Nuevas!

Vallenato con aires caribeños: toda una fusión de ensueño  

Wilberth Mendoza Zuleta, Alfredo De la Fe, Gonzalo Arturo Molina y Tomas Alfonso Zuleta.

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Para dar inicio a esta columna es menester que nos preguntemos: ¿Cuál es el significado exacto de una fusión musical? Una fusión es la denominación que se da a una mezcla de dos géneros o estilos musicales distintos en una obra, lo cual a su vez puede originar un nuevo género o estilo.

Podemos afirmar, sin lugar a dudas, que no existe un género musical que sea en esencia puro, pues de una u otra manera, quienes han sido sus creadores o exponentes primigenios, han estado influenciados por diversas corrientes musicales no ajenas a su entorno.

Tal es el caso de nuestro Folclor Vallenato, cuyo epicentro lo encontramos en la Región Caribe colombiana, el cual ha tenido una marcada influencia proveniente de las Islas Antillanas y,  en particular, de Cuba, Puerto Rico y de la República Dominicana, al igual que de México. En síntesis se puede afirmar que ha obedecido a todo un proceso que incluye fenómenos de aculturación, hibridación, apropiación y suplantación múltiples, lo cual le ha permitido desarrollar con el tiempo una capacidad de adaptación en lo literario y en lo musical.

El proceso de aceptación de los aires musicales Vallenatos, ha tenido diversas etapas, las cuales van desde sus inicios rurales, en donde estuvo restringido a ciertas comunidades, pero con el transcurso paulatino del tiempo comenzó a adoptar otras posiciones, tanto en su forma como en el contenido que vino a permitir que se abriesen puertas en lugares en donde se hallaban vetados.

Podemos decir con absoluta certeza que, si hemos de hablar de fusiones, en primer lugar observemos cómo, los diversos formatos existentes en cada una de las subregiones del Caribe colombiano, poco a poco se fueron integrando y nutriendo recíprocamente. Tal es el caso de la instrumentación utilizada en sus primeros años por los Conjuntos de Acordeón de la denominada Sabana (Córdoba, Sucre y Bolívar) y los del Magdalena Grande (Magdalena, Cesar y Guajira), los cuales en forma gradual se fueron retroalimentando y creando una dinámica musical, que les ha permitido a todos expandirse tanto dentro como fuera de Colombia.

Pero, de manera rotunda se debe afirmar, que ese nuevo formato musical, ha hecho posible que surjan nuevas tendencias que se proyectan de un modo increíble cada día que transcurre. Recordemos como en épocas de antaño, se hicieron algunas fusiones, dentro de la música ejecutada con Acordeón, como en el caso del primer Rey Vallenato que hizo una hibridación entre el Porro y la Cumbia, dando origen a un eventual nuevo género, llamado Porro Cumbé. (Véase “Ron con Limón). Alfredo Gutiérrez y Aníbal Velásquez se le midieron a una combinación del Paseo con el Bolero, dando origen al Pasebol del cual existen muchas canciones, entre ellas, una llamada “Anhelos”, de la autoría de un compositor Panameño: Oswaldo Ayala. No debemos olvidar que el Bolero tuvo su origen en Cuba y luego tomó mayores bríos en Méjico.

Uno de los grandes compositores del folclor Vallenato y Sabanero, y que dejó un legado inmenso, fue el tercer Rey Vallenato Calixto Ochoa, que entre sus abundantes creaciones, realizó formidables fusiones, entre ellas el Paseito, un nuevo género bailable y popular, producto de combinar el Paseo con el Jalaíto, ritmo este último popularizado por Agrupaciones Orquestales, como Pedro Laza y sus Pelayeros y la Sonora Cordobesa. De estas fusiones y otras más que han irrumpido en la escena musical del Caribe colombiano, existe una sobre la cual es importante que me detenga: la denominada Nueva Ola.

Se atribuye al Cantautor Kaleth Morales, ser el autor o pionero de esta nueva corriente, que no se enmarca de manera estricta dentro de los parámetros del folclor vallenato, y aunque sus sonidos emanan de una instrumentación similar a estos conjuntos, se apartan en su ejecución de los ritmos aceptados como los básicos, a saber: Paseo, Son, Merengue y Puya. No obstante, es de anotar, que muchos de sus representantes genuinos como Silvestre Dangond es un destacado cantante del folclor Vallenato, al igual que Peter Manjarrez y muchos más. A ellos no se les debe rechazar, pero si pedir que establezcan diferencias y hagan público que son voceros de un nuevo género, al cual deben colocarle su respectivo nombre, en aras de diferenciar y salvaguardar el Vallenato Tradicional y Clásico.

Escuchemos a continuación una fusión de Porro y Paseo vallenato, de la autoría del fallecido Kaleth Morales, titulado “El amor de mi sabana”, en una magistral ejecución del conjunto de Peter Manjarrez con el Rey Vallenato Sergio Luís Rodríguez.

(+ Aquí se conjuga de manera fabulosa la instrumentación típica Sabanera con la Vallenata, dando paso a un sonido maravilloso).

Así mismo, tal cómo se han integrado los ritmos caribeños colombianos con fusiones extraordinarias, como las aquí señaladas, estamos también mirando con simpatía como nuestro folclor se consolida localmente, pero de igual modo se proyecta en el exterior, y el hecho de crear fusiones con aquellos aires Antillanos en general, le imprime un sabor como nunca antes, lo cual se ha de traducir, en una expansión de nuestra música de Acordeón por doquier

De muchos años atrás podríamos citar cantidad de ejemplos, acerca de cómo la música vallenata mezclada con aires de las Antillas ha producido valiosos efectos y ha permitido que el folclor nuestro trascienda cada día más, pues con este procedimiento se ha llegado a muchas gentes, que al escuchar esos sonidos pregunten: ¿Y ese sonido de dónde proviene?. Es el milagro que las fusiones están operando.

Quiero destacar finalmente una integración que se viene dando de algunos meses atrás, y que de consolidarse se va a constituir en un importantísimo vehículo para alcanzar muchas naciones: Se trata de la llave musical que ha venido operando entre el Rey Vallenato Wilberth Mendoza con el reconocido Maestro del Violín Alfredo De la Fe, quizás el más grande exponente con su instrumento de los ritmos clásicos afro-caribeños. Es grato e impresionante observar cómo se conjugan de manera maravillosa el Acordeón con el Violín y se mantiene esa matriz original vallenata y raizal.

Escuchemos a ese nuevo Dúo musical de Wilberth Mendoza Zuleta y Alfredo De la Fe, cuando nos entregan en vivo, un tema de la autoría de Don Tobías Enrique Pumarejo, titulado: “Callate Corazón”

 

alejandro_gutierrez_250BLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Acerca de portalvallenato (16263 Artículos)
Gestor Cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: