Deimer Marín Jiménez, un guajiro con estirpe y tradición

La mejor herencia que considera Deimer le dejó su padre Nando Marín, fue su inclinación por las composiciones vallenatas.

La mejor herencia que considera Deimer le dejó su padre Nando Marín, fue su inclinación por las composiciones vallenatas.

Se considera un poeta y un visionario de su tiempo. Un guajiro que además de sentir un amor innato por la política y la música, vive perdidamente enamorado de su familia. Así es Deimer Jacinto Marín Jiménez, un hombre cuya vida es su propio reto, que describe el sacrificio y el esfuerzo que se necesitan para alcanzar cualquier sueño; un ejemplo de una persona capaz que ha alcanzado el éxito sin importar los obstáculos.

Nació en El Tablazo, corregimiento de San Juan del Cesar, pero con gran orgullo, admite que fue adoptado por Riohacha. Estudió la primaria en la escuela ‘Luis Beltrán Dangond’ de Villanueva, la secundaria en el colegio ‘Manuel Antonio Dávila’ de San Juan del Cesar y la carrera de medicina en la Universidad Libre de Barranquilla.

Guajiro de estirpe y tradición, Deimer Jacinto Marín Jiménez dedica sus triunfos a su esposa Alexandra Curiel Choles; a sus hijos: Marian, Águeda, Valeria y Daniel, además de sus hermanos, personas de quienes ha merecido el respeto y el reconocimiento por sus triunfos.

Posee una maestría en administración financiera y liderazgo estratégico, y una especialización en gerencia en salud. Para Deimer, un hombre carismático, inquieto y perseverante; la medicina, la música y la política, son sus grandes vocaciones.

Herencia musical

La música ha sido el portavoz para mostrar su talento, que sin duda, heredó de su padre Hernando Marín Lacouture. Sus composiciones lo han dado a conocer como artista, desde niño ha sido protagonista como compositor en diferentes festivales vallenatos, y con su estilo musical ha seguido la esencia del folclor vallenato.

Desde muy niño, rodeado de un círculo de cantautores inició su camino en el mundo musical, donde dio a conocer sus cualidades de compositor y por fortuna encontró la llave de su reconocimiento por la pasión a la música y enriquecimiento del folclor.

Su camino en la música lo inició con el Trío Cañasan, al lado de su padre Hernando Marín y su hermano ‘Nandito’, grupo con el que conoció aspectos relevantes del folclor que más tarde lo catapultaron como gran intérprete de la música vallenata.

Ha expresado en sus composiciones un canto del alma, las cuales han sido interpretadas por las agrupaciones más reconocidas del vallenato: Binomio de Oro (Rafael Orozco), Los Hermanos Zuleta Díaz, Iván Villazón, Los Betos, Jorge Oñate, ‘Pangue’ Maestre y Silvio Brito.

En esas andanzas, en el año 1986, el Binomio de Oro conformado por Rafael Orozco e Israel Romero, le grabaron su primera composición ‘No pasará lo mismo’, canción que marcó el inicio de una serie de éxitos como ‘Decidí cambiar’ y ‘Rompecorazones’; ‘Adiós amor’ y ‘Dame tu amor’ (Silvio Brito); ‘Navidad contigo’ y ‘Olvida esa pena’ (Beto Zabaleta); ‘Triste y confundido’, ‘Muñeco de papel’, ‘Así no se puede’ y ‘No hay razón’ (Jorge Oñate); ‘Porque eres amiga’ y ‘Debemos resignarnos’ (Marcos Díaz); ‘Y cómo se hace’ (Iván Villazón); ‘A mi suegra’ (Poncho Zuleta); ‘Aprende corazón’ y ‘Bendito amor’ (Carlos Malo); ‘Te vas’ (Ricardo Maestre); ‘Brindándote amor’ (Miguel Herrera); ‘De amor me muero’ (Guillermo Lara); ‘Amiga’ (Juan Carlos Mendoza) y ‘Juego de barajas’ (Peter Manjarrés).

Triunfador en festivales

Deimer Marín también ha incursionado con éxito en los festivales vallenatos: ‘Diálogo’, canción ganadora en la vigésima versión del Festival de Compositores de Música Vallenata en San Juan del Cesar; ‘Triste y confundido’, triunfadora en el Festival del Retorno en Fonseca.

Capítulo aparte merece la obra ‘Maestro de maestros’, su mayor logro, con el que se coronó Rey de la Canción Inédita en la versión número 32 del Festival de la Leyenda Vallenata, tema con el cual le rindió un merecido homenaje al maestro Leandro Díaz Duarte. Posteriormente, en el marco del mismo evento en el año 2011 sacó un sencillo con dicha obra, acompañada por otra de la autoría de su padre titulada ‘Vallenato y guajiro’.

En el mismo certamen que se realiza en Valledupar, Deimer ocupó un honroso tercer puesto detrás de Santander Durán Escalona y Fernando Dangond Castro en el concurso Rey de Reyes de la Canción Inédita en el año 2007. También ha obtenido triunfos como compositor en los festivales de Urumita, Chinú, Ayapel, Mahates y Codazzi.

‘Las canciones de mi padre a La Guajira’ es un homenaje musical que le tributó a su papá en el año 2003, acompañado en esa oportunidad por el acordeón de Jhony Gámez.

Por: Hermes Francisco Daza/El Pilón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.