Carlos Eleta Almarán dijo adiós y dejó a Historia de un amor

carlos-eleta-aleman

Por Luis Manuel Arce Isaac

Panamá, 17 ene (PL) El compositor Carlos Eleta Almarán, elevado a la gloria eterna en vida por «Historia de un amor», la canción incansablemente versionada en todos los idiomas y ejecutada en todo tipo de instrumento, murió en su natal Panamá.

Tenía 94 años de edad y falleció ayer en la tranquilidad de su retiro espiritual. Eleta Almarán fue empresario y fundó junto con su hermano Fernando el primer canal de televisión de Panamá.

Pero saltó a la fama desde bastante temprano con su composición musical «Historia de un amor» que sigue siendo interpretada por cientos de cantantes en el mundo, como si hubiese sido compuesta hoy y no en 1955.

Su letra y su música han inspirado películas, novelas, obras de teatro creando una eterna orla romántica que tiene la virtud de renovarse y fortalecerse con las voces nuevas que van surgiendo en ese inagotable surgidero universal de intérpretes.

La fuente de inspiración de Carlos Eleta no fue, sin embargo, una historia de amor propia, sino la de su hermano Fernando al sufrir el irreparable golpe de la muerte de su joven esposa.

Con cada verso y cada nota, imbricados entre sí como una unidad humano-celestial difícil de acreditar en circunstancias diferentes, Carlos Electa procuró rendir homenaje al dolor y el amor desde cada uno de esos sentimientos.

«Ya no estás más a mi lado, corazón,
 en el alma solo tengo soledad,
y si ya no puedo verte
porque Dios me hizo quererte
para hacerme sufrir más
 
Siempre fuiste la razón de mi existir
adorarte para mí fue religión
en tus besos yo encontraba
el calor que me brindaban
el amor y la pasión».

Y a ese sufrimiento tan terrenal y duro que muestra la historia contada y cantada, el autor de tan bella obra añade un toque subliminal de esperanza como un alegato del ser vivo ante la realidad ineludible del morir. Una conclusión mezcla de lamento y rabia:

«Es la historia de un amor
como no hay otro igual
que me hizo comprender
todo el bien, todo el mal
que le dio luz a mi vida,
apagándola después
Âíay que vida tan oscura!,
sin tu amor no viviré».

Carlos Eleta Almarán, cuyo nombre quizás a muchos no diga nada, pero su historia de amor si les dice todo, será sepultado mañana viernes en su natal Panamá. En su epitafio debería escribirse que fue un escultor de lo bello y lo sublime. En todos los idiomas, como su canción.

Un comentario sobre “Carlos Eleta Almarán dijo adiós y dejó a Historia de un amor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.