Ucrania ante la invasión de Occidente

ministroucranianoarsenyyatPor Jorge Petinaud

Kiev, 4 mar (PL) La llegada hoy a Ucrania de una avanzada del Fondo Monetario Internacional (FMI) cargada de recetas de recortes neoliberales es premonitoria de la guerra que pronto enfrentarán los sectores económicamente más desprotegidos de ese país para subsistir.

El posible despliegue de las Fuerzas Armadas rusas en esa nación por solicitud del derrocado presidente elegido Víctor Yanukóvich, según Moscú, relegó en el espectro informativo el ablandamiento que inician hoy en Kiev los artilleros de la terapia de choque.

Fue el propio primer ministro interino ucraniano, Arseny Yatsenyuk, quien la víspera en una reunión con representantes de la Asociación Europea de Empresas confirmó para este martes el arribo de los representantes del FMI, del que Kiev espera un rescate de 15 mil millones de dólares.

Durante el encuentro, Yatsenyuk reiteró el compromiso de cumplir todas las exigencias establecidas por el FMI antes de brindar la prometida ayuda a Kiev, y subrayó que horas antes formuló esa promesa por teléfono a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

Les puedo asegurar que este gobierno cumplirá todas las condiciones del FMI, ratificó el gobernante a los empresarios, citado por la publicación Segodnya.ua.

Designado en un Parlamento vigilado por los ultranacionalistas que lo tomaron por la fuerza y derrocaron a Yanukóvich, Yatseniuk sostuvo en la toma de posesión que su gabinete será impopular porque aplicará al pie de la letra los recortes exigidos por el FMI.

Tales imposiciones incluyen un incremento del 40 por ciento en las tarifas del gas a la población, retirada del apoyo estatal a los productores agrícolas, devaluación de la moneda nacional grivna y otros recortes sociales, según denunció en noviembre último el cesado primer ministro Nikolai Azarov.

Sin embargo, Yatsenyuk insistió en la convicción de que la situación financiera del país al que describió al borde de la quiebra se estabilizará “cuando llegue el dinero” de la institución monetaria promotora de los recortes sociales.

Al referirse al tema, el director del Centro de Análisis de Ucrania, Alexander Ohrimenko, estima que antes de las elecciones presidenciales convocadas para el 25 de mayo, el gabinete solo podrá firmar un acuerdo con el FMI y recibir antes de mayo un préstamo para estabilizar la moneda nacional en ocho grivnas por dólar.

También en este lapso el poder deberá incrementar las tarifas del gas, el costo de los servicios comunitarios y, posiblemente, pueda firmar el Acuerdo de Asociación suspendido en noviembre por el Gobierno derrocado, añadió.

Ohrimenko subrayó que a cambio del empréstito, el FMI exige aumentar las tarifas del gas en un 50 por ciento y en 40 puntos porcentuales las eléctricas para ponerlas más a tono con la economía de mercado.

Lo más probable es que el Gobierno aumente porque no hay otra manera, es la proclamada política de integración europea, los medios y el dinero para estabilizar la economía, y no, por ejemplo, el préstamo que dio Rusia sin necesidad de tasas de crecimiento, explicó.

El analista Alexandr Zholud, por su parte, pronóstico un pronto congelamiento de los programas sociales a tenor de una reconsideración del presupuesto para el año en curso, con la consiguiente reducción de gastos e ingresos.

La construcción de nuevas carreteras o viviendas se puede olvidar, lo cual provocará un mayor desempleo, y junto a ello debe ocurrir una congelación de los salarios del sector público, las pensiones y otras prestaciones sociales, explicó Zhould.

El Banco Nacional de Ucrania, en tanto, ya presentó una restricción temporal en las extracciones de los depósitos en moneda extranjera ante los retiros masivos anticipados que ya inició la población.

Stepan Kubiv, presidente de la institución bancaria, informó que a partir de ahora en los cajeros automáticos en efectivo solo se podrá retirar una cantidad equivalente por día a 15 mil grivnas (unos mil 875 dólares).

Advirtió, sin embargo, que no se va a pagar en euros ni en la moneda estadounidense, sino en grivnas y al curso del banco en el momento de la retirada.

Lo más probable es que esta medida afecte a las personas que pagan los préstamos hipotecarios en moneda extranjera, opinó el experto Ohrimenko.

Por el momento, son solo pronósticos. La invasión de occidente está por llegar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.