LEONARDO MAYA AMAYA, MEDICO ESCRITOR Y POETA

Mi Crónica Sabatina

Por José Jaime Daza Hinojosa |SABADO, ENERO 6/2021

Hoy homenaje a un Juntero: Escritor, Exconcejal de Valledupar, Médico Oftalmólogo, Político y Poeta Empedernido.
LEONARDO MAYA AMAYA

Nuestro queridísimo invitado de hoy; es un paisano orgulloso de su tierra, es feliz hablando de su pueblo “La Junta Guajira “del cual tiene recuerdos gratos e imborrables; jamás olvida el río cargado de mariposas y libélulas, también las flores que nunca faltaron en su casa, siempre hubo un jardín donde el buen aroma y la brillantez de las flores le hacían vivir los momentos de mayor alegría, paz y satisfacción de toda su existencia.
Nació un 27 de Julio de 1961, su madre lleva por nombre: Efigenia Amaya Bolaño una Juntera de cepa; de Ella dice Leo como le digo por cariño: “a mi madre le debo todo, es mi vida, es mi sol, es el viento que me empuja, es la luz que me ilumina siempre, Ella me enseñó el respeto, el creer en mí mismo, me inculcó el amor a la literatura, el amor al estudio en eso Ella fue decisiva en mi vida. A mí me crio mi madre y de eso vivo orgulloso Siempre.
Su Padre es: José Antonio Maya Camargo un farmaceuta consagrado, de El heredó su amor por la Medicina, le fascinó siempre ver los libros que llegaban a la farmacia de su papá donde habían fotografías de médicos norteamericanos, eso le llamaba mucho la atención.

Su infancia transcurrió llena de inocencia y felicidad en la Junta, recuerdo como ahora cuando Leo se paseaba por los montes y potreros de su tierra querida acompañado muchas veces por su Primo hermano : Germán Arrieta y Harold Rodríguez mi mejor amigo de infancia el hijo de Augusto y Arminda, al que todos le decíamos Chipo; salíamos a cortar yerbitas para hacer escobas, a empotrerar las vacas en la mañana y a sacarlas por las tardes, pues en aquella época se acostumbraba tener un corral en el patio o traspatio de las casas y muy tempranito se levantaba nuestro padre, nuestros tíos o quien se encargaba de la labor de ordeño a cumplir con tan importante actividad, los que no sabíamos ordeñar muy bien nos tocaba la tarea de enrejar e ir sacando los terneros del chiquero, esperábamos la orden de quien ordeñaba que decidía cuál quería ordeñar pues habían vacas con las tetas muy duras y también otras suavecitas él nos replicaba : saca el ternero de la mariposa, saca ahora el de la azucena, nuestras mamás acostumbraban a darnos una taza general mente de peltre con café y quien ordeñaba nos la llenaba de espuma de leche, ese era un manjar, una delicia, tomar leche combinada con café definitivamente era un menú que merecía estar dentro de las maravillas del mundo.

Como olvidar cuando íbamos a cortar una carga de leña dé brazil o a coger agua al río pues no había acueducto eran de verdad días de mucha paz de gloria en nuestro terruño, que agradable recordar aquellos tiempos esa si era la verdadera dicha y Alegría. Vivirán siempre en nuestra memoria las jornadas cuando solíamos salir a sacar Yucas al arhuaco, coger candungas a la falda o a Carrizal, a buscar mangos y ciruelas al “Cerro de Mecho”, cotoprices o mamones a la teta, rabiacanas a talanquera, Iguarayas y guayabas a mazamorra, qué tiempos aquellos de verdad inolvidables e irrepetibles, en otras ocasiones nos íbamos a meliar ( recolectar miel de abejas ) o tumbando potrosos y paracos, les aclaró que estos términos para quien no los conoce son unas capas recubiertas de miel que eran custodiadas por avispas que cuando se enfurecían o alborotaban podían morder o picar e insertar veneno que causaba, hinchazón, mareo y hasta náuseas, estas jornadas se hacían de a pies, generalmente en pantalones cortos y otras veces en burros, yeguas, mulas y caballos íbamos en el anca muchas veces y el Jinete no podrían ser otros que los tíos de Leo : “Caturo”, “Cutampa”, o Goyo Amaya, esto es lo que podemos denominar una infancia bien vivida.
Sus primeros años de primaria los realizó en la Escuela Rural de Varones de La Junta, luego se trasladó a Valledupar con su madre y Margarita la única hermana de padre y madre que posee; continuó sus estudios en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús y culminó su Bachillerato en el gran Loperena el claustro educativo de mayor prestigio de la época donde todos los jóvenes anhelaban estudiar, además no existían muchos colegios, allí le decían Gabito pues siempre sobresalió en los Centros Literarios donde participaba activamente, hacia discursos elocuentes y escribía muy bien, comenzaba ya a desarrollar sus dotes de orador.

Hay un acontecimiento qué marcó su vida y nunca olvida fue Zapatero o mejor “ ayudante de Zapatero “ con orgullo recuerda esa faceta de su vida, el señor a quien le colaboraba todavía vive su nombre es : Nico, trabajaba en la octava, atlántico de la 17 recuerda que Leonardo era muy inteligente y aplicado y que realizaba su labor ( cocer y pegar calzados ) con mucho profesionalismo; Leo afirma que de verdad le daba pena pero que necesitaba el trabajo pues de allí ganaba para comprar sus meriendas y para hacerse a sus útiles escolares, cursaba para entonces tercero o cuarto de bachillerato.
Su carrera de Medicina la realizó en la prestigiosa Universidad del Norte de Barranquilla, el internado en el Hospital Rosario Pumarejo de López y el rural en el corregimiento de Aguas Blancas departamento del César, en este pueblo se hizo querer por su eficiente trabajo. Viajó a la Argentina con la ilusión de ser Cirujano de tórax u oftalmólogo, el destino quiso que fuera oftalmólogo.

Sus mayores pasiones son : La Medicina, La Literatura y La Política, en esta incursiono’ en el año 2008 y salió elegido Concejal de Valledupar con una excelente votación para el periodo constitucional de 2008-2011, considera que la experiencia que vivió ejerciendo su labor de Concejal fue maravillosa y la compara cómo haber realizado un master sobre Valledupar, por medio de esta experiencia conoció a la ciudad de palmo a palmo, sus problemas, sus debilidades y fortalezas, mejor dicho se empapó de todo lo que no sabía de Valledupar, afirma que no concibe un Alcalde de un Municipio que no haya pasado por el concejo, ese debería ser un requisito para ser elegido Alcalde, pues allí se conoce toda la problemática del Municipio y además es la oportunidad para interactuar con el potencial más valioso que tiene una región “ Su Gente “.

Tiene muy presente una frase de Napoleón Bonaparte: “‘Es mal soldado aquel que no aspira ser General “. Su deseo y capacidad de servicio están firmes y se encuentra listo para ocupar cualquier dignidad que se le presente ya sea con cargos ejecutivos o de elección popular como: Alcalde, Diputado, Gobernador o Congreso de la República, le gustaría seguir creciendo, pero asegura que no le interesa volver al Concejo pues ya ese curso lo aprobó.
Anhela algún día ser Alcalde de Valledupar, ciudad a la que ama y defiende en todas partes, la ciudad que lo vio crecer, estudiar y donde vive con su Familia, para Ella quiere lo mejor, se siente preparado para administrarla.
Tiene patentados 4 libros : el primero lo publico en el 2008 lo titulo’ : Héroes y genios de la Humanidad una especie de cartilla, “Palabras de amor “ el cual salió en septiembre del 2013 allí recopiló cuentos y poemas destapándose como el gran apasionado por las letras, le escribe a la vida, al amor que para él no existe nada semejante es lo más lindo y maravilloso, amar es lo mejor que le puede pasar a un ser humano, es un don de Dios. “ Que Viva El Amor “. Otra de sus obras se llama: “
Del amor, las nostalgias y el olvido “. Y su libro más reciente lleva por título: “Todo lo que se ha perdido “.

Les cuento que los inicie a leer y son fascinantes, agradables, de esos que uno comienza y no quiere despegarse hasta terminarlos de leer totalmente, fina pluma la que tiene nuestro invitado de hoy, quien desearía tener mucho más tiempo para escribir y ruega a Dios le regale el espacio para hacerlo, pues sus múltiples ocupaciones lo cohíben de poder escribir mucho más de lo que hasta ahora ha escrito, desearía dedicarle más tiempo a esta actividad.
Su bonita Familia está conformada por: su esposa: Angelly Lucero Hoyos Cepeda, una psicóloga que presta sus servicios en el instituto de bienestar familiar Seccional César, y sus 4 hijos: uno que tuvo antes del matrimonio y lleva por nombre: Juan David, el segundo: Leonardo Rafael, le sigue: Alejandro José al que considera su mejor amigo, y una preciosa niña cuyo nombre es: Angelina María. Tiene dos hermanos en los Estados Unidos y dos hermanas en Barranquilla.

El Dr. Leonardo es defensor acérrimo del Proceso de Paz, considera que un país sin guerra es la mejor herencia que les podemos dejar a nuestros hijos.
Se siente orgulloso y satisfecho pues la ciudadanía lo distingue, debido a las huellas que dejó en su paso por el Concejo. Considera que el mejor político que existe es el médico pues se dedica a servir.
Es sobrino de aquel famoso y prestigioso Médico que el Maestro Escalona siempre mencionaba: el Dr. Maya Brujes egresado de la Universidad Nacional, quien hace muchos años sin existir tanta tecnología hizo muy buenos aportes para el control del Vitíligo, lo considera un faro en su vida, de El heredó la Oratoria y sus dotes de Poeta.
Para Leonardo la Política no se debe utilizar para enriquecerse, equivocado está aquel que la utilice para lucro personal, pues está nació para servir, para mejorar la calidad de vida de la gente, quien no lo mire así está en el lugar equivocado enfatiza. Además de Médico oftalmólogo es especialista en Gerencia Publica y Gerencia de Servicios de Salud.

Desde los 12 años ha tenido inclinación por escribir, ha sido ganador de concursos universitarios de cuentos y también colaborador de diversas revistas literarias y diarios regionales como el Pilón, el País Vallenato, el Pulso, Revista Huellas, Verde Viche, etc. En algunos escribía sobre asuntos de Estado y posteriormente se ha dedicado a escribir solo publicaciones literarias.
Los escritores que más lee y admira son: Gabriel García Márquez, Jorge Luis Borges, Cortázar y Monterroso.
Fue Director del Hospital Eduardo Arredondo Daza, donde realizó un magnífica labor muy reconocida, y actualmente es el Director del programa de Medicina de la Universidad de Santander UDES.

Sinceramente este paisano debe llenarnos de orgullo a todos los Junteros. Pues ha demostrado que la humildad, la pobreza en que a veces se nace no son obstáculos ni barreras para crecer y progresar, Leo con sus ganas y con sus deseos de superación se labró un mejor vivir, se convirtió en un gran profesional de la Medicina, ha ocupado varios cargos de gran relevancia con decoro e idoneidad y tengo la seguridad que muy pronto lo veremos convertido como Alcalde de Valledupar.

A la juventud Juntera les dejo este ejemplo de vida a seguir, en la educación está la clave para conseguir nuestros sueños. Muchos éxitos Dr. Leonardo Maya Amaya, tiene Ud. mucha tela por cortar aun, pues Ud. nació para cosas grandes. ¡Un fuerte Abrazo!
“Los homenajes se deben hacer en vida “.

BLOG DEL AUTOR: José Jaime Daza Hinojosa
“El Juntero Futurista”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .