CONCIERTO DE LOS TIGRES DEL NORTE EN PELIGRO POR NO PAGAR A SAYCO DERECHOS DE AUTOR 

EL EMPRESARIO CANCELÓ A UN GESTOR INDIVIDUAL 

Bogotá, Noviembre de 2018 

Los conciertos de Los Tigres del Norte previstos en Colombia para hoy, mañana y el domingo no podrán llevarse a cabo debido a que el empresario del evento aún no cancela a la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, (SAYCO), los derechos de autor de las obras musicales que se escucharían en el  espectáculo.

La medida cautelar emitida por la Dirección Nacional de Derecho de Autor, (DNDA), entidad adscrita al Ministerio del Interior, emitida ayer, señala suspender la ejecución pública de la obras musicales que interpretarían Los Tigres del Norte en Caquetá, Huila y Cundinamarca.

La caución a la que ha incurrido Lucetnit Del Carmen Groos Piña como empresaria de estos espectáculos asciende a la suma de quinientos millones de pesos, valor que debería pagar a SAYCO con el fin que la organización pueda hacerle llegar a la Sociedad de Autores y Compositores de México, (SACM), quienes en alianza con SAYCO  son los autorizados para hacer el recaudo de estas obras musicales en Colombia.

Cabe recordar que SAYCO es la única Sociedad de Gestión Colectiva autorizada en el país para realizar el recaudo de derechos de autor, de acuerdo a lo expresado por el Gerente, Cesar Ahumada quien manifestó que “los organizadores de este evento cancelaron a un gestor individual los derechos que le corresponde recaudar a SAYCO, mientras no se acerquen a la Sociedad y cancelen; los conciertos no pueden efectuarse. Alcaldes, Policía y Autoridades de los municipios, así como el empresario ya están notificados sobre esta medida cautelar. SAYCO viene adelantando una campaña en medios de comunicación y redes sociales en compañía con los compositores colombianos haciéndole un llamado a los organizadores y empresarios a que no cancelen a gestores individuales los derechos que no poseen sobre las obras de los artistas. Ya que este dinero nunca podrá llegar a los autores”.

SAYCO ha establecido precedentes y sanciones sobre esta falta logrando la primera condena de defraudación patrimonial al empresario Jurado Mesa quien realizó un concierto con El Gran Combo de Puerto Rico que se denominó “Vive el Festival de Barranquilla” en el establecimiento de comercio ”Aguapanelas Internacional” en la ciudad de Chía.

SAYCO - SOCIEDAD DE AUTORES Y COMPOSITORES

@DoblEfectoPress Twitter / Instagram
5101698 – 3154349432
YULY DÍAZ LÓPEZ – DIANIS SÁNCHEZ PERPIÑAN
311- 554 68 62 * 311- 2811771

‘El espíritu de la fiesta’, un documental para celebrar la palabra de los Kogui

El proyecto audiovisual busca preservar la sabiduría de los líderes indígenas, sus conocimientos y prácticas ancestrales, ante el riesgo de que sean olvidados.

“Quiero que mi palabra permanezca”. La petición es hecha por Mama Juan Conchacala, líder espiritual de los Kogui que habitan el pueblo Yincuámero, en los valles de la Sierra Nevada de Santa Marta. Desde allí, la comunidad indígena participa de un proyecto audiovisual para que los deseos de Mama no queden en el olvido, un riesgo que ya corre su palabra.

Por eso comenzó hace dos años el rodaje de El espíritu de la fiesta, un medio-metraje documental que busca elevar la fuerza del mensaje de una cultura milenaria, un tesoro de sabiduría y de conocimiento todavía vivo que permanece en constante amenaza.

“Este es un documental a petición del Mama tras su preocupación por la pérdida de su palabra y de su conocimiento como consecuencia del desinterés de las nuevas generaciones. Es un llamado a conocer su cultura, su cosmogonía, a aprender a agradecer y a preservar la naturaleza”, explica la productora barranquillera Diana Jaramillo, quien lidera la creación de esta pieza junto al director colombiano Juan Pablo Guerrero.

El proyecto audiovisual se sumerge en el resguardo Kogui para narrar la vida de los “hermanos mayores” a través de la tradicional fiesta de verano que celebran desde tiempos inmemorables en su territorio, considerado sagrado.

En ese festejo, los Kogui agradecen por las energías y bondades de la naturaleza, los alimentos, la salud y la armonía, una costumbre que antes no había sido documentada audiovisualmente. Es, además, una forma de restablecer los desequilibrios causados por el hombre en la naturaleza.

“Pero todo lo que se graba es autorizado por ellos. El Mama siempre hace consultas al sewá y cuando dice que no es no”, cuenta Jaramillo.

“A ellos les llama mucho la atención verse, explorarse y se sienten muy contentos. Por eso, en un futuro queremos acompañarlos en un proceso de educación de lo audiovisual, respetando siempre su forma de contar historias, sus narrativas”, agrega la productora.

El espíritu de la fiesta, que se encuentra actualmente en campaña crowdfunding, tiene previsto su lanzamiento en diciembre, mes en el que se presentaría ante el pueblo de Yincuámero, así como ante algunas organizaciones indígenas.

El documental es auto producido por la asociación colombiana Seineken y la colombo-francesa La Semilla, que promueven el recaudo de fondos a través de la plataforma francesa Helloasso.

POR: IVONNE ARROYO @IVONNEARROYOM |EL HERALDO

Piel Roja, el último cigarrillo colombiano

A punto de cumplir un siglo la marca creada en Medellín se resiste a morir. Sus seguidores cada vez son más pocos pero son radicalmente fieles al sabor del rompepechos

Por: Iván Gallo Septiembre 08, 2018

Llevo caminado no sé cuantas cuadras, como si en vez de un cigarrillo sin filtro estuviera buscando la glándula pineal de un zombie. Al fin encuentro a mi hombre, rodeado por vendedores de discos usados y san benitos, le señalo al indio y él abre su boca desdentada y sonríe y asiente, como Ahmed preparándote una pipa de opio en Marrakech. Yo me escurro por la esquina, con los peches en la mano y entonces veo el parque y un banco en el parque y no hace frío y me siento y respiro con fuerza la esencia del indio y sé que si el humo me acompaña no hay tristezas que pesen, ni soledades que valgan. Todo es más llevadero si enciendes un Pielroja.

Parece mentira que hace unas cuantas décadas era el cigarrillo más vendido del país. El Peche nació en Medellín en 1919. En un principio se llamaba Victoria y traía láminas coleccionables muchos años antes que existiera los álbumes de Panini. Durante la década del veinte Piel Rojo no sólo le trajo beneficios a la industria antioqueña. Desde el Siglo XIX Santander se caracterizó por sus cultivos de tabaco negro. Desde allá sacaban la planta que le dio vida a uno de los placeres preferidos de los colombianos y se convirtió en un símbolo del país, uno de los pocos productos nacionales que resistieron el embate de todo lo que traían desde Estados Unidos.

Una de las claves del éxito fue el Indio, el logo que venía en la cajetilla que se convirtió en un ícono pop, un Indio que, casi cien años sigue vigente. La idea fue del genial y suicida publicista Ricardo Rendón. Nacido en Rionegro Antioquia a finales del Siglo XIX fue un caricaturista mordaz contra los poderosos. Contratado por el diario El Tiempo en la década del veinte se decía que ganaba un mejor sueldo que el propio presidente de la República. El 28 de octubre de 1931 en la trastienda de la Gran Vía se metió el cañón de su Colt en la boca y se disparó. Tenía solo 37 años.

pielroj
“Su fama vuela de boca en boca”, el lema de la compañía. Foto: CC BY-SA 2.0 Luz Mery Herrera G. Flickr https://www.flickr.com/photos/digitalizandoelpasado/35220975561

En los años sesenta todos fumaban Piel Roja. En esa época el cigarrillo daba algún tipo de distinción. Era la forma en la que los pobres podían parecer de la aristocracia. El humo se esparcía impunemente en cafés y bares. Cualquier atisbo de escasez de tabaco negro podía llevar al caos. En 1967 hubo una huelga en la Fábrica Nacional de Tabaco. Un salón de Té de Medellín se quedó con cientos de cajas y aprovechó el momento para hacer negocio. No vendía el cigarrillo menudeado sino que cobraban 10 centavos por cada fumada.

La huelga duraría unas semanas y después vendría una epidemia de pielrojitis que contagió a los personajes más famosos de este país. Ex presidentes como Alberto y Carlos Lleras, Belisario Betancur muchos años antes de llegar a la Casa de Nariño, en su época de poeta y bohemio. Los poetas León de Greiff y Gonzalo Arango dejaban la estela de humo del indio en cada tertulia. El periodista de El Espectador Gabriel Garcia Márquez quien pasaba sus noches en vela después de la jornada laboral escribiendo obras maestras como La hojarasca, sostenido en el tabaco negro del tabaco. Buena parte de Sin remedio se escribió bajo los efluvios del tabaco negro

Pero empezaría la decadencia a mediados de los años ochenta. El rompepechos y su humo pesado, denso, empezó a ser mal visto. Algunos incluso lo confundían con el olor de la marihuana. También parecía un poco desfasado eso de que no tuviera filtro. Entonces, a mediados de la década del noventa, la empresa tomaría una decisión que casi la termina de destruir. Le metió USD$ 2 millones para replantearlo todo y meterle un filtro. La apuesta no funcionó.

Ahora Piel Roja es un placer que consumen bohemios veterano y jóvenes militantes de izquierda. En 1967 se fabricaban más de 17.000 millones de unidades. Hoy la cifra se ha reducido a 400 millones. Son pocos los que aún están en esa religión pero son fieles, monogámicos y son capaces de caminar kilómetros buscar un tiraflechas. Nada logrará desengancharnos del amargo sabor del tabaco negro.

Piel-Roja“Su fama vuela de boca en boca”

 

Mujeres en defensa de la Paz

Las mujeres en Colombia han participado activamente en diversos procesos de construcción de paz. Los diálogos tanto con las FARC-EP como con el ELN, han sido uno de los espacios más representativos, sin embargo, muchos de estos logros son desconocidos para algunos sectores de la sociedad colombiana.

Es por esto que la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz da inicio a los Diálogos:Mujeres en defensa de la Paz,que tendrán lugar en 4 de las principales universidades de Bogotá y buscan informar a los asistentes sobre la participación, logros y retos de las mujeres en los procesos de paz.

El primero de los diálogos se desarrollará este jueves 6 de septiembreen la Pontificia Universidad Javeriana, en el marco de la Semana por la Paz, y contará con la participación de Socorro Ramírez, defensora de los derechos de las mujeres y la paz, y con tres mujeres lideresas de los territorios donde mayor presencia tiene el ELN actualmente. Además, el evento contará con un panel donde estará la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz y Juntanza de mujeres, dos plataformas de organizaciones sociales, que vienen incidiendo en la Mesa de Diálogo con el ELN y otros actores, para que, en caso de un futuro Acuerdo de Paz con este grupo armado, se contemple el enfoque en derechos de las mujeres.

Los diálogos continuarán en la Universidadad Distrital el 19 de septiembre, en la Universidad Nacional el 2 de Octubre y el último tendrá lugar en la Universidad Jorge Tadeo Lozano el 9 de Octubre, donde se abordarán diversas temáticas que van desde las experiencias adquiridas por las mujeres en el proceso del Acuerdo Final de Paz, los avances y expectativas en los diálogos con el ELN y la seguridad para líderes y lideresas sociales en Colombia.

Los diálogos hacen parte de la campaña ¡A Defender la Paz!que lidera la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz, la cual busca visibilizar ante la opinión pública las acciones que a diario realizan las mujeres como un gran aporte para la construcción de la paz.

Lideresa Campesina-2La Cumbre de Mujeres y Paz ha manifestado declararse en alerta por la defensa de la paz y hace un llamado a la población colombiana, para que continúe persistiendo en la búsqueda de la paz como uno de los bienes más preciados de la sociedad.  

Para ser partícipe de los diálogos sólo es necesario inscribirse con antelación en:

http://bit.ly/DIALOGOSCIUDADANOS 

Alianza Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz -IMP, Asociación Nacional de Mujeres Campesinas, Negras e Indígenas de Colombia – ANMUCIC, Casa de la Mujer, Colectivo de Pensamiento y Acción “Mujeres, Paz y Seguridad”, Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas – CNOA, Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad -LIMPAL COLOMBIA, Mujeres por la Paz y Ruta Pacífica de las Mujeres.  

Lideresa Social@DoblEfectoPress Twitter / Instagram
5101698 – 3154349432
YULY DÍAZ LÓPEZ  –  DIANIS SÁNCHEZ PERPIÑAN
311- 554 68 62  –  311- 2811771

ANA PIÑERES: CINEASTA OCAÑERA NUEVA PRESIDENTA DE EGEDA

Bogotá, 3 de septiembre de 2018

COMUNICADO OFICIAL – EGEDA COLOMBIA

 El Consejo Directivo de EGEDA COLOMBIA, en sesión del pasado 30 de agosto anunció el nombramiento como su nuevo Presidente al socio CMO producciones en cabeza de la reconocida y destacada Productora Audiovisual Clara María Ochoa. De igual forma, dadas sus calidades y en representación de CMO Producciones designó a su Productora Creativa y vicepresidente Ana Piñeres, quien durante los últimos años ha sido parte activa del Consejo Directivo de Egeda Colombia; decisión que es motivo de orgullo y expectativa para la organización, la cual expresa todo su apoyo y acompañamiento a su gestión, al tiempo que le desea los mejores éxitos en el desarrollo de sus actividades, que sin lugar a duda, redundarán en beneficio del sector audiovisual del país.

En el mismo sentido, EGEDA COLOMBIA agradece públicamente al querido y distinguido Productor Audiovisual Gustavo Nieto Roa, su dedicación y entrega en las labores como Presidente, cargo que ostentó desde los inicios de la Sociedad en el año 2007; y en cuyo periodo se logró entre muchos otros, el posicionamiento positivo de la Institución a nivel nacional e internacional.

Perfil Profesional:

Comunicadora Social y Periodista de la Pontificia Universidad Javeriana, Experta en Televisión Social Transmedia y Nuevas Narrativas Audiovisuales de la Universidad Rey Juan Carlos III de Madrid y la Escuela Unidad Editorial, Magister en Escritura de Guiones para Cine, Series de Televisión y Transmedia de la Universidad Autónoma de Barcelona, Magíster en Literatura Hispanoamericana y Española de la Universidad de Barcelona y Diplomada en Finanzas de la Pontificia Universidad Javeriana, entre otros estudios. Presidenta de ASOCINDE (Asociación Colombiana de Productores de Cine Independiente), Presidenta de EGEDA Colombia (Sociedad de Gestión de derechos de los productores audiovisuales), miembro fundadora y ex representante de los productores cinematográficos en la junta directiva de la Academia Colombiana de Artes y Ciencias Cinematográficas y en la junta directiva de Proimágenes Colombia durante dos periodos, actualmente hace parte de la junta ejecutiva del Cluster de Industrias Creativas de la Cámara de Comercio de Bogotá. Jurado en convocatorias del FDC, Ibermedia y otros, y asidua conferencista y profesora invitada en masters y diplomados de diversas universidades del país. Actual profesora del Master de Producción Audiovisual y Gestión Cultural de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, de la Escuela de Cine y TV de San Antonio de los Baños en Cuba y conferencista en la Cámara y Comercio de Bogotá. Asesora internacional de MIP CANCUN. Productora de películas como SIEMPREVIVA y ¿CÓMO TE LLAMAS? (EVA + CANDELA) y EN EL VERDE MAR (en desarrollo) y Productora ejecutiva de muchas otras películas de CMO Producciones (como SOÑAR NO CUESTA NADA, ESTO HUELE MAL y DEL AMOR Y OTROS DEMONIOS) y de las series de TV de la misma casa productora entre las que se destacan  LA NIÑA, LA PROMESA, LA RONCA DE ORO, CORREO DE INOCENTES, REGRESO A LA GUACA, FUGITIVOS Y MADE IN CARTAGENA, entre otras.

Cordialmente, 

Vivian Alvarado Baena

Gerente General EGEDA COLOMBIA

Así se mantiene viva la música del Pacífico colombiano

Por David Jáuregui Sarmiento

La músicas colombianas son prueba de la multiculturalidad del país y de cómo nuestra identidad está compuesta por un crisol de diferencias maravilloso y único. Por eso, festivales como el de la Leyenda Vallenata o el Petronio Álvarez celebran nuestras tradiciones culturales y a la vez las exaltan pero, ¿qué más sucede alrededor de estos?

La riqueza cultural del país se puede apreciar también a partir de las expresiones musicales de las diferentes comunidades que habitan Colombia y personajes de la talla del Nobel de literatura, Gabriel García Márquez, lo sabían y por eso surgieron festivales como el Festival de la Leyenda Vallenata, que además de reunir a la fiesta del vallenato en un solo lugar, tiene como propósito mantener el folclor vallenato tan intacto como sea posible con el paso de los años.

De la misma forma, desde 1997 se creó el Festival Petronio Álvarez, dedicado a la música del folclor del Pacífico colombiano y su objetivo siempre ha sido el de resaltar a los compositores, grupos musicales e investigadores de la música de origen afrocolombiano.

Festival Petronio Álvarez
Noche internacional: Sábado 18 de agosto, 7:00 p. m.
Final: Domingo 19 de agosto, 8:00 p. m.

El Petronio Álvarez, de acuerdo con su página oficial, se ha transformado en una de las vitrinas más importantes de la música del Chocó y el Pacífico Sur en los formatos de marimba, chirimía y violines caucanos. En él, grupos tradicionales integrados en su mayoría por trabajadores del campo y pescadores, tienen cita en la ciudad de Cali cada año para mostrarles a los colombianos cómo sonaba la selva pacífica y su música.

El objetivo de que las tradiciones musicales de la región se mantengan es tan importante que el 80% de los grupos que se presentan en el festival vienen del Pacífico colombiano, de municipios y ciudades como El Bordo, Suárez, Buenaventura, Timbiquí, Tado, Almaguer, Guapi, López de Micay, Santander de Quilichao, Caloto, El Patía, La Tola, Tumaco, Iscuandé, Barbacoas, Santa Bárbara, Santa María de Timbiquí, Mosquera, Quibdó, Condoto, Nuquí y Magui Payán, en donde sus pobladores tienen colonias asentadas en Cali.

“Es importante destacar y mantener vivas estas músicas porque todas estas músicas son muestra de la diversidad que existe dentro de la cultura de nuestro país, y en escenarios como los festivales, porque se muestran en marcos diferentes a, por ejemplo, la música comercial o que se estudian comúnmente en la academia, porque son músicas que responden a lógicas diferentes, más de la oralidad, que trascienden lo musical y que están ligadas más a cuestiones de territorio y la vida diaria, de las relaciones humanas y de la comunidad” afirmó Javier Pérez, director de la maestría en Músicas Colombianas de la Universidad El Bosque, tal vez uno de los únicos programas en posgrado enfocados en las músicas colombianas del país.

Pérez agregó: “Es decir, detrás de ellas hay mucho más allá de la particularidad sonora, como en la música comercial -que está bien que exista, desde luego- que puede limitarse a lo sonoro y a los resultados en ventas y reproducciones, pero en las músicas del Pacífico, por ejemplo, no se trata solo de la música, y estos festivales sirven para que el público reconozca también esos elementos”.

Más que músicas del pacífico

De acuerdo con María Helena Anchivo, ganadora en la categoría Mejor Intérprete de Marimba- versión libre en la versión del Festival Petronio Álvarez en 2016 y docente universitaria del mismo instrumento, el apoyo de vitrinas como el Petronio va más allá de la simple exposición de la música y está también muy relacionado con mantener aparte de las músicas, el legado de los afrodescendientes colombianos.

“La música de marimba en el pacífico, por ejemplo, es importante porque es una manifestación viva de todo el vivir del Pacífico en la música, pues en esta podemos encontrar también la gastronomía, la historia de la trayectoria afro en el país, y además se convierte en un objeto de estudio importante dentro de la colombianidad y de la Colombia diversa que tenemos. El arraigo étnico e histórico que ha contribuido a la formación del país también hace parte de este tipo de encuentros, pues además de difundir y mantener la cultura, también se abre un espacio para los estudiosos, para la academia, que ayuda a que a partir de la investigación siga viva la cultura”, explicó Anchivo.

Para la docente todos los escenarios tienen la misma importancia, pero la rigurosidad con la que se visibilizan las tradiciones le da un complemento especial, porque lasexigencias que se hacen a las agrupaciones musicales no solo busca que se amplifique el alcance de estas, sino también que quienes se desplazan hacia el evento empiecen a ver la música también como algo serio, como una forma de vida.

“No solo decimos existimos y estamos aquí, sino que es un espacio de inclusión porque todas las manifestaciones culturales del Pacífico convergen en este tipo de encuentros: desde la gastronomía, danza, hasta rituales y enseñanzas que se han acumulado en nuestra región. No es un concurso solamente competitivo sino también deformación musical, del norte y el sur del Pacífico, y la gente que asiste no solo va a competir, sino también a reencontrarse con la cultura viva que allí habita”, complementó Anchivo.

Anchivo agregó: “El Petronio Álvarez desde su reglamento tiene parámetros para coayudar a la conservación tradicional de las músicas. Por ejemplo, a los grupos de marimba se les exige que lleven una canción a ritmo de seis por ocho, llámese bambuco viejo, currulao, patacoré, etc, que son ritmos netamente tradicionales de la marimba, lo que les exige a los intérpretes a que se pellizquen a investigar, a aprender con rigurosidad de dichos ritmos, con el fin de conservar la parte musical autóctona”.

Para la docente universitaria, oriunda de Guapi, municipio del Pacífico colombiano en el que se fabrica tradicionalmente la marimba de chonta, una de las mayores ventajas es que a los músicos tradicionales y los que apenas empiezan aprenden en el formato del festival a, por ejemplo, registrar la autoría de las canciones y pensar la música de una forma un poco “más industrial”, con el fin de que no se limite a la actividad folclórica sino que también pueda servir a quienes así lo quieran como una forma de vida, y que no se limite a algo que se hace por puro entretenimiento.

Otras formas de mantener vivas las músicas

Tanto para Pérez como para Anchivo, sin embargo, el Festival Petronio Álvarez no puede ser el único escenario de conservación y difusión de las músicas, y se hace cada vez más vigente que fuera de sus márgenes se enseñe a conocer y reconocer la cultura del Pacífico colombiano.

En la actualidad, por ejemplo, con la maestría en músicas colombianas de la Universidad El Bosque, los especiales en Unimedios de la Universidad Nacional y otras formas de difusión y enseñanza de la cultura propia de la región se hacen cada vez más urgentes.

“Me parece que los festivales son una cadena más, un eslabón importante en el proceso de posicionar estas músicas, pero uno de los contras que pueden llegar a tener es que quienes los ven pueden llegar a pensar que solamente existe el momento del festival para disfrutar de dichas músicas, pero la verdad es que podrían ser muchos escenarios más. Si de pronto quien ve el festival y no entiende el contexto pueden llegar a pensar que es un evento de fin de semana y ya, pero hay que buscar que el contacto sea más profundo, que va más allá de un fin de semana y lo hacen personas que están comprometidas todos los días de su vida con la música del pacífico”.

Por Señal Colombia