GUILLERMO BUITRAGO:’Un parrandero inmortal’

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

GUILLERMO DE JESÚS BUITRAGO HENRÍQUEZ (Ciénaga – Magdalena, 1 abril 1920 – 19 abril 1949).

Por los años 40, surgió en Colombia una figura emblemática de la canción popular, cuyas interpretaciones con sabor alegre y parrandero, traspasaron fronteras y se anclaron por siempre en el corazón de toda Colombia e incluso en el extranjero, entre las cuales se destacaron: La víspera de año nuevo (infaltable en las fiestas decembrinas), la Piña madura, La carta, Dame tu mujer José, Qué criterio (La Gota fría), Compae Heliodoro, Ron de Vinola, Grito vagabundo, Las mujeres a mí no me quieren, La araña picua, El testamento, La Maye y muchas más, en su inagotable repertorio musical.

Su canciones eran sencillas, alegres, jocosas y divertidas, acompañadas de melodías y estribillos pegajosos, con letras auténticas, llenas de gracia en las cuales relataba hechos de la vida cotidiana. Fue el ‘Mono’ Buitrago una especie de mecenas de muchos compositores, pues dio a conocer en sus primeras grabaciones, los aires provincianos del Magdalena grande, sacando del anonimato a Rafael Escalona, Abel Antonio Villa, Tobías Enrique Pumarejo Emiliano Zuleta Baquero, Chema Gómez, Luís Pitre y otros más

LA PIÑA MADURA

Desarrolló una carrera musical impetuosa que, comenzó con presentaciones en emisoras regionales, tales como Ecos de Córdoba, Radio Magdalena hasta llegar a Emisora Atlántico, donde se convirtió en un ídolo, al punto que a mediados de 1947, Toño Fuentes, pionero de la industria discográfica en Colombia, llegó a Barranquilla buscándolo para llevarlo a grabar a su estudio en Cartagena. En diversas ocasiones estuvo acompañado por el conjunto ‘Los Trovadores de Barú’, bajo la dirección del maestro José Barros.

El ‘Mono’ Buitrago era un espécimen raro entre los costeños: rubio, de tez blanca, alto, bien peinado, corbata de nudo perfecto y una sonrisa de triunfador a priori, que acentuaba su barbilla protuberante y sus enormes orejas paradas que delataban su ascendencia paisa.

GRITO VAGABUNDO

Buitrago falleció cuando estaba en la cúspide de su carrera. Se tejen muchas historias alrededor de su prematura muerte, tenía apenas 29 años y estaba a punto de firmar un contrato con una célebre orquesta cubana. Por esas paradojas del destino, el mismo día cuando falleció, llegó de La Habana el propietario de Discos Fuentes, con un contrato para que Buitrago hiciera algunas grabaciones, con la Orquesta Casino de la Playa, que dirigía el pianista Anselmo Sacasas.

La música y el espíritu de Guillermo Buitrago revive cada final de año, para alegrar los corazones en las fiestas y mantener vivas las tradiciones decembrinas. Su voz nasal y la forma magistral de tocar la guitarra suenan en cualquier rincón del país. Discos Fuentes posee la mayor parte de sus canciones y grabaciones, aunque muchas de ellas dejaron de salir a la luz pública desde hace décadas y han desaparecido, a tal punto que ni siquiera Discos Fuentes sabe que hizo con ellas. Odeón Argentina y Chile editaron algunos de sus temas, los cuales difícilmente se pueden encontrar, y solo coleccionistas pueden tener sus grabaciones en 78 rpm.

LA GOTA FRÍA

Al desintegrarse el conjunto de Buitrago, otro músico llamado Julio Bovea, convoca a Ángel Fontanilla y al cantante Alberto Fernández para conformar el famoso Trío de música costeña: Bovea y sus vallenatos.

♦♦♦


Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.