Adiós Lolita

Lolita Acosta, periodista vallenata, la mujer del hablado pausado pero decisiones firmes.

Lolita Acosta, periodista vallenata, la mujer del hablado pausado pero decisiones firmes.

Desde muy temprano se dio a conocer la noticia de la muerte de la periodista vallenata Lolita Acosta Maestre, a partir de las siete de la mañana comenzaron a llegar amigos, familiares y colegas a la vivienda de esta mujer que aportó tanto a este oficio y que fomentó la cultura de esta parte del país a distintos lugares del mundo.

Solía recibir muchas visitas, aunque en sus últimos días prefería que no la vieran porque debido a la enfermedad que padecía su cuerpo ya no era el mismo. Sin embargo, su casa se llenó de esos seres queridos que veían en Lolita una gran mujer, amiga, hermana, hija, prima, tía.

Hablar de Lolita es hablar de periodismo y cultura, ella se graduó de bachiller en el colegio Prudencia Daza y entró a estudiar periodismo en la Universidad de las Américas, en Bogotá, allá conoció a la escritora Mary Daza Orozco, quien recordó “era una gran mujer, excelente profesional, nos conocimos en la universidad y solo puedo recordar cosas buenas de ella. Lolita fue clave para el periodismo de Valledupar y para el folclor de esta región”.

En 1974 regresó a Valledupar a trabajar en Radio Guatapurí con Carlos Alberto Aterhortúa en el noticiero La Tribuna del Cesar. Paralelamente hacía su propio programa radial, que se llamaba Confidencias y también ayudaba a editar la revista Producir y el periódico Antena del Cesar, al lado de José Manuel Torres Sabas.

Para 1980, Lolita emprendió un proyecto que sería la escuela de muchos periodistas que empezaban en los medios. El Diario Vallenato, un tabloide que pese a las dificultades, especialmente económicas, llegó hasta el 2001. En muchas oportunidades ella aseveraba que prefería que se acabara el diario antes de estar a la merced de los políticos de la región.

Sin embargo, el papel de Lolita fue fundamental en la cultura y desde 1987 trabajó como jefe de prensa del Festival de la Leyenda Vallenata. Su labor fue de tesón y de riesgo durante los 46 años que estuvo ejerciendo su carrera.

El 5 de abril de 1995, sufrió un atentado, afortunadamente sin consecuencias lamentables, cuando salía de su casa, que era también el lugar donde se producía el Diario Vallenato, un hombre le disparó y ella corrió hasta que encontró un amigo que la auxilió. Ayer en casa de esta mujer, los colegas recordaron esa escena. “Ella dijo que no sabía de dónde había sacado tanta fuerza para correr, que de lo único que se acordó en ese momento fue que en una película de Clint Eastwood escuchó que cuando a uno le disparan hay que correr en zigzag y eso fue lo que ella hizo”, comentó un periodista entre risas y nostalgia, recordando a su gran amiga y maestra.

A sus 63 años, Lolita no pudo aplazar su cita con la muerte, ayer a las 5:00 de la mañana falleció mientras dormía en su habitación.

Más aportes
La reconocida periodista y gestora cultural vallenata también fundó la fundación Reyes y Juglares, dedicada a rescatar la tradición del folclor musical entre los niños.
De igual forma, fue una de las impulsoras y apoyo de la Fundación Social Cristo llama a tu puerta, dirigida por Fray Mauro, quien falleció el año pasado y pese a este gran inconveniente y a la enfermedad de Lolita, ella continuó apoyando esta noble causa.
El desempeño de Lolita en la sociedad vallenata fue tan importante que en este año había sido acreedora a varios reconocimientos. El más reciente fue el homenaje en el Primer Festival Ecológico en Valledupar, en el cual Marcelo Torres Cruz, organizador del evento, manifestó que la idea de realizar el Festival nació desde hace muchos años con el objetivo de inculcar en la ciudad la protección de los recursos naturales.

“Con Lolita Acosta nos conocimos hace muchísimo tiempo y veníamos soñando que no solamente en Valledupar se hiciera arte a nivel comercial sino que también naciera un arte ecológico, que respetara el río Guatapurí, que tuviera otra cultura”, comentó Torres Cruz en ese momento.

Otro reconocimiento fue la hemeroteca en la Academia de Historia que llevará el nombre Lolita Acosta Maestre y contendrá los 57 periódicos de Antena del Cesar, las 17 revistas Perijá coordinada por Álvaro Castro Socarrás y otras revistas antiguas y actuales.

No todo fue alegría
Sin embargo, no todo en la vida de esta periodista de 63 años era reconocimientos y alegrías, Lolita tuvo que afrontar un fuerte dolor, la muerte de su hijo en mayo del año pasado hecho que enlutó su corazón. Así, 18 meses y 11 días después de haber perdido a su hijo Jaime, Lolita se encontrará con él en la eternidad.

Por Freddy Oñate Acevedo / EL PILÓN
freddy.onate@elpilon.com.co

 

 

Un comentario

  • Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.