Rafael Orozco, de Sempegua al estrellato musical

Por Juan Rincón Vanegas – @juanrinconv

Corrían los días finales del mes de octubre de 1974 cuando Rafael José Orozco Maestre, apareció en un concurso de voces realizado en la semana cultural del Colegio Nacional Loperena de Valledupar.

Esa vez ganó y se tomó la mayor confianza para emprender su carrera musical al lado del acordeonero Luciano Poveda, con quien se presentó en distintos pueblos de la geografía costeña.

La primera presentación fue el sábado siete de diciembre de 1974 a las 10 de la noche en el corregimiento de Sempegua, municipio de Chimichagua, donde lo contrató Andrés Lobo, el dueño de la caseta ‘El trasmallo’, quien supo de Rafael Orozco y de Luciano Poveda a través de un amigo de Valledupar.

El grupo viajó en un bus de la empresa Cootracegua de Valledupar a Chimichagua, donde tomaron dos chalupas para cruzar la ciénaga de Zapatosa hasta llegar al pueblo de pescadores en horas de la tarde.

Allá Rafael Orozco en menos de lo que canta un gallo y a pesar del cansancio del viaje armó un partido de fútbol que concluyó en una pequeña discusión.

Todo fue por un supuesto penal que no pitó el árbitro Cianci Hernández Méndez, quien años después afirmó que no hubo falta, y que si esa tarde hubiera expulsado a Rafael Orozco, hoy fuera famoso.

La gran anécdota

Después de la presentación en la caseta que estuvo repleta, a los integrantes les tocó dormir en esteras de palma. Por su parte el cantante y el acordeonero en hamacas.

Como Rafael Orozco no estaba acostumbrado a dormir así y también debido al calor, optó por acostarse en una mesa de billar que había en la caseta. Allí amaneció y cuando la matrona Natividad Segovia Pacheco, quien pasaba por el lugar lo vió acostado en esa mesa de juego se preguntó: ¿Y ese es el cantante?

Lo que la vieja ‘Nati’, así se conocía, nunca pensó era que el joven cantante que había debutado en su pueblo, con el paso de los años se convertiría en el ídolo que pasó por el Madison Square Garden de Nueva York, ese mismo que regaló emociones a sus miles de seguidores y que todavía a pesar de su partida hace 29 años, se escucha interpretar desde ‘Cariñito de mi vida’ hasta llegar a ‘Solo para ti’.

La primera grabación

El primer peldaño importante de Rafael Orozco fue grabar en 1975 su primera producción musical titulada ‘Adelante’ al lado del acordeonero Emilio Oviedo Corrales, quien anotó. “A Rafael lo conocí por casualidad en Aguachica, donde había ido con el gobernador del Cesar de ese entonces, Manuel Germán Cuello y el doctor José Manuel Díaz Cuadro, a la inauguración de unas obras y como es natural se formó la parranda”.

Continúo recordando aquel momento. “En el camino me la pasé tocando, cantando y como era una carretera polvorienta llegué afectado de la garganta. En esos días se llevaba a cabo una feria en esa población y es así que estando en la parranda se apareció Rafael Orozco, un muchacho delgado, cabellón y me dijo que me ayudaba a cantar. Acepté y de salida quedé sorprendido con su voz. Me gustó el estilo, su afinación, su brillo, teniendo unas caídas suaves y muy llamativas”.

El maestro Oviedo recuerda que esa vez la primera canción que cantó fue ‘El trovador ambulante’ que estaba de moda y que habían grabado los hermanos Zuleta en el año 1973.

Enseguida lo contactó. De esa manera comenzó el proceso de lo que sería su primera grabación para el sello Codiscos donde aparecieron las siguientes canciones: ‘Cariñito de mi vida’ (Diomedes Díaz), ‘El fiel amigo’ (Víctor Camarillo), ‘La Chimichagüera’ (Náfer Durán), ‘El conquistador’ (Álvaro Cabas), ‘Verdes jardines’ (Jaime Daza Molina), ‘Adelante’ (Leandro Díaz), ‘Costumbres regionales’ (Luciano Gullo Fragoso), ‘Recuerdos de mi abuelo’ (Carlos Araújo Cuello), ‘Mi orgullo’ (Fabio Zuleta Díaz), ‘El hombre mujeriego’ (Sergio Moya Molina) y ‘Mi mejor amigo’ (Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta).

Para llegar a ese momento donde sobresalió la canción ‘Cariñito de mi vida’ de la autoría de Diomedes Díaz, no fue nada fácil porque se presentaron varios tropiezos que casi los hacen declinar.

Al respecto Emilio Oviedo indicó. “Lograr grabar en la ciudad de Medellín con Rafael Orozco fue sumamente difícil porque en el vallenato primaban las voces fuertes y él tenía una voz suave, melódica y bien definida. Pocos en esa ocasión creyeron, pero me la jugué y el tiempo me dio la razón porque se truncó aquello de que el vallenato debía solamente interpretarse con voces robustas, caso Jorge Oñate o ‘Poncho’ Zuleta, entre otros”.

‘El Comandante’ Emilio Oviedo logró grabar una segunda producción con Rafael Orozco, titulada ‘Con sentimiento’ hasta que de común acuerdo se separaron.

En ese momento Rafael Orozco entró a conformar con el acordeonero Israel Romero el Binomio de Oro, que le entregó los más grandes éxitos en su carrera artística.

Finalmente Emilio Oviedo se aventuró a decir. “Con ese éxito y disciplina musical que tenía Rafael Orozco, en este momento fuera el mejor porque el vallenato ahora corre de acuerdo al estilo que lo identificó y que lo tenía en el lugar de honor con que se despidió de la vida”.

Máximo recuerdo

…Y cómo olvidar a Rafael Orozco, si a través de la canción de Náfer Durán Díaz, le dijo al mundo vallenato que la mujer Chimichagüera, enguayaba aquel que no la conoce, que es agradable como la brisa de un siete de diciembre y su calidez humana no tiene límites.

Tierra de Chimichagua
le digo a mis amigos
que no la puedo olvidar.

Precisamente Náfer Durán recuerda que Rafael Orozco fue el fenómeno del momento porque aunque no tenía un “vozarrón”, se pegó y con el paso del tiempo demostró su grandeza.

“Lástima que le truncaron la vida porque hoy estuviera en los primeros lugares debido a que su estilo es el que ahora llama más la atención. Me grabó la canción ‘La Chimichagüera’ y me gustó mucho”, dijo Naferito, muy convencido.

Pasados los años su canto sigue regado por todas partes como testimonio musical de aquel hombre que en cada verso sembraba su corazón para que diera los mejores frutos y penetrara en lo más profundo del corazón hasta quedarse allí para siempre.

En Sempegua, aquella tierra de pescadores donde Rafael Orozco debutó en firme ganándose sus primeros pesos, no lo olvidan porque desde allí comenzó a escribirse su historia musical, esa que truncaron para adelantarle la inmortalidad…

BLOG DEL AUTOR: Juan Rincón Vanegas

RECORDANDO A RAFAEL OROZCO MAESTRE

Por José Atuesta Mindiola

I

El cantor de Becerril
Rafael Orozco Maestre:
luna de noche campestre
fue su romance infantil.
Su voz campana de abril
enraizada en melodía
para adornar la poesía
de los cantos vallenatos;
para unos fue un desacato,
porque cambiaba la vía.

II

Pero eran las necedades
de mente terca y mezquina,
que sin pasar de la esquina
ya se creen autoridades;
desconocen cualidades
y evolución de las cosas,
con palabras quisquillosas
quieren detener el tiempo.
Todo tiene su momento,
no siempre es igual la rosa.

III

Pero la verdad se impone
eran falsos eruditos,
ahora ya están calladitos
aceptando las razones;
porque todo el que compone
sus canciones y sus versos,
sabe que el pueblo es diverso,
cada quien tiene su estilo.
Bien lo dijo el sabio Esquilo,
la mente es un universo.

IV

El canto es epifanía,
del amor es un fortín
y del alma es un jardín
florecido en melodía.
Rafa Orozco en armonía
ilumina los senderos
con los versos de troveros,
y con elegancia y decoro
hizo el Binomio de Oro
con el gran Israel Romero.

Atentamente
José Antonio Atuesta Mendiola
Cel: 3015734205

BLOG DEL AUTOR: Por José Atuesta Mindiola

Cantando se despidió Rafael Orozco de su pueblo Becerril

Crónica

-28 años después los recuerdos por el artista siguen girando y dando cuenta de su paso por el mundo vallenato donde cosechó un sinnúmero de éxitos al lado de su compañero Israel Romero-

Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

La noche del domingo dos de febrero de 1992 Rafael José Orozco Maestre se presentó por última vez en la plaza principal de su pueblo Becerril, Cesar, con el Binomio de Oro, siendo la figura principal del Festival de la Paletilla.
Esa noche cuando el hijo de Rafita Orozco Fernández y Cristina Maestre Maestre, quien había nacido el 24 de marzo de 1954, llegó a la presentación por invitación de su amigo Alirio ‘Yiyo’ Luna, estuvo dichoso y habló contando parte de su vida especialmente cuando arriaba agua del río Maracas que vendía montado en un burro de nombre ‘El ñato’. Además, de la competencia que tenía en ese oficio con Justo Rafael ‘Mandarria’ Barahona.

Rafael Orozco, siempre tuvo presente a Becerril desde donde se proyectó

En ese instante uno de los músicos al escucharlo contar lo interrumpió para que hablara de las novias que tuvo en el pueblo. Él, sonrió y dijo que había sido una sola. “Se llama Denis Cruz”.
Los asistentes lo aplaudieron ante su confesión, pero estando conectado con el recuerdo anotó. “Como no recordar mis estudios en el Colegio La Candelaria con el profesor Mel Mendoza”. También recordó sus primeros paso en el canto en su pueblo, en Valledupar y su primera grabación con el acordeonero Emilio Oviedo.
Después de platicar, y cuando Rafael Orozco, había interpretado tres canciones se fue la luz. Él, pidió silencio y dijo que iba a comenzar a cantar para que ellos lo acompañaran. Esa comunicación de las gargantas fue la salida más fácil a la oscuridad, pero la máxima luz de alegría.
Escogió la canción que le dictó su corazón. ‘Solo para ti’. Ese momento sublime del cantor con su pueblo no se puede describir en letras porque el sentimiento arropaba todo el entorno.

Yo siento que te he querido y te quiero más
es algo que necesito para vivir,
mi vida no sería vida si tú no estás
todo lo veo más bonito sólo por ti.

Al darse el milagro de ese bello canto interpretado a cientos de voces, llegó el fluido eléctrico y continuó el encanto, sin saber que era la última vez que veían a su artista en la tarima ´Patuché’.
Debajo de la tarima estaba el pintor José Daniel Beleño Castro, el popular ‘Bele’, quien lo admiraba desde muy niño y días antes cuando supo que iba para su pueblo le pintó un retrato sonriendo.
Como pudo se lo entregó y Rafa, le dio las gracias en público que fue el mejor reconocimiento que recibió el viejo pintor, quien al conocer su muerte el 11 de junio de 1992, prometió seguirlo pintado.
Esas palabras del cantante a su trabajo, fue como en aquella ocasión en que Rafael Escalona pidió pintar una golondrina para aprobar al buen pintor. Para él fue el premio mayor porque no había que darle la orden para que apareciera en primer plano la figura de ese inmortal hijo de Becerril.

Ahora, el viejo ‘Bele’ revela cómo se enteró de la muerte del artista. “Esa noche me acosté temprano y de repente pasada la medianoche como algo inusual se hizo un repique de campana en la iglesia. Todos alarmados salimos a la calle y fue cuando nos enteramos de la muerte de Rafa. Todo fue confusión y lágrimas porque había muerto una de las grandes glorias de la música vallenata nacida en esta tierra”.
De igual manera se pronunció su mejor amigo Alirio ‘Yiyo’ Luna, “Rafa, fue un becerrilero noble, bueno y que puso muy en alto el nombre de la música vallenata. Él, vive en mi corazón y no olvido su cariño y la cantidad de saludos que me regaló en sus discos”.

Monumento a Rafael Orozco en Becerril-860

Monumento a Rafa

En ese pueblo donde cada año hacen una mudanza colectiva, llevando cargada por un largo trayecto una casa de palma, la presencia de Rafael Orozco está presente, principalmente en la plaza principal donde se ubicó un monumento obra del escultor Misael Martínez, por iniciativa del mandatario Raúl Machado Luna.
Al lado de esa escultura de tres metros de alto, y dos metros que tiene el pedestal estuvo Clara Elena Cabello, esposa de Rafael Orozco, quien entregó un especial agradecimiento.
“Gracias. No hay palabras para agradecer como en Becerril siguen queriendo a Rafa. Gracias en nombre de toda la familia. El licenciado José Salatiel Madrid me ha pedido que el Centro Orquestal Sinfónico de Becerril lleve el nombre de Rafael Orozco y con mucho gusto he aceptado”.

Ese día niños y jóvenes brindaron un concierto sinfónico en homenaje a Rafael Orozco y se interpretaron las canciones: ‘Solo para ti’ (Rafael Orozco), ‘La creciente’, (Hernando Marín), ‘Campana’ (Tomás Darío Gutiérrez Hinojosa), ‘Sombra perdida’ (Rita Fernández Padilla), ‘Dime pajarito’ (Octavio Daza), ‘Momentos de amor’ y ‘Relicario de besos’ (Fernando Meneses).
En Becerril quedó demostrado que el tiempo pasa, pero el recuerdo de ese hijo querido se quedó para siempre. Es así como las canciones que interpretó con el Binomio de Oro al lado de su compañero inseparable Israel Romero, se han convertido en alimento del alma y en el aliciente para pasearse por los momentos de amor cuando la creciente del corazón se desborda por los caminos del sentimiento.

Clara Elena Cabello y su amor eterno Rafael Orozco

El amor de Clara

Han pasado 28 años de ese momento triste para el folclor vallenato, y por las mentes de Clara Elena Cabello, sus hijas, familiares y todos sus seguidores hacen un paseo obligado desde ‘Cariñito de mi vida’ hasta arribar cargados de añoranzas a ‘Solo para ti’, donde “es algo tan bonito, eso es tan bello, que es muy difícil que lo olvidemos por Dios”…

BLOG DEL AUTOR: Juan Rincón Vanegas

Emilio Oviedo, el impulsor de Rafael Orozco

Casi cuarenta años después de su primer encuentro en Aguachica, Emilio Oviedo recordó el momento en el conoció a Rafael Orozco y como impulsó su carrera musical.

Interpretando en su acordeón las notas musicales de la canción ‘Cariñito de mi vida’, grabada por Rafael Orozco, el acordeonero Emilio Oviedo Corrales recordó el inicio de su historia musical con el cantante, asesinado 27 años atrás en Barranquilla, Atlántico.

“Ay en tiempos de invierno en la montaña, las cubren las nubes en la cima y se reverdece la sabana, se colma la fauna de alegría”, dice la canción compuesta por Diomedes Díaz y que dio a conocer a Rafael Orozco con el acordeón de ‘El Comandante’, como se le conoce dentro del folclor. Sobre esta canción hay anécdotas que guarda Oviedo en su memoria.

La pieza fue incluida en el álbum ‘Adelante’ grabado en 1975, el primero de una carrera llena de éxitos para Rafael, quien era un muchacho inexperto, pero con un talento envidiable, descubierto por el maestro Emilio durante una parranda en Aguachica, Cesar.

“Esta canción impulsó a tres artistas: Diomedes Díaz como compositor, Rafael Orozco como cantante y a mí como acordeonero”, dijo emocionado el rey vallenato 1970.

LOS RECUERDOS

Emilio Oviedo, quien se ha caracterizado por descubrir a varios artistas de la música vallenata como al mismo Diomedes y por supuesto a Orozco, trajo a su memoria el día que conoció a ‘Rafa’, quien era su vecino y admirador en el barrio Sicarare de Valledupar, pero con quien por caprichos del destino nunca habían entablado una conversación.

Nostálgico rememoró ese momento cuando Rafael era un estudiante del Colegio Nacional Loperena de Valledupar y a quien decidió darle la oportunidad para apoyar su talento.

“A mí me salió un viaje para Aguachica para acompañar al gobernador Manuel Germán Cuello que iba a hacer una inauguración en ese municipio y en el camino me encontré con José Díaz Cuadro, un hombre parrandero que decidió acompañarnos. Nos embarcamos en el vagón en la camioneta y nos fuimos cantando, pero recibí mucho aire y polvo porque la carretera estaba destapada por partes y llegué afónico a Aguachica. No podía cantar, sin embargo me puse a complacer al gobernador y a tocar, pero se escuchaba muy feo”, recuerda el acordeonero.

En ese instante, según su historia, se acercó un muchacho a la puerta del salón donde estaban y le dijo: “oye mi hermano, lo veo mal de la garganta, si quiere lo acompaño en una canción”, era Rafael Orozco, quien pedía un espacio para demostrar su talento.

“Le pregunté cuál canción se sabía y me dijo que de Los Zuleta, la que sea. Decidí tocar el ‘Trovador ambulante’ y el tipo empezó a cantar, no era una voz fuerte como la que uno acostumbra a cantar, pero era una voz muy agradable, muy dulce, un color de voz diferente. Tocamos unas cinco canciones. Le pregunté donde vivía y fue cuando me enteré que era vecino mío en Valledupar y nos pusimos de acuerdo para empezar la unión musical”, puntualizó Oviedo Corrales.

CARRERA JUNTOS

Rafael Orozco y Emilio Oviedo grabaron su primera producción musical en 1975, álbum del agrado del pueblo vallenato, que en su afán por seguir escuchando más canciones nuevas de los artistas los impulsaron para que ese mismo año grabaran su segundo álbum ‘Con sentimiento’. Aunque no tuvo gran acogida como el primero sí logró cumplir con las expectativas de los amantes del folclor vallenato.

Entre risas, Emilio recordó cómo enseñaba a Rafael a saludar en las canciones y mencionó que fue él quien apodó a Diomedes Díaz como ‘El Cacique de La Junta’. “Lo bauticé así porque yo inventaba los saludos y le decía a Rafa como iba a decir en la grabación de las canciones”, cuenta.

Rafael Orozco, nacido en Becerril, Cesar, fue asesinado el 11 de junio de 1992 en Barranquilla. Su muerte estremeció a Colombia entera, en cada esquina su música era escuchada y sus canciones coreadas por sus fanáticos, quienes lloraban inconsolables la partida de su artista.

“Se conmemoran los 27 años del fallecimiento de Rafael Orozco, un hombre grande que se nos fue muy temprano. De verdad que me da mucha nostalgia recordar esos momentos, porque Rafael Orozco era una persona muy importante y muy valiosa para el folclor», dijo Emilio.

Por: Carmen Lucía Mendoza Cuello

La noche en que Rafael Orozco cantó el Himno Nacional en el Festival Vallenato

Crónica

-Todo un recuento sobre los inicios musicales del hijo querido de Becerril al que le adelantaron la inmortalidad. Además, la historia de la marcha del silencio que convocó ‘La Cacica’ Consuelo Araujonoguera-

Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

¡Oh, gloria inmarcesible!
¡oh, júbilo inmortal!
¡en surcos de dolores
el bien germina ya!

Rafael José Orozco Maestre cantando el Himno Nacional – Foto Fundación Festival de la Leyenda Vallenata

La noche del viernes 27 de abril de 1990 el hijo de Becerril, Rafael José Orozco Maestre, vestido de negro subió a la tarima ‘Francisco El Hombre’ de la plaza Alfonso López para interpretar el Himno Nacional de Colombia y así darle apertura al 24° Festival de la Leyenda Vallenata.

Sobre este hecho, el artista señaló a El Diario Vallenato: “Tuve el inmenso compromiso de cantar el himno nacional y estuve un poco nervioso, pero pude salir bien porque lo ensayé durante varios días. Lo mejor de todo fue que recibí la felicitación de ‘La Cacica’, quien me había asignado esa misión”.
Rafael Orozco, en el evento en el cual se coronó como Rey Vallenato Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina Mejía no pudo hacer su presentación con la agrupación El Binomio de Oro porque tenían un compromiso en Venezuela.
Al siguiente año, El Binomio de Oro estuvo en el Festival de la Leyenda Vallenata, y fue la última vez que lo hizo Rafael Orozco, causando sensación entre los asistentes.

Oración de la Paz

El asesinato de ‘Rafa’ Orozco el jueves 11 de junio de 1992, produjo un inmenso dolor entre sus miles de seguidores y los amantes del vallenato. Tres días después del hecho, ‘La Cacica’ Consuelo Araujonoguera convocó en Valledupar a una marcha del silencio que se inició frente a la Gobernación del Cesar y concluyó en la plaza Alfonso López, donde ella, parodiando a San Francisco de Asís, leyó en la tarima ‘Francisco El Hombre’ la ‘Oración de la Paz’, en versión vallenata.

“Señor, haz de nuestra música un instrumento de tu paz, que donde quiera que haya odio la inspiración de nuestros poetas siga llevando amor; que donde quiera que haya injuria la música de nuestros acordeones siga llevando perdón; que donde quiera que haya sombra la poesía de nuestros juglares lleve la luz; que donde quiera que haya dudas en torno a la existencia del hombre sobre la tierra los cantos vallenatos hagan una reafirmación de fe; que donde quiera que haya tristeza, luto, lágrimas, vuelvan los sonidos de nuestras guacharacas y cajas a llevar la alegría; que donde quiera que la desesperación ensombrezca el alma de los hombres, vuelvan las notas melodiosas de los poetas del vallenato a llevar la paz.
Haznos Señor, permite Señor, ayúdanos Señor, a que nuestros músicos sigan consolando a los tristes. A que nuestra música vallenata siga llevando comprensión y perdón donde quiera que haya dolor y tristeza, para que el sacrificio de nuestros cantantes, compositores, juglares, y de todos los colombianos, no sea en vano; sino que germine en semilla óptima, en frutos y racimos que sean la cosecha para las generaciones futuras de la paz de Cristo y en el amor de todos los colombianos”.

El primer baile

Las historias sobre la vida y obra musical de Rafael Orozco son diversas y muy interesantes, 27 años después de su muerte tienen la mayor relevancia, especialmente en sus inicios y también al lado de su compañero, el acordeonero Israel Romero.

Una de ellas es la primera vez que ganó a finales del mes de octubre de 1974 el concurso de voces realizado en el marco de una Semana Cultural en el Colegio Nacional Loperena de Valledupar. Esa vez ganó, y se tomó la mayor confianza para emprender su carrera musical al lado del acordeonero Luciano Poveda, con quien se presentó en distintos pueblos de la geografía costeña.
El primero de ellos fue el corregimiento de Sempegua, municipio de Chimichagua, donde lo contrató Andrés Lobo, dueño de la caseta ‘El Trasmallo’ y del picó más grande de la región, y quien supo de Rafael Orozco a través de un amigo de Valledupar.

El grupo viajó seis horas en un bus de la empresa Cootracegua hasta llegar a Chimichagua, donde tomaron un ‘Johnson’ para cruzar la ciénaga de Zapatosa, hasta llegar al pueblo de pescadores en horas de la tarde.
El sábado siete de diciembre de 1974 la caseta ‘El Trasmallo’ poco se llenó, y lo producido en taquilla únicamente alcanzó para medio pagarle al conjunto vallenato. Después de la presentación, a los integrantes les tocó dormir en esteras de palma y al cantante y acordeonero en hamacas.

Rafael Orozco no estaba acostumbrado a dormir así, y debido al avasallante calor, optó por acostarse en una mesa de buchacara que había en la caseta. Allí amaneció, y cuando la señora Natividad Segovia Pacheco, quien pasaba por el lugar lo observó acostado en esa mesa de juego se preguntó: ¿Y ese es el cantante?
Lo que la vieja ‘Nati’ nunca pensó era que el joven cantante que había debutado en su amado pueblo con el paso de los años se convertiría en el ídolo que pasó por el ‘Madison Square Garden’ de Nueva York, el mismo que regaló emociones a sus miles de seguidores, y que todavía, a pesar de su partida se escucha cantar desde ‘Cariñito de mi vida’, y cientos de canciones más, hasta llegar a ‘Sólo para ti’.

La primera grabación

El primer peldaño importante de Rafael Orozco fue grabar en 1975 su primera producción musical titulada ‘Adelante’ al lado del acordeonero Emilio Oviedo Corrales, quien cuenta la historia: “A Rafael lo conocí por casualidad en Aguachica, donde había ido con el gobernador del Cesar de ese entonces, Manuel Germán Cuello y el doctor José Manuel Díaz Cuadro, a la inauguración de unas obras, y como es natural, se armó la parranda. En el camino me la pasé tocando y cantando, y como era una carretera muy mala, llegué afectado de la garganta, debido a la polvareda. En esos días se llevaba a cabo una feria en esa población, es así que estando en la parranda se apareció Rafael Orozco, un muchacho delgado y cabelloncito, quien me dijo que me ayudaba a cantar. Acepté, y de salida quedé sorprendido con su voz. Me gustó el estilo, su afinación, su brillo y que tenía unas caídas bien suaves y llamativas”.

Enseguida lo contactó, Rafael Orozco le dijo que andaba con el acordeonero Julio De la Ossa, pero no tenía compromiso formal con el acordeonero. De esa manera comenzó el proceso de lo que sería su primera grabación para el sello Codiscos, donde apareció la canción ‘Cariñito de mi vida’ de Diomedes Díaz, que fue el gran suceso musical.

Siempre Rafa

En el camposanto Jardines del Recuerdo de la ciudad de Barranquilla reposan sus restos mortales. En ese espacio reina la pasividad, polo opuesto a la alegría que caracteriza a la ciudad carnavalera donde Rafael Orozco cosechó sus mejores triunfos y hasta le adelantaron la inmortalidad.
Allá en su tumba, todavía recibe cientos de visitas a las que se une el silencio, amigo ideal para que el pensamiento haga su paseo rápido por las nostalgias, esas que tienen el poder absoluto de darle vida a los recuerdos, unir las penas, entristecer hasta el alma y también rememorar aquel momento cuando el artista puso a cantar sin parar a cientos de seguidores en pleno Carnaval de Barranquilla.

Rafael Orozco Maestre y Emilio Oviedo Corrales

Y qué será de mi vida sin ti
qué será que no puedo vivir,
qué será de tu vida sin mí
qué será…

BLOG DEL AUTOR: Juan Rincón Vanegas

Rafael Orozco, a 27 años de su vuelo

Nació en Becerril (Cesar) un 24 de marzo de 1954, en el hogar de Rafita Orozco y Cristina Maestre. Su crecimiento estuvo rodeado del trajinar cotidiano de sus coterráneos, realizando labores menores para contribuir con la sobrevivencia de una familia numerosa. Montado en El Ñato, un burro garufero que se convirtió en su acompañante incondicional, transportaba cargas de agua que recogía de las orillas del río Maracas y las vendían en el perímetro urbano.

En la orilla del río nacieron sus primeros versos. Se perfilaba el comienzo de un acordeonero frustrado que quiso seguir los pasos de su padre.

Rafa fue un hombre humilde de cuna. Llevó al altar a la novia de siempre, Clara Elena Cabello, la mujer que de sus entrañas le dio la dicha de conocer a tres preciosas niñas, Kelly Johanna, Wendy Yolani y Loraine.

Orozco Maestre se dio a conocer como una alternativa moderna en el canto vallenato, integrando conjuntos de oportunidad con los acordeoneros Julito de la Ossa, y Luciano Poveda, con quienes consolidó su propio estilo, diferente del que en este momento se imponía en el gusto de los seguidores del vallenato clásico, que estaba representado por los Playoneros del Cesar, Bovea y sus vallenatos, Alfredo Gutiérrez, Jorge Oñate, Poncho y Emiliano entre otros.

Adelantó estudios secundarios en el Colegio Nacional Loperena y en una semana cultural resultó vencedor en una confrontación artística con personajes como Juvenal Daza, Octavio Daza, Adalberto Ariño y Diomedes Díaz, quien en el evento interpretó un tema que Rafael Orozco hizo famoso titulado Cariñito de mi vida que fue su primer éxito, grabado con Emilio Oviedo en 1975…

De manera casual Rafa se encontró con Israel Romero Ospino, El Pollo Irra, un acordeonero de Villanueva (Guajira) reconocido en toda la Provincia de Padilla. En el cumpleaños de Mario Ceballos, rector de la Universidad Autónoma del Caribe, se presentaron por primera vez los dos valores, con calidad, con identidad,y compenetracion desde el primer momento. Sólo necesitaron unos cuantos toques y unos cortos ensayos para confirmar el acople armonioso, que de inmediato cristalizó el nacimiento de la organización Romero-Orozco, el Binomio de Oro.

En su primer trabajo discográfico imponen éxitos como La creciente de Hernando Marín, Momentos de Amor de Fernando Meneses, Eterno Enamorado de Edilberto Daza, El pataleo de Poncho Cotes Jr. Y La gustadera de Alberto Beto Murgas.

El Binomio de Oro, orientado por Rafael Orozco Maestre, su voz, líder, mostró unos elementos básicos en sus presentaciones, que en forma vertiginosa los convirtieron en una agrupación musical de exportación, como sucedió al conquistar el mercado de Estados Unidos, Venezuela, México y Centroamérica. Rafel Orozco e Israel Romero formaron la pareja más seria e importante en la historia del folclor vallenato. Impusieron el lenguaje romántico para interpretar canciones vallenatas que sirvieron de aliciente al espíritu de los enamorados.

Barranquilla, con su encanto caribe, les abrió su puerta de oro de par en par y los escogió como sus hijos predilectos. Rezagadas quedaron las costumbres cotidianas del pueblo, donde vivieron momentos inolvidables con amigos que los seguían a todas partes.

Se hicieron merecedores de tres Congos de Oro en el Festival de Orquestas en los Carnavales de Barranquilla, 16 Discos de Oro y dos de platino por ventas millonarias, distinciones y galardones en Venezuela, Panamá y en Estados Unidos, donde compartieron la grata fortuna, cuando Israel Romero, El Pollo Irra , fue escogido como el mejor acordeonero del mundo por la Universidad de Maryland.

Rafael Orozco incursionó como compositor de excelentes condiciones, cuando la musa lo sorprendió haciendo un canto para la mujer que amó toda la vida titulada Solo Para Ti.

Con su esposa Clara

Falleció un 11 de junio de 1992, y el mundo elevó su enérgica protesta por la desaparición de uno de los más importantes representantes del folclor vallenato. Rafael Orozco.

Semblanza del hijo de Becerril

Rafael José Orozco Maestre nació en Becerril – Dpto. del Cesar un 24 de Marzo de 1954, jamás se imaginó este muchacho que años mas tarde su sueño de ser un gran artista del canto vallenato se cumpliera, si Rafael Orozco hubiera podido elegir, habría sido un eximio ejecutante del acordeón, en lugar de lo que fue: un vibrante cantor vallenato.

Por lo menos eso fue lo que más le gustó de niño. Y debía ser así en caso de que hubiera seguido la tradición que le marcaba su viejo Rafael Orozco Q.E.P.D., quien tocaba muy bien el acordeón, animando cuanta parranda se organizaba en Becerril y en sus alrededores. Pero la madre le quitó la idea, luego de un accidente que sufriera uno de los hermanos mayores, Misael, quien también era un enamorado del acordeón. Eso no sirve pa na mijo, le decía una que otra vez la vieja al pelao, quien ya interpretaba canciones de moda.

En esa época, el nuevo vallenato era una locura y por donde uno se metía escuchaba la voz de Jorge Oñate con Los Hermanos López, y también los primeros discos de Los Hermanos Zuleta. Entonces Rafael empezó a cantar encima de su burro, que tenía nombre y era famoso en el pueblo: El Ñato. Mientras iba del río Maracas, hacia las calles de Becerril, jarreando agua, Rafael cantaba temas como: Palabras al viento, Mi Viejo, Carmen Díaz, y Trovador ambulante, sin soñar en ese momento con llegar a convertirse en el ídolo de la canción vallenata, capaz de arremolinar multitudes en frente suyo, o de arrullar a más de una pareja de enamorados. Rafael cantaba por cantar , nada mas mientras se mecía sobre el lomo de El Ñato, quien fue el primer receptor de sus canciones románticas.

Becerril es un pueblo bucólico del Departamento del Cesar, bañado por el río Maracas, donde tienen su asiento los pequeños y simpáticos indios Yucos, un pueblo de gente buena, de gente amorosa, que gozaba con ver morir la tarde al vaivén de un mecedor en la puerta de la casa.

Pero no solo Rafael cantaba vallenatos, también cantaba rancheras que se aprendía en esas películas mexicanas, que eran exhibidas en el teatro del viejo Juan, o baladas de Yaco Monti, en esa época su cantante preferido. Eran trece hermanos, cinco hombres y ocho mujeres. Allí cerca de Becerril, a hora y media por carretera, está Urumita, otro pueblecito como sacado de un cuento, donde la gente nació para ordeñar vacas y criar hijos. Allí vivía Clara Elena Cabello, una trigueña encantadora, que un día fué a pasar vacaciones a Becerril sin saber que ese viaje cambiaría su vida. Además, para esa época se iniciaba la triple unión de los apellidos Orozco – Cabello. La primera mirada entre Clara Elena y Rafael no pareció transmitir nada. La primera flecha de Cupido no llegó al corazón; pero hizo un rasguñito en un lugar recóndito del alma. Y además, se quedó ahí, callada pero inquieta.

A Valledupar

El pelao del burro fue creciendo y entonces se fué a estudiar al Colegio Nacional Loperena de Valledupar. Allí fué realmente donde se transformó su vida. Todo porque hubo un concurso para seleccionar al mejor cantante aficionado y Rafael participó en representación del colegio Loperena. Unos veinte muchachos ansiosos de éxito compitieron, y entre ellos uno que con el tiempo sería muy famoso: Diomedes Díaz. Rafael le ganó a Diomedes y a todos los demás.

Con la responsabilidad de ese triunfo Rafael comenzó a sacarle partido a lo que había comenzado como una simple afición, allá encima de su burro, mientras vendía agua por las calles de Becerril, o cuando cantaba en las aulas del colegio, solo para molestar al Padre Pachito, un sacerdote famoso que en unos pocos años se haría más popular, porque Calixto Ochoa, le compuso un tema llamado Los Altares de Valencia, aquel que dice en uno de sus versos:

Hay que hacer un celador pa la iglesia
Porque ya esto está pintando muy mal
Con el caso que ha pasado en Valencia
Ya de ninguno se puede confiar
Yo no vi pero la gente me dijo
Y es por eso que vengo a preguntarle
Quiero que me diga el Padre Pachito
Para donde se llevó los altares.

Bajo el entusiasmo del éxito alcanzado, Rafael Orozco aceptó ser el cantante de Luciano Poveda y su conjunto, pero solo para animar fiestas privadas, pues nunca alcanzaron a grabar. El que llegaría a ser un cantante famoso del vallenato, estaba solo adquiriendo experiencia y labrando su futuro.

Después estuvo brevemente con Julio De la Ossa, Rey Vallenato, pero igualmente sin grabar. Sólo cuando lo llamó Emilio Oviedo, Rafael empezó su aventura en los acetatos.

Su primer éxito

Aquello fué eso: una aventura para el muchacho pueblerino que no conocía los aviones más que en las fotos, o cuando los veía estacionados en el Aeropuerto de Valledupar, ese viaje a Medellín significó algo así como ser el protagonista principal de uno de los libros de Julio Verne. El muchacho no iba asustado, mientras galopaba por el cielo. Pero ciertamente era una sensación diferente, de aquella que experimentaba cuando iba encima del lomo del burro El Ñato de su niñez. En verdad iba ansioso, como a descubrir un mundo nuevo.

Rafael llevaba consigo un tema que le había dado Diomedes Díaz llamado Cariñito de mi Vida. Y el cual sería su primer éxito. ¿Lo recuerdan?

Ay, el tiempo de invierno en las montaña
Las cubren las nubes en la cima
Y se reverdecen las sabanas
Se colma la fauna de alegría

Allí en Medellín, Rafael Orozco no sólo pudo escuchar su voz repetida por un equipo de sonido; sino que por primera vez en su vida asistió a un partido de fútbol profesional. De lejos era hincha del Junior de Barranquilla.

Cariñito de mi vida lanzó a la fama a Rafael Orozco. Pero no era todo. El camino apenas comenzaba con Emilio Oviedo, grabó su segundo LP del cual fueron éxitos los temas Presentimiento y Ausencia. Ya comenzaba a rasguñar la celebridad, pero todavía no era más que un principiante.

En Barranquilla

La flecha de Cupido estaba ahí anidada en su corazón. Ya Clara Elena Cabello había entrado un poco en la familia, pues su hermano Rafael Cabello, se casó con una hermana de Rafael Orozco: Genith Orozco. Pero Clara Elena se fue a estudiar a Barranquilla y Rafael no tuvo mas remedio que hacer lo mismo, siguiendole los pasos. Era el año de 1976. Ya Rafael había terminado su bachillerato y empezó a estudiar Administración de Empresas en la Universidad Autónoma. Lo cierto fue que Rafael en Barranquilla lo consiguió todo: alcanzó el amor de Clara Elena y se casó con ella.

Nace el Binomio de Oro

Israel Romero nacido en Villanueva – Guajira el 15 de Octubre, era ya la gran revelación del acordeón. El estaba grabando con Daniel Celedón y había adquirido alguna notoriedad, pero todavía muy lejos de la fama y el éxito que alcanzaría junto a Rafael Orozco.

Isra como le llamaban sus seres mas allegados, estudiaba en la Universidad Libre de Barranquilla, y ocurrió que el Doctor Mario Ceballos, rector de la Universidad Autónoma, invitó a Rafael para que le animara una parranda con los demás Profesores.

Rafael le pidió a Israel que lo acompañara con su acordeón, y así fué ellos improvisaron por primera vez juntos aquella noche, pero fuen tan exitosa su presentación que todo el mundo quedó encantado, y los muchachos escucharon pro primera vez la frase que durante días seguirían escuchando ¿Porque ustedes dos no se unen?.

La idea quedó allí por un par de meses, hasta cuando en un cumpleaños de Lenin Bueno Suarez, Rafael e Israel volvieron a encontrarse, y le dieron fuerza a la propuesta. Realmente allí fue que nació El Binomio de Oro.

El primer éxito de El Binomio de Oro

Desde el primer LP se consiguió el éxito. En carátula de color verde, el primer disco salió con esta leyenda El Binomio de Oro Israel Romero y su conjunto, canta Rafael Orozco. Todo el LP se pegó, pero en especial tres temas fueron la locura La Gustadera, Momentos de Amor y La Creciente. Después vinieron muchos otros éxitos.

Para 1977 Rafael recibe la noticia de que iba a ser padre por primera vez, y al año siguiente nació su primera hija Kelly Johana, quien le dió mas vida a su vida, y alegró mucho aquel año, Rafa incluso en varios de sus éxitos envió saludos a su pequeña, los que quedaron grabados por siempre, y se recordará la participación de ella en el tema Navidad, donde con su voz tierna dice:

Papi, papi yo quiero que el niño Dios me regale una muñeca, y otra pa Wendy

El Higuerón en Venezuela fue como un himno

En Venezuela ocurrió algo muy especial con el tema El Higuerón, el cual fué el disco mas vendido por encima de Thriller de Michael Jackson, y de El Africano de Wilfrido Vargas. Recibieron el premio Ronda de Caracas, en esa oportunidad por las ventas alcanzadas en el país, mas tarde allí mismo en Venezuela recibieron Disco de Oro con el Premio Mara y el Guaicaipuro de Oro.
Ningún conjunto vallenato había alcanzado tanto éxito en el exterior como El Binomio de Oro.

6 preguntas a Rafael Orozco

¿Que diferencia encuentras entre las fans de Colombia, Estados Unidos y Venezuela?

Bueno la verdad es que es notable la diferencia. El público que uno trata en Venezuela es diferente al de Colombia, el público de la Costa no es el mismo que el del interior del país, en Venezuela es mas eufórico cuando llega un artista, yo creo que en Venezuela se acostumbra a la gente, quieren al artista, semanalmente hacen un programa donde ellos ven a sus artistas, donde están cerca de ellos.

Mientras que en Colombia no existen programas así, como llamaríamos Sábado Sensacional, donde los artistas venezolanos los vuelven ídolos en Colombia, ese programa es así, los artistas de otros países son recibidos y aceptados como en su casa.En los Estados Unidos, ya es otro nivel sobre todo los sitios donde se presenta uno.

¿Qué otra clase de música te agradaría cantar?

A mi particularmente, me gustaría cantar la balada y la música caribeña o tropical, nosotros estamos incursionando y haciendo funciones musicales, y en cualquier momento podemos aparecer como lo hicimos con Wilfrido Vargas, pero con Joe Arrollo, o con Juan Piña, una función que podría representar mucho para nuestra carrera.

¿Que es cantar para ti?

Para mi cantar es todo, porque es lo que me ha brindado la vida todo, mis amigos, todo lo que tengo, mi esposa, mis hijas, el cariño de la gente, todo lo que yo he logrado se lo debo al canto.

¿Te gusta que te imiten?

Bueno, cuando a uno lo imitan, nos llena de satisfacción, pues yo creo que si a uno lo imitan, es porque está haciendo una labor muy buena, y si nos aceptan y a ese imitador lo aceptan se va creando lo que llamaríamos una escuela.

¿Por que crees que gusta tu voz?

Mi voz, yo creo que gusta porque es diferente a otras voces de los cantantes vallenatos.

¿Les han hecho propuesta de cine alguna vez?

Muchas veces nos han dicho yo creo que ustedes podrían hacer algo de cine; pero concretamente no, hubo una vez que a Israel le propusieron hacer las bodas del acordeonista para cine; pero por compromisos internacionales, el no pudo aceptarlo.

6 preguntas para Israel Romero

¿Que es para ti la paz?

Depende del punto de vista, si es la paz interior solamente la conoce cada cual, si es la paz del país es la total reconciliación de todos los estamentos sociales

¿Que le pedirías en estos momentos a Dios?

Que me ilumine el camino.La gente se pregunta ¿Porque usas tantos acordeones?

Por los diferentes tonos, y para darle comodidad al cantante como es uno solo y se trabaja tanto los fines de semana, hay que tener los tonos adecuados para que el cantante no se ponga afónico.

¿Porque no te quedaste tocando el vallenato tradicional con sombrero de paja y camisa de cuadro?

Porque vi la necesidad de innovarlo y de sacarlo del ámbito regional en el que se encontraba.

¿Seguirá el Binomio de Oro innovando?
Si, seguiremos haciendo las cosas prudentes pero nuevas.

¿Tu crees que conoces el acordeón lo suficiente como para no necesitar estudiar gramaticalmente la música?
Para la labor que estoy haciendo folklórica, creo que es suficiente con lo que he aprendido, no estoy haciendo acordeón combinado con otro instrumento de concierto, por eso no he aprendido a leer la música.

El mejor del mundo

El Pollo Isra renombre con el que solía llamarle su compadre y amigo del alma Rafael Orozco, fue nombrado como el mejor acordeonista del mundo, en una ceremonia que se llevó a cabo en Maryland, Estados Unidos, donde le fué otorgado el Certificado que lo acredita como tal, y su respectivo trofeo por su gran talento y majestuosidad al interpretar su acordeón, Villanueva la tierra del Pollo Isra es conocida como la tierra del acordeonista, mucho antes de ganarse Israel este galardón del primer acordeonista del mundo, y ahora con mas razón, en esta misma tierra nacieron y en un mismo barrio de nombre El Cafetal Poncho Zuleta, Egidio Cuadrado, Daniel Celedón, Idelfonso Ramírez Bula, Gustavo Bula entre otros.

El primer Congo de Oro

En 1978, el Binomio de Oro ganó su primer Congo de Oro en un Festival de Orquesta Carnaval de Barranquilla. Fue un verdadero acontecimiento.

El Binomio de Oro en el Madison Square Garden de Nueva York

En Octubre de 1981 el Binomio de Oro pisa por primera vez con su música vallenata, el templo de los grandes El Madison Square Garden de Nueva York, allí miles de banderas colombianas adornaron el recinto, y agitando muchas de estas se cantaron nuestros vallenatos, en medio de las mas frenética emoción de los asistentes y los músicos.
Este concierto se transmitió para todos los Estados Unidos, y fue la primera de dos presentaciones que el Binomio de Oro tuvo en el magno escenario.
El Binomio de Oro y los galardones en el extranjero

Entre los premios internacionales que ha recibido el Binomio de Oro, está el Premio Ronda, el cual es entregado en Venezuela a los grupos musicales, cantantes, directores de orquestas, nacionales e internacionales que han sobresalido notoriamente en el extranjero durante el año. En 1986 el Binomio de Oro, con el tema musical El Higuerón logró ventas millonarias, el hecho que además de consagrarlo como el mejor grupo extranjero, lo hizo merecedor de tan codiciado premio. El Binomio de Oro es el único conjunto colombiano que ha ganado este premio en el vecino país.

El segundo Congo de Oro

En 1988 vuelven a ser noticia, cuando en el Festival de Orquesta de ese año se consolidaron nuevamente al ganar el segundo Congo de Oro con su trabajo discográfico Internacional, en donde el tema Que será de mi los llevó a la cúspide del éxito, ese día fue inolvidable, hasta cuando ustedes quieran dijo Rafael Orozco mientras aquella multitud se mecía agitando pañuelos blancos y de esas gargantas enronquecidas por el clímax de ese carnaval maravilloso, salían en un coro gigantesco los versos hermosos de Que será de mi, la melodía que El Binomio de Oro había impuesto para ese entonces como un éxito grandioso de esa fiesta.

Y no querían detenerse, Rafael no cantaba, en su rostro iluminado se confundían el sudor y las lagrimas, pues nunca en su carrera había vivido un momento como este, y el colosal coro seguía estremeciendo la estructura del coliseo.

El público cantaba con el alma, y era una mezcla de fiesta, de danza y de sentimiento. Entre tanto Israel Romero, consagrado recientemente en los Estados Unidos como El mejor acordeonista del mundo seguía moviendo sus prodigiosos dedos sobre el teclado de su instrumento, a la par que una sonrisa infinita lanzaba luz sobre su rostro moreno, Laura Char, la infatigable reina agitaba sus hombros y sus caderas como un símbolo del carnaval, todo el mundo sabía allí que el Binomio de Oro había ganado El Congo de Oro, porque hasta ese momento nadie había logrado algo como esto, pero todo no había terminado el publico no quería que se marcharan y después de haber descendido del escenario, el publico a gritos pedía que regresaran a la tarima, era inútil que los animadores intervinieran, los gritos de la multitud ahogaban sus voces, y sucedió entonces lo que nunca antes había sucedido en un festival de orquesta: Rafael e Israel tuvieron que subir de nuevo a la tarima, acompañados por sus músicos, y el jurado tuvo que permitir que volvieran a interpretar Que será de mi, violando las reglas del festival, siguiendo aquella máxima de que la voz del pueblo, es la voz de Dios,

Por allí cerca la reina Claudia también lloraba, era su carnaval, el que ella había fabricado con su alegría inmensa. Lo que ocurrió esa noche en el coliseo, fue mas que nada el premio justo, a unos jóvenes consagrados a su profesión, serios, disciplinados, exponentes máximos de un ritmo que es parte importante de nuestro folklor.

Porque Rafael e Israel no eran simplemente el cantante y el acordeonista, eran la expresión de la responsabilidad, una sociedad que solo podía disolverse con la desaparición física de alguno de los dos, eran la pureza del vallenato, ese vallenato vestido de gala, la voz y el sentimiento, porque sus canciones han sido puro corazón, un Binomio de Oro que ganó su segundo Congo de Oro consecutivo, penetró en la historia del Carnaval de Barranquilla, y eso que ocurrió en el Coliseo Cubierto, nadie podrá superarlo, y nadie tampoco podrá olvidarlo.

La enfermedad de Israel

Para mediados de 1988 estalló la noticia. Israel Romero tiene cáncer, hubo pánico, las preguntas iban y venían, ¿Por que?, ¿Como está?, ¿Que le va a pasar?. Israel se retiró del Binomio de Oro, y varios acordeonistas lo reemplazaron en el grupo, entre ellos su sobrino José Fernando El Morre Romero, Julián Rojas, Limedes Romero e Ildemaro Bolaños.
Las giras del Binomio de Oro no se detuvieron y Rafael Orozco continuó llevando sus éxitos por toda Colombia y el mundo, cumpliendo con una agenda precontratada con un año de anticipación.

El tratamiento médico oportuno para Israel, que incluyó la resección de un riñón, superó un problema que estaba en sus inicios. Fué así como el 30 de Diciembre de 1989 el Pollo Isra reapareció en Villanueva en medio de una gran fiesta regional. Las giras continuaron y eran solicitados desde diferentes rincones del continente americano. Volvieron las grabaciones, los hits radiales y comerciales. Israel siguió asistido a veces por fatiga en los conciertos por su sobrino El Morre Romero, el cual fue integrado definitivamente al grupo para hacerle compañía. El triunfo del Binomio de Oro continuó como si nada hubiera ocurrido.

Rafa e Israel Junioristas

Rafael e Israel se distinguieron por ser asiduos practicantes del fútbol, hobby que nació en ellos por su afición al equipo Junior, el equipo amado de los barranquilleros. Como practicantes de este deporte contaban con un gran equipo, en cuya alineación siempre habían contado con notables figuras del deporte y la música y con quienes habían ganado varios trofeos. En sus ratos libres aparte de su dedicación a su familia, se dedicaban a jugar fútbol junto a sus compañeros.

Pueblos Vallenatos

Los nuevos pueblos vallenatos mas allá de las fronteras patrias, querían mas. Un tema que inicialmente se había escrito y grabado solo para la difusión en Venezuela, luego de convertirse en suceso musical en ese país y hacerles acreedores del Premio Orquídea uno de los mas cotizados en la vecina república, penetró a nuestro país por la frontera colombo-venezolana y para satisfacción de muchos y no para otros El ritmo de Cha-Cun-Cha pasó a ser el éxito de temporada en Colombia y el primer caso de un tema colombiano que se impone desde el extranjero en nuestro suelo.

La creatividad que desde siempre era palpable en el grupo, se acrecentó. A Rafael Orozco, le picó el gusanillo de la composición, y comenzó a escondidas de Israel aparentemente por pena con el Pollo Isra. De pronto la primicia.

Año crucial para el Binomio de Oro 1991

Para el año de 1991, sale al mercado vallenato la primera composición de Rafael Orozco titulado Solo para ti, y es allí donde el larga duración dice: Binomio de Oro de América, este producto trajo consigo temas como: El llanto del rey, Niña Bonita, El Testamento entre otros, el cual causó gran relevo entre los seguidores del famoso grupo, pero irónicamente y por cosas del destino era el ultimo trabajo discográfico de Rafael Orozco junto a su compañero, amigo y compadre Israel Romero, pues la vida en una oportunidad intentó primero modificar al Binomio de Oro a través de Israel Romero, pero finalmente lo hizo por medio de Rafael Orozco.

En Caracas 18 días antes de la fatídica noticia

El Binomio de Oro estuvo de gira por toda Venezuela para mediados de Mayo de 1992, para ser preciso su ultima presentación se dió lugar en el Club de la Guardia Nacional ubicado en una zona al Oeste de Caracas, el día 23 de Mayo de ese mismo año, esa noche fue apoteósica aunque la vanguardia del acordeón la llevó para ese momento Julián Rojas, debido a que Israel Romero había tenido un accidente durante su estadía en un programa de televisión el cual para ellos era como su casa Sábado Sensacional, allí a Israel se le vino encima una de las vallas metálicas que utilizan para los escenarios la cual sostenía el techo raso del mismo, y al intentar protegerse con sus manos resultó con una herida cortante en los dedos de su mano derecha, que ameritó algunos puntos de sutura, es por esta razón que Rafa esa noche hizo su presentación al lado de Julián Rojas y no de Israel Romero, jamás el pueblo venezolano, y en especial Caracas se imaginó que sería la ultima vez que verían a su ídolo, jamás por ninguna de nuestras mentes pasó la idea de que Rafa no volvería, y que esa era su despedida, luciendo un esplendido traje negro con vistoso bordado en la parte delantera de su chaqueta, se lució como acostumbraba hacerlo y complació a una multitud que lo acompañó toda la noche coreando sus canciones, allí quedó el recuerdo pues Rafa partió a Colombia y nunca mas regresó con su pueblo de Venezuela y de Caracas el cual lo acogió por ultima vez en aquel recinto y en aquella noche del 23 de Mayo de 1992.

Muere Rafael Orozco en 1992

El día Martes 09 de Junio de 1992 y festejando el rotundo triunfo, Rafael viaja de Cucuta a Barranquilla, no sin antes llamar a Israel vía telefónica para cuadrar que uniforme llevarían para una presentación que harían por primera vez en una población de Colombia denominada Yopal, donde eran ya vendidas las boletas, y donde las paredes estaban adornadas con volantes que decian por primera vez El Binomio de Oro, los cuales se quedaron esperando para disfrutar de ellos, pues el día 11 de Junio Rafael compartía con su hija Kelly Johana, por motivo de una celebración por el cierre del semestre escolar.

Ese 11 de Junio era la fecha marcada para la fiesta y el final, cerca de las 9 de la noche Rafael fue solicitado en la puerta de su casa por dos músicos integrantes de la agrupación de Diomedes Díaz, los cuales llegaron con la intención de pedir prestado unos instrumentos musicales, Rafael les solicitó ir con el a la terraza de la casa donde hablarían con mas tranquilidad y así no interrumpir la celebración, mientras este conversaba con los músicos, se apersonó una persona que con revolver en mano le hiciera 10 disparos a Rafa, de los cuales solo 1 no penetró su cuerpo, pues los otros 9 hicieron blanco en distintas partes de su cuerpo incluyendo la cabeza, el asesino huyó ante la mirada atónita de los músicos y la desesperación al notar el daño que había causado, tanto al mundo del folklor, como a sus familiares,

Clara Elena al escuchar las detonaciones corrió hacia donde se encontraba Rafa, a quien encontró ya casi sin vida tirado sobre el pavimento, con la ayuda de los músicos logró introducirlo dentro de su vehículo, e inmediatamente lo trasladó a la Clínica del Caribe en Barranquilla; pero allí minutos mas tarde fue declarado oficialmente muerto, un final triste, y un dolor palpable que jamás podrá ser calmado, lo que el asesino acababa de hacer no tenía razón de ser, al día siguiente de la muerte de Rafa el mundo consternado y Colombia entera por el inmenso dolor de haber perdido a su ídolo lloró irremediablemente la crueldad con que asesinaron a Rafael, su cadáver recorrió toda Barranquilla, al final fue trasladado hasta el coliseo, y allí el pueblo vió por ultima vez a Rafael Orozco, con el sudor, lagrimas, los pies cansados de tanto caminar para poder darle el ultimo adiós, el pueblo vallenato no podía creer lo que era una realidad.

Muchas personalidades de la farándula vallenata, medios de comunicación y otros se apersonaron para rendirle un ultimo adiós a Rafa, y finalmente fue sepultado en medio de inmensas manifestaciones de dolor en el Cementerio Jardines del Recuerdo de Barranquilla, allí reposan sus restos con una inscripción sobre su tumba que Clara Elena hizo colocar a su memoria, la imagen de él tallada en mármol, al lado su canción Solo para ti tallada con un toque de amor, el amor que siempre se profesaron ambos, y el cual aún después de la muerte prevalecerá por siempre. Una inscripción debajo que dice: Te seguiré queriendo tu esposa Clara Elena, y luego Te seguiremos adorando papurri lindo Kelly, Wendy y Lorraine sus tres hijas.

El caso Orozco

Después de la muerte de Rafael Orozco, miles de versiones se especulaban, que la mafia, que motivos amorosos, que deudas pendientes, en si nadie pagó el crimen cometido, en la Fiscalía General reposa el expediente que rodea el misterioso asesinato de Rafael, lo que nos hace pensar con el transcurrir del tiempo, que una vez mas la justicia terrenal quedó burlada, lo cierto es que el dolor que causaron tanto a sus hijas, a su esposa, a sus padres, hermanos, amigos y en especial a sus seguidores no tiene nombre, no tiene ni siquiera justicia, porque aunque el asesino haya pagado de una u otra forma el crimen que cometió, jamás podrá pagar ni con su vida el dolor inmenso que dejó en el alma de cada uno de los seres que amabamos a nuestro Rafael Orozco, solo Dios es testigo, solo Dios es quien sabe y comprende la inmensa tristeza de quienes aún llevamos en nuestros corazones palpitantes el sentimiento vivo de quien en vida se llamara José Rafael Orozco Maestre. Q.E.P.D.

Los éxitos del Binomio de Oro junto con Rafael Orozco

El nuevo Binomio

Israel Romero guardó silencio por un año, en ese lapso, la agrupación pareció incluso mas vigente en la radio y en general en los medios. En Venezuela además, se escribió y se llevó a la televisión un dramatizado en honor a Rafael Orozco y al Binomio de Oro, Sábado Sensacional hizo transmisión de todos los momentos en que Rafael Orozco junto al Binomio de Oro hicieron presentación en él, incluso su ultima presentación el Sábado 23 de Mayo de 1992, en todas partes la presión era grande: El Binomio de Oro debe seguir, las personas mas allegadas a Rafael Orozco también lo reclamaban, fué cuando Israel tomó la decisión de regresar, en una disyuntiva muy difícil, llamó a tres jóvenes con buenas calidades vocales, entre ellos uno con una impresionante coincidencia fisica con Rafael Orozco (Gabriel El Gaby Garcia).

Uno de ellos Jean Carlos Centeno, de origen humilde nacido en Venezuela, pero criado en Villanueva, y el cual se ganaba la vida distribuyendo bollos, empanadas y otras fritangas que se ingeniaba para suscistir, bajo el renombre de Casi Loco, pues así lo bautizaron sus amigos, debido a su manera de comportarse con ellos, sorpresivamente recibió la noticia de que Israel lo había mandado a llamar para conversar con el, luego que este le diera una serenata a la luz de la luna al mismo Israel Romero, cosa esta que la hizo por la idolatría que sentía hacia este grupo, y al saber con mas razón el sentir de Israel por haber perdido a su compañero, amigo y compadre de fiestas, éxitos y muchas alegrías, cuenta Jean Carlos que un amigo le comentó de la estadía de Israel en un hotel de Villanueva, y este le notificó de su deseo de hacerle una serenata, tal fue que ubicó a sus amigos de parranda y fueron juntos a exponer lo pensado, después de varios temas interpretados por Jean Carlos, Isra se asomó a la ventana y lo felicitó, se despidió de el agradeciendo el gesto y regresó adentro, luego de unos días Israel solicitó a uno de sus colaboradores que le ubicara a Casi Loco, este era Jean Carlos Centeno. El tercero Richard Salcedo de origen marabino, oriundo de Maracaibo – Edo. Zulia población del vecino país Venezuela, también con una calidad vocal muy representativa.

Debutaron en Venezuela, en el concurso anual por el Premio Orquídea y vaya sorpresa El Binomio de Oro repite en el primer lugar, luego llegó la hora de grabar el disco. Israel y el grupo escucharon cientos de propuestas musicales . Finalmente salen al mercado, y el titulo y la carátula no podían ser mas sinceros, el disco Todo Corazón llevó en su carátula a Israel Romero sentado al lado de una silla vacía como haciendo denotar que su compañero no tenía reemplazo, en este trabajo discográfico se grabó un tema de la autoría de Rafael Orozco Solo por ti, temas como Verónica, Oye mami que pasó entre otros fueron escuchados por primera en las voces de estos interpretes nuevos en el ámbito vallenato. A pesar de las obvias y tremendas dificultades para reemplazar a Rafael Orozco, el grupo fue aceptado de manera ascendente por el público, y varias canciones se impusieron en las listas a la manera de los viejos tiempos del Binomio de Oro.

Han hecho varias giras internacionales, en especial Venezuela a la que consideran su segunda patria y en la que la acogida ha sido plena, han visitado ciudades del Perú, México, Brasil, Panamá entre otros.

El trabajo continua mes a mes, disco tras disco y para 1996 Israel Romero decide colocar como voz líder del grupo a Jean Carlos Centeno, y luego adiciona a Jorgito Celedón como compañero, ¿lo recuerdan? aquel pelaito de el tema Drama Provinciano junto a la agrupación El Doble Poder, los resultados son evidentes El Binomio de Oro de América recibió ese año Doble disco de platino, y se reconoce como una de las tres agrupaciones mas vendedoras y con mayor éxito radial en Colombia.

En su ultima producción de este año 2000 Difícil de Igualar, nos encontramos con la presencia de otro nuevo cantante Junior Santiago, el cual posee también sus buenas cualidades como vocalista, en la actualidad El Binomio de Oro lleva grabados 7 trabajos discográficos con los cuales ha alcanzado Israel una trayectoria musical estable, pero no sin olvidar a su compañero de toda la vida Rafael Orozco, quien estará desde allá arriba aplaudiendo y a la vez transmitiéndole el deseo de continuar adelante con el Binomio de Oro el cual se considera estará Siempre vivo.

Los últimos éxitos del Binomio de Oro

Créditos:
Revista Cosmo Vallenato 1990 – Colombia
Antorcha – Caracas – Venezuela
Fotografías:
Revista Cosmo Vallenato 1990 – Colombia
Nelson El Conejo Berdugo – Caracas – Venezuela
CD Las Voces del Binomio de Oro
Investigación, diseño, tipeo, diagramación y montaje Ana Cristina Tovar