FARC-EP defiende plan para enfrentar el narcotráfico

farc-7-2Por Nurién de Armas

La Habana, 7 feb (PL) Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) proponen sustituir el cultivo de la hoja de coca, la marihuana y la amapola y reconocer sus beneficiosos como parte de un plan nacional de lucha antidroga.

Así lo explicó a Prensa Latina Ricardo Téllez, miembro del equipo negociador de la insurgencia que desde hace más de un año mantiene conversaciones aquí con una delegación del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Las estrategias del gobierno de Bogotá, entre ellas el Plan Colombia, para erradicar los cultivos y la producción de narcóticos fracasaron y devinieron lucha contra los grupos guerrilleros, subrayó Téllez

Dichos planes, financiados y orquestados desde Estados Unidos, implantaron la matriz de pensamiento que cataloga como narcotraficantes a los grupos armados que buscan desde hace 50 años un cambio en Colombia, comentó.

Resaltó que la propaganda mediática logró posicionar ese concepto, cuando las plantaciones de la hoja de coca, la marihuana y la amapola proliferaron tras las políticas neoliberales impuestas en el país, en las décadas de los 80 y 90 del pasado siglo.

Nuestra lucha es desde mucho antes del incremento del cultivo y producción de sustancias psicotrópicas, expresó.

El vocero guerrillero destacó que la propuesta que adelantan en el ciclo XX de los diálogos de paz, con sede en La Habana desde hace 14 meses, propicia ganar a un amplio sector de campesinado que está involucrado en esos cultivos.

Consideramos esas plantas como no dañinas y resaltamos las cuestiones ancestrales detrás del uso de las mismas por los indígenas de la región, acotó.

Enfatizó que el plan propuesto por las Farc-EP, se entrecruza con políticas gubernamentales que impulsan la monopolización extranjera de las tierras, lo que, consideró, entorpece resolver este problema con total soberanía nacional.

Durante el diálogo, marcado por referentes históricos, Téllez reconoció al fallecido líder insurgente, Manuel Marulanda, como gestor y pensador de este plan.

Indicó la necesidad de establecer el diálogo sobre las drogas, su producción, regulación y prevención al consumo, entre otros temas, a través de una conferencia encabezada por las Naciones Unidas.

En cinco propuestas, la iniciativa prevé la estimulación de los usos lícitos, la producción y procesamiento artesanal e industrial de la hoja de coca, la marihuana y la amapola.

Otro punto abordará la regulación estatal de la producción y el mercado, en tanto un último acápite tratará la protección y aprehensión de las prácticas ancestrales de pueblos y comunidades indígenas.

Lo anterior se basa en los estudios académicos e investigaciones científicas, así como en el conocimiento ancestral de lo pueblos originarios que han demostrado cualidades de esas plantas.

En atención a esos beneficios se propone implementar una política dirigida y regulada por el Estado con participación de las comunidades productoras, campesinas, indígenas y afrodescendientes, destaca el plan de la guerrilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.