CRÓNICA. Dr. JUAN BERNARDO ARIZA RESTREPO

Hoy homenaje a un Fonsequero: Médico, Abnegado, Honrado, Responsable, Sencillo, Cívico, Serio, Folclorista, Respetuoso, ah… y fue el primer operador de maquinaria pesada de la empresa Cerrejón, en renunciar voluntariamente con apenas un año y seis meses, de labores para irse a estudiar una carrera profesional, se convirtió en un médico exitoso, orgullo, de su familia y de sus paisanos Fonsequeros:

Dr. JUAN BERNARDO ARIZA RESTREPO

Allá en Fonseca, donde brilla la luna, la tierra de los higuitos, pueblo de gente noble y emprendedora, el 8 de junio, de 1966, nace este exitoso galeno, en el hogar conformado por: Bernardo Ariza Blanco, quien ostentó en dos oportunidades la credencial de Alcalde de este próspero Municipio, y Carmen Restrepo De La Espriella, quien es poseedora todavía, de una buena salud, con 86 años cumplidos, se ha destacado siempre, por ser una líder cívica, fundadora y presidente vitalicia, de las damas rosadas, de esta hermosa tierra. Juan Bernardo tiene tres hermanos de padre y madre, sus nombres son: Carmen Elena (licenciada contable), Enrique (abogado), y Vilma Raquel (administradora de empresas), de Padre: Jose Ignacio (técnico), Bernardo Adolfo (abogado), y Javier (técnico). Su esposa lleva por nombre: María Fernanda Soto Lacouture, de ancestros junteros, de este bonito hogar, nacieron tres preciosas niñas: María Lucia, María Jose, y María Clara Ariza Soto, las dos primeras, estudiantes de medicina en la Universidad del Rosario, de la ciudad de Bogotá.

Su primaria, desde 1972, hasta 1976, la cursó en la Escuela Anexa de Fonseca, La Guajira, cuando el rector era Pepe Manjarrez, el bachillerato, lo hizo en el Colegio Nacional Mixto, hoy Juan Jacobo Aragón, hace parte de la promoción de 1982, de tan preciada Institución educativa.

Recuerda su infancia como una fase muy feliz de su vida, muy cerca de su casa, se encuentra una plaza, donde está ubicada una cancha, donde jugaba con familiares y amigos, micro futbol, también baloncesto, integro la ligas infantiles y juveniles de este deporte, en temporada de vacaciones acompañaba a su padre a visitar la finca, inolvidables los cultivos de algodón, arroz, y tabaco, que sembraba su padre, era realmente dichoso, gozándose aquellos bellos paisajes, rodeados de animales, y naturaleza fresca, reverdecida, con la familia, salían de paseo hacia el balneario del totumo, pozo azul, en semana santa frecuentaban al cabo de la vela, era una tradición todos los años visitar estas bellas playas del mar caribe, por aquel tiempo eran carreteras destapadas, el recorrido demoraba hasta 18 horas, pero lo disfrutaban al máximo, algunas veces hasta se perdían en el desierto, no existían los guías turísticos.

Su ilusión era ser médico, cuando recibió su diploma de bachiller, se presentó en la universidad de Cartagena, no pasó, el puntaje obtenido le alcanzaba para estudiar odontología, pero su mayor deseo era ser profesional de la medicina, más no odontólogo; se regresó a su natal Fonseca, una tarde charlando amenamente con un grupo de amigos deciden dirigirse al Municipio vecino de Barrancas La Guajira, donde estaban entregando los formularios para solicitar empleo en las minas del cerrejón, la empresa en ese momento se llamaba Intercor, eran los meses finales del año 1983, hicieron todos los tramites, exámenes, entrevistas, y lo cierto fue que los llamaron, en el mes de febrero del 84 Juan Bernardo firmó contrato con tan apetecida empresa, hizo parte del tercer grupo de trabajo que ingresó a la mina, recuerda, el nombre de varios operadores que ingresaron con Él, entre ellos: Rafael Torres “Mele”, Jorge Mendoza, Jelix Torres, Albert Campuzano, Henri Castro “El Poo”, ente otro, a Juanbe, lo contrataron para operar Moto Traílla de carga, Wabkito, y Motoniveladora; pero su pensamiento permanecía intacto con los deseos de ser médico, por esta razón solo permaneció un año y seis meses en tan prestigiosa empresa carbonífera, un día cualquiera cerro los ojos y sin decirles nada a sus padres, se presentó en la Universidad Libre de Barranquilla y pasó, le fue muy bien en el examen escrito, lo llamaron a entrevista, le preguntaron que de donde venía, y a que se dedicaba, que por favor explicara quien era Juan Bernardo Ariza, mi invitado contó su historia de vida, le explicó al entrevistador, que Él deseaba ser médico, porque su interés era conocer toda la problemática y las patologías de la región, que su mayor anhelo era hacerse profesional y devolverse a su región del Cesar y La Guajira, con los que se levantó, también dice Juanbe, le comentó que actualmente era operador de maquinaria pesada en la mina del cerrejón, pero quería retirarse para realizar sus estudios de Medicina, eso impactó al entrevistador, y le dice con vehemencia, dándole la mano, levántese y busque el dinero de su matrícula, pues ya Ud., tiene el cupo asegurado en esta Universidad, esos son los perfiles de alumnos que buscamos acá, ansiosos de superación, y con ganas de ser útiles a la sociedad, aquello lo llenó de alegría, salió brincando emocionado, a buscar un teléfono para llamar a sus padres, se comunicó con su mamá, le sugirió, que no le dijera nada a su papá, llegó a Fonseca, no comentó nada de aquel logro, comenzó a prepararse con sus propios recursos, hasta la matrícula del primer semestre pagó con sus ahorros y la liquidación que le dieron en la mina, 15 días antes de viajar, hacia Curramba la bella a iniciar sus estudios, habló con su padre, le dice, Papá, voy a estudiar Medicina, inicio clases el 16 de enero, ya estoy matriculado, compré hasta la maleta, y algo de ropa, pero ya mis ahorros se acabaron, espero contar con su apoyo, para la manutención y los semestres que vienen, su progenitor, lo abrazó, y le gritó exaltado, hijo se cumplieron mis sueños, yo creí, que le ibas a coger amor a la plata y que ya no estudiarías, creo que eres el primer trabajador del cerrejón, que se retira voluntariamente para irse a estudiar, eso me llena de regocijo y mucho orgullo, ese ejemplo lo siguieron otros, existen hoy una gran cantidad de operadores y técnicos, que han renunciado, para hacerse profesionales, Juanbe, abrió la trocha, puso la plana y el ejemplo.

Culminó satisfactoriamente sus estudios de Medicina, en la Universidad Libre, un profesor al que apreciaba mucho Jorge Daza (neurólogo), le aconsejó, que realizara el internado en su región, te recomiendo Valledupar, para que ayudes a tu gente, y te empapes de la problemática de salud pública, de esta zona del país, le escuchó, y en la capital del Cesar hizo su internado, le fue excelente, ocupó el primer puesto en el internado, su año rural lo ejecutó en La Paz Cesar, donde recibió gran acogida, eso fue en el año, 1993, todavía sus habitantes lo reconocen y conserva pacientes de allá en la actualidad, se relacionó mucho con las familias Zuleta Carrillo, Acosta Morón, Morón Araujo, Elías García, La familia Aroca, el gran Jorge Oñate y toda su familia, Benjamín Calderón, gente que lo apreciaron mucho y Él también a ellos, terminó su rural y por petición de la gente continuó, por tres meses más mientras llegaba su reemplazo.

Se radicó en Valledupar, y abrió un consultorio de Medicina General, consiguió trabajo en el Hospital Rosario Pumarejo de López, luego en el instituto de los seguros sociales. En 1998, contrae matrimonio y se traslada a Bogotá, a especializarse en Medicina Interna, llevaba año y medio, estudiando y cerraron el programa en la Universidad Nacional, eso lo desanimó, realizó un paréntesis, un amigo suyo Rafael Bolaño le ofrece la sub secretaria de Salud del Cesar, aceptó, y en 1999 realiza la especialización en gerencia de Salud en la Universidad de Santander “UDES”, sede Valledupar, otra especialización que hizo fue en Gerencia Pública.

En la Universidad del Norte, realiza la especialización en Medicina del Trabajo y Salud Ocupacional; Diplomados en Docencia Universitaria, cursos y capacitaciones, realizó muchos, los cuales fortalecieron su preparación.

CARGOS OCUPADOS:

Gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López, año 2000.

Secretario de Salud Departamental, en el 2001.

Gerente del IDRECC; en el 2002, se encontraba en crisis, y en el 2003, se lo entregó a Jose Alberto Galeano, saneado, y con los salarios de los trabajadores a paz y salvo.

Gerente de la Eps, Solsalud, la llevó a ocupar el primer lugar.

Profesor universitario, de pregrado, y postgrado, en la Universidad de Santander, “Udes”, en las carreras de Bacteriología y Fisioterapia, dictaba la cátedra, de Administración y Gerencia, en postgrado fue docente, en el módulo de seguridad social, en la especialidad de Gerencia Pública.

Director Nacional de Riesgos de Dusakawi, por tres años.

Director de Proyectos de Salud de la Caja de Compensación de Confacesar.

Y desde hace cuatro años y seis meses, se desempeña como Gerente Médico, de la Sociedad de Oncología y Hematología del Cesar SOHEC, donde se tratan todas las patologías, malignas, oncohematologicas de la región.

Gerente Nacional Médico de la Eps, Solsalud, postulado por sus compañeros, de otras seccionales.

Candidato al Senado de La República, obtuvo más de 16.000 votos.

Miembro activo del Club Rotario, lideró la campaña de llevarles filtros de agua a 16 colegios, de diferentes corregimientos, del Municipio de Valledupar, Cesar.

Heredó de su mamá, la vocación de servicio, a quien desde las 6 am. Le tocaban la puerta, solicitándole ayuda para alguien, y Ella siempre estaba presta para solucionar; se considera folclorista, y con un alto grado civismo siempre, su sencillez, va consigo, no es amante de los protocolos, a veces le toca implementarlos, y someterse a ellos, de acuerdo al lugar o al evento al que asiste, pero no es su estilo, lo rompe. El compromiso social es su prioridad, servir lo enaltece, sin esperar nada a cambio. Le apasiona capacitarse, leer mucho, y con referencia a su carrera, la Medicina, procura mantenerse actualizado siempre. Otro ítem que le gusta, es la investigación, sobre el folclor vallenato.

AMIGOS:

Fide Redondo, Jorge Mendoza, Jacobo Solano, Joel y Marcos Medina, Beto Barros, Álvaro Aguirre, Guillermo Castro Daza, Jorge Oñate, con él entabló una gran amistad, era el médico de su familia, y su gran amigo, compadre, además, que ya no está: Jesús Palmera Guerra “Chumi”.

ANÉCDOTAS:

A un ahijado suyo, le tocó realizar preparatorios, con su compadre Chumi Palmera, que era uno de los docentes de Derecho más respetados de Valledupar, al momento del examen oral, cuando ya iba a iniciar, le dice: Profe, saludos, le manda mi padrino, si, ¿quién es su padrino? Contesta el estudiante Juan Bernardo Ariza, replica el profesor: vea, deje a su padrino quieto, dígame si estudió o no estudió, el pobre muchacho se puso muy nervioso y decidió aplazar el preparatorio oral.

OTRA:

Se presentó una señora, cuando era secretario de Salud Departamental, solicitaba, que le ayudara a conseguirle un cupo a su hija, para realizar el rural, hubo la oportunidad de ayudarla, pues se presentó una vacante en Aguachica, luego de mucho tiempo, se encuentra nuevamente con dicha señora, lo saludó con mucha efusividad, en verdad Juan Bernardo no la recordaba, iba con una amiga, que le dice, ah, y tú conoces al Dr. Ariza, claro Yo le tengo mucha gratitud, pero la verdad no sé si agradecerle o no, Juanbe, se timbra, y le comenta, como así, porque dice usted eso, es que le agradezco mucho, que le consiguió el rural a mi hija, pero el problema fue, que se fue ella sola y vinieron dos, pues regresó embarazada de un médico, que conoció donde hizo el rural, a Juan Bernardo, le volvió el alma al cuerpo, y le dice, doña ya eso si no es problema mío, dele mejor gracias a Dios que ya tiene un nietecito.

ANÉCDOTA PACIFICA:

Haciendo el rural en La Paz Cesar, charlando en el frente del hospital, junto a su compadre Arturo Calderón y otros amigos, llegó una paciente, de mal color, todos sus signos vitales, estaban normales, tenía una sensación de ahogo, luego de examinarla, el Dr. Juan Bernardo Ariza, determinó que la paciente estaba bien, la canalizaron, y estabilizaron, permaneció en observación por una hora, le dijo a la paciente y a su acompañante, ya se pueden ir, ya usted se encuentra bien, al salir un amigo oriundo de La Paz, que se percató de la entrada y la salida, de la mencionada paciente, le dice, oiga Dr. Ariza, a Ud. tiene que haberle costado trabajo, reanimar esa muchacha, porque Ella llegó “Friti Ti”, le dice Juanbe, eso que significa, vea, que llegó, lista, casi muerta, y la dejó usted, nuevecita, al pelo, como si nada, va hasta abrazada con su esposo, riéndose, logró hasta que reconciliaran.

RECONOCIMIENTOS:

Fue galardonado con el “Higuito de oro”, máxima distinción, que le otorgan a un hijo de Fonseca La Guajira, en el año 2001, siendo secretario de Salud del Departamento del Cesar.

La Asamblea del Cesar, le otorga un reconocimiento, en el año 2000, cuando ejercía como Gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López, de Valledupar, Cesar, ordenanza presentada por la Diputada, Andrea Ovalle.

La Presidencia de Solsalud, le concedió un reconocimiento, ungiéndolo, como mejor Gerente, de la Eps, en el año 2008.

La liga de usuarios del cesar lo exaltaron en el 2006, acto que se realizó, en el Hotel Sicarare, de la ciudad de Valledupar, Cesar.

El invitado de hoy a mi Crónica Sabatina, es un amante furibundo del folclor vallenato, ha sido jurado en varios festivales, como el Retorno, en su tierra natal, el del Carbón en Barrancas, el de Voces y Canciones de La Paz Cesar, él, de compositores de Patillal Cesar, y el de La Leyenda Vallenata, en Valledupar, entre otros.

Entusiasta, y muy interesante historia, la de esta semana, repleta de vivencias, y aconteceres, de un hombre, aplicado, con suficientes deseos de superación, su meta era ser profesional de la medicina y llegó a ella, nos deja un cúmulo de enseñanzas, que espero sirva de patrón, para que aquellos, que desean ser alguien en la vida, nunca se arruguen, luchen y se esfuercen por lograr, cristalizar sus ambiciones, gracias por tu visita a mi hogar Juanbe, te envío un costal repleto de admiración y amistad, Dios este contigo, y que sigas transitando, por los caminos de la victoria, el éxito y el prestigio.

  • “La Victoria más difícil, es la Victoria, sobre uno mismo”
  • Transcribió, y animó, con empuje:
  • Dr. JOSE JAIME DAZA HINOJOSA.
  • “El Juntero Futurista».

BLOG DEL AUTOR: José Jaime Daza Hinojosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.