Falcao, primer artífice del sueño mundialista

falcao1El samario es el segundo goleador histórico colombiano.

Con nueve goles, el Tigre fue el máximo anotador colombiano en las eliminatorias rumbo a Brasil. Fue un baluarte motivacional para sus compañeros en la Selección Colombia.
Si bien su ausencia poco o nada se notó en el heroico e histórico caminar de la Selección Colombia por territorio carioca, Radamel Falcao García, nacido en Santa Marta el 10 de febrero de 1985, fue el que le entregó, después de 16 años, la clasificación a la Tricolor a un Mundial.

Desde el primer juego por las eliminatorias el 11 de octubre de 2011, en la difícil y tenebrosa altura de La Paz, en Bolivia, el Tigre pintaba lo que iba a ser: el goleador de Colombia rumbo a Brasil.

Pero devolvamos el casete. Leonel Álvarez, en ese entonces estratega desde el banquillo, envió al campo, aquella tarde boliviana de octubre a su referente en ataque a los 79 minutos de juego, para que Colombia administrara las acciones de un partido que estuvo asegurado hasta los 85 minutos cuando el jugador local Walter Flores igualó las cargas y puso el marcador 1-1. ¿Y quién le salvaría la papeleta a Leonel? El que ruge con goles, Falcao, quien a los 93 minutos, en la mismísima agonía puso a vibrar y celebrar a todo un país que confiaba con escuchar nuevamente el himno nacional desde la paradisiaca tierra cuna del ‘jogo bonito’.

En las siguientes dos fechas su olfato goleador estuvo cegado y además, Colombia quedaba sin técnico. Llegaba el argentino José Néstor Pékerman, un técnico extranjero, con una nueva mentalidad y ávido de mejores resultados.

El Tigre sintió la inyección anímica y desfogó toda su artillería: El 7 de septiembre de 2012 aportó un tanto en la goleada 4-0 ante Uruguay, era el segundo juego de Pékerman, quien debutó con victoria 1-0 ante Perú, en Lima. Cuatro días después volvería a anotar uno ante Chile, en Santiago. Colombia lucía y ganaba 3-1. La esperanza latía con más fuerza.

El 12 de octubre de 2012, ante Paraguay, en el último juego de la primera ronda de eliminatorias, Falcao ratificaría su excelente momento firmando un doblete en la Arenosa. 2-0 a favor de Colombia, el Tigre llegaba a cinco anotaciones y algarabía en un país necesitado de triunfos para alivianar, de momento, su espinosa realidad.

Comenzaba la segunda fase, el 22 de marzo de 2013 la Tricolor vapuleaba 5-0 de local a Bolivia, el samario decía presente e inflaba la red contraria al minuto 86.

El 11 de junio de 2013, nuevamente en ante su público, Radamel abría el marcador a los 12 minutos luego de un penal. Inmediatamente desfilaban recuerdos de revancha de aquel tiro desde los 12 pasos que falló el 16 de julio de 2011 ante el mismo Perú, en la Copa América de Argentina y que pudo darle el paso a las semifinales a Colombia. Siete goles en su haber, efectividad en el ataque y una nación soñando.

Y llegaría el 11 de octubre de 2013, el día en que su nombre se inmortalizó, en la hasta entonces, historia agridulce del fútbol colombiano. Enfrente un rival con argumentos futbolísticos y con un Alexis Sánchez como la principal amenaza, sí, Chile venía a buscar lo que se le habían “robado” en casa. Y lo conseguía, porque en los primeros 45 minutos, un contundente 3-0 enmudecía un templo futbolístico acostumbrado a gozar con el ritmo Tricolor.

Pero llegaría la metamorfosis y el junte de tres fantásticos: James Rodríguez, Teófilo Gutiérrez y Falcao. Ellos, revirtieron un marcador, que ante la impredecible lógica futbolera, sería un milagro. Primero fue Teófilo al minuto 69 y luego aparecería el gestor de la clasificación, a través de dos penales, buscados por la habilidad de James Rodríguez. El Tigre, al minuto 74 y 83, respiró, apuntó y disparó, clasificando a un país que supo esperar para brillar. ¡Un héroe jamás se olvida, gracias Falcao!

El Tigre se hizo sentir por la derrota en Brasil
A través de su cuenta personal en Twitter Falcao escribió: “Para el próximo partido acuérdense de llamar al árbitro que hoy no vino”, todo por la cuestionada labor del juez central español Carlos Velasco Carbal quien, según el delantero colombiano, tuvo una “dureza excesiva” y omitir una “posible expulsión” del meta brasileño Julio César en el penalti.

POR: EDSON CABEZA JABBA @ECABEZAJABBA/EL HERALDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .