Antioxidantes, la ‘pulpa’ secreta de las frutas del Caribe

frutasdelcaribe

POR: MARÍA T. GUTIÉRREZ COLL
Muchos desconocen los beneficios para la salud que dan estos frutos endémicos • El porcentaje de ingesta a nivel nacional es bajo • Uniatlántico investiga formas de consumo más prácticas y con mayor arraigo.
Las moléculas antioxidantes se han vuelto el componente de moda de muchos productos naturistas que salen a la venta al mercado cada día. Así lo afirma Gustavo Peláez, médico especialista en medicina alternativa.

“El mundo de los fármacos ha entrado en la onda de los antioxidantes porque este tipo de moléculas, como bien dice su nombre, son las que no permiten la oxidación de otras”, explica Peláez.

El ingeniero químico y doctor en Ciencia y Biotecnología Carlos Alberto Fuenmayor manifiesta que la oxidación se refiere a unas reacciones químicas que involucran la pérdida de electrones o un estado de oxidación superior.

“Estas reacciones pueden producir radicales libres, los cuales desintegran las membranas celulares y la oxidación de las proteínas. Cuando esto ocurre al interior de una célula, le ocasionan daño o muerte a la misma”, explica Fuenmayor.

Los expertos coinciden en precisar que a pesar de que la industria tenga en el mercado una gran cantidad de antioxidantes encapsulados, el consumidor debe saber que este tipo de moléculas son de germinación natural.

“Las frutas y verduras son fuentes buenas, y en algunos casos excelentes de compuestos antioxidantes como vitamina C, vitamina E, antocianos, flavonoides y compuestos fenólicos en general”, señala Fuenmayor.

Al alcance de todos. Las frutas más reconocidas por ser ricas en antioxidantes son las moras, las frambuesas, los arándanos, las fresas y las granadillas; en su mayoría son de origen extranjero o, en su defecto, cultivadas en climas fríos, como lo asegura el ingeniero agrónomo Jesús Elías Cuadrado. “Por crecer en condiciones climáticas diferentes a las nuestras, se vuelven frutas de difícil acceso en cuanto al precio y su oferta”.

Sin embargo, en un estudio realizado en 2011 por José Contreras-Calderón y colaboradores, en la Universidad de Pamplona, Norte de Santander, analizaron alrededor de 24 frutas exóticas de Colombia, de las cuales encontraron que el caimito, el corozo, el algarrobo, el zapote, la guayaba agria y el marañón están dentro de los frutos con mejores indicadores de actividad antioxidante.

“Lo bueno de este pequeño listado es que, al menos estas seis, crecen de manera silvestre en el Caribe”, indica Cuadrado.

Fuenmayor expresa que “es claro que nuestras frutas, además de ser nutritivas y deliciosas, son una reserva de compuestos potencialmente benéficos para la salud”.
Cuadrado opina que si “la gente tuviera más conciencia de que en el patio de su casa existe una fuente rica en prevención de ciertas enfermedades, otra fuera la historia”.

¿Para qué son buenos?. Peláez confirma que la función de los antioxidantes es prevenir la oxidación de las células, pero aclara que muchas veces su labor es proteger aquellas que tienden a evolucionar de manera negativa.

“La aparición de una célula cancerosa, por ejemplo, puede ser prevenida si el consumo de frutas y verduras ricas en antioxidantes es alto”.

No obstante, la ingesta de este tipo de alimentos en Colombia es definitivamente baja, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, que dice que “se debe consumir 120 kilogramos de frutas y verduras al año, es decir, alrededor de 330 gramos diarios”.

Pero en Colombia el consumo anual es solo de 40 kilos anuales, como lo muestran los datos de la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional en Colombia, realizada en el 2010.

Las conclusiones describen que 1 de cada 3 colombianos entre 5 y 64 años no consumen frutas diariamente, y 5 de cada 7, también entre 5 y 64 años, no consumen hortalizas o verduras a diario. Este porcentaje poblacional es similar en todas las edades, pero con mayor énfasis en los menores de 18 años, en donde 3 de cada 4 no consumen estos alimentos diariamente.

Promoción de consumo

Debido a los bajos índices de consumo en el país y teniendo en cuenta la riqueza invaluable de las frutas nativas, el Grupo de Investigación de Nutrición Humana del programa de Nutrición y Dietética de la Universidad de la Atlántico está trabajando este semestre en el proyecto investigativo llamado ‘Extracción  y encapsulación de compuestos antioxidantes de frutos típicos de la región Caribe’, desarrollado por el estudiante Miguel Cardona Guzmán.

“Mucha gente alega que no consume frutas y verduras porque no les gusta el sabor o simplemente porque no están acostumbrados. A partir de esto, decidimos crear una manera fácil y segura del consumo de estos alimentos”, comenta Cardona, quien junto al profesor Carlos Fuenmayor, asesor de su proyecto, pretende extraer compuestos fenólicos –un tipo de antioxidante– por medio de solventes no tóxicos, como el etanol,  que luego será retirado por el método de la evaporación a bajas temperaturas.

“Al final, para proteger las sustancias extraídas, estas serán recubiertas en el interior de cápsulas o películas que están hechas de sustancias comestibles como el alginato de calcio”, cuenta Cardona.

Fuenmayor concluye que “esta podría ser una alternativa para diversificar y aumentar la ingesta de frutas a través de la adición de estos antioxidantes encapsulados a otros tipos de alimentos que sean ampliamente consumidos, como los lácteos”.//El Heraldo

expertos_en_frutas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.