Reforma migratoria pasará prueba del Senado EE.UU.

eeuu-inmigracionWashington, 25 jun (PL) El plan para reformar leyes migratorias en Estados Unidos pasará la prueba en el Senado, anticipa hoy Lindsey Graham, un prominente negociador republicano del proyecto S.744, considerado un camino hacia la ciudadanía para 11 millones de indocumentados.

Tras la aprobación de una enmienda de los senadores John Hoeven, R-N.D. y Robert Corker, R-Tenn., que agregaría cerca de 20 mil guardias fronterizos y otras acciones para militarizar la frontera, el plan es casi seguro recibirá el respaldo de un buen número de republicanos, hasta ahora opuestos a unirse al voto aprobatorio este fin de semana.

Según el senador republicano John McCain, con la adopción de la enmienda y la aprobación del proyecto de reforma, Estados Unidos tendrá ahora la cerca más militarizada después del muro de Berlín.

Con la incorporación de las disposiciones de seguridad fronteriza audaces, el proyecto de ley de inmigración del Senado pasará con facilidad, señaló el senador Lindsey Graham, aunque nadie está optimista de sus posibilidades en la Cámara de Representantes controlada por los republicanos.

Tras intensas negociaciones en las últimas semanas para ganar la mayor cantidad de votos en el Senado, los que impulsan la iniciativa escrita por un panel bipartidista se aprestan a enviar un mensaje a la Cámara baja, en la que hasta ahora la reforma enfrenta mayores dificultades e incluso, los líderes de ese foro tratan de fragmentar el conjunto migratorio en leyes individuales.

Hasta ahora los republicanos en el Senado insistían en una mayor seguridad en la frontera sur para unirse al proyecto de ley de inmigración, mientras que los demócratas exigen un camino hacia la ciudadanía para los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en el país, como su demanda central.

Pero, la posición de los demócratas enfrenta el valladar de la Cámara, en la cual los legisladores condicionan asegurar la frontera para luego abordar el problema de la legalización de los 11 millones de indocumentados residentes en el país, lo que -según Graham- puede hacer fracasar la aprobación del plan.

El 70 por ciento de los estadounidenses, incluidos los republicanos, apoyan una vía ganada a la ciudadanía, declaró Graham al respecto.

Se espera que el voto final en el Senado se ejecute el jueves y luego se enviará el asunto a la Cámara de Representantes, en la que los conservadores republicanos, mayoría allí, se oponen a dar la ciudadanía a cualquiera que viva en el país sin permiso legal. Algunos analistas estiman que la reforma migratoria es posiblemente la mejor posibilidad del presidente Barack Obama de tener un importante logro en política interna durante su segundo mandato, tras los fracasos que tuvo su gobierno en los temas fiscal y de control de armas.

No obstante, muchos republicanos conservadores en la Cámara baja perciben la reforma migratoria como una amnistía para aquellos que violaron la ley.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.