CRÓNICA. ALEXANDER OÑATE BERMUDEZ “EL COCO”.

MI CRÓNICA SABATINA.

Hoy homenaje a un Sanjuanero: Compositor, Cantante, Responsable, Sentimental, Amoroso, Paciente, Familiar, Cariñoso, Altruista, ah… y uno de sus mejores amigos, el Caleño Edgar Amorocho nos cuenta que su mejor canción todavía se encuentra inédita, se llama: adiós, adiós, opina que ojalá se la grabaran pronto y que lo haga un grande, es una bellísima poesía al desamor, al dolor y a la traición, estoy seguro se convertirá en su canción más exitosa:

ALEXANDER OÑATE BERMUDEZ “EL COCO”.

Precisamente en el mes que finaliza el verano y comienza el otoño, y al que le atribuyen ser el ideal para los finales y comienzos, un mes idóneo para comenzar proyectos, viajar y aprender cosas nuevas, septiembre, exactamente el 2 de tan interesante mes, nace este noble y entusiasta ser humano, en la tierra de los compositores, el lugar donde mejor se ve la luna de diciembre, San Juan del Cesar La Guajira en el año 1967; En el bonito y bendecido hogar conformado por: Ángel Antonio Oñate Benjumea, a quien todos con mucho cariño le decíamos “Pola” y la recordada: Elodia Mercedes Bermúdez Daza; son sus hermanos: Ángel Antonio (QEPD), Rosalía, Abel, Idalides, Estela, Luzmila, Maribel, Fabio, Angelina, Diocenit, y Lucenia Oñate Bermúdez.

Sus años de niñez transcurrieron en su San Juan del alma, disfrutando de los juegos de trompos, carritos de madera, de las delicias del río Cesar, y en su adolescencia y juventud dedicó gran parte de su tiempo al cuidado de gallos finos, se convirtió en un gran adiestrador de estos animales junto a su padre quien los cuidaba y llevaba a pelear a las poblaciones donde celebraban riñas de gallos de manera constante, su juventud la pasó cantando, criando y cuidando gallos de raza. También palpó muy de cerca al compositor Hernando Marín Lacouture, quien vivía en una casa de propiedad de su padre y era visitado muy frecuentemente por diferentes artistas que llegaban a buscar canciones donde el gran Marín, el compositor de sanjuanerita, pues en esa época estaba pegado y era uno de los compositores vallenatos más solicitados por los más connotados exponentes del folclor como Diomedes Díaz, Jorge Oñate, Poncho Zuleta, y Rafael Orozco; Nando Marín tocaba genialmente su guitarra, cantaba como los Dioses y en sus ratos libres interactuaba con su hijo Deimer y también con el invitado de hoy a mi Crónica Sabatina Alexander “El Coco Oñate”, los ponía a cantar y a versear, ahí sembró Marín la semilla para que estos dos infantes en aquel tiempo se convirtieran en pollitos buenos para el folclor, pasaron los años y hemos sido testigos que ambos son compositores de gran valor en la música vallenata.

La educación primaria Alexander la realizó en la escuela Parroquial Pío XII, de su tierra natal, y sus estudios de bachillerato, en la Escuela Normal de San Juan del Cesar, La Guajira y Jorge Washington de Barranquilla, La educación superior en la Escuela de Bellas Artes de la hermosa Curramba La Bella, allí recibió estudios de artes plásticas, pintura y música.

Mi homenajeado de hoy es el feliz padre de tres preciosos hijos: John Alexander, Bryan Andrés Oñate Pineda, y Leanis María Oñate López, son su orgullo, su continuidad y tanto John Alexander como Bryan son cantantes activos, dejando muy en alto el legado de su padre, en el reciente festival Francisco El Hombre que se celebra en Riohacha la capital Guajira Bryan ocupó el primer lugar en la categoría juvenil, realizó una presentación impecable muy bien calificada tanto por los jurados como los demás asistentes a tan magno evento; por su parte John estudia ingeniería de alimentos en la universidad de Pamplona y también debuta como cantante cada vez que tiene oportunidad.

La vida artística de Alexander inició cantándole canciones a reconocidos compositores, entre otros a Hernando Marín, Román Marín, Jose Amiro Bermúdez, Efrén Calderón, y Marciano Martínez, a quien considera su tutor, con Él fue con quien más anduvo, y con quien ganó desde el más pequeño, hasta el más grande de los festivales donde realizan concursos de canción inédita, incluido “El Festival Vallenato”.

Le pregunté al Coco cuáles considera sus mejores amigos y responde categóricamente: mis mejores amigos son los que me quieren, respetan y valoran lo que hago; todos los que están cerca de mí, son mis mejores amigos, mencióneme algunos, le dije y responde: Edgar Amorocho, Gabriel Arcos, Reemberto Moreno, y Javier Mejía.

Le han grabado 85 canciones, las que han tenido más éxito se llaman Lazos de hermandad, Eternamente, que grabaron Los Betos, Prisionero de amor y Mi Debilidad, (Farid Ortiz), Te Voy A Olvidar y Merenguito Rey (Binomio de Oro); la primera canción que compuso se llama Soy Guajiro y aún se encuentra inédita. Su cantante vallenato preferido es Rafael Orozco (QEPD), la canción vallenata que más le gusta se llama Alma Viajera y la interpretan los Hermanos Zuleta.

Además de compositor es un gran cantante, ha grabado con Mauro Milian, una producción para la casa disquera Codiscos, y con Fello Gámez, otra que se tituló Del Otro Lado del Cielo. En estos momentos está haciendo un trabajo musical donde vienen ocho canciones suyas que han sido éxito con otros artistas, y cinco inéditas de su propia inspiración, el trabajo contiene: dos canciones que le grabó Rafael Orozco, dos que llevó al acetato Beto Zabaleta, dos Farid, una que la sacó Fabián Corrales y una que grabó Nelson Velázquez, los acordeoneros invitados son: Julián Rojas, Mauro Milian junior, Ronal Urbina, su hermano Cafy, Emerson Plata y Fello Gámez.

RECONOCIMIENTOS:

Considera que el más importante es el que le otorgó el Senado de la República “La Medalla de Caballero Ilustre, máxima condecoración que este organismo legislativo entrega, la ponencia para este reconocimiento la radicó el Senador Cesarense: Jose Alfredo Gneco, con la venia del secretario de dicha corporación, Dr. Gregorio Eljach».

Su amigo incondicional Edgar Amorocho, nos dice que Alexander es su hermano del alma, lo describe como un ser noble, muy querido, de una paciencia inagotable, y el que tiene una mente prodigiosa, que Dios y la naturaleza le han dado, el que convierte momentos tristes de sus composiciones en verdaderas obras poéticas, es supremamente creativo; una anécdota que siempre recuerda fue cuando Alexander lo visitó en el Valle del Cauca, había grabado un tema que se llama del otro lado del cielo, quería que le calificara y corrigiera esta canción, vino a Cali por dos días y se quedó un mes, disfrutaron y parrandearon al máximo, tomaron wiski hasta más no poder, y pasearon por todo el departamento, Alexander es muy noble y es un compositor de altos quilates termina diciendo.

Reemberto Moreno otro buen amigo de Alexander Oñate, lo define: es un extraordinario ser humano, para mí es un hermano, parrandero, dicharachero canta autor de los buenos, y exige que cuando canta le presten atención, pues si no se enoja y deja de cantar.

Crónica folclórica, la de esta semana dedicada a una persona sencilla, pero exigente, al que le gusta hacer las cosas bien hechas, es perfeccionista con sus obras, y ha sido dos veces presidente del festival nacional de compositores de San Juan del Cesar La Guajira, en más de seis oportunidades vicepresidente, y se conoce como pocos la organización interna de dicho evento, un afectuoso saludo, compadre Coco Oñate como suelo decirle y que su musa nunca se acabe, pues sus canciones son melodiosas y con letras inolvidables, vendrán más triunfos con usted, de eso estoy seguro.

  • Rubricó, e interlocutó con orgullo:
  • Dr. JOSE JAIME DAZA HINOJOSA
  • “El Juntero Futurista”

BLOG DEL AUTOR: José Jaime Daza Hinojosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.