Abril, el mes del Festival de la Leyenda Vallenata

Crónica

-Es el más grande aguacero de recuerdos, el camino lleno de piloneras, el canto inolvidable, las notas precisas de un acordeón y las ausencias que nunca faltan por diversos motivos del quehacer cotidiano-

Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

Comenzó el mes de abril y Valledupar tiene una característica especial porque el sonido de un acordeón, una caja, una guacharaca, un verso y una voz parrandera hacen posible que todo tenga ambiente del Festival de la Leyenda Vallenata, cuya fecha será del 26 al 30 de abril en homenaje a Jorge Oñate, ‘La Leyenda’.

Seguir leyendo «Abril, el mes del Festival de la Leyenda Vallenata»

Cuando tristeza y alegría se encontraron en dos sones vallenatos

Crónica

-Un par de momentos del sentimiento están plasmados en las canciones ‘Mujer incomprensiva’ y ‘Qué bonita que es la vida’, del compositor Adaulfo Herrera-

Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

El acordeonero y compositor Adaulfo Enrique Herrera Castrillo nunca pensó que un amor esquivo lo pondría a andar con la mayor alegría por el camino del folclor vallenato. Además, que al escuchar las notas lentas y tristes de su acordeón lo pudieran conectar con su corazón, ese corazón atormentado por una incomprensión hasta llevarlo al calvario del sufrimiento donde el dolor se lo recordaba a diario.

Seguir leyendo «Cuando tristeza y alegría se encontraron en dos sones vallenatos»

Emilianito Zuleta dijo en ‘El Jilguero’, que Jorge Oñate era “El Ruiseñor de todo el Cesar”

Crónica

-Historia guardada en un bello canto donde las notas del acordeón adornan con lujo de detalles el pentagrama del agradecimiento y la alegría folclórica-

Por Juan Rincón Vanegas | @juanrinconv

Han pasado 35 años desde cuando Emilianito Zuleta Díaz, quiso exaltar con una canción al cantante de La Paz, Jorge Oñate. No duró mucho tiempo en hacerla porque tenía los insumos suficientes para dar testimonio de su grandeza musical. En otras palabras, era el mismo de la garganta afortunada.

Seguir leyendo «Emilianito Zuleta dijo en ‘El Jilguero’, que Jorge Oñate era “El Ruiseñor de todo el Cesar”»

Los cantos de Hernando Marín siguen pegados en el corazón del pueblo

Crónica

El compositor cuya inspiración cabalgaba en su mente hasta llegar a decir: “La espada para mi lucha es mi corazón alegre, y mi caballo guerrero la letra de mis canciones”-

Por Juan Rincón Vanegas | @juanrinconv

Hernando José Marín Lacouture se pintó de cuerpo entero llegándole enseguida la inspiración para hacerle canciones a su querida Guajira con aristas en distintos pueblos, a las desigualdades en su comarca las graficó de manera directa, a las mujeres las pechichó en su noble corazón y siempre soñó ver juntas a una mujer blanca con una negra.

Seguir leyendo «Los cantos de Hernando Marín siguen pegados en el corazón del pueblo»

Joselina Daza rememora a Alejo Durán, quien quiso adueñarse de su corazón

Crónica

-Una historia cantada acontecida en Patillal donde el primer Rey Vallenato pretendió conquistarla con el poder de su canto y de su acordeón-

Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

A Joselina Daza se le nota el paso de los años, también en su hablar pausado se calca el recuerdo de aquel famoso canto que Gilberto Alejandro Durán Díaz, le dedicó a finales de la década del 60 del siglo pasado, donde le pedía se dejara conquistar para que el abecedario del amor tuviera las letras completas.

Seguir leyendo «Joselina Daza rememora a Alejo Durán, quien quiso adueñarse de su corazón»

En una tarde sin esperarlo, Gustavo Gutiérrez volvió a sentir el cariño de su pueblo

La vida de Gustavo Gutiérrez ha trascurrido entre versos y cantos de amor

Crónica

Por Juan Rincón Vanegas
@juanrinconv

Por paradojas de la vida y sin quererlo el cantautor Gustavo Gutiérrez Cabello volvió a sentir el cariño de su pueblo, como lo narró en una de sus canciones. “El que toda la gente me quiera es un placer que me da la vida, que muchos desearían. El que todos los amigos míos, se llenen de infinita ternura con las canciones mías”.

Seguir leyendo «En una tarde sin esperarlo, Gustavo Gutiérrez volvió a sentir el cariño de su pueblo»