Andrógina

ilkaolivacorado-250Relato | Ilka Oliva Corado
El otro día íbamos con una amiga de patas de chucho a la ciudad, ella conducía el automóvil y yo iba distraída con el paisaje, de pronto me sacó de mi burbuja al preguntarme, ¿Ilka, vos te pintás? ¿Que si me pinto, cómo así? Sí, que si te maquillás, que si usas pintalabios y sombras y todo eso. De vez en cuando, la verdad no me gusta tanto. ¿Pero sí tenés pinturas? Sí. Un día te voy a maquillar, ya vas a ver qué chula te vas a ver, y de paso te depilamos esas cejas. ¡Mis cejas nadie las toca! ¿Por qué? Porque son idénticas a las de mi Tatoj y me fascinan. Bueno, pues entonces te ponemos tacones, una blusa escotada y de una falda para que enseñés el piernón. ¿Tacones? Sí. Estás loca vos, me quiebro las patas. ¿Por qué me querés poner escote? Porque sos mujer. ¡Papo! Es que la verdad así parecés patojo malcriado. Mera andrógina vos. Te vendría bien un toque femenino, más color en tu rostro y pintarte el pelo para cubrir esas canas, unos rayitos rubios te quedarían bien, así le das más luz a tu rostro.

Seguir leyendo «Andrógina»

Forastera

columna-ilka-estados-unidos

Abro los ojos y veo el reloj, es la una de la madrugada con dos minutos. Busco la almohada, la encuentro tirada en el suelo. Una de la madrugada del once de noviembre de dos mil quince. ¿Cuántos años de aquel once de noviembre en el que llegué a Estados Unidos? Cierro los ojos, quiero dormir. No quiero pensar, quiero dormir. Seguir leyendo «Forastera»

El Oso 

EL OSORelato|Ilka Oliva Corado|Guatemala

Llegué aquel medio día de la escuela, feliz como todos los días a encontrarme con el Oso que me esperaba al final del patio de la vecindad donde alquilábamos un cuarto en la zona 8 capitalina. Era un perro pastor alemán que nos habían regalado cuando era bebé, recién nacido y que dormía con mi hermana-mamá y conmigo en nuestra cama de metal. Le dábamos leche en pacha, y lo bañábamos a palanganazos de agua y nos hacía enloquecer de felicidad. Lo nombramos Oso por el color negro y el pelaje espeso. Era mi mejor amigo. Con él conversaba, saltaba, corría, lo abrazaba y tenía un lazo emocional que nunca he logrado con seres humanos. Seguir leyendo «El Oso «

Luz de Faro, poemario

IlkaOlivaCorado-luz-de-faro

Este poemario debió ser mi primer libro, pues inicié escribiendo poesía, sin embargo es el tercero. Se tomó su tiempo el ingrato, cría de mis entrañas tenía que ser: a su tiempo y a su gusto, nada pude hacer más que esperar a que  se dignara a dejarse publicar cuando despabilara del letargo, por fin es una realidad, Luz de Faro es mi primer poemario. Seguir leyendo «Luz de Faro, poemario»

Poesía de una mujer  Mapuche-Williche

columna-ilka-estados-unidos

Lo llevaba esperando semanas y no sabía que era un libro de poesía que me  cautivaría y emocionaría hasta las lágrimas. Como toda información tenía un nota de una amiga muy querida que  decía “lo tienes que tener.” Todos los días al regresar del trabajo iba a revisar el correo y nada, no llegaba ese algo que “tenía que tener,” por fin y  cuando menos lo esperaba llegó, venía en un sobre color mostaza y traía los sellos postales  de Guatemala: suspiré. Seguir leyendo «Poesía de una mujer  Mapuche-Williche»