CRÓNICA SABATINA.AMILCAR JOSE CALDERON CUJIA

MI CRÓNICA SABATINA

José Jaime Daza Hinojosa

Valledupar 19 de febrero del 2022
Hoy homenaje a un compositor Sanjuanero: Valiente, Poeta, Recursivo, Talentoso, Miembro de una gran Dinastía, ah…. y es el Autor de una hermosísima canción que en su estribillo dice una triste verdad: “Al Guajiro hasta la muerte le llega tarde”.

AMILCAR JOSE CALDERON CUJIA.

Su nacimiento se produjo en el Municipio de Sanjuan del Cesar La Guajira, el 7 de noviembre del año de 1963. Sus padres llevan por nombres Gonzalo Calderón Mendoza y Ana Berta Cujia Gutiérrez; sus abuelos paternos: Cristóbal Mendoza Plata y Luisa Calderón, maternos: Enrique Cujia Oñate y María Gutiérrez Mejía, su padre tiene el apellido de su madre, pues debió haber sido Mendoza primero, así se acostumbraba en la época cuando los hijos no eran del matrimonio; su abuelo Cristóbal Mendoza Plata, es el mismo abuelo materno del prestigioso compositor Rafael Manjarrez Mendoza de La Jagua del Pilar La Guajira; don Cristóbal fue poeta, escribió un libro que se llama “Luz en la sombra”, bajo el sello de la editorial oveja negra, es considerado unos de los poetas más prolíficos de La Guajira y representó a este departamento a nivel nacional e internacional, la escritora barranquillera Neyra del Mar lo califica como uno de los mejores poetas de la Costa Atlántica, se defendía muy bien con la guitarra. Su abuelo materno Enrique Cujia tocaba clarinete, hizo parte de bandas populares, estudió en la escuela de Carlos Ezpeleta, aprendió guitarra y cantaba boleros y rancheras.
La familia Calderón Cujia está conformada por once hermanos, en el siguiente orden: Gonzalo Enrique (fallecido), Alfredo José, Rubén de Jesús, Teobaldo Rafael, Jorge Alberto, Roberto Alfonso, Unaldo Efrén, Omar Enrique, Evelyn Lucia y Amílcar José Calderón Cujia, también hace parte de esta gran familia Milciades Antonio Calderón Fuentes.
La infancia de Amílcar fue realmente hermosa, nació orgullosamente en el barrio el Prado de Sanjuan del Cesar La Guajira, todavía está vigente la casa donde nacieron la mayoría de sus hermanos, Es el vejé el pechichón de mama como dicen algunos. Cuando niño iba a menudo a la finca de su abuelo Enrique Cujia el hatico ubicada en la antigua vía que conduce de Sanjuan del Cesar La Guajira al corregimiento de Cañaverales La Guajira, eran días de mucho disfrute y felicidad los que pasaba allí junto a hermanos y amigos, hacían carritos de cardón, comían iguarayas, mangos, ciruelas, trepaban dichos árboles, jugaban con los chivos y terneros, su querido abuelo le regaló un pollino (hijo del burro) al cual quería mucho, se bañaban en una alberca grande que existía en la finca, son momentos imperecederos que jamás olvida mi homenajeado de hoy.
Sus estudios de primaria los realizó en el colegio Sanjuan Bautista, el famoso claustro del profesor Ariza o Pelongo como era conocido, allí compartió con Juan Pablo Eljach, Reyes de Luque, José Camilo Fragoso, Alfredo Márquez, Alberto Cuello (actual rector de la Universidad Popular del Cesar UPC), jugaban a los karatecas, a la guerra, eran tiempos sanos, de esos que hoy ya no se ven, por las tardes se reunían a realizar tareas y a ver películas por televisión, entre ellas meteoro, el zorro, el llanero solitario, los picapiedra, y macinyer z, en pocas palabras su infancia fue una verdadera maravilla.


Su bachillerato lo estudió en el colegio Manuel Antonio Dávila, de los alumnos fundadores, también estuvo en la institución El Carmelo de Sanjuan del Cesar La Guajira, junto a Hernán Urbina Joiro, Luis Egurrola Hinojosa, Rodrigo el Gogui Celedón y muchos más, en Villanueva La Guajira sus centros educativos fueron el Roque de Alba y el Santo Tomas, donde obtuvo su diploma de secundaria.
Inició estudios universitarios en arquitectura (tres semestres) en Barranquilla, Corporación Universitaria de la Costa (CUC) pero llego a la conclusión que eso no era lo suyo, hizo el intento de estudiar Medicina, no se dieron las cosas y se vino a trabajar en la empresa contratista de Cerrejón Ariza Zafra; después de dos años allí retorna a la ciudad de Barranquilla a la Universidad Simón Bolívar donde cursó y terminó satisfactoriamente la carrera de Derecho, es abogado de profesión. Realizó una maestría en la universidad Urbe de Maracaibo Venezuela en año 2013 y es magister en gerencia de proyectos de investigación, trabajó ocho años en la Alcaldía de Uribía como asesor externo, actualmente presta sus servicios de asesoría, en varias instituciones experiencia está muy enriquecedora que le ha servido para proyectarse. En su tierra natal Sanjuan del Cesar La Guajira laboró como comisario de Familia e Inspector de Policía, en la sociedad de autores y compositores (SAYCO) como coordinador regional sede sur de La Guajira.
Considera nuestro queridísimo colega Amílcar Calderón, que en sus inicios fue tímido, pero ha logrado vencer dicha timidez con talento el cual le ha permitido crecer y exterminar el miedo y el temor.
El cantante Nelson Velásquez lo acompañó a participar en varios festivales, fue con ÉL a Cañaverales, Distracción, La Peña y ganaron en Sanjuan del Cesar La Guajira, el festival nacional de compositores, le hacía coros, así se inició, se fue puliendo y saltó a la agrupación de los Diablitos.
Contrajo matrimonio con Sabrina Boyacá González, licenciada en pedagogía infantil, de dicha unión nacieron tres preciosas hijas: Angie Vanessa, María Laura, y Laura María, sus tesoros más grandes.
Su primera canción la compuso a la edad de 15 años, la tituló más, y más y más, no ha sido grabada, se inició con un estilo tímido e inocente que ha ido puliendo progresivamente, le han llevado a la pasta sonora 55 canciones, y cuenta con más de 30 inéditas, la canción que lo catapultó a la fama se llama “Volví a Llorar” interpretada magistral mente por el jilguero de américa Jorge Oñate y el acordeón de Alvarito López, meses antes de morir la reencauchó a dúo con el gran cantante de música vallenata Silvestre Dangond, tremendo batatazo musical.
Su principal musa de inspiración es el “amor” dentro de la órbita del desengaño y la felicidad, unas veces triste y desengañado y otras felizmente enamorado.
RECONOCIMIENTOS:
*Homenajeado en el año 2002 por el Festival Nacional de Compositores de Sanjuán del Cesar La Guajira junto a sus hermanos: Roberto, Efrén y Jorge Alberto (La Dinastía Calderón) por su gran aporte al folclor vallenato.
* Medalla al mérito otorgada por el gremio de periodistas del Sur de La Guajira encabezados por Hermes Francisco Daza.
* Medalla Francisco El Hombre que otorga La Asamblea Departamental de la Guajira.
* Medalla de Magister Universidad Urbe Belloso Chacín de Maracaibo Venezuela.
* Medalla Lira de Sayco 1992.
* Disco de Plata de Sonido Records.
* Reconocimiento Gran Cruz de Caballero por el Congreso de la Republica.
* Homenaje en muchos Colegios de Primaria y Secundaria de la Republica de Colombia.
GANADOR EN LOS SIGUIENTES FESTIVALES:
*De la Agricultura y la Guitarra de Cañaverales La Guajira.
*Festival del Dividivi en Riohacha La Guajira.
*Festival de las Mercedes en Sabana Larga Atlántico.
*Festival del Millo en Juan de Acosta Atlántico.
*Festival de la Reconciliación de los Montes de María, en Sanjuán de Nepomuceno Bolívar.
*Festival de la Amistad en Hato nuevo La Guajira.
*Festival Nacional De Compositores en Sanjuán del Cesar La Guajira, con la canción Amigos Míos, año 2013.
En la actualidad Amílcar resalta la estrecha amistad que tiene con Juan Suarez, José Guillermo Mejía y Hernán Vásquez; Juan lo define como su más cercano compañero de estudios, amigo y hermano de la vida, se conocieron por intermedio de Jorge Oñate, cuando este le grabó volví a llorar, su canción más escuchada, el día que el decano les dio la bienvenida en la Universidad, cantó a voz alta el estribillo “sufro de nuevo corazón”, Amílcar se sonrió y se estrecharon las manos como si se conocieran hace mucho tiempo; a partir de ese momento comenzó una gran amistad, lo describe como un hombre sano, inteligente, excelente ser humano, buen padre, buen hijo, mujeriego en el canto pero fiel a su esposa; argumenta que Jorge Oñate le confeso que Amílcar era el mejor de la dinastía Calderón Cujia y lo cataloga como un poeta profundo; como anécdota recuerda una vez celebrando una canción que le grabo Beto Zabaleta en la madrugada se voló y se fue a dormir, por la mañana temprano llego Amílcar tocándole, oye Juancho porque te perdiste de la parranda aquí te traigo esta platica para las fotocopias de la U, un poquito de las regalías de la canción que me grabaron los Betos.
José Guillermo Mejía comenta que al compositor Amílcar le grabaron su primera canción titulada Amor Ausente, primero que a Efrén su hermano querido, es Amílcar ese compositor que combina la narrativa, la métrica, las figuras literarias y hace de una canción una poesía; compone cuando le nace no cuando le piden que lo haga, allí radica su éxito, nunca olvida una ocasión que estaban serenateando y se partieron dos cuerdas de la guitarra, tocó terminar la serenata con dos cuerdas; lo considera su compinche, su amigo de infancia, en Él se inspiró para componer una canción que se llama papeles blancos, dice con elocuencia: Amílcar es una promesa para el folclor tiene casta, cría, sapiencia, lo invita a que salve el vallenato, pues están grabando mucha locura termina diciendo.
Por su parte Hernán Vásquez opina: Amílcar es el mejor, de esos amigos que llegan para quedarse lo considera su mejor amigo, sus familias se quieren mutuamente, lo describe como un ser entregado a su familia, sincero, generoso, perfeccionista, apasionado por el folclor vallenato, amigo de sus amigos; escudriña sus obras y está pendiente del mínimo detalle para corregírselo, muy humano, humilde, no conoce la soberbia; una anécdota con Amílcar sucedió en una ocasión cuando se disponían a poner una serenata en la población de Hato nuevo, La Guajira comenzó a llover y no escampaba, decidieron a media noche, meter la guitarra en una bolsa plástica, colocarse un impermeable y unas botas de caucho y contra vientos y mareas hicieron realidad la citada serenata, el amor no tiene que ver ni con invierno ni con verano cuando nace del corazón.
La canción volví a llorar de mi compositor invitado de hoy es la más laureada de las suyas, lleva más de quince (15) versiones.
Vibrante historia la que acabamos de conocer de nuestro gran amigo compositor y poeta Amílcar Calderón quien hace parte de una dinastía triunfadora del folclor vallenato “Calderón Cujia”, un abrazo fuerte apreciado amigo que sus canciones sigan sonando y que vengan muchísimos más éxitos en su carrera musical, mis afectos y agradecimientos eternos para usted.

Escribió y narro para todos: Dr. José Jaime Daza Hinojosa
«El Juntero Futurista”.

Un comentario sobre “CRÓNICA SABATINA.AMILCAR JOSE CALDERON CUJIA

  1. Muy agradecido querido Dr. José Jaime Daza Hinojosa, por tan especial crónica, por lo cual le envío un fuerte abrazo, y la verdad muy emocionado por tan grata sorpresa. Felicitaciones por su trabajo investigativo, lo cual me honra notablemente y la cultura se lo agradecerá inmensamente!!!!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.