Diomedes Díaz, antes y después de ‘Colacho’ Mendoza

cantando-portada


Diomedes Díaz Maestre se convirtió en un ícono para la música vallenata, no sin antes pasar por desprecios, silbidos y lágrimas por no poder cumplir el anhelo de mostrarse en las parrandas.

Pero la vida de este cantautor que murió hace tres años, exactamente un 22 de diciembre de 2013, comenzó a cambiar desde la llegada a su agrupación de Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza, el consagrado rey vallenato que para la época era el acordeonero número uno de Valledupar, el más perseguido por la élite social de la región, el mismo que venía de hacer cuatro compactos con Jorge Oñate entre 1975 y 1978, y que ese último año tomó la decisión de unirse a Diomedes Díaz y proyectarlo como la nueva promesa del folclor.

‘Colacho’ Mendoza, hombre elegante que lucía permanentemente un sombrero, apareció en la palestra musical con ‘El Cacique de La Junta’ en el segundo semestre de 1978, con el trabajo titulado ‘Dos Grandes’, que incluyó 11 canciones con éxitos como: ‘El gavilán mayor’, ‘María’, ‘Así es la vida’, ‘Señor gerente’, entre otros.

En total grabaron siete compactos musicales, que reunieron 85 canciones en un tiempo más o menos de seis años de matrimonio musical. En el último disco que hicieron este par de estrellas de la música vallenata, Diomedes invitó a Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina a grabar tres canciones: ‘Se te nota en la mirada’, ‘Felicidad perdida’ y ‘Por amor’, hecho que generó molestia en ‘Colacho’ Mendoza, quien después decidió dar un paso al costado, no sin antes dejarle el camino despejado a Diomedes Díaz para que triunfara con ‘El Cocha’ Molina.

“Con ‘Colacho’ Mendoza dicen las personas que vivieron esa época que fue el paso de Diomedes Díaz al interior del país. Aunque la gente joven recuerda lo hecho entre Diomedes y ‘Juancho’ Rois, el maestro Nicolás Elías le dio historia a ‘El Cacique de La Junta’. Es decir, ‘Colacho’ Mendoza sacó de la esfera local a un cantante que tenía ganas de triunfar, que le faltaba clase, pero que tenía un talento interesante”, relató el locutor, Korak Pérez Villamizar.

Antes y después

En 1978, Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza se unió a Diomedes Díaz y grabaron para el segundo semestre del año ‘Dos Grandes’, long play de 11 canciones que incluyó a compositores como Romualdo Brito, Martín Maestre, Hernando Marín, Héctor Zuleta, Edilberto Daza, Leandro Díaz, Lino Anaya, Rafael Escalona, Isaac Castillo y el mismo Diomedes. La unión se dio después de la grabación entre Diomedes Díaz y Juan Humberto Rois, en el disco ‘La Locura’, que como el mismo cantante dijo en la canción ‘Mi vida musical, “no sé por qué sería la separación”.

‘Colacho’ Mendoza trabajó en ocho disco con Diomedes, quienes durante seis años se convirtieron en los artistas más costosos de la música vallenata y pasearon por gran parte de Colombia y Venezuela.

Pero desde 1983, Diomedes comenzó a seguir a Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina, un joven de escasos 17 años que tenía una destreza y un sentido musical con el cual lo enamoró. Ese gusto por Molina, nacido en Patillal (corregimiento de Valledupar), fue el detonante para la separación entre Diomedes y el primer rey de reyes del Festival de la Leyenda Vallenata, ‘Colacho’ Mendoza.

Augusto Ariza, amigo y compañero de toda la vida de ‘El Cocha’ Molina, narró en exclusiva para EL PILÓN el camino que tuvo como destino final la unión de Diomedes y ‘El Cocha’, alumno musical de ‘Colacho’ Mendoza, Emiliano Zuleta Díaz y Luis Enrique Martínez.

“En el long play ‘Cantando’, Diomedes quería invitar a ‘El Cocha, pero nosotros nos fuimos en Semana Santa para Girardot y Melgar; estábamos paseando con Nelson Gnecco, Enrique Cabas, Alberto Molina, ‘Nenón’ Solano, Jaime Luis Becerra, y parrandeábamos Iván Villazón, ‘El Cocha’ Molina, Augusto Ariza y Elías Alberto ‘El Coyote’ Castilla. En esa época no había celular y a ‘Cocha’ lo estaban buscando porque Diomedes estaba grabando y le quería dar unas canciones para que grabara, pero no se pudo porque no lograron contactarlo. Al año siguiente fue cuando se dio la invitación, Diomedes fue por mí a la casa en compañía de Bolívar Urrutia, quien era su primo y chófer, en un Renault 12 azul que tenía. Después de ir a San Diego y hacer unas vueltas, Diomedes nos dijo que le iba a dar a ‘Cocha’ como ocho canciones en ‘El Mundo’, pero después comentó que no podía hacerlo porque se le emputaba ‘Colacho’. Así fue la grabación de Diomedes con ‘Cocha’”, declaró Augusto Ariza.

Ariza rememoró también que a Diomedes no era que no le gustara el acordeón de ‘Colacho’ Mendoza, simplemente “Diomedes quería oxigenar el conjunto con algo nuevo; recuerdo que en Codazzi nos invitó a Barranquilla a una caseta, estando allá ‘Colacho’ había tocado como dos tandas (en esa época eran cuatro salidas musicales por baile) y la cosa iba normal, entonces Diomedes le dijo a Joaco (Guillén) que subiera al escenario a ‘El Cocha’ y cuando se montó la juventud se volcó a la tarima y eso era lo que quería Diomedes.

La próxima semana ‘Colacho’ no quiso viajar más, dijo que estaba enfermo, pero era como molesto porque él vio la reacción del público con ‘El Cocha’, acordeonero que venía de grabar con Iván Villazón en el compacto ‘El arco iris’, como fueron las canciones ‘La linda Ballesteros’ y ‘El ramillete’, también en la canción ‘Pesares’ quien dobló los bajos del acordeón fue ‘El Cocha’”, declaró Augusto Ariza.

Después de presentar el compacto ‘El Mundo’ al público, Diomedes alternaba en la tarima con los dos acordeoneros, así fue como ‘Colacho’ decidió apartarse antes de ser despedido.

Cuando tomaron caminos diferentes, Diomedes Díaz quedó matriculado con Gonzalo Arturo Molina, mientras que Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza se unió a Silvio Brito, un cantante oriundo de La Duda, jurisdicción del corregimiento de Pondorito, que pertenece al municipio de Fonseca, La Guajira.

Con ‘El Cocha’ Molina, Diomedes alcanzó a entregar tres compactos; ‘Vallenato’, ‘Brindo con el alma’ e ‘Incontenibles’: por su parte ‘Colacho’ Mendoza grabó dos compactos con Silvio Brito; ‘Linda costeña’ y ‘La diosa coronada’, para un compendio de 22 canciones.

Discografía

Diomedes Díaz & ‘Colacho’ Mendoza
‘Dos Grandes’ (1978)
‘Los Profesionales’ (1979)
‘Tu Serenata’ (1980)
‘Para mí Fanaticada’ (1980)
‘Con mucho estilo’ (1981)
‘Todo es para ti’ (1982)
‘Cantando’ (1983)
‘El Mundo’ (1984)

Canciones grabadas
85
Tiempo de unión
Seis años

Cuando tomaron caminos diferentes, Diomedes Díaz quedó matriculado con Gonzalo Arturo Molina, mientras que Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza se unió a Silvio Brito, un cantante oriundo de La Duda, jurisdicción del corregimiento de Pondorito, en Fonseca (La Guajira).

Con ‘El Cocha’ Molina, Diomedes alcanzó a entregar tres compactos; ‘Vallenato’, ‘Brindo con el alma’ e ‘Incontenibles’, para un total de 33 canciones.

“En el long play ‘Cantando’, Diomedes quería invitar a ‘El Cocha, pero nosotros nos fuimos en Semana Santa para Girardot y Melgar, estábamos paseando con Nelson Gnecco, Enrique Cabas, Alberto Molina, ‘Nenón’ Solano, Jaime Luis Becerra, y parrandeábamos Iván Villazón, ‘El Cocha’ Molina, Gustavo Ariza y Elías Alberto ‘El Coyote’ Castilla”: Augusto Ariza.

Por Carlos Mario Jiménez/ EL PILÓN
Carlos.jimenez@elpilon.com.co

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s