MIS DÉCIMAS A SILVESTRE DANGOND

JOSE ATUESTA , SILVESTRE DANGOND Y WILBER MENDOZA, 1994

Por José Atuesta Mindiola

I
En la tarima radiante
de mi colegio Instpecam,
la música era un imán
en todos los estudiantes.
Llegó un niño concursante
por el colegio El Carmelo
con tonos en ritornelos
cantó una hermosa canción,
y era Silvestre Dangond
que ya iniciaba su vuelo.

II
De grata recordación
el año noventa y cuatro,
Wilber y yo en el retrato
y el niño Silvestre Dangond;
Fue artista revelación
del Festival Escolar
que se hizo en Valledupar,
él ganó en esa batalla,
y su primera medalla
tuve el honor de entregar.

III
Ese día pude expresar:
Este niño tiene futuro
y conserva lo más puro
en el arte de cantar.
Ahora me ponga a pensar
que la vida es una noria
que goza en la trayectoria
y nos da mucha sorpresa;
Silvestre por su grandeza
musical ya está en la historia.

IV
Silvestristas mil por ciento
dicen muchos seguidores,
de este rey de los cantores
que vibra de sentimiento.
Su voz memoria en el viento
y en su estilo es el primero:
Un cantante marinero
que vive viajando tanto
y su canto es el encanto
con el alma de trovero.

BLOG DEL AUTOR: José Atuesta Mindiola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .