El dueño del ‘Cacique Upar’

Walter Arland durante la ceremonia de premiación junto a las 21 estatuillas de su creación. Foto: Adamis Guerra

Walter Arland durante la ceremonia de premiación junto a las 21 estatuillas de su creación. Foto: Adamis Guerra

Todos los años, la Fundación del Festival Vallenato, hace la entrega de premio a los ganadores de cada versión en una ceremonia especial en la que los premios y las estatuillas son los principales protagonistas.
Uno de los protagonistas de esa noche, fue la famosa estatuilla del Cacique Upar, que haciendo alusión a la Leyenda Vallenata, se entregó en forma de trofeo a los ganadores. Walter Arland, oriundo de Atánquez, pero vallenato de corazón, es el encargado de darle vida y forma al gran Cacique, inmortalizándolo en una figura de bronce que reciben orgulloso los ganadores.
La famosa estatuilla del Cacique Upar, que haciendo alusión a la Leyenda Vallenata, se entrega en forma de trofeo a los ganadores, es creada por Walter Arland.
Hace ocho años realiza de forma titánica este trabajo para la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata en donde llegó tocando puertas considerando que la estatuilla, que en ese tiempo era una pilonera, debía representar la Leyenda Vallanata en cabeza del Cacique Upar.
Pero su inquietud fue más allá; quería realzar una estatuilla a la altura de los grandes acontecimientos mundiales en donde el codiciado premio, representa más allá que un simple trofeo. Por eso presentó una propuesta al presidente de la Fundación y de inmediato empezó con su tarea que año tras año realiza con mucho orgullo.
En manos de los Reyes Vallenatos queda su trabajo en bronce con acabados modernos y contemporáneos, en los que realiza un proceso normal de fundición para luego ensamblar cada una de las partes y finalmente ubicarlas en una base de madera.
Son 21 estatuillas las que cada año realiza Walter en oro, plata y bronce, en un tamaño de 30 cm de alto, 12 de ancho y 10 de profundidad. Seis de oro para los primeros lugares, e igual número en plata para los segundos y los mismos para los terceros en bronco
Este pintor y escultor innato, recuerda con especial agrado el último Rey de Reyes en el que ganó Hugo Carlos Granados, porque en esa oportunidad le tocó realizar además de los trofeos, una corona para el ganador y una medalla. De igual forma una estatuilla honorífica de la cacica.
Walter continuará con su labor cada año, llenando los espacios íntimos de los Reyes Vallenatos con sus obras de arte que brillan cada año en manos de los ganadores del festival de acordeones más importante del país.
Por: Antonio Peralta Nieto/El Pilón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .