Nuevas!

Remembranzas de Valledupar, un libro nostálgico

Fue una reunión de amigos, de los que la admiran, de los amantes de la literatura que tenga que ver con la historia y el acontecer vallenato. En el Centro Cultural Leandro Díaz de la Cámara de Comercio, adornado con mesitas y faroles románticos se llevó a cabo la presentación de la ópera prima de Giomar Lucía Guerra Bonilla: Remembranzas de Valledupar.

El director de la Cámara de Comercio José Luis Urón Márquez dijo: “Constituye motivo de mucha satisfacción para nuestra entidad la publicación de esta obra, con la cual contribuimos a difundir el conocimiento de una cultura autóctona que se enriquece cada día”.

Urón pidió que se apoyaran más a los valores de la región, hizo una semblanza de la vida de Giomar y pidió que trabajáramos por la paz, que con la cultura y el respeto se logran apaciguar los ánimos y llegará la tranquilidad que tanto se desea.

Por su parte, Julio Oñate Martínez leyó un sustancioso prólogo del libro, con su sabiduría sobre los temas vallenatos y costumbristas de la región deleitó con memoranzas del pasado y destacó la importancia del libro.
“Al sumergirme gratamente en la lectura del borrador de esta obra escrita por Giomar Guerra Bonilla, pude captar de inmediato la gran responsabilidad que yo enfrentaba para llegar a la altura que tienen sus crónicas…”

La autora me hizo el honor de que presentara su libro, y así fue: “Cuando terminé de leer el borrador de este libro, lo abracé. Esa es mi costumbre cuando lo que leo me remueve las fibras ocultas de mí ser sentimental. Hubo un encontronazo entre el pasado nostálgico y el presente incierto. Es el libro Remembranzas de Valledupar de Giomar Lucía Guerra Bonilla, la más callada estudiosa de las manifestaciones de vida y arte de su tierra.

Hablo de un presente incierto y no de un futuro, porque es donde estamos asistiendo al derrumbamiento de algunos sitios que a gritos piden atención, renovación, y es dudosa su restauración para que sigan marcando los hitos de la historia nuestra o recordando figuras que se atrevieron a ser distintas, o nacieron distintas, para crear el acervo folclórico de la región, región bendita, iluminada, inigualada.

Esa es la propuesta literaria de la autora, en páginas en las que se desglosan historias de vida, de esas que dejan un legado importante.
Usa Giomar Lucía el estilo de cronista experimentada, y se notan las horas de investigación acuciosa, de búsqueda, de noches en que en medio de los sueños tanteaba la vida, su vida, y recordaba personajes y anécdotas que plasmó en su libro.

Y rescató lo bueno. Todo lo que hay en cada una de sus páginas es bueno: homenaje a juglares, reconocimiento a escritores, nostalgias de carnaval y carnavaleros, descubrimiento de artistas ya perdidos a los que les encuentra un pequeño remanente como el que hace techumbres artísticas de palmas,
Y nos recuerda a los que se fueron, y nos recuerda gentes; y nos recuerda cantos; y nos recuerda poemas, y nos recuerda mochilas, arepas, ríos, flores, mujeres y hombres.

De los últimos libros, sobre nuestra historia y la del país, que he leído este es el que más me dice, y el que lo lea va a sentir que le llega al alma, porque es una ráfaga abrazadora de nostalgia y esperanza; de riqueza histórica y de sencillez anecdotaria; de sabor a tinto en el amanecer y arepas vallenatas al desayuno; de perfume a cañaguates sin olor y a llanto de los peruhétanos que se extinguen; de cantos perdidos entre los años pasados y que ella redime e instala en sitial de honor de su hermoso libro.

¡Qué grato es escribir sobre la tierra de uno! Pasearse por la gente que la ha hecho grande, por sus pueblos, por la historia, por las anécdotas. En este libro se nota el trabajo investigativo, desde los cantos hasta la vida de un fotógrafo pionero en el arte de retratar, de instalar un estudio: Foto Star; de poetas hasta carnavaleros, de comidas típicas hasta cielos azules inigualables”.

MISIÓN CALLADA
Exponer aquí la vida de Giomar Lucía Guerra Bonilla, licenciada en filosofía y letras, área mayor, historia de la Universidad Nacional, se nos haría muy extenso, está llena de condecoraciones, de reconocimiento, de méritos como fundadora de movimientos artísticos e históricos; investigadora y docente de altos quilates; todo sustentado en sus títulos académicos, como Maestría en estudios Latinoamericanos en la Universidad Nacional Autónoma de México.
Sin embargo, en esta nota quiero destacar su constancia en la investigación y la escritura, lo que se puede apreciar en sus crónicas publicadas en este diario y en sus columnas en otros medios virtuales. Giomar es una mujer valiosa, llena de una profunda espiritualidad que sueña con los valores ancestrales, esos que a pesar del progreso no deben desaparecer. Para corroborarlo invito a leer su libro Remembranzas de Valledupar.

Por Mary Daza Orozco/El Pilón

Acerca de portalvallenato (15341 Artículos)
Gestor Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: