SANTO ……….YO ?

EDUARDO DANGOND

En LA NACIÓN en el cual sobrevivimos; Colombia, conforma un país de todos los contrastes, el de mayor grado de desigualdad social; el que aparece dentro de los diez países más violentos del mundo, pero contradictoriamente, sus habitantes marcan en las estadísticas como una de las poblaciones mas felices del mundo. Constituye de por sí, lo más insólito y que causan hechos mas impresionantes digno de un film del agente 007 James Bond. Así, con desconcierto revisamos la noticia que un General de la Policía Nacional estaba trabajando para el paramilitarismo cuando su verdadera función era prestar la seguridad del presidente de la república. En caso de conflictos entre el paramilitarismo y las políticas de la presidencia de la república a quién éste protegería? Son interrogantes que son necesarios develar con la investigación. Con este nuevo acontecer de la justicia en torno al narcotráfico y el paramilitarismo en Colombia, parecería que el país no saliera de su asombro cuando éste hecho hace parte de una constante en un estado de derecho; en el cual, el 35% de los congresistas eran miembros de las fuerzas ilegales del paramilitarismo. Resultaría éste ser el porcentaje de corrupción de la población Colombiana?. La incursión de éste fenómeno violento que se tomó parte del Estado Colombiano, en todas sus esferas gubernamentales y que solo ahora se inicia a develar el componente militar que estaba al servicio de las autodefensas unidas de Colombia.

Pero, todo ello, sigue causando asombro,-Que como fue ?- máxime que la justicia Colombiana, en lugar de condenar al General SANTOYO, lo juzgó y lo absolvió de todas las acusaciones en su contra, con el agravante que resultó ser la máxima institución judicial administrativa, El CONSEJO de ESTADO, quien revocó la decisión de la procuraduría de inhabilitarlo por interceptaciones telefónicas ilegales e irregulares cometidos durante su ejercicio como director del Gaula en Medellín.

Es decir, que no sólo la justicia Colombiana demuestra con este hecho una vez mas su ceguera total; sino que por el contrario, nunca se entera de las actividades delictivas del máximo SANTO-yo incrustado en la Policía Nacional, hasta el punto, que es otro país; EL TIO SAM, que recopila las pruebas para encausar penalmente a este General por hechos ocurridos en NUESTRO PAÍS.

Con lo anterior queda demostrado que la contrainteligencia de los organismos de seguridad del estado no existe en Colombia; que además, el sistema penal acusatorio no ha despegado y que los hechos delictivos en nuestro país tienen abonado su campo fértil ante la inoperancia de la institucionalidad , la fiscalía y el estado de derecho.

Aún falta por develar quién fue el padrino político de quién contra todas su actividad delicuencial (al margen de la ley) llegó a ocupar los más altos designios del Estado como General de la República. Porque su jefe inmediato nunca sospechó, ni menos aun el MINDEFENSA de la época, hoy Presidente de la República ?

O por el contrario, nadie fue su cómplice y alcanzo normalmente por derecho y meritos propios a la cúspide de la institucionalidad nadando como pez en el agua…..de las turbias y putrefactas olas de la política Colombiana.

No nos crean tan Santos……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.