosa, de sus nietos Tomás Darío Gutiérrez y Félix Carrillo Hinojosa, hijos de sus hijas Micaela y Juanita Hinojosa. Además, los compositores Chiche Maestre y Edilberto Daza, tienen el ramo Hinojosa, otro de sus nietos: Juan Ariel Hinojosa hijo de Hugo Hinojosa también es un gran compositor y ha ganado varías veces el festival nacional de Compositores de San Juan del César, se refleja a leguas que sus descendientes heredaron la vena poética y de la composición que tenía Tomás Gregorio.

Es importante resaltar que la mamá del gran compositor Freddy Molina Daza el autor de las lindas obras “ amor sensible” “los novios” y “ los tiempos de la cometa”, era hija de Laura Julia Hinojosa, hermana de mi personaje central de hoy : Tomás Gregorio Hinojosa; también es bueno que sepan mis asiduos lectores que Israel Hinojosa el tío que crió a Tomás Gregorio era hermano de : Rafael Hinojosa, esposo de Amelia Benjumea oriunda del Totumo La Guajira y de cuya unión nació Eufemia “Pema” Hinojosa, mamá de Elvira Maestre Hinojosa madre del gran “Cacique de La Junta”, en pocas palabras Tomás Gregorio y nosotros los Hinojosa llevamos en nuestra sangre a Freddy Molina y al inmortal Diomedes Díaz.

Cuando Muchacho Tomás Gregorio trabajó en La Junta de Jornalero, pero nunca dejó esas cualidades de ser una persona con mucha chispa y visionario, luego que se fue para la zona, vino con otras expectativas, ya no quería ser un simple obrero, trajo visión de empresario, en 1928 se fue para Becerril con la certeza de trabajar duro para hacerse rico, para esto debía implementar nuevas estrategias y ya las tenía en mente. Tomó la decisión de no tomarse más un solo trago y tampoco volver a tocar acordeón: “Yo voy es a hacer plata “decía tácitamente, con mucha seguridad.
A su esposa la había dejado en La Junta, se las recomendó a varios amigos y familiares entre Ellos a Monche Bolaños, para que le colaboran con la manutención, a los dos años regresa a La Junta a buscar a su Familia, eso implicaba un viaje complicado y difícil duraba siete (7) días la travesía en caballo, mula o burro; a los niños los transportaban en unos cajones parecidos a los que se usaban para transportar queso, calculen Uds. un trayecto de esos; caminos hostiles y un recorrido que representaba 7 u 8 días de La Junta a Becerril, tocaba enfrentarse a tormentas y a toda clase de calamidades. Más tarde también se fue su hermano: Luis Camilo Hinojosa (mi abuelo materno) pero no se ubicó en Becerril sino el La Jagua de Ibirico, ya comprenden por qué mi mamá nació en La Jagua?

Tomás Gregorio se estableció en una sábana, la “ Sabana de Totumal “ le decían, junto a su esposa iniciaron un proyecto que él sabía muy bien que daba mucho más dinero que el ganado vacuno, “ la cría de cerdos “, sembraba grandes extensiones de tierra de yuca y ahuyama para alimentarlos, su esposa pelaba y cocinaba abundante yuca lo mismo hacían con la ahuyama, estos cerdos no se sacrificaban para vender la carne, ni consumirla no señor, los engordaban hasta decir no más, de ellos extraían la manteca ( aceite) la depositaban en unos barriles especiales, los cuales cerraban con estaño, de allí en mulas y caballos los llevaban a Tamalameque, donde había un puerto. Los calderos donde sacaban el aceite llegaban a medir hasta 2 más de diámetro. Los cerdos era privilegiados, uno de los Menú para cualquier día de la semana, eran peces de varias clases pero principalmente bocachicos los había en abundancia en el río “Maraca” solo había que tirar una atarraya y salía peces en grandes cantidades. Ósea que el negocio de los cerdos salía supremamente económico, la yuca y la ahuyama se sembraban en la finca y los pescados regalados, los soltaban por ratos y comían además diferentes clases de frutas como guácimo, laurel, caracolíes, algarrobos, algarrobillas etc. Salían expediciones de hasta 15 y 20 mulas cargadas de aceite para Tamalameque, allí había un pequeño Puerto, los barcos a vapor lo llevaban hacia Honda Tolima y de ahí a Bogotá, ese aceite era muy solicitado; este negocio generaba muy buenos dividendos, con ese dinero Tomás Gregorio compraba ganado y alambre de púas, allí comenzó un ascenso imparable convirtiéndose en una de las personas más ricas de Becerril. Ya Él tenía sus vaquitas pues lo primero que hizo cuando llegó a Becerril fue trabajarle a los Lacouture que ya estaban establecidos allí, Ellos aprovisionaban a sus trabajadores de un buen caballo, muy buenos aperos y lazos e iniciaban la misión de capturar vacunos, junto a mi primo Sixto Papá de Tomás Darío recogían en los montes llenos de espinas y de maleza de todo tipo, vacunos al tercio, por cada tres vacas o novillos que lograban enlazar y amansar se ganaba uno (1), de esta manera adquirió su primer hato ganadero, este era un trabajo para machos arduo y pesado, pero el gran Tomás Gregorio jamás se le arrugó al trabajo.

Aquí recordamos una bonita anécdota, en una ocasión su cuñado llamado Tobías Orozco fue a visitarlo y al ver unos rollos extraños en la finca le preguntó, ve Tomás y eso que es? Eso se llama alambre de púas, ¿y qué vas a hacer con eso? eso es para cercar tierras, ¿y tú para que vas a cercar tierras? le recalcó el cuñado, en aquella época no se acostumbraba cercar, le replica Tomás Gregorio. Oiga Tobías haga Ud. lo mismo si no se quiere quedar sin tierras, dentro de poco Ud. va a ir a Riohacha por un callejón, miren lo visionario de este gran personaje, así sucedió, Tobías salió diciendo a sus familiares y amigos que Tomás Gregorio estaba loco, que como se le ocurría decir que en poco tiempo se iba a ir a Riohacha por un callejón, ve amárrenlo y tal cual ahí tenemos el callejón actualmente.

Mi personaje invitado de hoy fue un verdadero precursor, el primero en llevar un tractor a Becerril, trazó una acequia que para construirla trajo un Topógrafo de España, un experto de apellido Gil.
El día que lo asesinaron se encontraba muy feliz y orgulloso de su acequia que venía de su finca “bella luz” hacia su
Finca “Milán “ organizó un riego perfecto que nadie lo había hecho en aquellos tiempos, se encontraba dichoso disfrutando aquella hermosa y productiva obra, podría sembrar arroz sin restricciones con ese majestuoso y milimétrico trabajo, el agua no tenía de estar corriendo siquiera 15 días y Tomás Gregorio con apenas 50 y más años, era cuando iba a multiplicar su fortuna. La muerte de la viuda Alicia una mujer muy acaudalada de Barranquilla dueña de la Hacienda Socomba se presume que fue la causa de su muerte eran muy buenos amigos, murió en la plenitud de su vida se encontraba en su mejor momento.

Tomás Gregorio tuvo 23 hijos, sin mencionar dos varones que murieron de 4 y 5 años: Tomás Camilo y Rafael Napoleón eran sus nombres, cuando llegaron de La Junta no se adaptaron a la humedad y a los insectos y plagas que encontraron en Becerril más exactamente en las haciendas de su padre, las niñas si se adaptaron.
Como dijera Poncho Zuleta Tomás Gregorio tuvo 23 hijos con la misma pero con diferentes mujeres.
Uno de sus hijos ampliamente conocido en toda la región fue el Padre Beltrán Hinojosa, sacerdote muy apreciado en toda la comarca. Les estaba dando educación a todos sus hijos varones, en esa época no se acostumbraba educar a las mujeres, muchos lograron culminar sus carreras universitarias. El primo Hugo Hinojosa padre de mi queridísimo primo y compañero de estudios secundarios: Juan Ariel Hinojosa estaba en esa época en Bogotá en la Escuela Militar de Cadetes, otros estudiaban en Bucaramanga, Medellín, Barranquilla, etc. Si no le hubieran quitado la vida con certeza todos sus hijos fueran profesionales no les quede dudas, pues al gran Tomás Gregorio le fascinaba el progreso y que sus descendientes echaran Pa lante.

En sus fincas siempre tenía 4 y 5 hectáreas de frutales de mangos, de naranjas etc., en Bella luz y Milán habían muchas frutas y debajo de estos preciosos y frondosos árboles habían más de 200 guacales para sus gallos finos, Él era feliz enrazando y sacando pollos de una excelsa calidad, últimamente no iba a las galleras para evitar el consumo de alcohol, los criaba para regalárselos a sus amigos, llegaba Juancho Daza y Víctor Julio Hinojosa de Patillal, Mingo Navas de San Juan, Luis Manuel Hinojosa de La Junta, Enriquito Orozco de Villanueva, todos salían complacidos por los buenos ejemplares que les regalaba Tomás Gregorio.
Fue buen amigo de Parranda de Rafael Escalona, lo mencionó en una de sus canciones, y también parrandeo con Luis Felipe Duran hermano de Alejo quien le trabajó de corralero, Germán Serna, también le trabajó en sus fincas y en ocasiones parrandeaban, Chico Bolaños, amenizaba también sus jolgorios, lo buscó de compadre, le bautizó a Juanita la mamá del primo: Félix Carrillo Hinojosa, la única persona que conservó una foto de Chico Bolaño fue su ahijada: Juanita Hinojosa.

El viejo Emiliano, Luis Enrique Martínez, Pacho Rada amenizaron sus parrandas, estas durabas varias semanas.
Cuando Tomás Gregorio llegó a Becerril a trabajar se le presentó un problema que nunca imaginó, descubrieron que era godo o conservador y en esa época para los liberales los conservadores eran considerados sus enemigos, hacían mítines y en grupos de hasta 200 personas se organizaban para asesinarlo, gracias a Dios y a algunos que analizaron que el hombre estaba era trabajando que no se metía con nadie, al contrario generaba empleo, poco a poco fue arreglando el problema y se le ocurrió una genial idea, cada vez que bautizaba un hijo le colocaba de padrino a un liberal de esos revoltosos, así de esta forma se los echó al bolsillo y se ganó la amistad de todos esos líderes liberales.

Que gran Historia Macondiana la de mi tío Abuelo: Tomás Gregorio Hinojosa Mendoza, con esta apasionante Crónica se puede hacer un libro, una novela, o una película, mis agradecimientos a Tomás Darío Gutiérrez Hinojosa, Félix Carrillo Hinojosa y Alexandra Hinojosa Vélez, los primeros nietos y la última nieta de mi personaje de hoy, Ellos me ayudaron a recopilar material para la realización de esta histórica Crónica. Me identifico con este homenajeado: imparable emprendedor, visionario, que gran ejemplo nos dejó, luchando se forjan los hombres, lástima que le cortaron sus alas, sino hubiera llegado muy lejos, aunque cuando murió ya tenía varias fincas y más de 2.000 cabezas de ganado.

¡Qué gran Historia la de Tomás Gregorio su legado perdurará eternamente!
¡Paz en su Tumba!


Escribió: José Jaime Daza Hinojosa
“ El Juntero Futurista “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .