Nuevas!

Festival de la Leyenda Vallenata, medio siglo de historia

parque-la-leyendaCada año cientos de participantes llegan a conquistar la corona como soberanos del folclor vallenato en diferentes categorías.

Rodolfo Molina tiene desde hace 11 años la misión de conser­var y proyectar ante Colombia y el mun­do el legado de Al­fonso López, Rafael Escalona y Consuelo Araújo Noguera: el Festival de la Le­yenda Vallenata, que a su casi medio siglo de historia es uno de los eventos folclóricos y culturales más importantes del país.

En 1968 Consuelo, para en­tonces una joven inquieta por la literatura, a la postre mi­nistra de Cultura; Escalona, compositor; y López, primer gobernador del Cesar, deci­dieron crear un certamen que perpetuara el acervo musical de esta tierra, donde a través de los cantos acompañados de las notas de un acordeón, ya se venía de una manera natural y espontánea, con la simple tradición oral, conservando mitos, leyendas, vivencias y todo lo que ocurría en la coti­dianidad de la gran provincia de Padilla.

Con este propósito el Fes­tival Vallenato ha crecido a lo largo de los últimos 50 años, evolucionando de acuerdo con las exigencias del tiempo y de las nuevas generaciones, pero guardando ese espíritu por mantener vigente el valle­nato raizal que el año pasado fue declarado por la Unesco, Patrimonio Cultural Inmate­rial de la Humanidad.

Detrás de la constante de tener ‘viva’ la riqueza de los juglares, de abrir espacios pa­ra los nuevos valores, y de con­tinuar con esa herencia, está Rodolfo Molina, presidente de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata, hijo de Consuelo Araújo, La Ca­cica; asesinada por las Farc, y quien hasta el día de su muer­te lideró este certamen que le abrió las puertas de Valledu­par al mundo.

Al asumir la presidencia de la organización el 30 de di­ciembre de 2004, Rodolfo se hizo un propósito adicional, no ser inferior a la labor de su progenitora, aferrándose a sus enseñanzas y su memoria. “No hay día que no extrañe a mi mamá. Creo que el mayor honor que le hago es que las cosas salgan bien”, dijo.

Para Molina creer en la Cos­ta es importante, precisamen­te porque es tierra fértil para la cultura, muestra de ello, es que cada año son más los par­ticipantes que llegan de dife­rentes lugares del Caribe, en busca de conquistar la corona como soberano del folclor en las diferentes categorías, des­tacando la motivación y pre­sencia masiva de niños y ni­ñas, que se convierten en ese “semillero” que auguran un buen futuro para mantener la tradición.

Y va más allá, al indicar que se han abierto las fronteras musicales de la Región, con­siderando que no solo llegan concursantes de la Costa, sino de casi toda la geografía na­cional, incluso de otros países atraídos por la magia del va­llenato.

Rodolfo Molina nació el 24 de mayo de 1964, en el hogar conformado por Hernando Molina y Consuelo Araújo; está casado y tiene tres hijos: Rodolfo, Jaime y Consuelo; se considera un amante de esta música que defiende y prego­na a través de la organización del evento.

“La idea de la Fundación ha sido buscar los caminos sin perder la esencia y la respon­sabilidad en cuanto a la músi­ca vallenata. Hemos querido que sea un evento internacio­nal, pero no entrar en la co­mercialización. Una cosa es el concurso que es nuestra ma­yor responsabilidad y ahora más que nunca con ese reco­nocimiento de la Unesco que es lo que estuvimos buscando todo el tiempo”, dijo.

LA MADUREZ DEL OTRO HIJO DE LA CACICA. Para Consuelo Araújo, La Cacica, el Festival Vallenato fue como otro de sus hijos; lo ayudó a crear, a for­marlo y darle las orientaciones para que creciera derecho. El próximo año este evento cum­ple medio siglo, acontecimien­to que se celebrará del 26 al 30 de abril, llegando a la madurez de su existencia.

Este sin duda, es un gran re­to, de los muchos que a lo lar­go del tiempo ha enfrentado Rodolfo Molina al frente de la Fundación. El certamen se realizará precisamente en ho­menaje a sus creadores, y co­mo cada 10 años, desde cuan­do se implementó en 1987, se realizará el concurso Rey de Reyes, donde se presentan quienes ya han sido soberanos del acordeón en ese Festival.

La máxima distinción de Rey entre los reyes, la han ganado Nicolás ‘Colacho’ Mendoza, q.e.p.d; Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina Mejía y Hugo Carlos Granados.

“El 2017 será un año de rati­ficación de la ardua labor que viene adelantando la Funda­ción Festival de la Leyenda Vallenata y que con el paso de los años ha dado grandes fru­tos”, indicó Rodolfo Molina.

Para este ganadero y agricul­tor, el hecho de que el vallena­to fuera declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Hu­manidad “es el reconocimien­to que hace una organización como la Unesco al trabajo realizado décadas atrás por nuestros juglares y cimenta­do a través del Festival de la Leyenda Vallenata, que desde 1968 ha sido el soporte para su preservación y difusión a nivel universal”.

“Sus concursos de acordeón infantil, juvenil, aficionado, profesional, canción inédita y piqueria, han servido para mantener viva esta tradición y los procesos de formación artística a través de la Escuela Rafael Escalona, que consoli­dan la autenticidad de la músi­ca vallenata”, puntualizó.

“Queremos tener viva la riqueza de los juglares y abrir espacios para los nuevos valores”.
RODOLFO MOLINA
Pdte. del Festival de la Leyenda Vallenata

rodolfo-molina-2Rodolfo Molina, presidente del Festival de la Leyenda Vallenata.

Acerca de portalvallenato (15454 Artículos)
Gestor Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: