“Me quedo con mi historia, con mi tiempo y con mi vallenato poético”. Reinaldo “Chuto” Diaz

Biografía. Reinaldo “El Chuto” Díaz Araújo, nació en la región histórica de Badillo, corregimiento de Valledupar, Cesar, el 5 de Junio de 1965, desde niño llegó a su mente y a su corazón ese hermoso don de componer canciones siendo su primera canción dedicada a su abuela como el mismo nos cuenta: “Desde muy pequeño comencé a componer canciones, la primera canción se la hice a mi abuela, tenía 11 años cuando hice esa canción, la titulé “Mi abuela” y la presenté en mi colegio de primaria, un día viernes y allí comencé a cantar la canción y todos mis compañeros se sorprendieron porque no me conocían esas cualidades como compositor”.

Tiempo después se traslada a la ciudad de Valledupar, donde fija su residencia para continuar sus estudios de secundaria conociendo a grandes amigos del folclor vallenato, entre ellos recuerda a Farid Ortiz, Omar Geles, Rafael Rivadeneira, José Díaz quien en ese tiempo era el cantante de Omar Geles, y así se fueron dando parrandas y serenatas y estrechando amistad con los referentes.

Su primera canción grabada formalmente la hizo su tocayo, el villanuevero Reinaldo de Jesús Díaz Córdoba “El Papi Díaz” titulada “Yo la quiero”, con el acordeón de Mauro Milan “Los Soldados del Vallenato” en el año 1985.

Pero el gran paso transcendental en la vida como compositor para Reinaldo “El Chuto” Díaz ocurre, cuando un 26 de Octubre del año 1988 conoce en medio de una parranda al cantante Diomedes Díaz quien le dio la oportunidad de grabar lo que se convertiría en su primer éxito musical “Déjame llorar” obra musical que quedó plasmada en el álbum “Ganó el folclor” Diomedes Diaz & Juancho Rois en el año 1988.

Para los compositores tradicionales del folclor vallenato, sus obras van reflejadas por la mayor inspiración que es el amor, las mujeres y la naturaleza, dándole un caracter poético y sentimental reflejado en cada composición.

“Déjame llorar” tiene su historia y el mismo “Chuto” Díaz nos la cuenta: “Cuando me enamoré de mi esposa yo la iba a visitar a su casa al pueblo a darle serenatas, esta historia nació en la región de Badillo y el Alto de la Huerta que quedaba a cinco kilometros de donde yo venía a pie con la guitarra en el hombro a ponerle serenata a la muchacha, a veces yo iba a ponerle serenata y le cantaba a la ventana sola porque en ocasiones ella no estaba, me decía su mamá “Ella no vino este fin de semana” y yo volvía a Badillo decepcionado porque no la había visto y en ese son nacieron muchas canciones.

DÉJAME LLORAR

Deja que mi dulce palabra
penetre a tu alma
como esta canción

Deja que cada madrugada
llegue a tu ventana
a hablar del amor

No importa que diga la gente
que un hombre prudente
perdió la razón

No temas que yo soy consciente
y si llego a veces
ya sabes quién soy (Bis)

Deja que me muera llorando
qué importa que yo sufra así

A mí el llanto no me hace daño
como el que ahora me haces tú a mí (Bis)

Y quién no se pone a llorar
rogándole a una mujer
qué vida tengo que llevar
qué forma es esta de perder
Dios mío.

Perdonen pero los amores
obligan a un hombre
a ser tan sufrido

Por alguien que no corresponde
que no cree en mi nombre
y que nunca ha sentido

Yo he perdido muchos amores
y cuánto he llorado
por una mujer

Deja que yo sufre y que llore
hasta que las flores
vuelvan a nacer (Bis)

Deja que me muera llorando
qué importa que yo sufra así

A mí el llanto no me hace daño
como el que ahora me haces tú a mí (Bis)

Y quién no se pone a llorar
rogándole a una mujer
qué vida tengo que llevar
qué forma es esta de perder
Dios mío

Ese “Dios mío” al final según el maestro Chuto Díaz se lo puso Diomedes, y lo pegó. Luego de este gran éxito musical en la década entre los 80 y 90 comenzaron a llegar muchos cantantes a buscar sus composiciones, entre ellos menciona a Jorge Oñate, Poncho Zuleta, Miguel Herrera, Silvio Brito, Beto Zabaleta, Ivan Villazón, entre muchos más, siento un gran soporte para comenzar a vivir de la música Reinaldo “El Chuto” Díaz, residenciado actualmente en Valledupar y siendo muy solicitado para hacer sus presentaciones al lado de su hijo “Chutico” Díaz, quien le toca el acordeón con su agrupación y se encuentra disponible a nivel nacional e internacional.

Es importante destacar el gran aporte que le ha dado este gran compositor de nuestra música vallenata quien a pesar del tiempo conserva la línea del vallenato tradicional, se cuentan grandes obras musicales plasmadas a través de la historia de nuestro folclor y sus grandes intérpretes: “Cuando falte yo”, “Eras mi vida”, “El amor que yo soñé” “Déjame llorar”(Grabadas por Diomedes Díaz), “Volví a enamorarme ( Grabada por Silvio Brito), “Vivir enamorado”, “Niña inocente”, “Mi Rival” (Grabadas por Miguel Morales),”Mil momentos” ( Los Betos), “Las dos” y “Soy tu hombre”( Grabadas por Iván Villazón), “Que se escuchen mis versos” (Grabada por Poncho Zuleta), “Por darte mi vida” (Grabada por Farid Ortiz) “Volver de nuevo” (Grabada por Jorge Oñate), son solo algunas de las grandes composiciones interpretadas por grandes exponentes del folclor vallenato.

Son tantas canciones que en medio de su inspiración el maestro Reinaldo “Chuto” Díaz nos ha regalado, contribuyendo a esos clásicos vallenatos que quedan plasmados en nuestro folclor, canciones que llegan al alma y al corazón como la más pura y bella inspiración.

Más de treinta años representan una gran trayectoria digna de ser homenajeada con la más profunda admiración y respeto al “Cantautor de Badillo”, más de 200 obras grabadas y un número mayor de inéditas con sentido poético y dedicadas al amor como mayor inspiración a la mujer.

Hoy en día poco se compone de una forma diferente nos manifiesta Chuto Diaz los siguiente: “Toda la música constantemente está evolucionando, las nuevas generaciones le componen a su entorno y todo va cambiando el compositor tiende a cantarle a los temas de la actualidad, aunque la gente diga que el vallenato va en decadencia, se ha mantenido, es una música fuerte.

Como mensaje dirigido a la nueva generación de los compositores del folclor vallenato, Reinaldo “Chuto” Díaz deja esta reflexión y puntos a considerar:

“Mantener un buen guion melódico, no encasillarse en los mismos temas, no hacer canciones que maltraten verbalmente a la mujer, ya que en la actualidad casi todas las canciones se parecen, a diferencia de antes que se podían distinguir los compositores porque cada uno tenía un estilo diferente para componer, así mismo los acordeoneros que tienen los mismos pases, hay que volver a la originalidad, aunque cada quien es libre de componer, cantar y tocar como quiera, cada quien que se quede con lo de él, yo me quedo con mi historia, con mi tiempo y con mi vallenato poético”

Facebook: Reinaldo Chuto Díaz
Instagram: chutodiaz05
You Tube: Chuto Díaz Oficial
Contactos:(57) 311 655 09 29

Por Belinda Olano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.