Ludwig van Beethoven – BIOGRAFÍA

(Bonn, actualmente Alemania, 1770 – Viena, 1827) Compositor alemán. Nacido en el seno de una familia de origen flamenco, su padre, ante las evidentes cualidades para la música que demostraba el pequeño Ludwig, intentó hacer de él un segundo Mozart, aunque con escaso éxito.

La verdadera vocación musical de Beethoven no comenzó en realidad hasta 1779, cuando entró en contacto con el organista Christian Gottlob Neefe, quien se convirtió en su maestro. Él fue, por ejemplo, quien le introdujo en el estudio de Johann Sebastian Bach, músico al que Beethoven siempre profesaría una profunda devoción.

Miembro de la orquesta de la corte de Bonn desde 1783, en 1787 Ludwig van Beethoven realizó un primer viaje a Viena con el propósito de recibir clases de Mozart. Sin embargo, la enfermedad y el posterior deceso de su madre le obligaron a regresar a su ciudad natal pocas semanas después de su llegada.

En 1792 Beethoven viajó de nuevo a la capital austriaca para trabajar con Haydn y Antonio Salieri, y se dio a conocer como compositor y pianista en un concierto que tuvo lugar en 1795 con gran éxito. Su carrera como intérprete quedó bruscamente interrumpida a consecuencia de la sordera que comenzó a afectarle a partir de 1796 y que desde 1815 le privó por completo de la facultad auditiva.

Los últimos años de la vida de Beethoven estuvieron marcados también por la soledad y una progresiva introspección, pese a lo cual prosiguió su labor compositiva, e incluso fue la época en que creó sus obras más impresionantes y avanzadas.

Obras de Ludwig van Beethoven

La tradición divide la carrera de Beethoven en tres grandes períodos creativos o estilos, y si bien el uso los ha convertido en tópicos, no por ello resultan menos útiles a la hora de encuadrar su legado.
La primera época abarca las composiciones escritas hasta 1800, caracterizadas por seguir de cerca el modelo establecido por Mozart y Joseph Haydn y el clasicismo en general, sin excesivas innovaciones o rasgos personales. A este período pertenecen obras como el célebre Septimino o sus dos primeros conciertos para piano.
Una segunda manera o estilo abarca desde 1801 hasta 1814, período este que puede considerarse de madurez, con obras plenamente originales en las que Ludwig van Beethoven hace gala de un dominio absoluto de la forma y la expresión (la ópera Fidelio, sus ocho primeras sinfonías, sus tres últimos conciertos para piano, el Concierto para violín).

La tercera etapa comprende hasta la muerte del músico y está dominada por sus obras más innovadoras y personales, incomprendidas en su tiempo por la novedad de su lenguaje armónico y su forma poco convencional; la Sinfonía n.º 9, la Missa solemnis y los últimos cuartetos de cuerda y sonatas para piano representan la culminación de este período y del estilo de Ludwig van Beethoven.

Las obras de Beethoven anticiparon muchos de los rasgos que habían de caracterizar la posterior música romántica e, incluso, la del siglo XX. Su producción, en efecto, se sitúa entre el clasicismo de Mozart y Haydn y el romanticismo de un Schumann o un Brahms. No cabe duda que, como compositor, señala un antes y un después en la historia de la música y refleja, quizá como ningún otro artista (a excepción del pintor español Francisco de Goya, contemporáneo suyo), no sólo el cambio entre el gusto clásico y el romántico, entre el formalismo del primero y el subjetivismo del segundo, sino también entre el Antiguo Régimen y la nueva situación social y política surgida de la Revolución Francesa.

Efectivamente, en 1789 caía La Bastilla y con ella toda una concepción del mundo que incluía el papel del artista en su sociedad. Siguiendo los pasos de su admirado Mozart, Ludwig van Beethoven fue el primer músico que consiguió independizarse y vivir de los encargos que se le realizaban, sin estar al servicio de un príncipe o un aristócrata, si bien, a diferencia del salzburgués, él consiguió triunfar y ganarse el respeto y el reconocimiento de sus contemporáneos.

Obras de Ludwig van Beethoven

FÉLIX RAFAEL CARRILLO HINOJOSA – Biogrfía

Félix Rafael Carrillo Hinojosa.Nació el 3 de Mayo de 1959 en el hogar de Juanita Mercedes Hinojosa Rubio y Rafael Antonio Carrillo Brito.

Muchos lugares, hacen parte de su nacimiento, infancia y juventud, entre los que se cuentan Barrancas y Pozohondo – La Guajira -, las fincas “ Milán” y “ Casita Blanca” de su abuelo Tomás Gregorio Hinojosa Mendoza cercanas a Becerril, la Serranía del Perijá, juridicción de Codazzi y Valledupar, en el Cesar.
Sus primeras letras se la enseñó su señora madre, que fueron ampliadas con la escuela que ella impulsó en las serranías del Perijá. De allí bajó al pueblo de Codazzi, donde terminó la primaria en el Colegio Agustín Codazzi del profesor Enaldo Contreras Zuleta. Realizó primero de bachillerato en el Colegio Nacional Agustín Codazzi. En 1973 se trasladan a Valledupar, donde estudió segundo y tercero de bachillerato en el Colegio Gimnasio del Cesar del profesor Mario Cotes. Terminó el bachillerato en el Colegio Nacional Loperena, siendo rector Antonio Serrano Zúñiga.
Al llegar a finales de la década del 70 a Bogotá, decidió estudiar Periodismo en Inpahu y Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Central.
Su afición por escribir se percibe a partir de 1974, cuando escribió el cuento “Un pedazo de Acordeón” en homenaje al acordeonero Francisco Moscote Guerra. En ese año creó, la sigla FERCAHINO, con la que firmó más de 210 glosas de la música vallenata.
Al llegar desde Bogotá, una delegación de discos CBS encabezada por Gabriel Muñoz, Santander Díaz y Alberto Suárez López, para el Festival de la Leyenda Vallenata en 1977. Aprovechó la presencia de ellos y le habló a Gabriel Muñoz de sus intenciones de escribir sobre los artistas de la música vallenata, quien de inmediato se interesó por sus escritos y le hizo publicar una nota sobre Diomedes Díaz y Alberto López, a manera de Boletín de Prensa. Desde esa fecha hasta la presente, su nombre tiene un pleno reconocimiento en este género musical. De la mano del recordado e inolvidable Guillermo Cano Isaza, hizo durante una década, a partir de los años 80, toda una labor periodística en El ESPECTADOR, que benefició a la Música Vallenata y ratificó su aporte a esta cultura folclórica. Seguido a esta actividad, se vincula a la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia –SAYCO-, donde fue Jefe de Prensa, delegado de los Autores y Compositores en más de 22 asambleas y directivo de la misma. Su actividad gremial fue decisiva, para que los creadores de la Música Vallenata, se vincularan a SAYCO y ACINPRO.
Con el apoyo de Enrique Santos Calderón, periodista amigo de la causa vallenata y alto directivo del TIEMPO, le brindó la oportunidad de escribir por más de 15 años, al tiempo que lo hacia en la Revista ELENCO y la Revista SEÑORAS Y SEÑORES de la programadora JORGE BARÓN TELEVISIÓN. , donde hacia las secciones “NOTA MUSICAL” y “COMPOSITORES COLOMBIANOS”.
En la década del 90 se vincula a EL NUEVO SIGLO, donde continua con la labor de defensa de la actividad de los autores y compositores colombianos, al tiempo que colaboraba en la revista VIERNES CULTURAL el medio de divulgación de SAYCO, la del Festival de la Leyenda Vallenata.
En la actualidad continua su labor y colabora con varios medios, entre ellos: Laboratorio Cultural, un periódico virtual de gran trascendencia, desarrolla el Blog “El Vallenato y sus Personajes”, escribe para los Medios El Heraldo, Vanguardia Valledupar, El Pilón, las revistas del Festival de la Leyenda Vallenata, El País Vallenato, PORTAL VALLENATO.NET, entre otros.
Durante dos años fue director de los programas “Colombia y su Música” y “El Vallenato y sus Personajes” en Todelar. Comentarista de Radio Uno – RCN-, Olímpica Stéreo, la Radiodifusora Nacional de Colombia, Señal Colombia y Telecaribe.
Diseñador y realizador de carátulas y textos, para las más importantes casas disqueras del país, entre ellas: CBS, SONY MUSIC, CODISCOS, FUENTES, MTM, PHILIPS y CAÑAGUATE MUSIC ENTERTAINMENT.
Jurado del Festival de la Leyenda Vallenata, en los años 1978,1979, 1980,1981, 2005, 2008, 2009 y 2010 de las categorías Profesional, Aficionado, Juvenil, Infantil, Píqueria y Canción Inédita. De igual manera, en eventos como El Festival Cuna de Acordeones- Villanueva-, Festival Nacional de Compositores-San Juan del Cesar -,Festival Bolivarense del Acordeón – Arjona-, Festival Sabanero del Acordeón- Sincelejo-, Festival del Magdalena Medio – Barrancabermeja-, Festival de la Flor Vallenata- Madrid-,Festival Vallenato- Nobsa-, Bogotá Vallenata-Bogotá D.C.-,Festival del Retorno- Fonseca-.
Conferencista sobre el tema Vallenato, en la Universidad Nacional de Colombia, Banco de la República, Universidad Central, Escuela Superior Inpahu, Universidad Cooperativa de Colombia, Foro del Festival de la Leyenda Vallenata.

Concursante y Finalista como Compositor, en el Festival de la Leyenda Vallenata, en los años 1978, 1979, 1980 y 1981 con las canciones “Adios Infancia”, “ Recuerdos Infantiles”, “Mí Terruño”( Cantares de mi Terruño) y “Yo Soy”-(Vivencias) y “Campesina de mi Pueblo”-, tercer puesto-, respectivamente. Ganador en 1999 del Festival de la Leyenda Vallenata con el Son “Mi Pobre Acordeón”, acompañado por el Acordeonero Alberto Jamaica. Sus obras han sido grabadas por artistas reconocidos como Diomedes Díaz, Alberto Zabaleta, Alfonso Zuleta, Jorge Oñate, Alfredo Gutiérrez, Carlos Narváez, Gregorio Oviedo y Dagoberto Osorio, El Doble Poder, El Furor Guajiro, Pablo Atuesta, Rodolfo Badel, Inaín Castañeda, Los Pechichones, Jairo Serrano y Felipe Paternina, Romualdo Brito y Jorge Rojas, Hermanos Zuleta Díaz, Iván Ovalle y Jorge Rojas, Miguel Cabrera y Juan Mario de la Espriella.
“Iguaraya Editores” publicará sus obras “VOCES VALLENATAS”, cuyo prólogo lo desarrolló el Escritor Manuel Zapata Olivella. Es un trabajo semiótico, sobre la labor que el Autor y Compositor Vallenato, ha producido en los diversos tiempos que ha vivido ésta música, de tanto reconocimiento en Colombia y países hermanos y “UN GRAMMY A LO VALLENATO, que recoge todo el proceso vivido por el periodista y compositor para lograr que ésta música, obtuviera una categoría dentro de los Premios Grammy Latino. Editor y gestor cultural para la traducción de la obra cumbre “CIEN AÑOS DE SOLEDAD” del laureado escritor y premio nobel GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ a la lengua materna Wayuu.
Tiene las siguientes obras inéditas : “El Vallenato : Un Correo Musical”, “El Cesar y Sus Compositores”, “Musas Vallenatas”, “Escalona el Cervantes del Vallenato” ,“La Guajira y sus Compositores”, “Compositores Colombianos”, ”Freddy Molina Daza un Nadaísta Vallenato”, “El Cuento de un Soñador” –Cuentos-, “Recuerdos Infantiles”- Poemario-, “Los Zuleta: una Dinastía Vallenata”, “Diomedes Díaz Maestre: más Allá del Ídolo”, “Iconografía Vallenata”, “Jorge Oñate: vida y obra de un Cantor”.
Miembro de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia- SAYCO- y la Academia Latina de la Grabación – LARAS-, quien creó y organiza los Premios Grammy Latinos de la Música en Estados Unidos.
Creador del Premio “Colombianísimo” que será publicado en el Periódico EL ESPECTADOR en el primer semestre del /12, que traerá la sección EL VALLENATO Y SUS PERSONAJES, que a través de crónicas, reportajes, comentarios discográficos y listado de las canciones y grupos vallenatos más destacados, recreará el mundo musical de la gran provincia nuestra. De igual manera lanzará la Revista VALLENATEANDO en la primera quincena del mes de Enero/12.

Félix Rafael Carrillo Hinojosa

5 CANCIONES DE FELIX

A Mamá, Paseo, Hermanos Zuleta Díaz

Aquel Amor Merengue ,Otto Serge& Rafael Ricardo

Aquí nos quieren, Merengue, Carlos Narvaez

El Perfume de tus Besos, Pasaje, Inaín Castañeda

Mi Reina, Paseo, Poncho, Diomedes, Beto y Goyo

Jair Díaz – Biografía

Su nombre de pila es Jair Ivan Díaz Berrío, nace el 17 de Marzo del año 1987 en el corregimiento El Cañito, Municipio de Toluviejo, Departamento de Sucre en el hogar conformado por sus padres Edwin Díaz y Luz Marina Berrío.

Su amor por la música vallenata siempre ha estado inclinado por su padre Edwin Díaz, quien ha sido un compositor aficionado del folclor vallenato, junto también hacia la gran admiración y respeto por el Cacique de la junta, Diomedes Díaz siendo fiel seguidor a través de su historia musical y adoptando de esta manera un estilo parrandero, con gran derroche de alegría en cada presentación.

«Elegí este genero musical por mi papá quien fue un compositor aficionado y también por el personaje más popular de Colombia como lo fue ese artista que le cantó y le compuso al amor, a la mujer, a la madre, al padre, al ahijado y a las decepciones como lo fue Diomedes Díaz».

Los inicios de Jair Díaz en la musica vallenata nacen en el año 2015 cuando tuvo su primera presentación en una discoteca publica en Cartagena con una gran aceptación del público que estuvo presente, con esta presentación se da inicio a este maravilloso mundo que representaría un cambio radical para Jair buscando cada día el mejoramiento como artista.

En la actualidad son cuatro canciones las que suman sus trabajos musicales, entre ellas una del compositor David «El Davo» Pérez «Sabiendo la verdad»y tres de la autoría de Jair Díaz «La indecisa», «Suerte contigo» y «Del cielo a la tierra», con respecto a su fase como compositor refiere lo siguiente:

«Mi primera canción como cantautor fue «La Indecisa», con esta canción comencé a darme a conocer, lanzado a finales del 2017″

En el 2018 graba otro sencillo titulado «Suerte contigo» también de su autoría, tomando más fuerza en el ámbito musical y dándole un estilo moderno y parrandero para nuestro folclor».

Para todo artista sus inicios siempre son difíciles pero cuando hay vocación y amor por el folclor se lucha por lo que se ama y el vallenato para Jair ha representado parte importante, ya que no solo se ha dedicado a cantarlo sino también a inspirarse en letras que manifiestan su sentimiento desde lo más profundo de su corazón.

En esta maravillosa travesía musical, Jair manifiesta que su experiencia en el mundo de la música ha sido gratificante, ya que ha conseguido muchos amigos y seguidores que día a día lo apoyan como artista y como persona recibiendo siempre muestras de animo en cada momento de alegría o tristeza, reconociendo también que es un camino difícil de andar por la gran competencia y los grandes talentos que existen el país, pero ratifica algo muy importante, como lo es la constancia y el deseo de realizar sus sueños.

«Gracias a Dios en donde me presento siempre la gente que me ve, le gusta mi forma de cantar y de sentir lo que interpreto, por la proyección y amor que le transmito a cada estrofa que sale de mi garganta» manifiesta Jair Díaz.

Un gran talento y futuro nos demuestra Jair Díaz con su juventud en plenitud, con grandes sueños por cumplir y demostrando de esta manera que hay mucho camino por recorrer, rememorando parte del pasado Jair nos hace referencia a su participación en algunos festivales:

«He participado en dos festivales, el primero fue en el año 2005, siendo un adolescente aún con una canción de mi autoría, no tuvo mayor relevancia en la premiación pero di ese paso porque me atreví a concursar y como cantante hace dos años participé en el festival de Mahates, Bolivar con una canción de David «El Davo» Pérez la cual llegó a la semifinal pero no entró en los ganadores».

Cada compositor tiene su musa inspiradora que lo llena de sentimiento para escribir las canciones que le dicta ese sentir, para Jair: «Mi mayor inspiración en la composición se debe a ese sentimiento que debe rodear a diario a cada uno de nosotros, como lo es el amor, por lo tanto cuando me inspiro en mis composiciones siempre trato de que en mis letras lleven mensaje de paz, de amor y reconciliación que es lo que hace falta en nuestra sociedad».

Esa misma inspiración lo llevó a escribir recientemente una canción dedicada a su querida madre quien hace poco falleció dejando un gran vacío en su alma pero con todo el sentimiento de un hijo a su madre, presentándonos un nuevo sencillo romántico y sentimental que lleva por titulo «Del cielo a la tierra» con gran aceptación en los medios de comunicación y redes sociales, demostrando de esta manera que hay calidad en la materia de la composición e interpretación de nuestra música vallenata.

ORGANIZACIÓN MUSICAL JAIR DIAZ

Contacto para contrataciones: (57) 300 464 82 20

Canal de You Tube: Jair Díaz

Instagram: jairivandiazberrio

Facebook: Jair Díaz

NORBEY VIDAL – BIOGRAFIA

(ACORDEONISTA)

Nerly Norbey Vidal Vargas, nace el 3 de agosto de 1974 en Loríca, Departamento de Córdoba, Colombia, sus padres Fidel Antonio Vidal Pacheco y Ana Teresa Vargas Román, su infancia transcurre entre las notas de un acordeón ya que su herencia musical viene de su padre quién tocaba junto a su hermano el acordeón.  Norbey relata que el aprende a tocar el acordeón a escondidas de su papá ya que le daba temor que lo sorprendiera haciendo uso de su instrumento musical.

Su juventud transcurre en Cereté cuando junto a su hermano que tenía un grupo musical y Norbey tocaba la guacharaca así fueron sus inicios en la música en el año 1994. Buscando nuevas oportunidades se radica en Medellín donde se fue perfeccionando cada día más en este arte musical.

Grabó su primer CD al lado de Tommy López y a partir de allí fueron llegando a él varios cantantes requiriendo su servicio Como acordeonero para grabar canciones, entre los cantantes que le han acompañado se encuentran Mario Pérez, Luis Manuel García,  Gaby Luna,  Ely Osorio, entre otros destacados intérpretes.

En la actualidad Norbey forma pareja musical con Gaby Luna quienes acaban de lanzar un nuevo trabajo musical titulado ‘El huracán»  donde vienen  13 canciones de importantes compositores y en estos momentos se encuentran haciendo promoción en distintos medios para darlo a conocer.

Norbey además de ser acordeonista en Medellín también tiene su taller donde se dedica a la afinación y reparación de acordeones los interesados lo pueden contactar al 310 840 3084 para finalizar Norbey Vidal deja un mensaje a todos sus seguidores «Que Dios los bendiga  a todos los que han estado pendiente de nuestro trabajo y de todo lo que hacemos por el folclor»

Facebook Norbey Vidal 
Contacto 310 840 3084

Por BELINDA OLANO

Jorge Negrete – Biografía

jorge-negrete-1Jorge Alberto Negrete Moreno; Guanajuato, México, 30 de noviembre de 1911 – Los Ángeles, California, Estados Unidos, 5 de diciembre de 1953.Cantante y actor mexicano cuyo atractivo personal y voz inconfundible le elevaron a la categoría de mito de la música de su país. A ello contribuyeron sin duda sus apariciones cinematográficas y sus tumultuosas relaciones sentimentales con conocidas estrellas del momento. En un México que aún padecía las secuelas de los enfrentamientos civiles de la Revolución, el estilo patriótico de las canciones de Jorge Negrete, en las que se ensalzaban valores como la virilidad, el valor o la familia, cuajó en el seno de una sociedad necesitada de mitos sobre los que reconstruir una identidad nacional. Seguir leyendo «Jorge Negrete – Biografía»

Diomedes Díaz – Biografía

Diomedes  Díaz Maestre nació el 26 de mayo de 1957, en la cuna de su humilde familia, jamás pasó por la mente de Rafael María, su padre, que aquel pequeño se convertiría en el cantautor más representativo del folclor vallenato. Pero poco a poco el pequeño primogenito de los Díaz Maestre iría desarrollando ese interés y esa capacidad hacia la música sin pensar que aquello significaría su futuro.

Hijo de padres trabajadores, Diomedes siempre tuvo la intención de agradecerles el sacrificio que ellos conjugaban diariamente para sacar adelante aquel numeroso hogar. Por aquella razón, el pequeño muchacho colaboraba con las labores de sus padres en el campo y en el mismo hogar, naciendo en él la idea de salir adelante.

Hijo de La Junta, corregimiento de San Juan del Cesar, en el sur de la Guajira, Diomedes nació en las agrestes tierras de una finca llamada Carrizal, un domingo a las siete de la mañana. Y en aquel pequeño pueblo recuerdan sus amigos cercanos que por 1974, cada vez que se organizaba una parranda vallenata se «colaba Diomedes», quien no era invitado para evitar que «dañara la fiesta» con su estridente voz que le ganó el apelativo de «El Chivato», por cuenta de otro amigo entrañable, el guacharaquero llamado «Piyayo».

Diomedes era consciente de su limitación vocal y el único objetivo que perseguía con tales «apariciones», era promocionar las canciones que ya escribía y empezaban a gustar. Desde tiempo atrás a esa fecha, Diomedes era protegido por su tío Martín Maestre, otro grande del acordeón y la composición vallenata. Tal parece que entre 1974 y 1975, Martín se entregó de lleno a la tarea de «pulir» a Diomedes tanto en la composición como en el canto.

Y resultó tan buen alumno, que en breve Jorge Quiróz y Luciano Poveda le graban su primer tema: «La Negra»; razón por la cual se vincula a Radio Guatapurí en Valledupar como mensajero, pero con la real intención de impulsar la difusión de esa obra.

Pero lo mejor estaba por suceder. La amistad con Rafael Orózco a través de las competencias en las semanas culturales del Colegio Loperena de Valledupar, y luego los contactos que estableció con Emilio Oviedo dieron paso a su primer gran éxito musical: «Cariñito de Mi Vida», el cual además lo bautizó con el célebre seudónimo de «El Cacique de La Junta».

Después de tantos esfuerzos y sacrificios, con sus ahorros logra grabar un disco al lado de Nafér Durán, acordeonero hermano de Alejo Durán. Este trabajo se llamó Herencia Vallenata, donde se incluyó el tema «El Chanchullito» de autoría de Diomedes.

El primer intento pasó casi inadvertido pues en esos momentos el ambiente musical del género estaba plenamente dominado por Los Hermanos López, con Jorge Oñate, y Los Hermanos Zuleta. Sin embargo el tema de Diomedes Díaz logra proyección, comienza a sonar y su tema se incluye en las listas de las estaciones radiales.

Luego de grabar en compañía de Naffer, Diomedes graba lo que se consideró entonces como su primer destello musical exitoso: Tres Canciones. Esta vez junto a Elberto «El Debe» López, hermano de Miguel López, acordeonero en aquel entonces de Jorge Oñate.

El albúm representa una obra que habla de amores y serenatas, gracias a la ingeniosa mente compositora que empezó a surgir en Diomedes. Pero una vez más, El Cacique se ve sometido a los relativos cambios artísticos que la música vallenata trae consigo y la suerte le lleva a unirse con un joven Sanjuanero llamado Juan Humberto Rois. Junto a ésta promesa del folclor, Diomedes graba lo que hoy día es denominado por los conocedores como la mejor obra musical de Diomedes en toda su historia: La Locura .

Y aunque el éxito de dicha obra fue inmenso, nuevamente volvió la desilusión tras la separación de ambos artístas. Y llegó una época que marca historia en la cultura vallenata: Diomedes Díaz y el gran Nicolás «Colacho» Mendoza.

Los grandes clásicos del Cacique provienen de aquellos momentos junto a Colacho de quien aprendió la experiencia y adoptó la madurez artística que entonces necesitaba. Canciones como «Bonita», «Te quiero Mucho», «Te Necesito», «Tu Serenata», y «Fantasía» son recuerdos vigentes en el pueblo colombiano que vivió con ellas, y con muchas más, todo el sentimiento que Diomedes transmite en su canto. Diomedes y «Colacho» se separaron en 1984 para darle paso a un nuevo aire vallenato que igualmente representa otro hito musical en la carrera del Cacique: Gonzalo Arturo «El Cocha» Molina.

Esta vez, Diomedes y «El Cocha» lograron plamar tres albumes que arrojaron controversia pero finalmente aplausos. De ellos se recuerda «Se acabaron mis penas», «Sin medir distancias», «Sin ti», «Pasajeros de la Vida», «Si te vas te Olvido» y «Tu Cumpleaños». Y aunque la unión con «El Cocha» causó más desilusiones que satisfacciones, el destino le aguardaba a Diomedes y a todos sus seguidores con una memorable era de sentimientos.

En 1988 volvió La Locura. Diomedes y Juancho Rois se unen nuevamente tras diez años de haberse separado, y lo hicieron para consolidar la pareja vallenata más significativa de toda la historia del fólclor. Y por supuesto su primera grabación apeló a lo que la realidad sugería en aquel entonces llamándose Ganó el Folclor. Fueron seis años de sólo éxitos que originaron en el pueblo Guajiro, Vallenato, Costeño y Colombiano, la más grande oleada de cariños y admiraciones hacia tales artístas.

Pero la vida es extraña y muchas veces nos quita injustamente aquello que una vez nos brindó con humildad: en noviembre de 1994 muere en un accidente áereo Juancho Rois… terminó así la vida de un hombre para nacer la leyenda de todo un artísta. Lloró el pueblo de San Juan y lloró totalmente desconsolado Diomedes Díaz pues para él representaba su final, el final de su grandeza. En la memoria y en los corazones de quienes aman el vallenato quedó vivo Juancho.

Y Diomedes surgió lleno de fuerzas para recompensar a su querido compañero allá en el cielo con un homenaje como solo él sabe: Un Canto Celestial; Diomedes y el jovencito Iván Zuleta crean en 1995 el tributo a Juancho Rois y significó el siguiente paso de éste artista que día tras día se entrega por completo a su mundo de melodías, de acordeones y de millones de seguidores que lo aprecian hasta el final.

Los hechos fatídicos y amarillistas que sucumbieron durante 1997 y que han tenido al Cacique por fuera de las tarimas no son lo suficientemente enriquecedores para los objetivos del autor de éstas páginas. Por tanto, dichos acontecimientos no hacen parte de la información que éstas notas brindan. Canta Diomedes que aún tienes mucho por cantar!

Mientras actualizamos esta biografía publicada el 1 de enero de 2011, Portal Vallenato registra con gran pesar su fallecimiento el 22 de diciembre de 2013  en horas de la tarde en la ciudad de Valledupar, Cesar, Colombia, tres días despues de haber lanzado al mercado su ultimo trabajo discografico » La Vida del Artista» Gloria eterna a Diomedes Díaz Maestre «El Cacique de La Junta»