DANIEL PATERNINA, NUEVO REY AFICIONADO DEL FESTIVAL VALLENATO

Con personalidad y gallardía, Paternina interpretó ‘La Descuidada’, ‘Rosita’, ‘Tuve un Amor’ y una puya de su autoría titulada ‘Con los bajos bien marcados’, canciones que cautivaron al jurado y le dieron el titulo de rey Vallenato Aficionado 2021.

Daniel Paternina, oriundo de Corozal, Sucre, se llevó la corona de rey Vallenato Aficionado del Festival de la Leyenda Vallenata en su edición 54°, luego de una destacada presentación en el Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’.

Este joven, con desparpajo y actitud, bajo una noche estrellada, hizo suya la tarima con cuatro impecables interpretaciones.

Paternina presentó el paseo ‘La Descuidada’; el merengue ‘Rosita’; el son ‘Tuve un Amor’, y una puya de su autoría titulada ‘Con los bajos bien marcados’, con los cuales convenció al jurado calificador de que era el merecedor de portar la corona.

“El otro año estaré aquí presentándome para la categoría profesional”, señaló el nuevo rey.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN

NATALY PATIÑO AMARIS, NUEVA REINA DEL FESTIVAL VALLENATO

El jurado encargado de elegir a la nueva reina estuvo integrado por: Irina Fernández; Yenni Cabello; Miguel Meza; Mono Cotes y Lourdes Baute.

Este sábado 16 de octubre, sobre la media noche, la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata eligió a la acordeonera Nataly Patiño como la nueva reina de la versión 54°. En segundo lugar quedó Sara Arango, y en el tercero María Sara Vega.

Patiño recibirá la corona de Yeimi Arrieta, elegida reina en el Festival Virtual del 2020.

El jurado encargado de elegir a la nueva reina estuvo integrado por: Irina Fernández; Yenni Cabello; Miguel Meza; Mono Cotes y Lourdes Baute.

ORDEN

En la final, la primera en presentarse fue Jennifer Aragón García, proveniente de Albania, La Guajira. Interpretó el paseo ‘Son montañero’, de Rosendo Romero; el merengue ‘Alegre vive’, de Luis Enriquez Martínez; el son ‘Mi acordeoncito’, de Andrés Beleño Junior; y la puya ‘Represento a mi Guajira’, de su autoría. A Aragón la acompañaron Iván Romero en la caja, y en la guacharaca Andrés Beleño.

La segunda en participar fue Sara Arango Pérez, de La Apartada, Córdoba. La joven de 16 años, influenciada en su formación por la dinastía López, era de una de las favoritas. La acordeonera interpretó el paseo ‘El contrabandista’, de Sergio Moya Molina; el son ‘La riqueza no es la plata’, de Pacho Rada; el merengue ‘Rosita’, de Luis Enrique Martinez; y la puya ‘La mujer es la reina’, de su autoría.

La tercera en participar fue Nataly Patiño Amaris, oriunda de Valledupar y virreina de la versión 2020. La vallenata presentó el paseo ‘Qué dolor’; el merengue ‘La fiebre’, de Nafer Durán; el son ‘Mi acordeoncito’, de Andrés Beleño; y la puya ‘De local’, de su propia autoría.

Karen Ximena Rodríguez fue la cuarta en presentarse. Y por último, se presentó María Sara Vega. A ella la acompañó Juan Romero en la caja, y Andrés Redondo en la guacharaca.

EL 54° FESTIVAL DE LA LEYENDA VALLENATA TIENE TRES NUEVOS REYES Y UNA REINA MENOR

Valledupar, octubre 16 de 2021 | Boletín Informativo No. 24

Avanza el 54° Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje al compositor Rosendo Romero Ospino, ´El poeta de Villanueva’ y la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata entregó los resultados de los ganadores en las categorías de Acordeón Juvenil, Acordeón Infantil, Acordeonera Menor y Piqueria Infantil.

En lo referente a los acordeoneros de la categoría de Acordeón Juvenil los ganadores son los siguientes:

José Liberato Villazón Ibáñez , Rey Vallenato Juvenil 2021

1.- José Liberato Villazón, 16 años – Valledupar
2.- Gerónimo Andrés Villazón Murillo, 16 años – Valledupar
3.- Juan Miguel Martínez Figueroa, 17 años – Arjona, Bolívar

Santiago Alberto Diez Arévalo, Rey Infantil 2021

El concurso de Acordeón Infantil arrojó el siguiente resultado:
1.- Santiago Alberto Díez Arévalo, 12 años – Santa Marta
2.- Luis Ángel Torrado Rodríguez, 12 años – Bucaramanga
3.- Santiago David Oñate Quintero, 12 años – Valledupar

Por su parte las ganadoras del concurso de Acordeonera Menor son las siguientes:

Isabel Sofía Picón Mora, Reina Menor 2021

1.- Isabel Sofía Picón Mora, 14 años – Ocaña, Norte de Santander
2.- Vanessa Marriaga García, 14 años – Zapayán, Magdalena
3.- Heinis Yulieth Gulfo Palma, 13 años, Bayunca, Bolívar

En piqueria infantil resultaron ganadores los siguientes verseadores:

Samuel David Mendoza López, Rey de Piqueria Infantil 2021

1.- Samuel David Mendoza López, 13 años – Valledupar
2.- Alex Alex Barros González, 11 años – Valledupar
3.- Enmanuel Almendrales Pinto, 13 años – Valledupar

Ganadores en Piloneras

De igual manera se entregó el resultado de los grupos de piloneras que en esta ocasión se llevó a cabo en la plaza Alfonso López. Cabe anotar que solamente se invitaron a grupos ganadores en años anteriores, debido a que no se pudo realizar el multitudinario desfile por las principales calles de Valledupar.

Pilonera Mayor
1.- Pilón Cañaguate
2.- Pilón de Migue
3.- Atardecer de mi Valle

Pilonera Infantil
1.- Senderos de paz
2.- Colegio Colombista


JUAN RINCÓN VANEGAS
Jefe de Prensa
Fundación Festival de la Leyenda Vallenata
Carrera 19 No. 6N-39
prensa@festivalvallenato.com
www.festivalvallenato.com
Celular: 3182406485 – Twitter – Instagram @juanrinconv
Valledupar – Colombia

El talento femenino se apodera del Festival Vallenato

Acordeoneras, cajeras, guacharaqueras y cantantes llegaron desde distintas regiones  para enamorar al público con su talento.

“Aquí está Isabel Sofía con su canto y su tesón, aquí está Isabel Sofía con su canto y su tesón/ aquí estoy en la tarima luciéndome con mi acordeón”.

Con este verso la acordeonera Isabel Sofía Picón Mora, de 14 años, oriunda de Ocaña, Norte de Santander, hizo que las palmas de los espectadores se agitaran tras escucharla interpretar la puya de su autoría Vuelvo al ruedo.

Ella es la favorita del pueblo en la categoría de Acordeonera Menor, la cual se definirá la mañana de este viernes en el centro recreacional La Pedregosa.

Esta admiradora del estilo de ‘El Fuete’, Juancho Rois, y quien ha grabado al lado de la juglaresa Rita Fernández, dice con voz fuerte que el vallenato es un género que históricamente ha estado marcado por el machismo, pero que de a poco las mujeres se han ganado su espacio a punta de talento, es por ello que actualmente crece el número de participantes en categorías como Acordeoneras menores y mayores y también en el concurso de piqueria.

“Desde muy pequeña en mi familia nos ha gustado el vallenato, pero no había un músico que interpretara algún instrumento, Dios me bendijo con este don y lo estoy aprovechando al máximo. El acordeón es un instrumento bastante complicado y también algo pesado, como mujer no aguantaba mucho tiempo tenerlo en mi pecho, pero ya he agarrado más fuerza y sigo adelante porque esto es lo que me apasiona”

“Este es un género bastante machista, pero mi principal apoyo es Dios y mi talento y con eso creo que no me debe importar un poco el resto. El público me apoya mucho, este año por lo menos soy la reina del pueblo y esa es mi mayor satisfacción”, agregó.

No solo brillan con el acordeón, también se destacan en la caja, la guacharaca y el canto. Ejemplo de ello es la cajera Valentina Pabón Almanza, que ha dedicado 11 de sus últimos 17 años a la música.

“La Fundación de la Leyenda Vallenata llegó a mi colegio regalando becas. Yo soñaba con tocar el bajo, pero como en ese tiempo no había clases para ese instrumento me incliné por la caja, con el tiempo aprendí a tocar guacharaca, las congas y el timbal y he hecho de la música mi pasión”.

Ella aprovechó el diálogo con EL HERALDO para enviar un mensaje a quienes hacen música vallenata. “La idea es que las mujeres luchemos unidas por el vallenato, hay muchas agrupaciones que están de moda con esto del vallenato femenino y eso nos inspira. Creo que eso de discriminación entre hombres y mujeres no es válido, todos somos seres humanos y tenemos el mismo talento”.

El periodista y presentador Joaquín Emilio Bulding, quien por más de dos décadas ha estado ligado a los concursos de la categoría menor, es contundente al decir que “lo que prima es el talento y no el sexo”.

Para él, las niñas con el pasar de los años van sumando experiencia y logran sacar notas muy aplomadas. “Uno se asombra, las ve llegar desde los 8 años con el peso del acordeón, pero con su talento su figura se va agigantando. Ellas dejan claro que desde pequeñas se van ganando su espacio a punta de talento, así que a futuro lo que se viene es una camada de mujeres para nuestro folclor”.

Uno de los talentos que mayor admiración ha causado entre los asistentes es el de la bolivarense María Ángela Quintana Arrieta, quien pese a su pequeña figura, es dueña de un vozarrón envidiable y de un estilo único para tocar la guacharaca.

Esta niña de 12 años, oriunda de Arjona, Bolívar por primera vez asiste a un Festival Vallenato y su debut ha sido por lo alto, ya que está acompañando a tres acordeoneros. A ella se le ve escoltada por sus padres corriendo de tarima en tarima, ya que con su talento respalda la presentación de tres acordeoneros, uno en la categoría infantil y una en la categoría Acordeonera Menor.

“Me siento cómoda con todos, tanto hombres y mujeres tienen el mismo talento, yo los acompaño con mi guacharaca y mi voz. Me gusta cerrar mis ojos y cantar con fuerza, es Dios quien se derrama sobre mí y me guía para hacer una buena actuación, yo solo me relajo y me dejo llevar”, explica María Ángela.

Sostiene que en su debut festivalero está dispuesta a gozar, y que valora cada aplauso. “A todos los acordeoneros que he acompañado les he traído suerte, porque pasaron de la primera ronda, eso me tiene contenta. Yo sueño con ser actriz y sé que a través de la música lo podré lograr”.

Por último, cuenta que quien la enseñó a tocar fue el profesor Jaime Arrieta en la Escuela Amigos del Arte. “Las mujeres somos fuertes, estamos llenas de talento y eso lo demostramos aquí en la tierra del vallenato”.

Yilis Hernández, de 17 años, viene de ser la reina de la guacharaca en 2016, 2017 y 2018. Es muy extrovertida y sobresale por sus lentes de sol, cabello corto y labios pintados.

Comenzó a los nueve años en la categoría infantil, ya tiene 17, y es una de las que llena de alegría la categoría juvenil. “Me incliné por la guacharaca porque tengo otros dos hermanos que son músicos, ellos vivían paseando de festival en festival por muchos pueblos, mientras yo me quedaba llorando porque me daba duro que me dejaran sola en casa, entonces le dije a mis padres que quería tocar un instrumento y en la Casa de la Cultura me incliné por la guacharaca, ahí inicio el romance con este instrumento. Ahora viajamos por muchas partes como la familia que somos”, dijo la joven oriunda de Maicao, La Guajira, que hace parte de la Academia de Andrés El Turco Gil.

Hernández acompaña con las notas de su guacharaca al bogotano Jorge Andrés Moreno. “Este año todo ha sido algo distinto, por los protocolos de bioseguridad, pero lo importantes es que volvimos a sentir los aplausos, nos hacían falta, extrañaba estar en tarima y ver las luces de los celulares grabándome”.

Anyhela Hernández es otra de las guacharaqueras que es protagonista en la categoría juvenil, ella aprendió bajo la guía de su madre Víctoria Suárez, que a los 7 años le inculcó esa pasión. “Aquí se disfruta mucho la música, se conocen personas nuevas y se comparte entre colegas, no debe importar si son hombres o mujeres”.

“Siempre está el apoyo, a veces me corrigen, pero es muy lindo ver el respaldo que brindan los hombres y también las mujeres. Yo estoy participando con el conjunto de Eudis Almendrales, nos hemos preparado fuerte, desde el 2019 venimos puliendo cada detalle, íbamos a participar el año pasado, pero la pandemia nos frenó, así que estar en la tarima nos ha llenado de emoción”.

Isabel Sofía Picón Mora

👑

FESTIVAL VALLENATO, EL GÉNESIS DE SU HISTORIA 

Hernán Baquero Bracho | Octubre 15, 2021

Para finales de los años 60, la música vallenata empezaba lenta y tímidamente a ganar terreno en el gusto popular, a través de las emisoras radiales de Barranquilla y Cartagena.

En Bogotá, para finales de los años 50, también se daban algunos adelantos en la radio gracias a la labor de Pablo López, Víctor Soto y Pedro García, entre otros; y en los altos círculos sociales de Bogotá, con la entusiasta labor del doctor Alfonso López Michelsen. 

Consuelo Araújo Noguera, Alfonso López Michelsen y Rafael Escalona, fundadores del Festival Vallenato.

Pero la creación del Festival de la Leyenda Vallenata o ‘Festival vallenato’ –como mundialmente se le conoce–no se daría sino hasta la formación del departamento del Cesar.
Según el resumen histórico oficial del Festival, una tarde del mes de febrero de 1968, el recién posesionado y primer gobernador de ese departamento, Alfonso López Michelsen,reunió a doña Consuelo Araújo Noguera, ‘La Cacica’, al maestro Rafael Escalona y a Mirian Pupo de Lacouture, con el fin de comunicarles el deseo de organizar unas festividades que volcaran la atención hacia Valledupar y el Cesar. 

Luego de analizar diversas posibilidades, ‘La cacica’ propuso tomar la celebración de ‘La Fiesta de las Cargas’ como motivo principal. Esta se llevaba a cabo tradicionalmente del 29 al 30 de abril y encarna ‘La Leyenda Vallenata’, al conmemorar el milagro de la Virgen del Rosario, cuando, según el relato, resucitó a los españoles envenenados por los indios tupes en la laguna del Sicarare, sobre la cual posteriormente se construyó Valledupar. 

El doctor Alfonso López de inmediato acogió la idea y propuso, además, agregarle un concurso entre los más importantes músicos vallenatos. Lo anterior, unido a las acostumbradas riñas de gallo, dio paso al primer Festival de la Leyenda Vallenata, en abril de 1968, con la presidencia de Consuelo Araújo Noguera. 

En los siguientes 19 años se organizó ininterrumpidamente el Festival, siempre en los últimos cuatro días de abril, con excepción del año 1983, cuando por razones de orden público, se realizó en el mes de junio. Los presidentes de las distintas versiones fueron principalmente los directores de la Oficina de Turismo: doña Consuelo Araújo Noguera, Gustavo Gutiérrez Cabello, Andrés Becerra, Tomás Darío Pavajeau, Pedro García, Alonso Fernández Oñate y Luis Eduardo Montero, entre otros. 

En 1986 tomó forma una idea monumental: la creación de una fundación, para evitar que el vaivén político afectara el concurso el 25 de abril de ese año, a las 18:00 horas en casa del doctor Hernando Molina Céspedes, con doña Consuelo Araújo Noguera, doña Cecilia Monsalvo, Edith Castro de Rodríguez,  Paulina Mejía de Castro Monsalve, el doctor Pedro García, el doctor Alonso Fernández, Darío Pavajeau, el maestro Gustavo Gutiérrez Cabello, Andrés Becerra, el doctor Tomás Darío Gutiérrez y el doctor Edgardo Maya Villazón. 

Luego de exponer los fundamentos de la propuesta y aprobar los estatutos, fue elegida doña Consuelo Araújo Noguera como presidenta, hasta el día que fue asesinada vilmente por las Farc y Gustavo Gutiérrez Cabello como vicepresidente, cargo que hasta la fecha ha mantenido a mucho honor.

Hoy, las riendas del Festival las asumió ‘La Polla’Monsalvo, la inseparable amiga de Consuelo, su hijo Rodolfo Molina Araújo, quien lo ha hecho extraordinariamente bien y ha posicionado al Festival no solo a nivel nacional, si no a nivel mundial. 

El acordeonero Alejandro Durán Díaz fue el ganador del primer Festival de la Leyenda Vallenata, en 1968.

1968: solo se realizó el concurso de acordeoneros ‘profesionales’ o aquellos que hubieran hecho al menos una grabación. El amplio favorito era Emiliano Zuleta Baquero. Sin embargo, ‘El viejo Mile’ se puso a parrandear en compañía de Andrés Becerra y ‘Poncho’ Cotes Querúz y no pudo competir en la gran final.
Los jurados fueron: Tobías Enrique Pumarejo, Rafael Escalona, Gustavo Gutiérrez Cabello, Jaime Gutiérrez de Piñeres y Miguel Facio Lince. El ganador fue Gilberto Alejandro Durán Díaz, ‘Alejo’, con segundo lugar para Ovidio Granados y tercero para Luis Enrique Martínez. El primer premio fue de cinco mil pesos. 

En 1969 el favorito era Lisandro Meza, quien estaba precedido por un rotundo éxito comercial y representaba obras especialmente hechas para el festival como: ‘Vallenato canta vallenato’ y la puya ‘Upajá’ a la postre, el ganador fue Nicolás ‘Colacho’ Mendoza, el segundo lugar para Andrés Landeros. Por primera vez, se realizó el concurso de aficionados, siendo ganador Emiliano Zuleta Díaz, quien estuvo acompañado en la guacharaca y el canto por su hermano Alfonso ‘Poncho’ Zuleta. También se dio inicio al concurso de la Canción Inédita, siendo el ganador Gustavo Gutiérrez Cabello con el paseo ‘Rumores de viejas voces’. 

1970: El favorito era Emiliano Zuleta Díaz, quien se presentó en la guacharaca y en el canto a Jorge Oñate, y llevó por primera vez un afiche promocional a su aspiración como ‘Rey’. El ganador fue Calixto Ochoa. En esta versión del Festival se crea las categorías de Infantiles que gana Ciro Meza Reales. 

1971: Nuevamente hay ‘palo’ en el Festival. El favorito era Luis Enrique Martínez. Sin embargo, el ganador en la categoría de Profesionales fue Alberto Pacheco, barranquillero, el primer ‘Rey Vallenato’ en morir en Valledupar, en el hotel Los Cardones.

En 1983 se crea la categoría de semiprofesionales –a la postre efímera– en la que triunfó Carmencito Mendoza. 

1972: Ganó Miguel López. Fue el primer caso de un rey que no cantó, pues lo hizo su guacharaquero Jorge Oñate. Durante el concurso, murió tocando su caja Cirino Castilla. Fue la primera vez que se ‘sacó’ el Festival de la Plaza Alfonso López, al realizarse la final en el estadio Chemesquemena. Los seguidores de ‘Juancho’ Polo Valencia protagonizaron una pedrea en el lugar. 

 1973: En este año y luego de varios intentos, la corona fue por fin para Luis Enrique Martínez, ‘El Pollo vallenato’, el cual se hizo célebre con este canto y así se le conoció hasta el día de su muerte. 

1974: Se coronó ‘Rey’ por primera vez Alfredo Gutiérrez, quien a pesar de contar con estilo propio, tuvo que ajustarse a las reglas del festival en lo clásico y fue así que tomó el ritmo y melodías de Luis Enrique Martínez, para alzarse en el podio. Aquí se inició con Alfredo el ciclo de las puyas rápidas, al darle una velocidad metonímica mayor a las que hasta entonces se les daba a este ritmo. 

1975: Gana Julio de la Ossa. Fue declarado por primera vez desierto el concurso de la Canción Inédita, alcanzando el segundo lugar Julio Oñate Martínez con el tema ‘Encuentro con Simón’. El tercer lugar fue para Daniel CeledónOrsini con la canción‘Pobres arhuacos’. 

1976: Triunfa Nafer Durán. El primer y único músico, que se corona ‘Rey Vallenato’ interpretando un paseo y un merengue en tonos menores. Fue el último festival donde se realizó el concurso de semiprofesionales, triunfando José María ‘Chema’ Ramos. 

1977: Se corona ‘Rey de Profesionales’ ‘Chema’ Ramos, ‘El Décimo’, como era conocido cariñosamente, quien murió recientemente dejando una dinastía intacta en sus hijos. En ‘Chemita’ quien también fue coronado ‘Rey del Festival’.  

1978: Es la segunda corona para Alfredo Gutiérrez.

 1979: Triunfa Rafael Salas. Se organiza por primera vez el concurso de la piqueria en el Festival, obteniendo la corona Andrés Beleño. Gana por segunda vez en aficionados Álvaro López. 

1980: Triunfa Elberto ‘El Debe’ López. Y así, de manera ininterrumpida, el Festival llega hoy a su versión número 54 de manera exitosa y colocando al vallenato en la cúspide de la cultura nacional.
Los reyes vallenatos de 1981 al año 2020 los conoce el público y la opinión pública en general.
Esta versión será en homenaje a Rosendo Romero Ospino, ‘El poeta de Villanueva’, como es conocimiento a uno de los mejores compositores románticos de la música vallenata. 

  • Hernán Baquero Bracho
  • h1baquero@hotmail.com

La corona de la equidad, el sueño de las acordeoneras mayores del Festival Vallenato

Este jueves se presentaron las 8 candidatas a la corona con edades entre los 16 y los 27 años, provenientes de todos los rincones del país. Primerizas y experimentadas, todas tenían en común ese estilo retador para tocar el acordeón, como desafiando a aquellos que no creen que son capaces de tomarse el mundo vallenato.

Seguir leyendo «La corona de la equidad, el sueño de las acordeoneras mayores del Festival Vallenato»