EL Paso se viste de fiesta

EustorgioEustorgio Flórez Mojica, presidente de la Fundación Festival Pedazo de Acordeón. Foto: Joaquín Ramírez.

Como cada año, los habitantes del municipio de El Paso, se preparan para recibir a propios y foráneos, que llegan durante el mes de abril para disfrutar de la principal festividad de dicha población, que a pesar de caracterizarse por ser un pueblo minero, se abre paso a las notas de la caja, la guacharaca y el acordeón; donde en cada rincón y cada calle se escucha la melodía de niños, jóvenes y adultos que interpretan los aires tradicionales de la música vallenata, como son: puya, paseo merengue y son.

Este año, y a punto de iniciar la versión 27 del Festival Pedazo de Acordeón, los paseros cuentan con la grata sorpresa, de que el festival cada vez coge más fuerza y se hace más popular, abriendo caminos en diferentes regiones de Colombia.

“Con respecto a las inscripciones que se cerraron el 15 de abril, observamos que se superó el número de participantes, relacionados con años anteriores; este año se ve una motivación a nivel nacional, ya que contamos con personas inscritas de departamentos como Antioquia, Córdoba y Sucre, que son zonas de donde nunca habíamos tenido participación, así mismo se vio el incremento de concursantes de las zonas de donde tradicionalmente llegan a El Paso, como son La Guajira, Bolívar y Magdalena. Por esta razón confiamos en que vamos a lograr el éxito deseado en el desarrollo de las actividades del festival”, expresó Eustorgio Flórez Mojica, presidente de la Fundación Festival Pedazo de Acordeón.

Como es tradicional, el Festival que se realiza en El Paso, cuenta con concursos en diferentes categorías como acordeoneros infantiles, acordeoneros juveniles, acordeoneros aficionados, acordeoneros completos, concurso de piqueria y el concurso de canciones inéditas; cada participante debe cumplir con el requisito de presentar una canción de la autoría de Alejo Durán o que haya sido grabada por el primer Rey Vallenato.

El primer festival Pedazo de Acordeón se realizó en 1988 en la plaza Alejo Durán del municipio de El Paso, en homenaje a este reconocido acordeonero, baluarte del folclor vallenato.

El Presidente de la Junta del Festival, indicó que en esta versión, las fiestas serán en homenaje al Presidente Vitalicio César Serna Mieles, “un hombre multifacético que se destacó por su importante aporte al folclor de esta población. César fue acordeonero, compositor, dirigente político y su vida estuvo hecha, para servirles a las comunidades, además fue uno de los miembros fundadores de este festival”.

César Serna murió a los 71 años, el pasado 6 de octubre, cuando se cansó de luchar contra un cáncer de faringe, que le había deteriorado su salud. Pese a que solo estudió hasta tercero de primaria, fue un hombre que se preocupó por aprender y fue bachiller honoris causa del Colegio Nacionalizado de Educación Media de El Paso, su inquietud y preocupación por la comunidad lo conllevó a ocupar cargos importantes en su pueblo, como el de Concejal, Director de la Casa de la Cultura, Alcalde y hasta Diputado del Cesar.

Su preocupación por la comunidad la compartía ejecutando el acordeón, pertenecía a la dinastía Serna de El Paso, de ahí su interés por preservar la música vallenata y en especial este festival de acordeones, que le da la oportunidad a personas de la región que quieran mostrar conocer su talento.

“En esta versión que es la 27, estamos con el mismo entusiasmo como si fuera la primera, y aunque César Serna no esté físicamente, sabemos que espiritualmente está con nosotros porque compartimos con él muchas cosas importantes de su vida y del municipio, por eso este homenaje que sentimos como nuestro”, acotó Flórez Mojica.

¿Cómo inició el Festival Pedazo de Acordeón?

Según lo dio a conocer Eustorgio Flórez, presidente y fundador del festival, esta festividad nace de un estudio que se realizó sobre la riqueza cultural de El Paso, cuando en 1977 detectaron que este municipio había tenido 105 acordeoneros hasta esa fecha. “Eso es algo difícil que otro pueblo pueda mostrar, tantos intérpretes de la música vallenata sin escuela; por eso nos dimos a la tarea de mirar las posibilidades de realizar este evento.”

Pero es solo en 1987, cuando el más destacado intérprete del acordeón, como lo es Alejandro Durán, durante la final del primer concurso Rey de Reyes del Festival de la Leyenda Vallenata y quien parecía el seguro ganador y favorito absoluto del público, se equivocó en la ejecución de los bajos en la puya de su autoría ‘Pedazo de acordeón’, haciéndose descalificar; esto generó el descontento del pueblo pasero y motivó a César Serna durante el recibimiento que le hicieron a Alejo en su tierra natal a atreverse a decir que el próximo año, es decir, en 1988, El Paso tendría su propio festival, lo cual se cumplió.

De esta manera, la junta de este festival que es apoyado por el Ministerio de Cultura, a través del programa de concertación cultural hace extensiva la invitación a los pueblos circunvecinos a disfrutar sanamente durante cuatro días al ritmo de caja, guachara y acordeón. ¡Apa!¡Oa! ¡Sabroooso!

Andreina Bandera / EL PILÓN
andreina.bandera@elpilon.com.co

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .