Nuevas!

Rosendo Romero: Un Poeta y Trovero que le canta al amor  

Por: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Una sabiduría exótica y muy peculiar es la que encierra en su alma este auténtico juglar, varón de versos y canciones que a lo largo de su existencia ha plasmado en el pentagrama musical del Caribe colombiano, un sinnúmero de composiciones, las cuales han quedado grabadas, no solo en acetatos o CD, sino lo más importante, en el corazón de miles de seres humanos, que a lo largo de muchos años lo han venido escuchando, directamente o a través de destacados intérpretes del género musical más emblemático de Colombia actualmente: El Vallenato.

Rosendo Romero varón humilde y sencillo que proviene de una dinastía de músicos importantes como lo fue su Padre Escolástico Romero, prestigioso acordeonero que sentó sus reales en el sur de la Guajira, al igual que sus hermanos Israel y Norberto, se puede catalogar como un poeta innato, de ese buen vallenato de raigambre muy popular, que eriza las fibras profundas de todo aquel que lo sabe escuchar.

Estos talentos verdaderos, de verdad proceden del Cielo, porque componer, cantar y tocar, solo es posible en aquellos virtuosos, que les ha sido legado ese mandato de a la gente poder alegrar, impregnando su piel  con unos sonidos mágicos que brotan de un fuelle maravilloso llamado Acordeón, del cual Juglares se enamoraron para darle un toque especial, y no solo los pioneros, sino también una nueva generación, como la de Rosendo Romero, el Poeta Villanuevero, que aún no cesa de producir esos cantos costumbristas, que describen el sentir cotidiano de hombres y mujeres del pueblo, que solo requieren escucharlos para que un pálpito los inunde y su rostro se ilumine, como cuando escuchan ese canto, que Rosendo compuso y el Cacique lo interpretó, algo así como un joven enamorado que a su amada, en medio de una pequeña angustia, con versos le expresó: “FANTASÍA”

 A sus 65 años (los cumple el 14 de Junio del 2018), el Maestro Rosendo ha recorrido una fulgurante carrera de éxitos, como premio a su labor ardua siempre en pro del folclor en medio del cual nació y al cual ha dado los mejores años de su existencia fructífera. Es tan extensa y variada su obra musical, cargada de poesía, relatos y de hechos descritos con la maestría del auténtico juglar, que muchas páginas llevaría el poderlos mencionar.

Desde que se inició siendo aún un adolescente lleno de ilusiones en la composición y el canto, figuras estelares del extenso mundo del folclor vallenato, han acudido a su variado repertorio para interpretarlo, tales como Jorge Oñate y Colacho Mendoza al igual que Diomedes Díaz, con el citado acordeonero, el Binomio de Oro, Daniel Celedón Orsini e Ismael Rudas, Jorge Celedón y Jimmy Zambrano, Juan Piña, Ivo Díaz con el Pangue Maestre, Silvio Brito, Iván Villazón, Otto Serje y Rafael Ricardo, Alfredo Gutiérrez, Aníbal Velásquez, Emilio Oviedo, Chelito De Castro, Jean Carlos Centeno y muchísimos otros artistas que han acudido a esa fuente de mágicos versos bien compuestos con la lírica y el sabor natural, que Rosendo ha sabido imprimir en sus momentos de inspiración. Incluso figuras como el argentino Leonardo Fabio y la venezolana Doris Salas se hicieron a sus servicios musicales.

Con su sombrero y sus abarcas, suele transitar por las calles del Valle de Upar, con su maleta de recuerdos, prendidas en lo más profundo de su ser, que constituyen ese motor que él constantemente renueva, con sus experiencias pasajeras, que son quienes nutren su vena artístico musical. Por ese don de gentes, agradable al tratar a sus congéneres, Rosendo Romero encarna al provinciano sencillo, natural en su forma de dibujar en pentagramas las cosas comunes y corrientes, pero que son en el fondo lo que alimenta ese fervor al escuchar a sus intérpretes, o cuando él mismo graba y canta sus canciones. Un tema, de los múltiples que han emanado con la luz de su mente privilegiada, es sin lugar a dudas, este que el mismo Maestro Rosendo,  a viva voz expresa de forma nostálgica: “MI POEMA”.

Entre más de doscientas (200) composiciones de Chendo Romero, él considera que la mejor de su extensa producción, es una que brotó como un manantial de lo más profundo de su corazón, titulada: “ME SOBRAN LAS PALABRAS”. La musa que lo inspiró, fue nada más ni nada menos que su amada esposa: María Ligia Cuéllar.

Este tema fue grabado por su hermano Israel, Director de la famosa Agrupación “El Binomio de Oro” y la voz de Dubán Bayona.

alejandro_gutierrez_250

BLOG DEL AUTOR: Alejandro Gutiérrez De Piñeres y Grimaldi

Acerca de portalvallenato (16069 Artículos)
Gestor Cultural

1 Comentario en Rosendo Romero: Un Poeta y Trovero que le canta al amor  

  1. Excelente semblanza sobre el maestro y poeta villanuevero Rosendo Romero Ospino, cuya obra artística expresa valores esenciales de la música vallenata: Lírica, poesía y mensaje conjugados en canciones que han hecho feliz a varias generaciones de colombianos y han contribuido a forjar la identidad de la música vallenata siendo, por tanto, un pilar del patrimonio cultural musical del Caribe, Colombia y el mundo.

    Felicitaciones a Alejandro Gutierrez de Piñeres y Grimaldi por su escrito con su ya conocido estilo literario cautivante.
    👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: