Se alegra el alma, el himno del Festival Bolivarse de Acordeón

eugenio_bossioEl autor de esta sentida pieza del folclor del Caribe colombiano es el arjonero Eugenio Bossio Castro.

El Festival de acordeones más tradición de las sabanas de Bolívar, Córdoba y Sucre es el Festival Bolivarense de Acordeón con sede en Arjona (Bolívar).

Ese evento, que lleva ya realizadas 38 ediciones tiene su canción representativa: ‘Se alegra el alma’, de autoría de Eugenio Bossio, nacido el 13 de diciembre de 1956 en Arjona, en el hogar conformado por Luis Bossio y Eufemia Castro Martínez.

La canción participó en el Festival Bolivarense de Acordeón de 2004 en la categoría Canción Inédita. En la fase eliminatoria los jurados fueron el cantautor Adolfo Pacheco Anillo, el filósofo Numas Armando Gil y el escritor Fausto Pérez Villarreal. Los tres, genuinas autoridades en la materia, coincidieron en que ‘Se alegra el alma’ era la mejor de todas las canciones que estaban en competencia, y la clasificaron a la final con una alta calificación.

En la finalísima el jurado fue cambiado y, de manera inexplicable, la canción de Eugenio Bossio, con un profundo sentimiento y una alta calidad en la letra y composición estuvo fuera de las tres primeras. A la postre, el triunfo le correspondería al paseo ‘Parranda en el cielo’, de Lizardo Bustillo (qepd), pero ‘Se alegra el alma’ dejó una huella indeleble. Con esa canción sucedió algo similar a ‘Luna sanjuanera’, el paseo cumbre de Roberto Calderón que participó en el Festival de San Juan del Cesar (La Guajira) y no ganó, pero obtuvo su ingreso a la galería de las piezas más hermosas del folclor vallenato.

¿CÓMO NACIÓ ‘SE ALEGRA EL ALMA’?

La historia de ‘Se alegra el alma’ se remonta al año 2003. Nació en un momento difícil en la vida de Eugenio Bossio, a la sazón ingeniero electricista, quien durante un trabajo de altura tuvo una estrepitosa caída y sufrió múltiples fracturas en el cuerpo que lo dejaron prácticamente inmovilizado.

Hasta antes de esa aparatosa caída, Eugenio Bossio era un compositor con tradición en el Festival Bolivarense. Siempre tenía una gran figuración en los concursos de la Canción Inédita. Había participado en varios años seguidos. La última vez fue en 1980, con el paseo ‘Remembranza’, compuesto en homenaje al compositor Octavio Daza, quien había sido asesinado el 12 de enero de ese mismo año.

Eugenio Bossio se había marchado de Arjona a Cartagena para iniciar sus estudios de Ingeniería en la Universidad Tecnológica, y había culminado la carrera. Por dos décadas dejó de participar en el Festival. Una vez recuperado de la caída que lo dejó inactivo durante un año, regresó al Festival Bolivarense.

“Hoy evoca mi recuerdo aquel tiempo en que recorríamos los pueblos de Bolívar tocando con el conjunto que habíamos formado con Jaime Arrieta en el acordeón, Víctor Pájaro, en la voz líder, Alfredito en la caja, Bernardo Castro, en los coros y guacharaca, y yo, que tocaba los timbales.

Estas fueron unas de las acciones que me ayudaron a vivir una época feliz de mi juventud. ¡Qué tiempos aquellos!

También recuerdo  con alegría aquel 1976 cuando presenté mi primera canción Inédita en el concurso de ese primer Festival Bolivarense de Acordeón, y que titulé ‘Añorando mi niñez’, canción que le hiciera a mi madre Ufe, y a mi padre fallecido.

La canción fue interpretada en el acordeón por mi gran amigo Luis Manuel Arrieta Ligardo y cantada por Gustavo Rincón Castellón. Con el tema ocupé el sexto puesto entre unas 40 canciones que participaron, pero lo que más me da nostalgia es cuando recuerdo la canción que presenté en 1980, titulada ‘Remembranzas’, dedicada al finado compositor de la canción ‘Nido de Amor’, Octavio Daza Daza.

Fue mi último Festival de esos tiempos ya que tuve que irme a estudiar mi carrera profesional a Cartagena, y dejé abandonado mi pueblo y el Festival Bolivarense que empezaba a coger fama en toda la  región de la Costa.

Cómo pasa el tiempo de rápido: ya siendo un profesional en la Ingeniería Eléctrica, aquel 5 de febrero de 2004, allí en mi lecho de enfermo recuerdo muy bien, que cuando la tarde moría, escuché una voz que susurraba y haciendo un esfuerzo profundo distinguí que era una voz masculina que preguntaba…. ¿Que irá a ser de Eugenio?  ¿Será que volverá a ser el mismo ingeniero dinámico? ¿Será que podrá volver a trabajar con la misma intensidad y será que volverá a tener el mismo entusiasmo para acompañarme componiendo versos cuando toque mi guitarra en los festejos y cumpleaños que animamos en la empresa? Pero no hubo respuesta, solo un profundo silencio embargó el ambiente.
Quien había esbozado esas palabras era mi mejor amigo del momento, William Quiñones, quien estaba hablando con mi esposa María Elena. Ella sufría por aquel trágico accidente que yo había.

TRES NOCHES DE FECUNDIDAD

Primera noche. Tal vez por aquel comentario que escuché la tarde anterior y que había quedado en mi subconsciente, al día siguiente siendo las dos de la mañana desperté con  una emoción, emoción que no se me borraría de mi memoria por el resto de mis días, sentía una emoción por cantar. ¡Sí!, emoción por cantar y componer unos versos a esa linda tierra que un día me vio nacer, y expresarle con el fondo de hermosa melodía lo que sentía en ese momento, y la vez contribuir con un granito de arena retomando el Festival Bolivarense de Acordeón que había dejado abandonado aquel 1980.

Pero como dice la palabra todo sucede por algo, y no hay mal que por bien no venga, en ese momento de remembranzas, alegrías, penas, dolor y nostalgias, como mandada del cielo en menos de cinco minutos nació la primera estrofa de mi canción ‘Se Alegra el alma’.

Estoy emocionado por cantar por componerte unos versos linda tierra mía
escucha esta hermosa melodía que me permite expresar lo que ahora estoy sintiendo
Sé que otra vez ganó el folclor, de nuevo llega el Festival (bis).
A mi gente voy a encontrar pero aunque no pudiera tengo que venir
no puedo dejar de asistir porque a mi gente linda no puedo olvidar
y saber que con él se alegra el alma, se olvidan las penas del corazón
y saber que con él se alegra el alma y el sentimiento se vuelve canción.

Segunda noche. Bien lo recuerdo que sin poder casi levantarme de mi lecho de convalecencia y sin poder usar esa herramienta informática tan importante, haciendo un esfuerzo sobre humano energicé mi computador y plasmé esos versos que solamente estuvieron huérfanos de su primer  hermano 24 horas, ya que a la misma hora del día siguiente dos de la mañana desperté haciéndome una pregunta ¿Que es mi Festival Bolivarense del Acordeón?, y después de pensar y analizar el contexto del Festival Bolivarense llegué a la conclusión que era el epicentro donde concurrían los artistas del folklor de dos regiones, logrando interpretar seis aires musicales con diferente entonación pero con un solo sentir “el amor por el folklor” y en donde el artista podía expresar  su talento elogiando la belleza de la mujer y su entorno, y fue así como con la misma intensidad y con un lapso muy corto de tiempo nace en esta madrugada la segunda estrofa de mi canción.

Festival Bolivarensede Acordeón aquí concurren seis aires que arraigados están.
Eres epicentro del folclor que le permite al cantor su talento expresar
puya, paseo, merengue y son, son cuatro aires de la región (bis)
De la sabana en especial el ritmo de la cumbia y el porro estarán
que con cadencia musical la mujer de mi tierra siempre elogiarán
y saber que con él se alegra el alma, se olvidan las penas del corazón
y saber que con él se alegra el alma y el sentimiento se vuelve canción.

Tercera noche. Aunque alejado del pueblo en el bullicio de la gran ciudad, llegan a mi mente la hermosa y soberana mujer Arjonera con costumbres provincianas, y también evoca mi mente el recuerdo de aquellos parrandas que formaban en pleno festival, aquellos pilares que hoy no están, aquel ejemplo de la buena amistad y sinceridad llamado José Ignacio Simancas, acompañado de Oscar Castro (qepd) quienes invitaban a Octavio Daza y otros juglares de las regiones de la Guajira, Cesar, Atlántico, Magdalena, Córdoba, Sucre y los montes de María  para participar en el festival y hacer más alegre los encuentros parranderos en la finca la Verdolaga y en la Casa de José Ignacio en la calle de las flores  cerca a la casa de  Doña Eufemia mi querida madre. De esta vivencia es como nace  en minutos la tercera y cuarta estrofa en aquella tercera madrugada.

Gente de costumbres provincianas mujer bella y soberana de talla elegante
aunque  el pueblo alegre se engalana aún recuerda esos pilares que hoy no están presentes.
José Ignacio el Pulpo no está, oscar castro que en paz descanse (bis)
una oración vamos a rezar para que desde el cielo vean el festival
y una parranda musical ellos y Octavio Daza puedan realizar

Arjona pueblo alegre y bullanguero fiel reflejo del guerrero luchador constante.
El recibe al que viene de lejos da posada al forastero siempre va es pa` lante

de La Guajira y del Cesar, Atlántico y del Magdalena (bis)
de córdoba y sucre estarán haciendo por Arjona y este Festival
del interior también vendrán y el gran San Jacintero no puede faltar.

Y saber que con él se alegra el alma, se olvidan las penas del corazón
y saber que con él se alegra el alma y el sentimiento se vuelve canción.

Estoy muy agradecido con los integrantes de la Junta Directiva del festival en especial Willian Villadiego, German Garcia, Pedro Olmos Meza, Elias Chamorro, al seño Alcalde Dr. Orlando Cogollo, a los periodistas Orlando Ramos, Fausto Pérez Villarreal., Edinson Moncada por su apoyo incondicional.

Hoy me siento orgulloso y agradecido con mi Dios por haberme iluminado el entendimiento para poder hacer esta canción y regalársela a mi pueblo y al mundo entero, y la vez le ruego al todopoderoso que esta canción permanezca a través del tiempo galardonando la gente de mi tierra, y dándole un tema musical que identifique nuestro Festival Bolivarense del Acordeón”.//Por EL HERALDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .