Hernando Marín – Biografía

Hernando Marín Lacouture. Nació en “El Tablazo” corregimiento del municipio de San Juan del Cesar (La Guajira), un domingo 1º de septiembre de 1946. Este compositor fue Declarado oficialmente por las autoridades municipales como hijo adoptivo de Villanueva (La Guajira), estuvo tan ligado a este pueblo y su Festival que mal haríamos en no brindarle un espacio en este rincón de hijos villanueveros, al fin y al cabo, nos regaló la canción vallenata que se ha constituido históricamente en nuestro himno folclórico: “Villanueva mía”; en ella plasmó el amor que le profesó a esta tierra que si bien no lo vio nacer lo acogió con un profundo cariño. En esa canción Marín le dice a un pueblo lo que muchos villanueveros sentimos y quizás por limitación en las palabras solo atinamos a reconocer que es un sentimiento indescriptible.Te doy un pedazo de tierra de la cordillera donde yo nací.
Te doy las canciones mas bellas de mi álbum de amores, todo es para ti.
Te brindo el collar de mis años y el pozo de dicha de mi corazón.
Y te dejare para mañana aunque tu no me des nada la creciente de mi amor.
Te doy un pedazo de parranda te doy una serenata con guitarra y acordeón.
 Yo solo te pido que no me eches al olvido Villanueva mía.
Yo solo te imploro que no me dejes tan solo por que moriría.
Déjame tropezar en las piedras de tus calles de poesía.
Déjame brindar por ti,
Déjame cantar tus cantos,
Déjame sentir tu llanto Villanueva mía.
Coro:Villanueva mía, Villanueva mía(bis). 
“Nando” Marín, como cariñosamente le llamaban no tuvo ancestros músicos, sin embargo, desde niño mostró habilidad para improvisar versos y cantar. El folclorista sanjuanero José Parodi (Joseíto) lo descubrió en el Tablazo y lo llevó a concursar en el Festival del Fique en La Junta (La Guajira) en el año de 1974, ganando el concurso de la canción inédita con el tema “Vallenato y Guajiro” que fue grabado por Beto Martínez. Desde allí se inicio una rutilante carrera que lo llevó al sitial de los más grande autores vallenatos de todos los tiempos.Hernando Marín, desde sus inicios musicales tuvo la osadía de imaginarse lo que sería su destino; dejar una historia de canciones vallenatas. Nando fue un compositor de gran talento, el cual fue su mayor virtud. En sus dos primeras obras, “Vallenato y Guajiro” y “Lo que Siento”, marco el orgullo por su tierra, la que lo vio nacer y crecer, así como también por la música vallenata que sentía que corría por sus venas; fue tanto el amor por esas dos regiones que solicitó que el día que muriera fueran dos entierros para el difunto, en la canción “Lo que siento” plasmó las siguientes palabras:Cuando muera quiero dejar una historia de canciones
y de versos un rosario
si algún día yo llego a ser sexagenariopido
a Dios que no se borre mi memoriaPá cantarle al infinito algunos versos bonitos
y llevarlos bien guardados
para después de enterrado
cantárselos a Jesucristo
Las metáforas de sus canciones lo llevaron a destacarse en varias facetas, al utilizar un lenguaje popular de fácil recepción, los cuales tuvieron diferentes matices sonde siempre sobresalió su inteligencia, transmitió el sentimiento lírico, costumbrista, protestante. Realizó un valioso aporte a la cultura de la región, fue considerado un maestro; se ganó el aprecio del magisterio, compuso el himno protesta de la Guajira y alertó sobre el interés sorpresivo de los extranjeros y los personajes de saca y corbata del interior del país cuando se conoció que el Departamento era un emporio carbonífero,La guajira es una dama reclinada
Mi guajra es una dama reclinada
Bañada por las aguas del caribe inmenso
Y lleva con orgullo en sus entrañas

Y lleva con orgullo en sus entrañas
Su riqueza guardada orgullo pa mi pueblo
Majestuosa encabezando el mapa
Cual pedestal representando a un reino

Majestuosa encabezando el mapa
Cual pedestal representando a un reino
Luciendo con soltura y elegancia
Una gigantezca manta y joyas de misterio (bis)

Esa es mi guajira engalanada que
Por años fue olvidada y hoy se yergue grande (bis)

Viene un heredero a reclamarla porque tiene plata
Porque ahora si vale
Mi guajira bella
Mi guajira grande

Pero esta obra maestra tiene un final tan impactante que como canción de protesta social guajira, rebasa la inteligencia promedio del compositor que le dedica tiempo a la tematica social.

Ahora que la dama tiene plata
Viene el galan a la casa y promete quererla (bis)

Claro tiene el gas que es una ganga
La sal de manaure y su carbon piedra

Pa los gringos… su carbon de piedra
Pa los yankees… su carbon de piedra
Pa los monos… su carbon de piedra
Para los japoneses… su carbon de piedra
Pa los sudafricanos… su carbon de piedra

Y pa nosotros
Que comamos Piedras !!!

(Que comamos Mierda !!!, parece decir la letra original de esta canción)
Podemos recoger lo antes dicho en las hermosas y expresivas obras musicales que dejo para gloria del vallenato: “la bola e’ candela”, “La Guareñita”, “la creciente” inmortalizada por el Binomio de Oro; “campesino parrandero”, que fue inmortalizada en la voz de Jorge Oñate; “los maestros” que se convirtió en el himno de los educadores por los Hermanos Zuleta Díaz; “Sanjuanerita”, “lluvia de verano”, “canta conmigo”, “el gavilán mayor”, “el invencible”, consagradas en la voz del cacique de la junta Diomedes Díaz; “el arbolito”, “la vecina de chavita”, “bebiendo yo”, “la primera piedra”, “mis muchachitas”, “el cantante del pueblo”, “la ley de embudo”, “el ángel del camino”, y tantas canciones que hicieron a Nando Marín en un compositor multifacético, que le dio gloria al folclor. La vida y pasajes de Hernando Marín, nos deben invitar a recordar aquella frase expresiva: “más vale llegar a ser que el haber nacido siendo”. Su hijo Deimer Marín le regaló al público un trabajo musical las canciones compuesta por su padre a la Guajira y sus municipios, homenaje póstumo que no merece otro calificativo que el de “obra de colección”.

 Cuatro días de haber cumplido 53 años, el domingo 5 de septiembre de 1999 en un accidente automovilístico en las carreteras del Departamento de Sucre, murió Hernando Marín, uno de los más grandes compositores del vallenato en todos los tiempos. Vivía en Valledupar, en donde fue sepultado en medio del dolor colectivo en compañía de mucha gente de toda la región.

Leandro Amiro Sierra Daza
Hernán Baquero Bracho
Gestores Villanueva mi@

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .