Archivo de la categoría: Cronicas

Valledupar, cinco días en estado de “Ay hombe”

El acordeòn es el alma del vallenato - Foto Edgar de la Hoz

El acordeòn es el alma del vallenato – Foto Edgar de la Hoz

Crónica|Por Juan Rincón Vanegas|@juanrinconv

Ya comienza el Festival, vinieron a invitarme
ya se van los provincianos que estudian conmigo,
ayer tarde que volvieron preferí negarme
pa’ no tener que contarle a nadie mis motivos,
yo que me muero por ir y es mi deber quedarme
me quedo en la capital por cosas del destino…

Durante cinco días Valledupar estará por cuenta del folclor vallenato en estado de “Ay hombe”, donde el mayor régimen es olvidar las penas y vestirse de alegría completa.

En este estado es posible visitar con el pensamiento las notas de los acordeones y pasearse libremente por los paseos, merengues, sones y puyas. Sigue leyendo

El vallenato, presentación musical de Colombia ante el mundo  

Crónica|Por Juan Rincón Vanegas|@juanrinconv

 El Festival de la Leyenda Vallenata es una poderosa fuerza cultural de hondas raíces y de grandes proyecciones que no podrá dejarse perecer”.  Consuelo Araujonoguera

el-vallenato-cl--sico-se-iba-l


La música vallenata germinó en buen terreno gracias al trabajo de Consuelo Araujonoguera, Alfonso López Michelsen, Rafael Escalona Martínez y un grupo de amigos que crearon en 1968 el Festival de la Leyenda Vallenata. De igual manera, se reconoce el inmenso aporte del escritor Gabriel García Márquez, quien a través de sus notas periodísticas y sus libros lo patentó a nivel mundial. Sigue leyendo

Rastros y huellas del sabedor Saúl Enrique Martínez Rodríguez

Kankuamo

Así fue la despedida del Mamo Saúl Martínez, guía espiritual del pueblo Kankuamo.

Una de las enseñanzas que siempre pilaba y pilaba mi madre Eliza Matilde, fue y sigue siendo “cumple tu palabra”. Además de la palabra, se suma el deber de hacerlo. De teñir los ‘chimbustos’ (residuos de las fibras de maguey en el proceso del hilado) para luego darle sentido a esos rastros y rostros de alguien que no tuvo en poco su juventud, que se fue puliendo en palabra, conducta, amor… todo ello reflejado en servicio. Quien en vida se ocupó y permaneció en ellas, lo cual sigue siendo manifiesto a muchos, por ello su partida se hace honda y profunda, y a su vez esperanzadora. Siempre me instaba a escribir, a rememorizar, a escarbar, a ocuparme y no quedarme en la preocupación. Sigue leyendo

Pablo, el hijo que Diomedes Díaz no conoció

Diomedes Díaz – Foto Hernando Vergara


Crónica|Por Juan Rincón Vanegas|@juanrinconv


La historia parece una inocentada. Sucedió el 28 de diciembre de 1983 en Chimichagua, departamento del Cesar, población donde Diomedes Díaz Maestre y Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza amenizaron la noche anterior una fiesta en el Teatro Municipal, sitio donde hoy se erige el Centro de Convenciones ‘Heriberto Pretel’. Sigue leyendo

Las parrandas vallenatas de Gabo en su cumpleaños

Parranda Vallenata en Estocolmo Foto Nereo López

Parranda Vallenata en Estocolmo Foto Nereo López

♦Crónica|Por Juan Rincón Vanegas |@juanrinconv

♦Gabriel José García Márquez, el hijo Gabriel Eligio García Martínez y Luisa Santiaga Márquez Iguarán, nació el seis de marzo de 1927, según consta en el libro 12, folio 126, marginal 324 de la iglesia parroquial de San José de Aracataca, Magdalena. El documento lo firma el presbítero Francisco Angarita. Sigue leyendo

“No le debo a mi hermano Emilianito”: Poncho Zuleta

Emiliano y Poncho Zuleta Foto Adamis Guerra

Emiliano y Poncho Zuleta Foto Adamis Guerra

♦Crónica|Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

“Y vi a Zuleta pagando las deudas de Emilianito”…

A raíz de la canción ‘Alucinaciones’, de la autoría del compositor Julio Oñate Martínez, interpretada por el cantante Silvestre Dangond Corrales, su colega y padrino Poncho Zuleta hizo la claridad al respecto, anotando que él ya no tiene deudas con su hermano. Sigue leyendo

Camilo Namén, el juglar de siempre

Camilo Namén Rapalino

Camilo Namén Rapalino

Crónica| Por Juan Rincón Vanegas@juanrinconv

♦El niño que su primer juguete fue un totumo que presumía era un carrito, y ya jovencito vendía cuques con la tártara en la mano, incluso intentó ser pescador, pero no se sentía cómodo entre canoas, canaletes y atarrayas, llegó a la medida justa a sus pretensiones. Sigue leyendo