Rusia alista pruebas de nuevo submarino nuclear estratégico

Moscú, 2 abr (PL) Rusia avanza hoy en la preparación de las pruebas de navegación que realizará a partir de junio el submarino nuclear estratégico “Vladimir Monomai”, tercera unidad del proyecto denominado 955 clase Borei y segundo construido en serie.

Andrei Diachkov, presidente de la Corporación Unificada de Construcciones Navales, confirmó la fecha del inicio de los exámenes de homologación del sumergible botado en diciembre de 2012.

El “Vladimir Monomai” desplaza 24 mil toneladas y su capacidad artillera le permite disponer de 16 misiles balísticos intercontinentales del tipo Bulavá-30, además de incluir tubos lanzatorpedos.

Rusia cuenta en la actualidad con solo un submarino de la clase Borei, el “Yuri Dolgoruki”, armado en 2008 y abanderado el 10 de enero del año en curso.

El ministro de Defensa, general de Ejército Serguei Shoigu, asistió a esa ceremonia en la cual la nave insignia y primera del proyecto 955 Borei se incorporó a la Armada del Kremlin.

Desde la sede de la Flota del Norte, en Severomorsk, Murmansk, el presidente ruso, Vladimir Putin, escuchó el discurso de Shoigu y posteriormente realizó una videoconferencia con la tripulación del “Yuri Dolgoruki”.

La importancia que Moscú confiere a esta clase de sumergibles quedó confirmada con anterioridad en las visitas de Putin a los astilleros de Severodvinsk, donde se construyen estas fortalezas.

Estos tipos de submarinos formarán el núcleo de las fuerzas estratégicas navales de la potencia eurasiática en el siglo XXI, según el Programa Nacional de Compras de Armamento y Material ruso de Combate.

Dentro de ese plan está incluida la construcción de ocho ingenios de esta familia entre 2011 y 2020, que la jefatura de la Marina de Guerra menciona como la columna vertebral de las fuerzas marítimas de disuasión nuclear rusas.

Con 170 metros de eslora, 13,5 de manga y artilladas con los nuevos misiles balísticos intercontinentales Bulavá-30 (SS-NX, según la OTAN, con alcance de ocho mil kilómetros), estas naves pueden alcanzar los 450 metros de profundidad y desplazarse a velocidad de 29 nudos.

La Marina de Guerra incluye dentro de esta categoría a las unidades “Vladimir Monomai” y el “Príncipe Vladimir”, colocados en quilla por los astilleros Sevmash después del “Alexandr Nevski”, todavía sometido a las pruebas que inició en 2011.

El Dolgoruki fue concebido en 1996, pero en la práctica su fabricación comenzó en la siguiente década, pues en medio de la crisis registrada en Rusia tras el desmoronamiento de la Unión Soviética, el financiamiento resultó casi nulo.

A esta demora se unió la necesidad de rediseñar el proyecto para artillarlo con equipamiento nuevo y con los Bulavá, situación que prolongó la fabricación por casi 12 años, y solo en febrero de 2008 el portamisiles fue botado al agua.

Comenzó una etapa de pruebas en el verano de 2009, pero su entrada en disposición combativa tuvo que ser postergada para ajustar el instrumental de a bordo y, sobre todo, el complejo coheteril y la infraestructura portuaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .