LA VIEJOTECA DE ALEJO (5°)RECUERDOS TROPICALES AÑEJOS

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

1) CUMBIA CIENAGUERA (Cumbia)
Interpreta: Luís Enrique Martínez y su Conjunto

La ‘Cumbia Cienaguera’, es una canción que tuvo un origen muy singular: en el año 1937, el maestro Andrés Paz Barros compuso la melodía (parte instrumental) de lo que él llamó la Cama Berrochona, tema cuya letra tenía una connotación muy diferente a la que se vino a dar a conocer más adelante.

La Cama Berrochona, hacía alusión un lugar donde se daban los encuentros amorosos (burdel); la letra con la cual se dio a conocer inicialmente esta popular melodía, rezaba así:

Anoche dormí contigo y la otra noche con la mona

Dormí, dormí y dormí, en tu cama berrochona…

Úntale cebo de cuba pá’ que no suene la lona

Dormí, dormí, dormí ¡ay! en tu cama berrochona…

Resulta que años más tarde entró en escena un reconocido juglar, a quien apodaban ‘El Pollo Vallenato’, acordeonista de origen guajiro llamado Luis Enrique Martínez, quién tras escuchar el tema en mención, éste le produjo curiosidad.

A Luis Enrique Martínez, lo sedujo mucho la melodía de esta canción, pero estimó contraproducente grabarla a partir de su letra original, por lo cual buscó al compositor Esteban Montaño, para que éste escribiera unos versos diferentes, contando desde luego con la autorización de su autor.

El acordeonero decidió bajarle el tono a la melodía, con unos arreglos magistrales, y fue ahí cuando surgió ‘La Cumbia Cienaguera’, la cual fue grabada en 1951 en acetatos de 78 revoluciones por minuto. Ese formato permitía una canción de lado y lado, y el tema de respaldo fue ‘Adiós mi Maye’, de la autoría de Armando Zabaleta. Cuando la canción salió al mercado, su popularidad se expandió por el Caribe, y con el pasar de los años por toda Colombia.

Esta Cumbia, también se grabó en países, como Argentina, Perú, México, Ecuador, Estado Unidos, convirtiéndose en un total éxito a nivel mundial constituyéndose, a partir de ese entonces, en un ícono de Colombia.

2) TICO NOGUERA (Merecumbé)
Autor: Francisco ‘Pacho’ Galán
Interpreta: La Orquesta de ‘Pacho’ Galán

Merecumbé: Un estilo musical creado por Francisco Galán, al combinar la Cumbia y el Merengue colombiano; su patrón rítmico se atribuye al percusionista de su Orquesta llamado Pompilio Rodríguez.

En la década de 1950, tras varias invenciones cubanas como el Mambo y el Chachachá, apareció el Merecumbé, basado en unas manifestaciones folclóricas del Caribe colombiano.

‘Pacho’ Galán comenzó su vida musical a los quince años, cuando elige ejecutar la Trompeta, integrando la Orquesta de Pedro Rolón su primer Maestro; luego pasó a la Orquesta Departamental de Barranquilla. Una vez se dio a conocer como intérprete del instrumento, fue invitado por el Maestro Pedro Biava para formar parte de la Orquesta Filarmónica de Barranquilla. Más adelante es invitado a formar parte de la Orquesta de la Emisora Atlántico Jazz Band; allí exhibe un gran virtuosismo como Director y arreglista.

Igualmente dirigió Agrupaciones tales como la de Emisoras Unidas, Country Club y Almendra Tropical. Por los años 50, siendo un intérprete cotizado, conocedor del pentagrama, Pacho Galán es invitado a grabar con el sello Sonolux, donde se codea con maestros como Ramón Ropaín, Luis Uribe Bueno, Lucho Bermúdez, Juancho Vargas y otros.

Todo cambio revolucionario en el arte y en la ciencia debe esperar el momento justo y adecuado; por tal razón Pacho decide explorar nueva sonoridad y una nueva percusión; por ello opta por crear su propia Orquesta en plenas fiestas del 11 de Noviembre de 1956 en Cartagena. Es así como se toma primero el Caribe y después el mundo con su tema, en aire de Merecumbé, titulado: ‘Ay, cosita linda’, que alcanzó versiones de músicos de diversas naciones, tales como: Carlos Argentino con la Sonora Matancera, Nat King Cole, José Fajardo, Chucho Sanoja, Ralph Font, Los Jóvenes del Cayo y una larga lista que contiene más de 100 versiones.

Observando la enorme acogida al Merecumbé, ritmo por él creado, compone otros más como; ‘El monito’, ‘El bombón’ y ‘Ay qué rico amor’, lanzando su Orquesta a la cima de popularidad. Más adelante vendría ‘Merecumbé en saxofón’, ‘Merecumbé en Bogotá’, ‘Noches de Caracas’ y muchos más, ligados a la historia de la noche festiva.

Si bien Pacho Galán alcanzó reconocimiento universal con sus creaciones, muchos músicos coinciden en señalar el tema ‘Tico Noguera’ como el mejor Merecumbé de todos los tiempos.

Además del Merecumbé, creó otros ritmos bailables como el Chiquichá, el Tuqui-tuqui y el Mece-mece. Pacho se destacó como un compositor extraordinario, pero su facilidad era armonizar. En la cuestión de los arreglos era único, bastante creativo.

3) LAS INGRATITUDES (Bomba)
Interpreta: Cortijo y su Combo
Canta: Ismael Rivera

Rafael Cortijo (Santurce, Puerto Rico) fue un personaje de relevancia en la música latina bailable y muy célebre por sus dotes como percusionista (timbales, conga, bongo, maracas y más) y como líder de la Orquesta. Sacó la Bomba y Plena de los arrabales y con su Orquesta introdujo estos géneros en diversos estratos sociales.

Dada su capacidad de composición y arreglos de la música afrocaribeña, muchos le dieron el título de Maestro y con su estilo muy espontáneo, evitaba caer en rutinas, pues tocaba de pie y bailaba en el escenario. Sus arreglos musicales eran muy sencillos y servían como base para las improvisaciones de los músicos. El Combo de Cortijo pudo competir con grandes Orquestas de esa época como las de Machito, Tito Rodríguez y Tito Puente. El Combo de Rafael Cortijo dio origen, años más tarde, a la agrupación conocida como El Gran Combo de Puerto Rico.

Cortijo comenzó su carrera profesional tocando los bongós y las congas con el Conjunto Monterrey de Moncho Muley y luego con las reconocidas Orquestas de Frank Madera y Miguelito Miranda. Acompañó a Daniel Santos y trabajó en programas radiales de la cantante y compositora Myrta Silva y el vocalista cubano Miguelito Valdés.

El momento definitivo en la carrera de Cortijo vino en 1954, cuando el líder de la Orquesta decidió organizar se propio grupo, con el sonido exacto que pretendía, con músicos de la talla de Ismael Rivera, quien se unió al grupo en 1955.

Ismael Rivera (Santurce, Puerto Rico), está considerado uno de los mejores cantantes de su país. Con sus letras difundió la cultura boricua, y contribuyó a la difusión de los ritmos propios de la isla como la Bomba y la Plena. Fue llamado ‘El Sonero Mayor’; también cariñosamente le llamaban ‘Maelo’.

4) LA PALOMA (Tamborera)
Autor: Adolfo Echeverría
Interpreta: Alberto Pacheco y su Conjunto

Luís Alberto Pacheco Balmaceda, fue un Acordeonero y cantante, iniciado musicalmente por su señora madre, una pianista quién le enseñó a ejecutar la guitarra, y el barranquillero José María Peñaranda le enseñó a tocar Acordeón. En 1963 representó a Colombia, durante un encuentro musical iberoamericano, llevado a cabo en la capital de México.

Al lado del cantante y compositor Pedro García, conformó el Conjunto Los Universitarios, con quienes grabó en los sellos disqueros Sonolux y Orbe. Formó parte del Ballet Folclórico de Delia Zapata Olivella, con el cual recorrió varios países del mundo actuando como Acordeonero y, posteriormente se vinculó al Ballet de Colombia de Sonia Osorio.

Este Acordeonero nacido en Barranquilla, se distinguió a lo largo de su vida, por su creatividad, como intérprete de la mayoría de los aires folclórico del caribe colombiano, y en eso, marcó diferencia con colegas suyos, quienes solo sabían ejecutar los cuatro ritmos vallenatos (Merengue, Paseo, Son y Puya).

El 1 de Mayo de 1971, fue elegido Rey profesional en el IV Festival de la Leyenda Vallenata, venciendo en franca lid, a Luis Enrique Martínez y a Emiliano Alcides Zuleta Díaz. El jurado que lo eligió Rey, estuvo integrado por Alejandro Durán, Antonio María Peñaloza, Alberto Méndez, Nicolás ‘Colacho’ Mendoza y José Barros. Alberto Pacheco dejó una gran huella, al derrotar con calidad, a los favoritos, ante todo por provenir de una tierra, como Barranquilla, siempre más ligada a los ritmos tropicales que a los aires vallenatos.

El gran derrotado en ese certamen fue Luis Enrique Martínez, quien tuvo desaciertos en la interpretación de la Puya. ‘El pollo vallenato’, no estuvo musicalmente en su noche, a pesar de ser un eximio Acordeonero. Por dicho motivo, hasta su compadre y amigo, Alejo Durán, votó en su contra.

Una de las canciones grabadas por Alberto Pacheco, que se constituyó en un éxito nacional, fue ‘La Paloma’, de la autoría del compositor barranquillero Adolfo Echeverría,
bajo el sello disquero Eva, a la cual el compositor Rafael Mejía Romani auguró un triunfo rotundo, como en efecto le sucedió, dándole cierta visibilidad y reconocimiento en el medio musical de la época.

5) GAITA COLOMBIANA (Gaita)
Autor: César Pompeyo
Interpreta: Sonora del Caribe

La Sonora del Caribe de Barranquilla se dio a conocer en el año 1962 cuando grabaron su primera producción musical con Discos Fuentes, con éxitos tales como: Barranquillerita, Gaita colombiana, El perro de Manuelito y su versión de El Pájaro Picón y Noche de estrellas, con las voces de Manuel Iriarte, Frank Cortés y Lucho Argaín.

Esta sensacional Agrupación exhibía un ritmo de una pureza bailable y un estilo genuinamente tropical, bajo la dirección de los hermanos César y Alfredo Pompeyo, convirtiéndose durante varios años, en el gran favorito de las pistas de baile en las poblaciones del caribe colombiano.

César Pompeyo, fue el director y fundador de esta fabulosa Orquesta, la cual tuvo un gran reconocimiento musical a lo largo y ancho del País durante los años sesenta y setenta. Los vocalistas de fama internacional que acompañaron la Sonora del Caribe, no sólo en presentaciones sino al grabar discos, fueron los cubanos Bienvenido Granda, Miguelito Valdés y Celio González, el boricua Daniel Santos y la azteca Toña la negra.

El término “Gaita” se puede referir bien a un instrumento o a un ritmo o aire musical nacido en el caribe colombiano. La música denominada Gaita es el resultado de las múltiples manifestaciones culturales del mestizaje de la colonización española en América: una mezcla de las vertientes indígena, hispana y africana.

Seguro que cuando escuchas la palabra “Gaita” piensas en el instrumento musical Escocés, o en el ritmo característico de la temporada decembrina en la región Zuliana del país vecino Venezuela, pero ¿Habías escuchado mencionar de la Gaita Colombiana?

El surgimiento de nuevos estilos y formas musicales dentro de la Gaita colombiana se fueron consolidando después del siglo XIX, haciendo una estrecha relación entre la melodía original solo de estos instrumentos con los nuevos estilos de la época, creando agrupaciones que se dedicaron, no sólo a la Gaita sino también a lo que hoy conocemos Bullerengue.

Gracias a este legado, comunidades afrodescendientes supieron acoplarse y ajustarse al nuevo medio musical que llevaba como bandera la Gaita colombiana, apropiándose de elementos rítmicos ancestrales, fusionándolos para originar nuevos y más gustosos ritmos fiesteros.

6) JULIANA
Cantautor: Pupo Valoy Reynoso (‘Cuco’)
Interpreta: Septeto Los Ahijados

Pupo Valoy nació en Manoguayabo, una Provincia de Santo Domingo, República Dominicana. Estudió teoría musical en el Conservatorio Nacional de Música, formó con su hermano Martín Valoy un dúo, con el cual realizaba presentaciones y serenatas, interpretando éxitos de artistas de la época. A mediados de los años 60 Cuco cambió el repertorio del dúo por el nombre de “Los Ahijados”, donde Cuco era vocalista principal y guitarrista, cuya base era la música afro-cubana.

En los años 70, Cuco formó el conjunto “Los Virtuosos”, al cual se integró su hijo Ramón Orlando, uno de los jóvenes maestros de la música dominicana. Esta Agrupación tuvo la flexibilidad para interpretar diversidad de ritmos, tales como el merengue, salsa, cumbia, son montuno, bolero, cha-cha-chá y otros más.

Cuco Valoy es un talentoso músico que toca una variedad de instrumentos como la guitarra, el piano y el bajo; también es un gran percusionista, especializándose en la tambora, un instrumento afro-dominicano esencial en el merengue.

En 1975 forma la fabulosa orquesta “Los Virtuosos”, con la cual se convirtió en leyenda. Esta agrupación de trece integrantes, no se limitaba a un solo género musical, puesto que tocaban merengue, salsa, cumbia colombiana y otros ritmos tropicales. Años más tarde la Orquesta comenzó a llamarse oficialmente La Tribu.

Entre sus más reconocidos éxitos se destacan El Brujo, Juliana, Nació Varón, Frutos del Carnaval, etcétera, con los cuales ha sido aclamado en el Caribe, Centro y Suramérica ganándose varios premios y reconocimientos. Quizás la premiación más importante para Cuco Valoy, fue la que tuvo lugar en Colombia, en donde le fue otorgado por cuatro ocasiones consecutivas, la máxima distinción musical que recibe un artista por su música: El Congo de Oro.

A lo largo de su exitosa carrera, ha compartido escenarios con figuras de talla internacional como Machito, Celia Cruz, Johnny Pacheco, Johnny Ventura y Oscar D’ León, entre otros, debido a su versatilidad para interpretar todo tipo de géneros musicales latinos, a los cuales suele agregar líricas jocosas y excitantes.

7) PA’ BARRANQUILLA ME VOY
Interpreta: Orquesta Billo’s Caracas Boys
Canta: Cheo García

La Billo’s Caracas Boys es una Orquesta fundada por el Maestro dominicano Luís María Frómeta en 1940, la cual dirigió hasta su muerte en 1988. La influencia primordial desde sus comienzos, fue la música caribeña, sobre todo la música caraqueña, la de la región caribe colombiana y la música cubana, armándose un repertorio compuesto por porros, guarachas, boleros y merengue dominicano y merengue caraqueño básicamente.

La popularidad de la Billo’s en muchas de las festividades de Colombia y Venezuela, dio pie a una gran trayectoria que se haya desarrollado en Venezuela y en otras partes del mundo.

Uno de los grandes vocalistas de la Orquesta fue Cheo García, uno de los guaracheros más populares de todo el Caribe, pues su infinidad de actuaciones y grabaciones, se convirtieron en éxitos, siendo los más populares Ariel, Vaca Vieja, Compadrito, Caballo Alazán, Al Paso, Bacosó, Jardinero, Canto a Caracas, Pájaro Picón, los Mosaicos del 1 al 48, etcétera, al igual que ese maravilloso canto dedicado a la Puerta de Oro de Colombia, titulado: ‘Pa’ Barranquilla me voy’.

En la década del 70 prosiguen los triunfos de la Orquesta Billo’s Caracas Boys y por los años 87 y 88 es incluida en el libro de los Récords Guinness, tras presentarse en el carnaval de Santa Cruz de Tenerife, al lado de la cantante cubana Celia Cruz, donde tuvo lugar un concierto con una asistencia de 250.000 personas en la Plaza de España.

BLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .