La radio

radioPor: Celso Guerra Gutiérrez*

Los medios de comunicación han tenido mucha trascendencia en el desarrollo de la vida cotidiana del hombre, su impacto ha sido de alta dimensión, nos han hecho testigos de sucesos, que sin los medios electromagnéticos jamás estaríamos enterados.

La radio, especialmente, se convirtió en nuestra fiel compañera, la prensa escrita, pionera de estos medios y aun la televisión, mucho más joven que ambos, no han alcanzado la penetración que la radio ha logrado, al menos en los países del tercer mundo, donde en cada rincón, por inhóspito, lejano y carentes de los elementos básicos para la subsistencia, como energía eléctrica o carretera, siempre habrá un radio como compañero.

La internet no alcanza cobertura total en las ciudades, menos en el ámbito rural. Valledupar carecía hace 60 años de una estación radial, estábamos condenados al ostracismo, escuchábamos radio extranjera, cachaca y barranquillera, no teníamos noticias de nosotros mismos, la guabina, la ranchera, salsa y boleros, alimentaban nuestro gusto musical.

Nuestros problemas los pregonábamos a través de bocinas ubicadas en lo alto del Teatro Caribe. Hubo de venir en 1957, de las entrañas del centro del país, un quijotesco personaje, Germán Aristizabal, a fundar la primera emisora: Radio Valledupar.

A pesar de que la emisora no tenía mucho alcance, allí empezaron a formarse nuestros primeros comunicadores radiales, después desplegaron sus talentos, al lado de locutores venidos de otras partes del país, Radio Valledupar, primero fue filial y después propiedad de Caracol.

En 1963, el sargento de la policía, el samario Manuel Pineda Bastidas, funda, la emisora más importante del Cesar y La Guajira: Radio Guatapurí.
Allí, en esas aun pequeñas estaciones de radio, comenzaron a ventilarse nuestros problemas y a sonar tímidamente la música vallenata, todavía el folclor del Valle era avasallado por música extranjera.

Fueron fundándose otros medios radiales que tuvieron protagonismo en la difusión de nuestro desarrollo. La Voz Del Cesar, creada por el mismo personaje venido del interior; Radio Reloj del sistema musical de Caracol, hoy Radio Vida; Ondas de Macondo, creada en 1974, hasta su desaparición, fue filial de Todelar, Colmundo Radio y Radio Súper; La Voz Del Cañahuate, al aire desde 1982, primera radio estación vallenata que nació altiva por su transmisor estado sólido de 50 kwts, las demás han crecido paulatinamente, fue colonizada por la banda de W Radio.

Todas fueron importantes para la región, hasta cuándo los pulpos radiales Caracol y RCN mostraron su interés por nuestras frecuencias locales, avasallamiento que ha sido letal para la radio y la cultura vallenata, perdimos puestos de trabajos, identidad, nuestros comunicadores en su mayoría, hablan rolos, las emisoras en la banda AM fueron convertidas en repetidoras cachacas, la TV anda en el mismo plan y Telecaribe es un elefante, está lejos del sentir regional.

La emisora que se mantiene incólume a la voracidad del monopolio radial es Radio Guatapurí, que desde que emitió su primera señal, mostró su preferencia por la programación local, jamás ha claudicado en ese empeño, de allí su reconocimiento entre las más prestigiosas del país.

*Celso Guerra Gutiérrez/El Pilón/28 marzo 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .