Somos Capaces?

Eduardo Dangond Castro

Eduardo Dangond Castro

La actual campaña publicitaria encierra la filosofía pedagógica del perdón, el entendimiento y el cambio de actitud frente al que se considera el adversario, el enemigo o el opositor.
En una democracia se valora directamente el grado del disentimiento, la controversia, el análisis dialéctico y la oposición a las ideas y programas del gobernante.

Grandes cambios en el desarrollo de la humanidad, como avances tecnológicos y de otro lado, ingentes perjuicios se han logrado evitar con el libre ejercicio del pensamiento contradictor de los diferentes estamentos y fuerzas sociales. 

La guerra de Vietnam, la invasión de Irak y de Afganistán en las cuales el ejercito de Usa termino retirándose de estos países, principalmente por el convencimiento del pueblo opositor norteamericano que no se debería comprometer sus impuestos en unas Guerras que implicaran el gasto multimillonario del presupuesto gubernamental y el riesgo mortal para la juventud norteamericana.

El enfoque y tratamiento de los problemas que cada sociedad maneja se resuelven en diferentes vías entre las sociedades desarrolladas y las subdesarrolladas principalmente por la óptica en que visualizan la problemática por cada una de ellas.

La sociedad americana ha conservado incólume durante décadas la norma inmodificable que en tratándose de Terroristas la sociedad nada tiene que negociar.

Como desenlace de lo anterior, nunca alcanzaremos la justicia social, el equilibrio económico y la estabilidad de nuestra nación si nos apartamos del dogma de no entregar las instituciones a los violentos.

No sobra recalcar que realmente en una justicia pronta, veraz y proporcionada a los delitos cometidos reside el camino para obtener la paz en nuestra sociedad.

Resulta ser un imposible ético, moral y doloroso para una sociedad el espectáculo denigrante de visualizar a un personaje que en su prontuario acumula miles de delitos de la noche a la mañana convertido en líder parlamentario dictando leyes y cátedra de moralidad para el resto de la sociedad; incluyendo a sus propias víctimas en virtud de un proceso erróneamente denominado proceso de Paz.

Así las cosas sin justicia nunca existirá la paz. 

Las víctimas de los reencauchados impunes de la sociedad crearan a su vez, un ejército de resentidos con el estado, y como volcán explotaran alzándose adoloridos en armas nuevamente para hacer justicia por su propia mano.

De otorgarse la impunidad le esperará a Colombia ciclos interminables de violencia dentro del círculo vicioso que ha ensangrentado nuestra historia.

El país lo ha vivido así, la subversión del orden se produce cuando la sociedad pierde la creencia y la confianza en las instituciones para proveer la justicia anhelada.

Así lo vivieron nuestros padres en la violencia que finalizo con el frente Nacional. Así, lo sentimos cuando las víctimas del secuestro en Antioquia crearon el grupo del “MAS”: muerte a secuestradores; así lo percibimos cuando las víctimas de Pablo Escobar crearon el grupo autodenominado los “PEPES”. Así lo vivimos hace pocos años cuando las víctimas de la guerrilla extenuados y desmoralizados ante la inexistencia del Estado crearon el grupo de las autodefensas unidas campesinas “AUC “

Si somos capaces en las condiciones actuales la sociedad colombiana de creer?, si meramente, con el alto índice de robos y atracos , la misma comunidad ante hechos violentos se está levantando en igual forma para quemar sus motos y dictar justicia inmediata atentando con la integridad física de los delincuentes y por sus propias manos hastiados de la inoperancia del Estado de derecho.

Si somos capaces de creer en mensajes publicitarios de palomas de paz?

Resulta ineludible recordar que los gobernantes que no comprenden a cabalidad la historia de la naciones que dirigen, están condenados sempiternamente a repetir sus pasajes oscuros y violentos.

Eduardo Dangond Castro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.